31 Diciembre 1969, Santiago de Chile

¿Invertir o no invertir en propiedades? Esa es la pregunta

Se rompió la famosa burbuja. La bonanza que había caracterizado al mercado inmobiliario en las últimas décadas sufrió una merma en lo últimos años, haciendo que la compra y venta de propiedades se ralentizara. Ante eso, los bancos buscaron dar un nuevo impulso rebajando las tasas de interés, y ofertando más y mejores condiciones crediticias, por ejemplo, con un financiamiento de hasta el 90% de los créditos hipotecarios. Y si bien para algunos expertos del área la tasa de interés podría seguir bajando, por lo que convendría esperar, para la especialista inmobiliaria y corredora de propiedades Mar Heram (www.heram.cl), el momento es ahora. “Este es el mejor momento, los bancos se están peleando a los clientes. El mercado inmobiliario estaba bastante deprimido y esto ha venido a darle un input importante a la adquisición de viviendas para inversiones”. Y agrega que “las tasas de interés ahora han bajado tanto que el mercado se está reactivando y es el momento para comprar”. En especial, señala, es el tiempo propicio para quienes buscan una propiedad como inversión para la jubilación. “Las jubilaciones están tan alicaídas, que la forma de obtener una buena jubilación es comprando propiedades. Pero como el mercado estaba un poco incierto y un poco deprimido, la gente no se atrevía a adquirir deudas a largo plazo”, situación que -en su opinión- ya se comienza a revertir. “Como inversión es lo mejor, porque si tu piensas que la gente toma un APV y después se encuentra con una jubilación paupérrima, en vez de APV mejor que “compre ladrillos”, es decir, propiedades. La compra de ladrillos siempre te la encuentras de vuelta, en base a un arriendo o en base a vivirla a tú mismo”. Por otro lado, para quienes ya tienen un crédito hipotecario, esta es la oportunidad para renegociar. “En vez de pagar un 3% o un 3,5%, ahora hay un banco que da un 1,85% los tres primeros años y después sube a un 2,5%. Las tasas son imbatibles. Muchos bancos están ofreciendo tasas entre un 2 y un 3%, algo inaudito realmente, que no se dio nunca”, señala Mar Heram. Con experiencia en el corretaje de propiedades y la administración de edificios y condominios en Chile y España, Heram Servicios Inmobiliarios cuenta con dos sucursales: Cerro El Plomo 5931, en Las Condes, y Las Araucarias 1733, en Lo Barnechea. Su socia directora, Mar Heram, opina que “el mercado inmobiliario es lo primero, mueve y la economía de un país en el sentido de que da trabajo mucha gente. Entonces también tiene que ver con eso, con una reactivación integral. Cuando uno va a poner su plata al banco, lo que te dan es una miseria. Entonces la gente tiende a invertir lo que tiene en propiedades, porque le van a rentar un alquiler”. Así, para quienes evalúan aprovechar esta coyuntura para adquirir una propiedad, ya sea para habitar o para rentabilizar, la experta recomienda: “Hacer un estudio de mercado de cuáles son los bancos que le ofrecen las mejores garantías a largo plazo, no solamente los bancos que te dicen que te dan 1,5% o 1,8% los tres primeros años, sino ver cuál va a ser la constante en su dividendo, hay que hacer una evaluación de cuál va a ser el pago a largo plazo, no el hoy, sino que cuál va a ser la estabilidad del crédito. Eso hay que estudiarlo, hay que ir a dos o tres bancos que te ofrezcan la mejor opción a largo plazo, no solamente el hoy. Buscar propiedades que estén subvaluadas, o gente que vende por apuro, ese es el nicho, para poder comprar, arreglar y vender”. Básicamente, dedicar el tiempo suficiente a estudiar el mercado, la oferta de propiedades y el crédito.

Conociendo los avances en tecnología israelí para superar la sequía en Chile

Durante el mes de agosto, una delegación de la comuna de Colina, en la Región Metropolitana, viajó a Israel participar de un programa organizado por el Instituto Internacional de Liderazgo en Beit Berl. Integraron la delegación el Alcalde de la Ilustre Municipalidad de Colina, Mario Olavarría; tres concejales y el Director de la Oficina Municipal de Agricultura de Colina, Carlos Tellería, junto a nueve empresarios agrícolas de la zona. Para el alcalde Olavarría no era la primera experiencia en Israel. Como comentó en entrevista con La Palabra Israelita, ya en el año 2007 había tenido oportunidad de integrar la primera delegación de líderes políticos y de opinión organizada por la Comunidad Judía de Chile. En tanto, el año pasado, su encargado de agricultura -que también formaba parte de la delegación que viajó en agosto- había participado de un seminario sobre tecnología agrícola, contexto en el cual pudo realizar los contactos necesarios para la organización del programa en el que participaron hace un mes. “Fuimos a ver diferentes instituciones, empresas, kibutzim y personas importantes en los rubros de agricultura y riego. Conocimos, por ejemplo, las máquinas que hacen agua del aire, de la empresa Watergen. Visitamos, también, el Instituto Weitzman, y estuvimos después en el Sur viendo temas agrícolas y en Netafim”, comenta la autoridad comunal. En su opinión, “en Israel la agricultura está a otro nivel. Por ejemplo, todos los agricultores en Chile ya tienen riego tecnificado y por aspersión, tienes goteros que van dosificando el agua. Pero en Israel conocimos una plaquita que se mete en la planta donde el goteo no es constante, sino de acuerdo a lo que necesita la planta, es un upgrade”. Durante el programa, la delegación -de la que también fueron parte las empresarias agrícolas Vanessa Reiss y Catalina Cohen– aprovechó los días para conocer y aprender, y las noches para pasear y disfrutar de la gastronomía israelí. Consultado sobre cómo impacta la llamada “megasequía” a la comuna de Colina y a su población, el alcalde Olavarría señala que “lamentablemente nadie tomó el toro por las astas. Lo del cambio climático es una realidad, y esta merma en las precipitaciones, que se llama sequía, viene de al menos hace 10 años a la fecha, y no se han tomado providencias. Recién el Gobierno va a construir embalses y una cantidad de cosas que se van a empezar a hacer. Por eso este viaje fue muy oportuno”. Un resultado concreto del viaje, por ejemplo, es que dos de las máquinas de la empresa Watergen llegarán a zonas de la comuna de Colina que no cuentan ni siquiera con el sistema de aguas rurales, o APR. Para Olavarría, en tanto, todo lo que vieron en Israel es importante para los agricultores de la zona, “porque ellos se abastecen del agua de los canales, que están secos, o de pozos, que se están secando, Y una solución es traer aguas de otros lados, por ejemplo. con la idea de la carretera hídrica desde el Sur, o bien desde el canal del Maipo. Y después tecnificar. Por ejemplo, nuestros agricultores han tenido que eliminar un tercio de sus plantaciones. Y las soluciones para eso están en Israel. Y por lo mismo el Gobierno también fue a ver estas experiencias a Israel”.

¿Cómo llegamos a ser la Residencia Beit Israel?

Corría mediados de 1950 cuando el Dr. Abraham Wainstein (Z.L) se había establecido en Chile logrando escapar de la Segunda Guerra Mundial. Fue tal su vínculo con Chile, que sintió la necesidad de devolver la mano a este país, así, crea un hogar para el adulto mayor, dando prioridad a aquellos con riesgo social. Luego de 4 años de funcionamiento y viendo las mejoras en la calidad de vida de los adultos mayores acogidos por este sueño, nuestro fundador decide que es momento de crecer para poder ayudar a más personas. En el año 1954, comienza la construcción de una casa en la calle Francisco de Villagra Nº 325, Ñuñoa. Este segundo paso se logró con el apoyo económico de toda la comunidad judía de la época y recibió el nombre de “Villa Israel”. Lugar que dio acogida a adultos mayores judíos de muchas partes del mundo y por supuesto de Chile, así como también miembros que no eran de la comunidad y que requerían de los mismos cuidados. Pero el sueño del Dr. No podía dejar de crecer, ahora nuevamente se depositaba en manos de la comunidad un nuevo desafío, volver a mejorar los estándares de calidad en todos los aspectos, incluyendo la infraestructura que, con el paso de los años necesitaba renovarse. Así comenzó a amasarse el proyecto de cambio. Comenzó a concretarse un nuevo sueño, con cambio de domicilio, pero el mismo compromiso, pasión e ideales de nuestro fundador. Con el objetivo de llevarlo a cabo, se formó un nuevo Directorio, quienes buscaron terrenos hasta dar con el adecuado para una buena proyección del mismo a futuro. Para ésta transición además del apoyo de la comunidad judía en general y de entidades internacionales, hubo donaciones determinantes por las que se logró la construcción de una infraestructura en la cual nuestros residentes pueden desplazarse sin limitación alguna, tienen las comodidades que requieren para cubrir todas las necesidades de ésta etapa y además disfrutan de los cuidados de un equipo interdisciplinario. En nuestra fachada y muros se mencionan cada uno de quienes contribuyeron a cumplir este sueño. Ya construido el edificio y trasladados los residentes al nuevo lugar, quisimos hacer honor a nuestros antepasados y comenzamos a llamar al “Villa Israel” con su nuevo nombre, “Beit Israel”. Así un día de diciembre del 2011 nos convertimos en una residencia que además de mantener los mismos residentes de esa fecha, teníamos la expertíz y ahora las comodidades estructurales para ofrecer a todos aquellos quienes nos requieran de un nuevo hogar, que es la actual Residencia Beit Israel, este nombre representa el sueño del Dr. de derribar el estigma en la que se asocia a la vejez como algo “doliente” para convertirlo en aquello que realmente es, una etapa más de la vida que requiere la atención, amor, contención y cuidados que merece. Así en nuestro nuevo domicilio en la comuna de Lo Barnechea, tenemos un gran equipo humano y estructural, cuyo compromiso es otorgar un servicio de calidad en un ambiente cómodo y entretenido, enmarcando los valores judíos en cada una de nuestras actividades, celebración de festividades y fortalecimiento de lazos comunitarios. La residencia Beit Israel es una gran familia, en que también forman parte diversas comunidades enmarcadas en un proyecto macro y transversal denominado un Rab por Jag. Proyecto que permite a nuestros residentes y las comunidades encabezadas por sus Rabanim y sus respectivos voluntarios participar de una vinculación directa. En resumen, es un sueño cumplido, en el que día a día luchamos por mantener viva la intención de nuestro fundador y en el que están invitados todos y cada uno de Uds. A participar. Esta residencia en un hogar para todos!!!!!

“Pacto de fuga”, la nueva película de David Albala

Seis años y siete meses han pasado desde que el director y realizar audiovisual, David Albala, comenzó con la investigación para la película “Pacto de fuga”, que estrena el próximo 26 de octubre, que será distribuida por FOX y que es protagonizada por Patricio Contreras, Benjamín Vicuña, Amparo Noguera, Roberto Farías y Francisca Gavilán. El filme es una ficción histórica, a partir de la fuga de 49 miembros del Frente Patriótico Manuel Rodríguez a través de un túnel que cavaron en la Cárcel Pública de Santiago. “Conocía la historia, la había visto en la prensa en el año ’90, cuando ocurrió. Yo estaba entrando a la Escuela de Periodismo, en la Universidad Andrés Bello, y me impactó la fuga. Y lo que más me llamó la atención fueron las 50 toneladas de tierra escondidas dentro de la cárcel. Entonces cuando yo estudiaba cine en Estados Unidos, pensé “Cómo nadie ha hecho esta película, ¡yo quiero verla!”. Y por eso digo, un poco en broma un poco en serio, que la hice para verla”, señala David consultado por la motivación para elegir este como el hecho que inspira su primer largometraje de ficción. Con una amplia experiencia en televisión, llegando a ser mano derecha de Cristián Leighton en la realización del icónico programa de los ’90 “Patiperros”, de TVN, David Albala sufrió un accidente en moto que lo dejó parapléjico, en el año 2002. A pocos días de ese incidente, comenzó a filmar su proceso de rehabilitación, desarrollando el largometraje documental “PersPecPlejia”, que también se transformó en una serie de TV. Luego, se radicó en Estados Unidos, donde realizó estudios relacionados con la dirección y producción de cine y televisión, desarrollando nuevos trabajos audiovisuales, especialmente cortometrajes, hasta que volvió a Chile en el año 2011. En el país, comenzó a postular a líneas de financiamiento, y con un Fondo CORFO que obtuvo comenzó el proceso de escritura de la película que está a punto de estrenar. Se establecieron los personajes y se entregó la información a una guionista, que desarrolló y luego reviso con un equipo de escritores, durante tres años y 25 versiones, el guión. Para esta tarea también trabajó con uno de los protagonistas de la fuga, Raúl Blanchet. “Yo conocí -de una manera no circunstancial, sino proactiva- a Raúl, que fue uno de los líderes de la fuga, y él se transformó en nuestro asesor de guión y producción, con quien trabajé tres años codo a codo, y luego en la revisión del guión, de las escenas, las palabras, el tipo de situación que se podría vivir adentro de la cárcel. Y luego su supervisión en el arte, porque de alguna manera lo que el equipo de arte hizo fue copiar la cárcel y recrearla desde 1988 hasta ahora, para que se viera igual. Y así lo hicimos y así lo constató Raúl como asesor y fiel testigo de lo que había sido”. Como locaciones, usaron una galería que quedaba de la cárcel La Serena, que iba a ser demolida, y que era igual a la cárcel pública de Santiago. Y los exteriores de la cárcel los hicieron en Buin. El túnel fue una escenografía montada en un galpón de Calera de Tango y además se usaron algunas locaciones exteriores en Santiago. En total, grabaron 49 jornadas, distribuidas den dos meses y medio, desde noviembre de 2017 a enero 2018. Después vino el proceso de montaje y post producción, que se extendió hasta los primeros días de octubre de este año. Sobre el financiamiento, el director comenta que “el proyecto había ganado CORFO de desarrollo, y también un fondo audiovisual, pero esos son dineros que no alcanzan. Entonces lo que hicimos fue encarar este proyecto cinematográfico como una start up. Creamos un fondo de inversión privado y buscamos inversionistas que creyeran en la película”. Hasta que encontraron los que creían que tenía vocación de audiencia. Modalidad que aprendió en EE.UU. y asesoría de Capital Films, que es una empresa que conecta con proyectos con inversionistas”. En una entrevista publicada el año pasado, dices que después del accidente no encontrabas trabajo, que se fijaban más en la discapacidad que en la capacidad. -Lo dice todo el mundo con una discapacidad. En el mundo hay 1.070 millones de personas con una discapacidad. Es un 15% de la población. ¿Entonces tú me vas a decir que esos 1.070 millones de personas son un lastre? ¿No hay capacidad productiva o intelectual, profesionalismo, no hay eso? También hay pasión y motivación para sacar adelante los proyectos. Y efectivamente yo busqué trabajo y no lo encontré, y lo que hice fue crear trabajo. Con esta película pude darle trabajo a más de 300 personas.

CISROCO celebró Rosh Hashaná

El pasado 26 de septiembre celebramos en CISROCO la tradicional cena de Rosh Hashaná, con residentes, familiares, dirigencia comunitaria y amigos de la institución. Contamos también con la compañía de los rabinos Alejandro Bloch, Gustavo Kelmeszes, Pablo Gabe y Efraím Rosenzweig, quienes, en conjunto con el presidente del directorio, David Rozowski, acompañaron los rezos de inicio de año. Fue una celebración muy familiar, llena de alegría y tradiciones, con un total de 150 asistentes, quienes llegaron a la residencia para celebrar en familia el inicio del año 5780. La música fue acompañada por el hazán Ariel Foigel, el cual, en un carácter festivo, llevó a recordar melodías tradicionales de la música judía. En esta oportunidad, la cena tuvo especial importancia, pues se enmarcó en el contexto de la celebración de los 80 años de vida de CISROCO, por lo cual, en las palabras del presidente del directorio, se hizo especial hincapié a lo que ha sido la historia de la institución, agradeciendo a los directorios anteriores, desde 1939, así como a todas las familias y residentes que han permitido que Fundación CISROCO siga siendo un hogar judío para la tercera edad.

Tina Pardo en “Una voz en el sofá”

La vivencia y testimonio de Tina Pardo como refugiada judía en Yugoslavia, durante la Segunda Guerra Mundial, fue el tema principal de la última versión de la actividad “Una voz en el sofá”, realizada el pasado jueves 26 de septiembre en el Círculo Israelita de Santiago (CIS). Organizada por la Fundación Memoria Viva y el CIS, esta actividad tiene la particularidad de que se realiza en un formato particular, “que es generar un living, un espacio como íntimo para que el sobreviviente cuente su experiencia lo más cómodamente posible”, como comenta Alejandra Nudman, Directora de Archivos y Contenidos de la fundación. Esta fue la quinta versión de “Una voz en el sofá”, y ya se trabaja en una nueva fecha para el mes de noviembre. En el caso del Tina, señala Alejandra, se trató de una actividad muy especial, ya que fue el primer testimonio de una sobreviviente sefaradí. “Tina pasó por Albania y por Italia antes de llegar a Chile, junto a sus padres, y tuvo mucha gente -a los que ella llama sus ángeles- que los protegieron y los ayudaron en el camino”, agrega la encargada de Memoria Viva. Si bien los encargados de la fundación y el público comunitario en general ya habían tenido la oportunidad de escuchar la historia de vida Tina Pardo, como dice Alejandra Nudman “fue muy emotivo, habíamos escuchado su testimonio y había sido emocionante, pero esta vez ella estuvo muy, muy conectada con la audiencia, hasta su marido dijo que nunca la había visto así”. “Una voz en el sofá” es una actividad que se realiza en distintas instituciones e instalaciones comunitarias; se ha realizado en el Estadio Israelita, en la WIZO y, en esta ocasión, en el Mercaz. La próxima fecha será en la Comunidad NBI, en una actividad conjunta con B’nai B’rith.

Rabino Gustavo Kelmeszes asiste a jornada formativa del duelo

Profesionales y voluntarios que trabajan en las unidades de acompañamiento espiritual de los hospitales y centros de atención primaria del Servicio de Salud Metropolitano Oriente, asistieron a la “4° Jornada formativa del duelo: Una mirada intercultural e interreligiosa”, entre ellos el Rabino de Círculo Israelita de Santiago (CIS), Gustavo Kelmeszes. Se trató de una actividad realizada en el marco del Programa de Humanización del Trato al Usuario, que dirige el doctor José Alvear, diácono permanente y capellán de los ocho hospitales y de los 18 centros de atención primaria del Servicio de Salud Metropolitano Oriente. “Todos nosotros que trabajamos en los hospitales y en la atención primaria en forma diaria nos enfrentamos a personas en situaciones de duelo. No solo a la pérdida de un ser querido, son todas las pérdidas que un ser humano que tiene en la vida y por eso es tan importante que nosotros seamos capaces de iluminar ese sufrimiento”, señaló. Como se indica en el sitio web del Arzobispado de Santiago, el “dolor por la pérdida de alguien o de algo según la creencia o cultura que se provenga adquiere distintas manifestaciones, entonces la forma de abordarlo y comprenderlo es distinta también. Los asistentes a la jornada tuvieron la oportunidad de escuchar cinco presentaciones, con cinco miradas y creencias que están validadas y que conviven a diario en los hospitales de la zona”. La primera de las presentaciones estuvo a cargo de Monseñor Celestino Aós, Administrador Apostólico, representante de la Iglesia Católica, quien desarrolló el tema “Perder a un ser querido, claves para entender el duelo”. A continuación, Omar Cortés, representante de la Iglesia Presbiteriana, habló sobre “Cómo trabajar la esperanza tras un duelo”. La siguiente expositora, Elizabeth O´Kinghton, compartió su testimonio de las visitas semanales que realiza al Hospital del Salvador. De la misma forma lo hizo Vilma Contreras, técnico en enfermería y directora del Voluntariado del Hospital del Salvador, quien visita a pacientes crónicos y lleva más de 20 años como Dama de Rosado. Por su parte, el rabino Gustavo Kelmeszes, del CIS, profundizó en la “Teoría del Apego y en la Pérdida”. Planteó que lo primero es no negarse al duelo, que hay que vivirlo y dejarse acompañar, y en el caso de los judíos no tomar decisiones. “El dolor hay que transformarlo en actividad”, señaló, puesto que “la vida no va a volver a ser la misma, hay que tomar conciencia de eso, sino se puede volver en un duelo crónico”. No hay que permitirse preguntarse el por qué, “porque no tiene respuesta, tortura, enferma, castiga… por ese camino no se debe transitar, hay que salir de ahí e ir hacia el para qué”, como dijo a los asistentes. En seguida, la facilitadora Beatriz Painiqueo expuso sobre la cultura mapuche y el duelo en los pueblos originarios. Finalmente, cerró la jornada la intervención de Rosa Alarcón, que desarrollo el tema del “Duelo migratorio”, que abordó la vivencia del duelo en las personas que llegan a vivir a Chile.

Embajadora de Israel presentó cartas credenciales

El pasado miércoles 2 de octubre, la Embajadora de Israel en Chile, Marina Rosenberg, concurrió hasta el Palacio de La Moneda, para presentar sus cartas credenciales al Presidente Sebastián Piñera. A la reunión, que se llevó a cabo en un clima de gran cordialidad, asistió también el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Teodoro Ribera. La diplomática israelí señaló de la reunión que fue “un momento muy especial y emocionante. Hace algunos meses, cuando el Presidente Piñera estuvo de visita en Israel, tuve el honor de conocerlo y dialogar con él sobre las relaciones entre ambos países. Y ahora, en este segundo encuentro, en un contexto tan solemne, sentí que hay un sincero interés de Chile para seguir profundizando nuestra amistad. Creo que mi marido y la Primera Secretaria, quienes me acompañaron a la ceremonia, también sintieron un ambiente muy cálido y amigable. Y, sin duda, lo más emocionante fue escuchar el Hatikva, nuestro himno nacional, cuando salíamos del Palacio de la Moneda”.

Biblioteca Nacional de Israel recuerda cuando Leonard Cohen actuó para los soldados en plena guerra de 1973

En vísperas de Iom Kipur, la Biblioteca Nacional de Israel recordó cuando el famoso cantautor y poeta canadiense Leonard Cohen actuó para los soldados del Estado judío en el desierto del Sinaí, en plena guerra de 1973. Había llegado poco antes, para ser voluntario en un kibutz, después de haberse peleado con su novia, Suzanne Elrod, y su hijo, Adam, con quienes vivía en la isla griega de Hydra. Un día, un grupo de músicos, incluidos los cantantes Oshik Levi, Mati Caspi e Ilana Rovina, lo reconocieron en el popular Café Pinatí, de Tel Aviv, y le ofrecieron acompañarlos al Sinaí para entretener a las tropas, que resistían el sorpresivo ataque egipcio. Al principio, el protagonista de esta historia no quiso hacerlo y puso diversas excusas, como que era pacifista, no tenía guitarra y sus canciones eran tristes, pero finalmente se dijo: “Un judío siempre lo es y ahora que hay una guerra no hay necesidad de dar explicaciones; mi apellido es Cohen, ¿no?». Después del anochecer, los músicos abordaron el último camión y cruzaron el canal de Suez, que había sido capturado por las tropas al mando del general Ariel Sharon, con quien bebió «un poco de coñac sentados en la arena, a la sombra de un tanque», recordó Cohen.