publicado hace 9 días

¿Para qué cumplimos las mitzvot?

El monoteísmo judío implica más que la creencia en un solo D-s. No se trata de que sean uno, dos, tres o muchos. Se trata de retirar a D-s de la naturaleza y colocarlo fuera de ella. Las religiones nórdicas creían firmemente que, cuando el sol desaparecía durante el solsticio de invierno, eran sus rituales los que lograban revertir la situación. El verano era el triunfo de la voluntad humana sobre la divina. Un conmovedor midrash describe a Adán en su primer día de vida. El primer ser humano fue creado en la tarde del sexto día de la Creación. ¿Cuál es su primera experiencia? La noche. El sol comienza a descender y se oculta tras el horizonte, la realidad se sume en la oscuridad y todo desaparece. La primera reacción de Adán es culparse a sí mismo: “D-s me está castigando por mis pecados”. Adán hace lo que surge de su corazón: reza, pide perdón, suplica a D-s que el sol vuelva a brillar, que la luz regrese a su vida. Reza toda la noche, hasta que, finalmente, el sol vuelve a aparecer en el horizonte. Leyendo el midrash, esperaríamos que Adán exclamara algo así como: “¡Gracias, D-s mío, por cambiar Tu decreto en respuesta a mis plegarias!”. Pero eso significaría que el ser humano tiene poder sobre D-s. El Midrash pone la siguiente exclamación en boca de Adán: “Ahora entiendo, así es como funciona la naturaleza”. El mensaje central del monoteísmo es que el poder pertenece a D-s, no al ser humano. Lo notable de este midrash es que da la sensación de haber sido escrito por agnósticos o por ateos. Pero lo escriben nuestros rabinos, gente creyente. ¿Qué quisieron decirnos? Aceptar que amaneció porque así es la naturaleza, ¿no es quitar a D-s del escenario? ¿Si D-s es idéntico a la naturaleza, para qué lo queremos? Robert G. Edwards, el premio Nobel de Medicina creador de la fertilización in vitro, dijo: “Yo quería saber si era D-s o los científicos los que estábamos a cargo. Éramos nosotros”. ¡Perfectamente, él podría haber escrito este midrash! Algunos definen a D-s como un ser sobrenatural que realiza actos sobrenaturales. Creo que eso es disminuir a D-s, pues todo lo que parece sobrenatural puede, más tarde o más temprano, ser explicado racionalmente. Y, si D-s interviene para hacer que suceda lo que igual sucedería por las leyes de la física, ¿cuál es su relevancia? La tecnología complica más la situación porque, si lo que hace D-s puede ser replicado por el ser humano, la función de D-s es totalmente subsidiaria. La fe en D-s da una dimensión especial a la experiencia vital. Como judíos religiosos, sentimos que somos parte de un plan que trasciende nuestra vida. Sentimos que, cumpliendo mitzvot, estamos haciendo lo que intuimos que D-s quiere de nosotros. Y una hermosa definición de felicidad es la sensación de saber que estamos haciendo lo correcto, en el momento correcto, con las personas correctas. Cuando cumplimos las mitzvot, ¿por qué lo hacemos? Algunos lo hacen para que D-s los cuide, les conceda todo lo que necesitan. Si D-s no concede los pedidos es, o bien porque pedimos poco, o bien porque pedimos mal (la película “Ushpizín” muestra este planteo teológico con mucha claridad). Muchos judíos no estamos de acuerdo. Sabemos que D-s tiene razones que nuestra razón no comprende. Sabemos que D-s no es nuestro secretario, ni nuestro empleado. Pedimos a D-s sabiendo que D-s siempre escucha nuestras plegarias, pero a veces responde que no. Por eso, más que pedir, preferimos agradecer. Y sentimos que nuestro cumplimiento de mitzvot es un canal para ese agradecimiento. Si no rezamos, ni cumplimos mitzvot para que D-s sea bueno con nosotros, ¿para qué, entonces? Personalmente, cumplo mitzvot porque es lo que, intuyo, D-s quiere de mí. Porque me une a otros judíos de diferentes latitudes que, con todas las diferencias culturales, de estilo o de matices, intentan vivir de la misma manera. Porque me une a los judíos de todas las épocas con los que puedo tener un sentimiento de pertenencia histórica. Y porque todo eso me permite hacerme parte de una cadena con la cual, en el tiempo y en el espacio, compartimos la intención común de dejar una huella tras nuestro paso. La vida humana es demasiado efímera, demasiado intrascendente, como para vivirla en soledad. La sensación de trascendencia es lo único que puede aliviar la angustia existencial. Sin esa sensación de ser relevantes nos invade la irrelevancia, que, hoy más que nunca, es la mayor amenaza para la humanidad. El salmo 147 describe a D-s como “harofé lishburei leb”, el que sana las trizaduras del corazón, el que sana los corazones desgarrados. Si D-s no evita que se desgarre tu corazón, sí te ayuda a sanarlo. Más allá de todos los problemas que podemos tener, y que son muchos, es la sensación de irrelevancia lo que, universalmente, más desgarra nuestro corazón y lo que D-s puede remediar. Una vida judía puede ayudarnos a que nuestro corazón no se desgarre o a repararlo si eso ya ha ocurrido. 

publicado hace 9 días

Los signos de lo nuevo

En nuestra parashá, D-s se revela a Moshé. El promete sacar a los Hijos de Israel de Egipto, redimirlos de su servidumbre, para después tomarlos como Su pueblo elegido en el Monte Sinaí. Luego, Él los llevaría a la tierra que les prometió a los patriarcas como su eterno legado.Leemos en nuestra parashá: “Moshé les relató esto a los israelitas, más por causa de su decepción y duro trabajo, ya no lo escuchaban”.Aparece aquí el primer conflicto que se refiere a la falta de capacidad del pueblo para escuchar a Moshé. Escuchaban, pero no oían. Se había adormecido en su conciencia la necesidad de la libertad y como leemos “ya” no lo escuchaban.Observamos que pareciera decirnos la Torá que en algún momento anterior podían haberlo escuchado, pero había pasado el tiempo y perdieron la capacidad para reconocer que este si era el momento deseado.¿La decepción o el duro trabajo eran los obstáculos?La decepción nos habla de percibir la realidad de un modo que impide reaccionar ante lo novedoso de la situación. Su mundo se había vuelto desesperadamente previsible y creían que no había vuelta atrás.El duro trabajo complementaba el estado de ánimo colectivo y reforzaba la desesperanza.La pregunta es: ¿cómo salir de ese circuito “vicioso” de no captar los signos de lo nuevo?Leemos en la parashá: “Moshé y Aarón hablan con el Faraón repetidas veces para demandarle, en nombre de D-s, “Deja salir a Mi pueblo, para que me sirvan en el desierto”. El Faraón se niega en todas las veces. D-s envía una serie de plagas sobre Egipto”.D-s diseña la estrategia de las plagas como un recurso para amedrentar al Faraón y que deje salir al pueblo. Aparece aquí una contradicción en el relato, ya que D-s  sabía que el Faraón se negaría a dejarlos salir, ya que leemos en la parashá: “Haré obstinado al Faraón, y tendré así la oportunidad de desplegar muchas señales milagrosas y maravillas en Egipto. Es por esto que el Faraón no les prestará atención”.En el plan Divino estaba claro que el Faraón se resistiría hasta el final.¿Para quién eran las plagas?Las plagas no eran solamente para el Faraón, sino que eran principalmente para nuestro pueblo oprimido. Eran el modo de cortar el círculo “vicioso” del pueblo que ya no creía en nada y comenzar un nuevo periodo que les permita salir de la decepción.Salir de ese estado no era una tarea fácil y la necesidad de visualizar la grandeza de D-s en grandes demostraciones fuera de lo esperable era la estrategia adecuada.Cada una de las plagas era más extraordinaria y fuera de lo natural, ya que el proceso progresivo preparaba al pueblo para el momento de la salida a la Libertad.Dicha salida tuvo su prólogo en las plagas enumeradas en la parashá y la salida pudo ser realizada cuando el pueblo se convenció de los signos de lo nuevo.Leemos en la parashá: “Pero entonces desplegaré Mi poder contra Egipto, y con grandes actos de juicio traeré desde Egipto a Mis ejércitos: Mi pueblo, los israelitas”.El círculo “auspicioso” comienza cuando en el corazón del pueblo (y no solamente en el corazón temeroso del Faraón) se despierta una esperanza que implica desear algo mejor para el futuro.El futuro empieza a ser posible y ya no hay obstáculo que impida alcanzar los objetivos.Salir a la libertad comienza cuando se desarrolla en nosotros la capacidad para detectar lo nuevo sin los miedos de lo viejo que dejo atrás.¿Necesitamos las plagas para reaccionar?Podemos transformar nuestra realidad a partir de entender que no podemos descansar en las “recetas” ya conocidas y que somos capaces de mejorar nuestras vidas con la ayuda de nuestro D-s.Shabat Shalom Umevoraj.

publicado hace 16 días

Parashá Shemot y las mujeres

En cierto sentido, el verdadero "Block de mujeres de la Torá" se consolidó por primera vez en la parashá de esta semana: las dos parteras hebreas rechazan una orden. El Faraón ordena matar a los bebés judíos, pero los mantienen con vida. No temen a un rey egipcio temporal y malvado, sino al rey real. Yojaved, la madre de Moshé, también muestra una valentía extraordinaria: da a luz a un niño a pesar de los decretos del Faraón y luego lo esconde en un arca. Miriam, la hermana de Moshé, muestra coraje desde otra dirección: ella custodia el arca desde lejos y logra convencer a Bat-Faraón (Batia) para que envíe a Moshé a crecer con su madre en sus primeros años. Y la propia hija del Faraón no se comporta como su padre, sino que actúa con compasión, en contra de las reglas. Ella se acerca, saca al bebé del agua y también le da su nombre, Moshé.Hasta ahora las mujeres ya habían sido fundamentales definiendo los rumbos de la historia, por ejemplo, Sara y Rivka que son ellas las verdaderas protagonistas de cómo se van a desarrollar los hechos.  En esta parashá, principio del Libro Shemot, solo refuerza una premisa ideológica que tengo que la Torá es un libro profundamente igualitario que tiene figuras femeninas empoderadas y claves para dictaminar los rumbos de la historia. Infelizmente, a lo largo de los milenios el judaísmo rabínico fue desarrollado adentro de un contexto que leía el texto bajo una óptica de la época y no como el propio texto trae. O sea, la mujer fue relegada a “las esquinas de la historia, o incluso mal vista”, mujeres como los personajes fuertes y decisivas de la Torá, fueran mandadas a la cocina y cuidar de niños.  Felizmente, los tiempos vienen trayendo el retorno del protagonismo de mujeres como líderes de nuestras comunidades. Todavía queda un largo camino, los fundamentalismos y voces cada vez más radicales siguen siendo común en nuestra comunidad, así como en el mundo judío. Pero, ¿cuál es el mensaje, cuál es el denominador común entre la parashá y el rol femenino en nuestra comunidad? Todas estas mujeres podrían haber elegido ser una cabeza pequeña. Todo a su alrededor era tan oscuro y deprimente, y la situación les proporcionó excelentes excusas para no hacer nada. Pero no perdieron la fe y la esperanza y se convirtieron en inspiración para generaciones de mujeres judías, hasta el día de hoy. Todas decidieron intentarlo. Para añadir, aunque sea un poco de bien, para actuar aparentemente en contra de la lógica, para aportar su pequeña contribución. Miles de años después, sabemos cómo cada pequeño acto femenino como este fue un gran paso hacia la libertad y la redención. Y esperamos que puedan inspirar a que tengamos cada vez más protagonismo femenino en nuestra comunidad para poder decir que estamos volviendo al “camino de la Torá”. 

publicado hace 16 días

La liberación comienza en el corazón

La Torá nos relata, al comienzo de un nuevo libro, que los Hijos de Israel se multiplican en Egipto. Amenazado por la creciente cantidad de israelitas, el Faraón los esclaviza y ordena a las parteras hebreas Shifra y Pua matar a todos los varones que nazcan. Cuando ellas no cumplen, manda a su propia gente a arrojar a los bebes hebreos al Nilo.Leemos en el Capítulo 1, versículo 17: “Las parteras temieron a D-s y no hicieron como el rey de Egipto les había ordenado. Les permitieron vivir a los bebés varones”.¿Cuál es el motivo que nombra la Torá, a partir del cual las parteras desobedecen la orden del Faraón con riesgo para sus vidas?El temor a D-s, Irat Hashem, es la causa por la cual las parteras deciden salvar.Leemos en nuestra Parashá, en el Capítulo 2, versículo 11: “Cuando Moshé era adulto, empezó a salir a su propio pueblo y vio los trabajos forzados de ellos. Un día vio que un egipcio mató a uno de sus hermanos hebreos. Moshé miró hacia todos lados a su alrededor, y cuando vio que nadie estaba observando, mató al egipcio y ocultó su cuerpo en la arena”.La Torá nos relata claramente la necesidad de Moshé de salir de “su” palacio a mirar el mundo que lo rodeaba.¿Qué pensó Moshé en la salida al mundo real de sufrimientos y opresión?No lo sabemos porque no hay palabras que salen de la boca de Moshé en este relato.Sí sabemos que la salida se produjo en su adultez y que no tuvo miedo de enfrentar sus propios prejuicios y temores para avanzar en ese mundo que estaba descubriendo.La liberación de nuestro pueblo de la esclavitud, nació en el corazón de un hombre que no se ocultó del desafío de encontrar su propia verdad.Leemos en el Capítulo 3, versículos 2, 3 y 4: “El ángel de D-s se le apareció a Moshé en el corazón de un fuego, en medio de una zarza. Mientras miraba, Moshé se dio cuenta de que la zarza ardía mas no se consumía. Moshé se dijo a sí mismo: “Debo ir allí e investigar este maravilloso fenómeno. ¿Por qué la zarza no se quema?”. Cuando D-s vio que Moshé iba a investigar, lo llamó de en medio de la zarza. “¡Moshé, Moshé!”, dijo. “Sí”, respondió Moshé”.En el desierto, luego de escaparse del Faraón y vivir en una tierra extraña, Moshé observa algo que le parece extraño y no conoce.Aquel hombre que salió de su palacio al mundo en su adultez ya no es el mismo que antes. Ahora si la Torá nos relata sus pensamientos más íntimos. “Debo ir allí a investigar este maravilloso fenómeno”, dice Moshé. El mundo es un lugar a descubrir e investigar. ¿Por qué Moshé tiene la capacidad de mirar al mundo con otros ojos? ¿Qué nos quiere dar a entender la Torá?La primera salida al mundo en su adultez es la que le permite ahora descubrir un mundo nuevo. El encuentro con D-s no es casual. Es el encuentro de un hombre preparado para recibir el mensaje divino.Nos preguntamos si D-s se le hubiera aparecido a un hombre cómodo en las paredes de “su” palacio.Moshé salió al encuentro de D-s cuando se animó a liberarse de sus propios prejuicios y temores.Asumió el compromiso con su pueblo previamente y recién ahí se encontró con su D-s.D-s eligió a un hombre que arriesgo su propia vida para salvar la vida de su pueblo.La liberación comienza en el corazón.

publicado 06 Enero 2023

No al rencor, sí a la reconciliación

Llegando esta semana al final del primer libro de la Torá, leemos: “Vieron los hermanos de Iosef que había muerto el padre de ellos y dijeron: Quizás nos guarde rencor Iosef y devolver, haya de devolver a nosotros todo el mal que hicimos para con él.”Los hermanos de Iosef están asustados e inseguros. Quieren que realmente Iosef entienda que se sienten arrepentidos por lo que hicieron y que él sinceramente los perdone. Iosef ya los perdonó, pero ellos mismos no parecen haberse perdonado a sí mismos. Los hermanos imaginan que ahora que Iaacov, el padre de todos ellos que ha muerto, finalmente vendrá la venganza de Iosef.Pero Iosef no los odia. Ni siquiera siente rencor. Incluso después de que lo arrojaran a un pozo y lo vendieran como esclavo, Iosef ya no es el mismo de antes. Algo ha cambiado en él. Algo ha madurado. Y esta es la gran lección en la historia de Iosef. Iosef ha desarrollado bitajón, confianza en D-s. Iosef mira su propia vida como algo mucho más grande que lo que le sucede en el día a día. Su vida tiene una dimensión cósmica. Todo sucedió por alguna razón. Y está convencido de cuál es la razón. Se lo dice explícitamente a sus hermanos: “No os entristezcáis ni se encienda vuestro furor contra vosotros mismos, porque me habéis vendido a este lugar; ya que para sustento me ha enviado Elohim ante vosotros”. Iosef está lleno de confianza en el destino que D-s ha preparado para él.He leído alguna vez que el rencor es como beber veneno en sorbos esperando que se muera tu enemigo. Por eso Iosef logra terminar el primer libro de toda la Torá, aquel que va a constituir la familia judía, de manera notable al invertir el comienzo de la historia de los primeros seres humanos. La creación de la humanidad comienza con el asesinato de dos hermanos, Caín y Abel. Concluye esta semanacon el abrazo y perdón entre hermanos. Será justamente la próxima parashá la que nos invite a conocer la creación ya no de una familia sino de un pueblo. Para eso tres hermanos, Moshe, Aarón y Miriam caminarán codo a codo. 

publicado 06 Enero 2023

Construyendo el mundo ideal

La Amidá, nuestro diálogo personal con el Creador, funciona como una estación de recarga de combustible espiritual. La vida está llena de eventos de agenda que nos contactan con lo inmediato y lo urgente, pero nos alejan de lo trascendente, de lo verdaderamente importante. Es por eso que, tres veces al día, intentamos recordar para qué trabajamos, para Quién trabajamos, cuál es el plan que nos guía, hacia dónde debemos dirigir nuestros pasos. Para lograrlo hacemos trece pedidos: cuatro personales, cuatro nacionales y cuatro universales, más uno donde afirmamos que D´s escucha nuestras oraciones. Una de las cosas más llamativas a la hora de analizar la Amidá es que tiene diecinueve bendiciones, cuando su nombre es Shmone Ezré, que significa Dieciocho. La brajá adicional constituye el primero de los pedidos universales. Se trata de “Birkat Haminim”, el pedido por la destrucción de los “herejes”. ¿Quiénes son los herejes? En el momento en que esta oración es formulada, durante la revuelta contra Roma inmediatamente después de la destrucción del segundo Templo, los herejes eran judíos que delataban la actividad judía ante el gobierno romano. Posteriormente, este pedido se extendió a todos aquellos que ponían en riesgo la continuidad judía. La brajá fue redactada en Yavne, a pedido de Rabán Gamliel, por Shmuel Hakatán. El Talmud Bavli (Berajot 28 b) explica que Rabán Gamliel preguntó a los sabios quién podría componer tal pedido a D´s sin incorporar odio ni deseo de venganza. Shmuel Hakatán, hombre tranquilo y humilde, se ofreció para ello. ¿Qué dice esta brajá? “Al hamalshinim al tehí tikvá”. A los malvados no les des esperanza. ¿Quiénes son hoy los “malshinim” y por qué incorporamos este pedido como un pedido universal? Pedimos esto porque mientras haya gente que trabaje en contra de los valores esenciales de la humanidad, va a ser muy difícil construir nuestra sociedad ideal. Traficantes de personas, terroristas, narcotraficantes, son “malshinim”, son personas que nos retrasan en nuestro proyecto de un mundo mejor. Pedimos a D´s que no les dé esperanza, que sus intenciones no prosperen, para que el mundo pueda ser un mejor lugar para vivir. Al ser la primera de las universales, es también en parte nacional. El Estado de Israel necesita que se frustren los designios de los malshinim, terroristas e ideólogos antisionistas (la nueva cara del antisemitismo) que atentan contra la sociedad israelí y contra los judíos en todo el mundo. Nuestro siguiente pedido universal es “Al hatzadikim veal hajasidim”, Por los justos y los piadosos. Al pedir por el mundo, después de rogar que desaparezca la maldad, debemos pedir por la gente buena, por los justos, los que aspiran a la libertad y la justicia. Pedimos por ellos, para que nos ayuden a mejorar el mundo. Para que D´s los recompense por sus acciones y les dé fuerzas para seguir adelante pese a los numerosos tropiezos que surgen en el camino. Nuestro siguiente pedido es por la reconstrucción de Jerusalem. Pedimos que Jerusalem sea reconstruida, no solo como realidad, sino también como símbolo de que es nuevamente la residencia de D´s. Según la escatología judía, la reconstrucción de Jerusalem marcará el momento en el cual la humanidad se unirá en fraternidad, “Velirushalaim irjá berajamim tashuv”, Retorna a Jerusalem, Tu ciudad, con misericordia. Para los judíos, la reconstrucción de Jerusalem es símbolo de la reconstrucción del mundo. Nuestro último pedido es para que finalmente llegue el Mesías y que el mundo alcance la redención final. “Et tzemaj David avdeja meherá tatzmíaj” Haz brotar el retoño de David Tu servidor. La aspiración mesiánica es esencial. Nuestro pedido por un mundo mejor queda expresado entonces con los trece pedidos de nuestra Amidá: si logramos un mundo donde la gente pueda discernir entre el bien y el mal, que pueda elegir el bien y pedir perdón si se equivoca y esto hace que esté en paz consigo misma; si tenemos gente sana, que pueda trabajar y cuyo trabajo rinda, si podemos ver al pueblo de Israel reunido en la tierra de Israel, con justicia para todos, sin gente que “atornille al revés”, sino con gente buena y justa, entonces Jerusalem volverá a ser el foco de donde surgirá la ética para el mundo; la humanidad se reunirá en hermandad en torno al mensaje de D´s y llegará así la redención final de la humanidad. Llegamos entonces a la última de las brajot intermedias, también conocida como “Shemá Koleinu”, (Oye nuestra voz. Con esta brajá concluimos nuestros pedidos, suplicando a D´s que escuche nuestras oraciones, pues sabemos que Él oye todas las plegarias, por pequeñas que sean. Comenzamos a despedirnos sintiendo que D´s atiende nuestros pedidos. Somos conscientes de que agradecer a D´s que escucha las plegarias, “Shomea tefilá”, no significa necesariamente que haya de concedernos todo lo que pedimos. Pero sí sabemos que con el solo hecho de pedir nos obligamos a no ser indiferentes ante el trabajo que implica concretar nuestros anhelos. Mejorar como personas, aportar a la sociedad y al mundo es difícil y exige un esfuerzo constante. La oración es nuestra manera de recordar y recordarnos constantemente, este compromiso. 

publicado 30 Diciembre 2022

Hablar de verdad

Siempre cuando llega el final del año me invito a mí mismo y a otros a hacer un balance del año que está terminando. Me doy cuenta de todo lo que funcionó, lo que no funcionó, qué cosas fluyeron y que otras no tanto. Por qué estoy atascado en algo, y siempre vuelvo con una idea simple que funciona cuando tenemos esta sensación de estancación.  Incluso en la parashá de esta semana parece no haber salida. Los hermanos se enfrentan al gobernante egipcio que insiste en llevarse a su hermanito Binyamin con él. El negocio se complica y no está claro cómo salir de él. Muchas veces estamos en negociaciones o situaciones difíciles y agotadoras. Puede ser en el trabajo, adentro de nuestras familias o en la comunidad. Te sientes bloqueado, encontrando paredes de reglas y restricciones y procedimientos rígidos. ¿Qué hacer? Así comienza la historia: “Y Yehudá se le acercó”. Simplemente, se acercó al gobernante egipcio y habló desde el fondo de su corazón. Yehuda cuenta la historia completa, incluidas todas las sensibilidades y complejidades que contiene. Habla con fluidez y honestidad, comparte sus sentimientos y no se averguenza de gritar y expresar angustia.Entonces, sucede lo increíble: Iosef no puede evitarlo y les revela que el severo gobernante egipcio es en realidad su hermano perdido, Iosef. Los hermanos lloran y se emocionan y se unen, y todo cambia para mejor.A partir del acercamiento real y de corazón, Iosef abre las puertas de su corazón, pero necesita tres pasos para “cumplir el acercamiento”. 1. La corrección: Aquí está la frase clave que Yehudá le dice a Iosef, quien les pregunta por Binyamin: “Porque ¿cómo subiré a mi padre, si el niño no está conmigo, no sea que vea el mal que encontrará a mi padre?”.Es una sentencia de garantía mutua, de cuidado del hermanito. Y cuando sucede, sucede muy rápido. Tan pronto como Iosef ve que han enmendado sus caminos, se revela. Hace 22 años, cuando lo arrojaron al pozo, Yehuda no gritó: “Porque cómo voy a subir a mi padre si el niño no está conmigo”. Mientras que ahora Yehuda está listo para arrojarse a un pozo (!) para salvar a Binyamin. Aquí hay una respuesta, una corrección, un cambio. Después de todo, los hermanos están cambiando. Una vez abandonaron a un hermano, Iosef. Iosef los pone a prueba para que esta vez no abandonen a un hermano, Binyamin.Es un mecanismo increíble que construye, teje y planifica: pensemos en un escenario en el que Iosef les diría inmediatamente quién es. La vergüenza cubriría sus rostros y nunca más podrían ser una familia unida. De ahora en adelante se avergonzarían de él. Por eso Iosef los pone a prueba. Se lleva a Binyamin y amenaza con dejarlo en Egipto, y en ese momento se hace evidente que los hermanos en verdad han corregido la raíz del pecado. Yehuda se adelanta y declara que está dispuesto a quedarse en la prisión egipcia en lugar de Binyamin.Nechama Leibovitch escribe: “No fue la venganza lo que lo guió, sino el deseo de dejarlos regresar en completo arrepentimiento (Teshuvá)”.2. La reprensión: La reprensión se expresa en tres palabras agudas: Yo soy Iosef.”Y no pudo Iosef contenerse ante todos los que estaban de pie cerca de él y exclamó: ¡Haced salir a toda persona de junto a mí! Y no estuvo presente nadie con él cuando se dio a conocer Iosef a sus hermanos. Elevó su voz en llanto y oyeron los egipcios y oyeron en el palacio de Parhó.Dijo Iosef a sus hermanos: ¡Yo soy Iosef! ¿Vive mi padre aún?”.Llevó 22 años y un segundo. Tan pronto como sea posible, Iosef se revela. Debe haber pensado mucho en este momento. ¿Qué dirá, después de tanto tiempo y tanto dolor? Dice dos palabras: “Yo soy Iosef” e inmediatamente pasa a una pregunta informativa: “¿Mi padre sigue vivo?”. “Yo soy Iosef”, eso es todo. Estas son las tres palabras que dan respuesta a todas las preguntas. De repente, todo es claro y brillante, todos los misterios y todas las cosas extrañas, todo es comprensible. Todo el mundo a veces tiene su “Yo soy Iosef”, un momento que de repente explica todo lo que no entendías hasta ahora, y de repente todos los líos se resuelven y desaparecen sorprendentemente. Iosef es un modelo tanto en la velocidad como en la profundidad de lo que hace: no espera ni un segundo más. Desata todos los nudos enredados de la platija resultante y dice tres simples palabras que lo cambian todo: Yo soy Iosef.Iosef simplemente los pone, simplemente, frente a la realidad, y basta con poner a una persona en el lugar que le corresponde. A veces se nos pasa por la cabeza toda una película: “Ya le dije, verá lo que es, tendré la ‘gran conversación’ con él, se lo diré todo en la cara”. No estoy seguro si es necesario, a veces pocas palabras son suficientes. Una vez escuché una expresión que se llama “el discurso de la escalera”, lo que no dijimos adentro, en la reunión, y seguimos hablándonos en la cabeza, imaginando qué pasaría si dijéramos todo lo que queríamos... Las palabras de Yosef son más que suficientes. Eso lo dice todo. En particular, cuando alguien ya se arrepiente, no lo bombardees con reproches, al contrario, haz que el proceso sea más fácil para él.Me doy cuenta de cuántas veces como moré, marido o padre siento la necesidad de hablar y hablar, cuando me siento bien, y de explicar, razonar y detallar. Es un error. Esto no deja espacio para que el otro lado interiorice, digiera y observe. Si tienes razón, no tienes que decirlo todo el tiempo.3. El encuadre: ¿Cómo se explica Iosef a sí mismo la historia para salir del lugar egocéntrico y vengativo? En estas cinco palabras: porque D-s me ha enviado antes que vosotros.Y aquí está el contexto completo: “Y ahora no estéis tristes y que no esté en vuestros ojos porque me habéis vendido aquí porque os he sido enviado por D-s”. “Y D-s me envió delante de vosotros para daros un remanente en la tierra y para daros vida para un gran éxodo. Y ahora no me enviasteis acá, porque D-s me ha puesto por padre de Faraón, y señor de toda su casa, y gobernante en toda la tierra de Egipto. Date prisa y sube a mi padre y dile así, tu hijo Yosef dijo: Yo soy Dios, el Señor de todo Egipto, desciende a mí, no te pares”.Este es quizás el “plato principal” de todo el proceso: la forma en que Iosef calma a su hermano. No se disculpan con él, pero él los tranquiliza. Esta es una parte más psicológica, y utilizaremos dos términos terapéuticos: “inteligencia emocional” y “reencuadre”. Ambos son conceptos modernos, que pueden iluminar el asunto, o en realidad, el asunto puede iluminarlos. Entonces, ¿cuál es el proceso por el que pasa Iosef?Iosef se revela a los hermanos como modelo de inteligencia y sensibilidad. La característica más llamativa de su conversación con ellos un momento después del descubrimiento, es el discurso. Él solo habla y habla, sin dejar un solo momento de incómodo silencio. Después de todo, se espera que haya silencios incómodos en una situación así, pero está dando un discurso muy largo después de 22 años en los que estuvo muy callado. 11 versos consecutivos. Habla y muestra mucha inteligencia emocional hacia ellos. Tenemos que entender: hasta ahora, las disputas familiares no se han resuelto, han causado una división. Hasta ahora siempre ha sido un “juego de suma cero” y Iosef y sus hermanos probablemente pensaron que así era. Siempre uno es elegido, y los demás salen: Caín y Abel, Isaac e Ismael, Esaú y Jacob. Esta parashá se lee hacia el final del libro de Génesis, el libro comenzó con la guerra de los hermanos y termina con la paz entre hermanos. Por primera vez estamos conociendo un nuevo modelo. Ya hemos aprendido muchas veces sobre la fractura, ahora estamos aprendiendo por primera vez sobre la capacidad de cuidar y reparar.  Como sugiere el Rav Jonathan Sacks, Z.L., leamos toda la historia a la luz de la sensible conducta de Yosef: no los humilla, no les dice “les dije, aquí mis sueños se han hecho realidad y ustedes se están inclinando ante mí” sino al contrario, elige palabras de reconciliación, elige la reunificación de la familia a una victoria momentánea de su ego, alivia su ansiedad, previene preocupaciones. En el nivel del título, en el nivel real, se convirtió en esclavo del virrey de Egipto. En los periódicos se puede anunciar: “El desafortunado niño, que casi fue enterrado en un pozo lleno de serpientes, es el hombre más fuerte del mundo”. Pero en un nivel más profundo, ha pasado de ser un niño que se centra en sus propios sueños a una persona que está realmente frente a ti, frente a sí mismo, frente a ti en su mundo emocional, y es capaz, a través del control de su mundo emocional, para tener una influencia positiva en el mundo emocional de los demás, sanando así heridas pasadas y trayendo paz.  Reencuadrar un acontecimiento es contárnoslo a nosotros mismos de nuevo, con una nueva interpretación, y el primer reencuadrador de la historia fue Iosef. Después de todo, fue vendido como esclavo, perdió su libertad durante años, fue separado de su familia, era comprensible que guardara rencor, quisiera venganza y estuviera enojado y humillado. Pero se elevó por encima de estos sentimientos y puso todos sus recuerdos en un nuevo marco, reformulándolos de la manera más elevada. Cuatro veces dice “D-s” allí. No son ellos, los hermanos, es D-s. Él lo envió en una misión de salvar vidas, los hermanos son solo una herramienta, no son lo principal, todo lo que le sucedió fue necesario, para que pudiera salvar a toda una región del hambre y salvar a los miembros de su familia y encontrarlos. Una costa segura, un lugar seguro para vivir.El reencuadre permite perdonar, reconciliar, es una “conversión” de energía negativa en energía positiva, es una transición de una preocupación obsesiva en el pasado a una preocupación benéfica en el futuro. El rabino Sacks lo resume así, como un mensaje para todos nosotros de la historia: “No podemos cambiar el pasado, pero en nuestros años, la forma en que pensamos sobre el pasado, podemos cambiar el futuro”.Es nuestra decisión cómo mirar la realidad y decírnosla positivamente. Cuando empiezas a hablar de verdad, con toda tu fuerza, compartiendo honestamente, de repente se derrumban las paredes. Pruébalo en casa.

publicado 30 Diciembre 2022

Parashá Vaigash: el desafío de todos los tiempos

Nuestra parashá nos relata el reencuentro de Iosef con sus hermanos.No hay reproches ni pedidos de explicacion de Iosef a sus hermanos.Él les explica que todo lo ocurrido fue una determinación de D-s para salvar a la familia de la hambruna que azotaba a toda la región. Les pide que vayan a buscar a su padre, que se encuentra en Eretz Canaán, y que lo traigan a vivir a la tierra de Goshen junto a todos los descendientes.Israel accede a ir a Egipto y la Torá nos cuenta el emotivo reencuentro con su padre. Leemos en la parashá: “Yehuda se adelanta para observar la tierra de Goshen donde vivirán de aquí en adelante”. El verbo utilizado, “leorot” significa mostrar algo. También tiene otra acepción que tiene que ver con educar. Nuestros exegetas, basados en esta acepción, interpretaron que Yehuda se adelantó para inaugurar, previo a la llegada de sus hermanos, un Beit Midrash, una casa de estudios. Sabemos que toda interpretación es metafórica y que seguramente Yehuda no inauguró una casa de estudios, pero entendemos la importancia en la tradición exegética de enfatizar la importancia de la educación, ‘’Limud Torá’’. ¿Por qué quisieron resaltar que establecerian un lugar de estudio? La llegada a Egipto marcaba el comienzo de la vida fuera de la Tierra Prometida.El contacto con la cultura idólatra generaría en el pueblo de Israel tentaciones y desconcierto. ¿Cómo preservar mi cultura y costumbres en un ambiente desconocido? Los sabios que interpretaron nuestra Torá sabian que ese era un dilema en todas las épocas que el pueblo judío vivió en la diáspora. Nosotros sabemos que ese es un dilema vigente para nosotros en el Sigo XXI. ¿Cuáles son las condiciones necesarias en nuestro tiempo que nos permiten vivr una vida judía en el siglo de la información y la cultura de masas? Vivir como judío masortí en la diáspora implica el desafío de integrarse a lo mejor de la cultura de nuestro tiempo y al mismo tiempo no perder nuestar esencia. Tradición y cambio son dos polos dialécticos que no siempre se definen de la misma manera.La tradición para nuestro modo de pensar se caracteriza por dar a las nuevas generaciones un mensaje de un judaísmo actual, basado en las mitzvot, que nos permite integrar nuestra vida cotidiana con el mandato Divino.Dicha integración no es automática y debemos aprender a internalizar el contenido de las mitzvot con los desafios que nuestra sociedad nos presenta. Un judaísmo que no enfrenta activamente las nuevas problemáticas aparece como anquilosado y fuera de foco. La religión se debe alejar de ser una ‘’reliquia’’, para convertirse en algo vivo y en movimiento. El énfasis en la educación que mencionamos es la llave para actualizar constantemente los contenidos judaicos. Aquí aparece el otro polo del dilema: actualizar los contenidos judaicos no significa adaptar los contenidos a un patrón prefijado de lo que es bueno y deseable en nuestra vida contemporánea. ¿Quién fija ese patrón de contenidos? ¿Cúal es la filosofia que los sustenta?¿Es esa cosmovisión la que pretendemos para las nuevas generaciones?Estas y otros muchas interrogantes debemos analizar y profundizar para arribar a un diálogo fecundo entre tradición y modernidad. No es un diálogo cerrado y con respuestas dadas de antemano. Es una revisión constante de nuestra vida judía contemporánea. En este sentido, no debemos reducir la problemática a una dimensión intelectual o racional.La vivencia judaica basada en las mitzvot es el alimento necesario del espíritu, que le da un sentido y una orientación a nuestra vida. El pueblo de Israel en Egipto tenía asegurado el bienestar material. El desafío era y es el ‘’alimento espiritual’’, que nos permite seguir siendo lo que somos, aun en condiciones de adversidad y tentaciones. “Leorot’’ es mostar un camino a las nuevas generaciones que nos piden vivir una vida judía significativa.Shabat Shalom Umevoraj.

publicado 23 Diciembre 2022

Qué la luz no se apague

Estamos en una de las semanas más hermosas de nuestro calendario: la semana de Jánuca. Celebrar Jánuca es una de las cosas más simples de nuestra tradición, puesto que se trata simplemente de encender velas correspondientes al día de la semana que celebramos. Sin embargo, en esa simpleza podemos olvidar todo lo que representa cada una de esas velas.Por eso, para darle una kavaná (intención espiritual) a los días que quedan, les comparto algunas sugerencias para reflexionar al encender las velas que quedan de aquí hasta el final de la celebración.Para el día de hoy, viernes, ven a la comunidad para encender con tu familia extendida. El tiempo en Shabat es diferente al tiempo de la semana. Se percibe distinto y se vive con otra intensidad. Por eso te esperamos hoy viernes, a las 19:30 horas, para encender juntos las velas de Jánuca y luego las de Shabat. Compartir juntos la tefilá para agradecer a la vida y compartir luego un rico kidush en comunidad realmente transforma la experiencia del viernes en una aventura espiritual. Sugerencia: no pienses demasiado. Simplemente ven. Acércate. Experimenta y deja que la experiencia se defina por sí misma. ¡Te esperamos!Para el sábado a la noche, cuando concluya Shabat, atrévete a experimentar un momento de asombro radical. Tómate tan solo un instante de lo que queda de este día de Jánuca para asombrarte. El asombro puede venir al mirar un árbol, las montañas o incluso algún edificio que te guste. Asómbrate al pensar qué hermosa y sagrada experiencia fue poder compartir Jánuca con otras familias y sentirte parte de algo más grande que tu propia existencia. Sugerencia: ante esta experiencia de asombro, di “Gracias”. Maister Ekchart escribió: “Si “Gracias” es la única plegaria que dices en toda tu vida, es suficiente”.Finalmente, el domingo será la última vela de este año y te invito a que no se apague ese resplandor. El milagro de Januca tendrá realmente su efecto si su luz se extiende por el resto del año. Por lo tanto, te invitamos a que en este último día de Jánuca te comprometas contigo mismo y agregues una experiencia judía a tu vida para sostener durante todo el año hasta el próximo Jánuca. Sugerencia: Shabat en casa es un desafío, pero transforma realmente la vida. Te proponemos juntar a tus seres más queridos este año los viernes, encender juntos las velas de Shabat y compartir la mesa con bendiciones, conversaciones profundas, sin teléfonos ni televisores, sino cara a cara conversando.¡Shabat Shalom y Jánuca Sameaj!

publicado 23 Diciembre 2022

Identidad: esa ropa cómoda

Terminó el mundial de fútbol. Ganó Argentina, Francia salió segunda, los marroquíes fueron recibidos como héroes en su país por haber puesto a una nación africana en el mapa de los triunfos. Qatar fue la sede, y nunca en la televisión y redes sociales se vio tanta presencia de vestimenta árabe en circunstancias de la vida cotidiana no religiosa. Gente viviendo en dispersos rincones del planeta volvieron a ponerse la camiseta de su país de origen y buscaron reunirse en bares o plazas con sus connacionales. Hemos visto celebraciones de argentinos en Federation Square en Melbourne, Time Square en New York y en la Puerta del Sol en Madrid. Juntos como si un imán los hubiese atraído al epicentro de sus sentires nacionales más íntimos y primarios. ¿Suena conocido? Pues claro: es la diáspora en su manifestación más genuina. A nosotros, como judíos: ¿qué eventos nos convocan? ¿Qué situación nos hace “ponernos la camiseta” y salir a mostrar al mundo nuestras marcas, nuestras tradiciones, nuestra manera de ser en la vida? Es la espontánea necesidad de agruparse -en alegrías y en miserias- lo que muchas veces transparenta nuestra pertenencia. Y es esa visibilidad en donde nos reconocemos como algo propio, lo que nos enorgullece. O,  tal vez, la palabra que estoy buscando no es “enorgullece”. No, no nos enorgullece. Nos hace, en realidad, sentir bien. Sentirnos a gusto. Es como cuando te pones esa ropa que te queda tan cómoda. En la parashá de esta semana, Miketz, los hermanos de Iosef llegan a Egipto por la hambruna existente en la región, en busca de comida. Los recibe Iosef, convertido en gobernador de Egipto. Él los reconoce. Pero sus hermanos no. El Rabino Jonathan Sacks z’’l, explica: “el hombre ante el cual los hermanos se arrodillan no parece un pastor hebreo. Habla egipcio. Está vestido con las ropas de un gobernador egipcio. Lleva puesto un anillo con el sello del faraón y la cadena de oro de la autoridad. Ellos piensan que están en presencia de un príncipe egipcio pero se trata de Iosef —su hermano— disfrazado”. Este ropaje, esta identidad nueva, no parece ser una ropa cómoda para nuestro antepasado. Una serie de eventos se suceden. Acusaciones, engaños, mucha crueldad. La parashá está llena de pequeñas manifestaciones de identidades ocultas, disfraces del alma. Dice el rabino Sacks: “¿Funcionan los disfraces? En el corto plazo, sí; pero a largo plazo, no necesariamente”. Y no podría estar más de acuerdo: recuerda cuando te disfrazaste para Purim, en tu infancia, o cuando tuviste que arrendar ese traje para la fiesta de disfraces ya de adulto… ¿Cuánto lo has soportado antes de que empiece a picarte ese encaje, o hacerte traspirar ese cuello exagerado y esas mangas gigantes? Poco. Un disfraz solo puede sostenerse poco tiempo. Pero la identidad -la verdadera, la genuina, la que te nace del alma- esa es una ropa cómoda que quieres llevar puesta todo el día.Jánuka nos habla de esa holgura: ¡basta de ocultarnos para estudiar Torá! Queremos caminar con liviandad como judíos por la calle universal, como si vistiéramos el pyjama más confortable, o ese buzo que te hace sentir tan pero tan natural, que ni siquiera lo sientes. Queremos ir en zapatillas por la vida de la identidad, no en tacos altos de charol o zapatos que aprietan.Ese domingo de la final del mundial también comenzó Jánuca y encendíamos la primera vela de la festividad. En mi casa mi hijo, aún vestido con la camiseta de Argentina, con la kipá sobre su cabeza y sus zapatillas de basketball, su deporte amado, recitaba el Maoz Tzur. A un costado el mate amargo a medio tomar. La colección de sebibonim (perinolas) esperaba paciente a ser usada. En su celular un mensaje de su madrij anunciando cosas importantes del próximo majané. Mi hijo sonríe. Porque esa ropa le queda cómoda, muy cómoda. Es su identidad. 

Exitosa iniciativa de padres y el CIS

Durante el mes de diciembre, un grupo de 15 jóvenes judíos que estudian fuera de los colegios de la comunidad, viajaron a Israel en un programa organizado por un sus padres con el apoyo del Círculo Israelita de Santiago, CIS. Se trató de una experiencia inédita, en que los apoderados de estos jóvenes desarrollaron un programa turístico y educativo, de más de tres semanas, que tuvo una primera escala en Polonia para luego recorrer, desde Haifa hacia el Sur, el mapa israelí. Tal como comenta Danny Wurmann, uno de los padres que estuvo involucrado en la organización de este viaje, el objetivo de las familias fue poder darle la oportunidad a sus hijos e hijas de que vivieran la experiencia de un viaje educativo a Israel, y destaca que para lograr esta meta fue fundamental el patrocinio del CIS. Con el apoyo de esta institución y la gestión de los apoderados para contactar tour operadores, guías, transporte aéreo y terrestre, lograron organizar un programa exitoso, que les brindó una inolvidable experiencia a los jóvenes. El poder diseñar el viaje, comenta Danny, les permitió tener un cronograma “a la medida, con una mejor logística. Partimos desde el Norte, recorriendo Haifa y Rosh Hanikrá, Jerusalem, Tel Aviv, después al Sur y a la Gadná. Hicieron un viaje que salió casi perfecto”. Con una rifa que les permitió obtener financiamiento adicional, un seguro médico ad hoc, una madrijá en Israel y un reglamento, que exigía un comportamiento ejemplar, el viaje logró ser una tremenda experiencia, a pesar de la densa nieve que los recibió en Polonia. “Fue increíble, los niños llegaron contentos, muy agradecidos, se portaron muy bien y fueron muy buenos representantes del Círculo Israelita en Israel”. Sobre la buena experiencia del viaje también comenta Gabriel Kiblisky, alumno del Nido de Águilas, que participó de esta experiencia. Como explica, buena parte de los participantes son miembros de Bet El, por lo que se conocían con anterioridad. “Esta es una oportunidad que se da una vez en la vida, era algo que mi papá siempre quiso que yo viviera. Y era un grupo muy cercano, porque salvo dos personas, somos todos de Bet El y de la misma kvutzá”.Para Gabriel, las principales expectativas estaban puestas en los días en Polonia. “Fue fuerte, pero lo que más me sorprendió fue cuando fuimos a un shtetl, donde nos contaron la historia de los 2.300 judíos que vivían ahí, que fueron asesinados y enterrados en una fosa común, donde ahora hay un monumento. Al estar ahí en medio de la nada, con la nieve hasta las rodillas, uno siente que algo pasó. Eso fue lo que más me impactó, porque me hizo pensar que si nadie hubiera sobrevivido no habría cómo saber que eso pasó”. Recuerdos para atesorarMientras en Polonia y los primeros días en Israel acompañó a los jóvenes la docente Jessica Landes, durante el viaje completo estuvo con los estudiantes el Rabino Ari Sigal, del CIS. Como comenta el Rab, “tuve la bendición de encontrarme con un grupo de padres y madres, con un compromiso sionista y con la educación judía enorme. Dedicados con exactitud a resolver cualquier detalle logístico y también con la generosidad de pensar en la mejor experiencia judía que podrían regalarles a sus hijos: desde recorrer Treblinka, Auschwitz-Birkenau y la judería de Cracovia hasta pisar el monte Hertzl y rezar en el mismísimo Muro de los Lamentos. Durante 27 días, más encuentros previos e instancias posteriores, se forjó un vínculo de identidad que trasciende el tiempo. Una experiencia maravillosa y un privilegio haber sido testigo y parte de esta construcción”.“Ese domingo de final de Copa del Mundo, nosotros cerrábamos nuestra visita a los campos de exterminio. En nuestra tradición comenzaba Janucá. En esas mismas vías de deportación y exterminio, bajo la nieve que cubría el campo de Birkenau, encendimos la primera vela. En ese lugar donde reinó la oscuridad y la busqueda de un final de nuestro pueblo, encendimos con esperanza una vez más luz para ahuyentar las sombras y mostrar cuanto detestamos el odio, el genocidio. También tuvimos momentos muy emocionantes, como el cierre de Gadná, visita a fábrica de satélites, la noche del 31 de diciembre en el Shuk Majané Yehuda entre otros highlights que quedarán atesorados”, agrega el Rabino Sigal.

“Hay que tener el cuidado, el tino y la calma para poder dirigir el timón como corresponde, en los espacios que hay y no perderse en discursos personales”

Este mes de enero de 2023 culmina el tercer período de Gerardo Gorodischer Testa a la cabeza de la Comunidad Judía de Chile, CJCh. Tal como se informó por parte de la comunidad y también en nuestra anterior edición, en el mes de marzo asumirá la presidencia de la CJCh Ariela Agosin Weisz, que será la primera mujer en este cargo. Al cierre de su gestión, quisimos conversar con Gerardo para conocer, en sus palabras, cuál es el balance que hacer de la labor desarrollada. Tuvo que enfrentar momentos difíciles, comenta, pero los logros son muchos, gracias al apoyo constante de su Directorio. ¿Cuál dirías que fue el desafío más importante que tocó enfrentar como presidente de la comunidad?-Tuvimos etapas bien distintas en todo este proceso. Entre el año 2013 al 2015 fue la Guerra de Gaza, un período muy difícil. No hay que olvidar que Chile llamó a consulta a su Embajador en Israel, y al mismo tiempo estaba en proceso cambio el Embajador de Israel en Chile, por lo que tuvimos que enfrentar momentos complicados. Pero estos dos últimos años enfrentamos guerra, pandemia, levantamiento social y un cambio de gobierno hacia una facción con la que no teníamos mucha cercanía ni mucha llegada. Fueron años bien álgidos y preocupantes, en algunos momentos, pero cada uno de los períodos ha tenido distintos matices. Estos últimos dos años hemos estado tratando de preocuparnos de lo interno y lo externo, de resguardar a la comunidad y, de alguna manera, tener la capacidad de flexibilizar nuestras posturas para poder mantener un relacionamiento con las autoridades, que es fundamental. Y yo creo que hemos logrado muchos avances. Lo que pasa es que la gente no ve mucho el trabajo que se hace. El año pasado, gracias al aporte de algunos donantes, llevamos cuatro delegaciones de diputados a Israel. Por lo tanto, fue un año bien intenso, con una distancia bien conocida por todos de parte del Presidente y de su círculo cercano respecto de Israel, pero no respecto del Pueblo Judío. Y, respecto de eso, el rol tiene ser definido y bien claro, sobre todo en estos momentos que estamos viviendo, donde cada uno tiene que hacer su trabajo, la comunidad judía y la embajada. Y eso a veces no es muy entendido por parte de la comunidad. Por otro lado, tuvimos, junto al JDC, un trabajo que nos permitió modernizar la CJCh. Fue un trabajo profesional, que le dio un nuevo impulso a la CJCh, e hicimos cambios no menores, como nombrar a Dafne Englander como Directora Ejecutiva. No obstante, a cada una de las personas que participó antes o después de los cambios, quiero decirles que fueron fundamentales, tenemos que estar agradecidos de ellos y también de los voluntarios. ¿Crees que existe claridad, dentro de la comunidad, del rol que debe cumplir la CJCh?-Mira, yo creo que todos entienden, que es su representante ante la sociedad civil y las autoridades. Pero lo que se tiene que entender es que el Presidente no tiene que representar solo los intereses personales de una persona, sino de toda una comunidad que, además, es bastante transversal. Claramente, no es fácil y nunca se le va a dar en el gusto a todos, ni tampoco nos pusieron ahí para eso. Hay cosas que, de repente, desde el punto de vista estratégico, comunicacional y comunitario, no corresponden. Más allá de lo que a uno le gustaría hacer, uno tiene que embarcarse, también, en el rol en el que está, y debe mantener la calma en los momentos más complejos y, al menos, hacer el intento de tratar de representar a las instituciones y a los miembros de la comunidad. Como pasa con la relación con el gobierno. -Primero que nada, creo que la comunidad tiene que entender, en forma particular e individual, que la CJCh tiene que ser apartidaria y que tiene que trabajar por Chile en forma transversal. Y eso significa con gobiernos de derecha, de centro o de izquierda, porque no es nuestra misión dar una opinión política. Nosotros tenemos una visión, sobre la que podemos disentir o no, que es que tenemos que tener un puente de comunicación, porque básicamente, lo voy a decir abiertamente, a los judíos nos discriminan, hay antisemitismo y hay riesgos para las instituciones y las personas. Mientras eso exista, tienen que estar los puentes abiertos para poder generar vínculos. Eso a veces la gente no la entiende, y esperan que uno se vaya con todo contra una determinada persona o institución, pero no miden las consecuencias de lo que significa estar en una representación comunitaria. Yo me puedo representar a mí mismo, puedo decir lo que se me ocurra, total la responsabilidad va a ser con mi persona. Pero cuando represento a una institución hay que tener el cuidado, el tino y la calma para poder dirigir el timón como corresponde, en los espacios que hay y no perderse en discursos personales. ¿Eso explica, por ejemplo, el protagonismo que asumieron cuando sucedió el desaire al Embajador de Israel?-Creo que cada cosa tiene su medida, de acuerdo a las circunstancias y a las necesidades. Nosotros, desde mayo del año 2021, cuando vimos que estaba Daniel Jadue como candidato, teníamos conversado con la Embajada de Israel que cada uno tenía que cumplir su rol. Y el rol de la embajada es la defensa del Estado de Israel, y el nuestro el tema del antisemitismo y la seguridad comunitaria. Sin embargo, en ese momento tuvimos un rol activo, porque lo ameritaba, estuvimos reunidos con autoridades en La Moneda e hicimos un acto de desagravio al embajador. El proceso y el trabajo que se ha hecho durante el último año y medio es uno a conciencia, trabajado, preocupado y ocupado en la tranquilidad de nuestra comunidad, sabiendo que venían cambios importantes. Y, en ese sentido, estuvimos cuando tuvimos que estar, y estuvimos en un segundo plano cuando así correspondía hacerlo. Ahora que dejas la presidencia de la CJCh, ¿asumirás otro rol comunitario?-Es difícil dejar el voluntariado, yo creo que cuando uno lleva tantos años en esto… A mí me encanta el voluntariado, y hay que encontrar el espacio. Veremos si están las oportunidades, si están las personas, si puedo colaborar estoy disponible. Aprovecho este espacio que me dan para agradecer al Círculo Israelita de Santiago y a La Palabra Israelita, que siempre han estado muy dispuestos para apoyarme, para trabajar en conjunto, para construir y comunicar las cosas que están pasando. Y le deseo a la CJCh el mejor de los éxitos, están en muy buenas manos. 

“El Holocausto nos sucedió a todos y a todas”

La Canciller de Chile, Antonia Urrejola encabezó la ceremonia del Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto, que recuerda la liberación del Campo de Concentración de Auschwitz-Birkenau, fecha instaurada en 2005 por la ONU.Como es tradición, autoridades nacionales, representantes del cuerpo diplomático, sobrevivientes del Holocausto y sus familiares, líderes de distintos credos y organizaciones, además de miembros de la comunidad judía, encendieron seis velas en honor a los seis millones de judíos asesinados, y una séptima en memoria de gitanos, eslavos, personas con capacidades diferentes, Testigos de Jehová, masones y homosexuales, entre otros también asesinados por el Régimen Nazi.La Presidenta de B’nai B’rith Chile, Guila Bergstein dijo a la audiencia que: “Hoy más que nunca debemos sensibilizarnos frente a la discriminación, la intolerancia y la xenofobia. No basta con solo recordar y mantener viva la memoria, sino que debemos levantar la voz, reaccionar y actuar contra cualquier forma de discriminación, persecución y vulneración a cualquier ser humano. Bien sabemos que donde se insulta y segrega impunemente, tarde o temprano terminan surgiendo ideologías nefastas”.La Comunidad Judía de Chile junto a B’nai B’rith, instauraron desde el inicio de esta conmemoración la entrega del reconocimiento “Luz y Memoria”, que este año recayó en el ministro de Educación Marco Antonio Ávila, quien fue parte de la mesa de trabajo que actualizó la unidad de la II Guerra mundial en los textos escolares de Ciencias Sociales durante el segundo mandato de la presidenta Michelle Bachelet, con el objetivo de que se abordara con mayor profundidad el Holocausto y realizó una pasantía en Yad Vashem, Centro Mundial de Conmemoración del Holocausto.“En este gesto hay una comunidad de ideales que nos convocan a todos y a todas: el respeto irrestricto por los Derechos Humanos, la inclusión de la diversidad y el reconocimiento de la memoria en la formación de la ciudadanía”, dijo.El secretario de Estado terminó su alocución recalcando que: “el Holocausto nos  sucedió a todos y a todas”.Los asistentes pudieron escuchar la experiencia de Rudy Haymann, quien fue parte de la resistencia y compartió la historia de tres parientes que llegaron a Chile por la intervención de un parlamentario que pidió asilo para 68 refugiados al presidente Pedro Aguirre Cerda, gracias a lo cual se salvaron de ser regresados desde Uruguay a Alemania. En Chile -contó- encontraron a un pueblo abierto y comprensivo que permitió que forjaran una nueva vida en esta tierra.Los rabinos Alejandro Bloch, Ari Sigal, Jaim Waissbluth y Yonatan Szewkis realizaron distintas oraciones por el  alma de los difuntos. La ministra de RR.EE., Antonia Urrejola también hizo uso de la palabra. Relató su experiencia en distintos museos del Holocausto del mundo, en los que la foto de una niña enferma, asesinada por los nazis, la marcó profundamente.Asimismo, agradeció a las instituciones de la comunidad judía que trabajan por la memoria, y con las que se ha organizado esta ceremonia conjuntamente por 17 años. También reiteró el firme compromiso de Cancillería y del gobierno para que en Chile impere la tolerancia, la paz y el diálogo.Al finalizar la ceremonia, la Canciller, el Presidente de la Comunidad Judía de Chile, Gerardo Gorodischer y  Francisco del Campo, develaron una placa en honor a Samuel del Campo, Cónsul chileno en Bucarest entre 1941 y 1943, desde donde emitió pasaportes a ciudadanos polacos, mucho de ellos judíos. El insigne diplomático recibió la distinción “Justo entre las Naciones” que entrega Yad Vashem.

Esfuerzo y apoyo del colegio fueron la clave

Este martes 17 de enero se conocieron los resultados de las postulaciones universitarias y con ello los alumnos y alumnas de los colegios comunitarios pudieron conocer cuáles fueron las carreras para los que fueron seleccionados. Los cinco alumnos del Instituto Hebreo que obtuvieron puntajes máximos en la Prueba de Acceso a la Educación Superior, PAES, también pudieron conocer el resultado de sus postulaciones y las carreras en las que iniciarán sus estudios universitarios en el mes de marzo.Conversamos con ellos para conocer de sus planes a futuro, cómo prepararon la prueba y cómo recibieron los resultados, y esto fue lo que nos contaron.Alan Mosnaim Schwartz, puntaje Máximo en Matemáticas 1 y 2: “La única manera de mejorar es trabajar muy duro”Para Alan Mosnaim, el resultado obtenido en la PAES fue una sorpresa, a pesar de que su esfuerzo para preparar la prueba había sido constante y dedicado. “Siempre me esforcé un mucho en matemáticas y tenía buenos resultados, pero no me hubiera imaginado que iba a tener esos puntajes, fue una gran sorpresa”Su preparación para esta evaluación para el ingreso a la universidad había comenzado ya en Tercero Medio. Dice que se preparó “un montón”, estudiando mucho y en todas las materias, combinado con la confección de resúmenes, ensayos y las guías que le daban sus profesores del colegio y en los preuniversitarios. “Trabajé y practiqué mucho durante todo el año”, comenta.De parte del colegio, en particular, recibió una ayuda importante, “los profesores son espectaculares, siempre estaban ahí para darnos más material, contestar nuestras preguntas e incluso darnos ensayos. Creo que el colegio fue parte integral de mi preparación para la PAES gracias al apoyo y preocupación que tenían para que nos vaya a todos bien”.Ya matriculado en Ingeniería Civil en la Universidad Católica, recomienda a quienes se prepararán este año para postular a la educación superior que “se esfuercen y que sean perseverantes, ya que eso siempre rinde frutos. La única manera de mejorar es trabajar muy duro”.Sol Illiano, puntaje Máximo en Matemática 1:“Es vital apoyarse en los amigos, saber pedir ayuda es fundamental”La flamante nueva estudiante de Medicina en la Universidad Católica, Sol Illiano, también tiene una recomendación para quienes van a rendir la prueba de selección universitaria este año: “Lo principal es tener confianza en uno mismo, de verdad se puede. Yo siempre pienso esto: siempre alguien va a entrar, a alguien le va a ir bien, por qué no puedo ser yo. Creo que es vital apoyarse en los amigos, saber pedir ayuda es fundamental para ser exitoso, no solo en la prueba sino que en la vida. Y también ofrecer ayuda”. En su caso, el apoyo de sus pares fue de gran importancia para preparar la prueba, así como lo fue el apoyo del colegio y un preuniversitario. “El colegio me ayudó en todo, la materia que pasé este año para la PSU ya la había pasado en el colegio y, además, nos ayudaron a reforzar todos los temas, siempre estuvieron dispuestos a responder cualquier inquietud o cualquier duda que tuviéramos. También tuve apoyo emocional, mis profesores siempre estuvieron dispuestos a ayudarme si yo estaba estresada o si quería material extra para sentirme más segura. Y me dio la oportunidad de tener amigos que siempre estaban dispuestos a ayudarme y con los que me podía apoyar, yo les explicaba cosas, ellos me explicaban cosas de vuelta, entonces eso sirvió mucho porque creo que la mejor manera de aprender algo es enseñarlo, es compartir el conocimiento que uno tiene, porque te queda mucho más grabado en la cabeza”.Con todo esto, los resultados de la PAES no la sorprendieron, también porque el tiempo asignado para hacer la prueba le había alcanzado para responderla completa y revisarla. Con el recuerdo de lo que había respondido, pudo revisar los resultados publicados por su preuniversitario después de la rendición y chequear que no se había equivocado. Ian Neumann Lowy, puntaje máximo en Matemáticas 1:“El colegio fue de los principales medios para mejorar y prepararme para la PAES”Ian Neumann, en tanto, comenta que “tenía una idea de cómo me había ido y sabía que había rendido bien, pero de todas maneras haber sacado puntaje máximo fue una sorpresa para mí”. Para prepararse, nos señaló, tomó un preuniversitario de matemáticas y ciencias, a lo que se sumó el apoyo desde el colegio. “Obviamente, el colegio fue de los principales medios para mejorar y prepararme para la PAES, pero además fue un lugar donde nos resolvieron muchas inquietudes que teníamos de la nueva prueba, por lo que nos ayudó a estar más tranquilos y a calmar un poco el estrés”, explica.Con este resultado pudo postular y ser aceptado en Ingeniería Civil en la Universidad Católica, que era su primera opción. Y pronto a empezar esta nueva etapa de la vida, que son los estudios universitarios, les recomienda a quienes van a preparar la prueba este año, que tengan en cuenta que “no toda su vida gire en torno a la prueba, que se den momentos de tranquilidad y descanso, y aprovechen de disfrutar su último año en el colegio”.Mauricio Kreisberg Weinstein, puntaje máximo en Matemática 1:“Tómense con tranquilidad la prueba”La misma opinión comparte Mauricio Kreisberg, flamante nuevo estudiante de Ingeniería Civil en la Universidad Católica, quien recomienda a los alumnos que se preparan para postular a la universidad “que se tomen con tranquilidad la prueba, que sigan haciendo cosas fuera de preparación, como Maccabi o deporte, aparte de estudiar”.Junto con el apoyo del colegio, Mauricio contó con el de un preuniversitario, donde trató “de seguir todos los tips y recomendaciones que nos daban”. En cuanto al colegio, dice que lo ayudó mucho, “en especial algunos profesores que tuve, los que -con mucha dedicación- hicieron todo a su disposición para ayudarnos”. Max Shueftan Venegas, puntaje máximo en Matemáticas 1:“No faltar nunca fue clave”De todos los alumnos con puntajes destacados, el único que dice no haberse esperado el resultado es Max Schueftan. “Antes de la prueba no me lo hubiera pensado nunca, pero una vez que liberaron los modelos y no me sonaba nada malo, me lo empecé a creer mas. Eso si, hasta el último día sentía que al menos una mala iba a tener”. Pero no fue así, todas sus respuestas fueron correctas. Y esto gracias a la preparación que le dio un preuniversitario en ciencias y matemáticas (1 y 2), donde “no faltar nunca fue clave”.En cuanto al colegio, dice que lo ayudó muchísimo “en material y disponibilidad, siempre. Llegar con dudas al colegio y que te las resuelvan era un gran alivio. El apoyo de profesores en el manejo fuera de la sala de clases también es clave para manejar una época de tanto estrés.En unas semanas comienza sus estudios de Ingeniería Civil en la Universidad Católica, y como recomendación para quienes preparan este año la prueba, tiene estas palabras: “Recomendaría escuchar siempre a los profesores que se dedican a esto, ellos conocen bien el proceso y llevan preparando años jóvenes iguales a ustedes. A veces uno siente que los profesores solo quieren perjudicar o que no saben lo que es, verdaderamente. Pero puedo asegurar que todo lo que hacen durante Cuarto Medio es con un objetivo en mente, claro, y los buenos resultados del colegio en los últimos años no llegan por arte de magia, ellos saben prepararte para esto. Y escuchar y atender a todas las clases, aunque de principio parezcan inútiles, es clave para un buen resultado al final”.

Ariela Agosin será la nueva presidenta de la CJCh

El martes 17 de enero, los representantes de las instituciones afiliadas a la Comunidad Judía de Chile, CJCh, eligieron un nuevo Directorio para el período 2023-2024, que será presidido por Ariela Agosin Weisz, quien asumirá en el mes de marzo. Agosin sucederá a Gerardo Gorodischer, actual presidente, que culmina una exitosa gestión liderando el órgano representativo de las entidades judías en el país. La nueva presidenta de la comunidad será la primera mujer en asumir este cargo. Ariela Agosin es una destacada abogada litigante y líder comunitaria, e integró el Directorio actual como Vicepresidenta de Asuntos Exteriores. Casada y madre de tres hijos, es hermana de Shai Agosin, Presidente de la CJCh en dos períodos. 

El Parlamento Europeo pide a la UE que incluya en la lista negra al IRGC de Irán

El Parlamento Europeo pidió el miércoles a la Unión Europea que agregue el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán a su lista de organizaciones terroristas como parte de una resolución más amplia que aprobó contra Irán.El ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Eli Cohen, acogió con satisfacción la decisión del Parlamento Europeo, que fue aprobada con una abrumadora mayoría de 598 a favor y nueve en contra.Se espera que el jueves el Parlamento Europeo apruebe otra resolución sobre Irán, incluido un llamado a declarar a la Guardia Revolucionaria como una organización terrorista.“Irán es un estado terrorista que exporta terrorismo a Medio Oriente, Europa y el mundo entero”, dijo Cohen en un comunicado que emitió desde el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, donde se ha estado reuniendo con diplomáticos, incluso de la UE.“Agradezco a la gente del Ministerio de Asuntos Exteriores en las embajadas de Israel en Europa y la Embajada de Israel en Bruselas… por sus esfuerzos en este sentido”.También ha mantenido llamadas con sus homólogos europeos desde que asumió el cargo a principios de este mes. Hasta la fecha, solo Israel, Estados Unidos, Baréin y Arabia Saudita han designado al CGRI como grupo terrorista. Gran Bretaña lo está sopesando.“La incorporación de la Guardia Revolucionaria, la organización terrorista más grande del mundo, a la lista de organizaciones terroristas de la Unión Europea, será un paso importante en la lucha contra el régimen iraní”, dijo Cohen. “Durante las muchas conversaciones políticas que he ocupado desde que asumí el cargo, he [enfatizado] a todos los ministros y líderes de Relaciones Exteriores la importancia de la lucha contra el régimen iraní, tanto en el campo nuclear como en el contexto de la financiación y la persecución del terrorismo”, agregó.Se espera que el Parlamento Europeo aprobara otra resolución el jueves que solo se ocupa del IRGC.

Hamás está dispuesto a un intercambio de prisioneros con Israel

El periódico libanés Al Akhbar informó este miércoles que el grupo terrorista Hamás está dispuesto a retomar las negociaciones con Israel, mediadas por Egipto, para llegar a un intercambio de prisioneros que permita la liberación de Avera Mengistu e Hisham Al Sayeed, dos israelíes retenidos en Gaza desde el año 2014.El informe expresa el deseo del mediador egipcio de retomar las negociaciones y se mantiene a la espera de una respuesta del gobierno israelí, que debe nombrar a un nuevo mediador, en reemplazo del anterior, Yaron Blum.Además, citando fuentes de Hamás, Al Akhbar reportó que el grupo palestino pretende retomar las conversaciones que permitan ejecutar la primera fase de un acuerdo ya conversado en el pasado: la liberación de los dos israelíes e información sobre los soldados Hadar Goldin y Oron Shaul, cuyos cuerpos están retenidos en Gaza, a cambio de la liberación de una serie de presos palestinos en Israel que incluye a mujeres, niños, enfermos, adultos mayores y cuerpos de terroristas retenidos por Israel.La información se conoce dos días después de que Hamás publicó un video en el que un hombre se presenta como Avera Mengistu, uno de los israelíes retenidos en Gaza, y reclama al gobierno israelí por su liberación. En junio del año pasado, la organización terrorista también había difundido un video de Al Sayeed acostado en una cama y con asistencia respiratoria.Avera es rehén de Hamás desde septiembre de 2014, cuando caminó desde su casa en Ashkelon hasta la playa Zikim y continuó hacia el sur, hasta cruzar la frontera marítima entre Gaza e Israel, en donde fue capturado. Unos meses después, Hisham Al Sayeed, un israelí beduino, también cruzó la frontera por sus propios medios y desde entonces permanece retenido por el grupo palestino. Ambos padecen problemas mentales, según declararon las familias en diferentes momentos del cautiverio.

Netanyahu se reunió con Jake Sullivan

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, recibió hoy en Jerusalén al asesor de seguridad nacional de EEUU, Jake Sullivan, con quien abordó la ampliación de los Acuerdos de Abraham y en particular la adhesión de Arabia Saudí que tanto desea Israel.Ambos discutieron “los próximos pasos para profundizar los Acuerdos de Abraham y ampliar el círculo de paz, con énfasis en un avance con Arabia Saudí», indica un comunicado de la oficina del primer ministro.Sullivan es el primer alto cargo de la administración estadounidense de Joe Bidenque visita Israel desde la asunción del nuevo gobierno de Benjamín Netanyahu, el más derechista de la historia de Israel, con posturas y planes que chocan con EEUU.«Lo vemos como un socio confiable en asuntos de nuestra seguridad compartida y, por supuesto, en el avance de la paz», dijo Netanyahu a Sullivan, en un intento de acercar posturas pese a las reticencias de EEUU hacia los nuevos socios ultraderechistas y nacionalistas del primer ministro.Aunque los Acuerdos de Abraham se firmaron bajo el auspicio del anterior presidente estadounidense Donald Trump, Biden se ha mostrado a favor de profundizarlos y expandirlos. No en vano, su primera y hasta ahora única visita a Oriente Medio como presidente fue el verano pasado a Israel, Palestina y Arabia Saudí.Sin embargo, aunque Arabia Saudí ha reconocido que está dispuesto a entablar relaciones con Israel -nadie oculta que mantienen conversaciones bajo el radar-, insiste en que cualquier paso dependerá de los avances en las conversaciones de paz con los palestinos.Israel firmó en septiembre de 2020 los Acuerdos de Abraham, por los que normalizaba relaciones con Emiratos Árabes Unidos y Bahréin; a los que luego se unió Marruecos y Sudán, con este último el acuerdo está aún pendiente de implementarse.

No hay justicia para Alberto Nisman, Z.L.

En estos días se cumplen ocho años desde que el cuerpo sin vida del Fiscal Alberto Nisman fuera encontrado en su departamento de Puerto Madero, en Buenos Aires. El abogado penalista argentino, de origen judío, era el fiscal a cargo de la causa del atentado contra la sede AMIA, sucedido en 1994, y debía presentarse el lunes 19 de enero de 2015 en el Congreso de la Nación para respaldar la denuncia contra la entonces presidenta Cristina Kirchner, por supuesto encubrimiento del atentado contra el centro comunitario judío.Tal como señaló el diario Perfil.com, a ocho años del crimen que se catalogó, inicialmente, como un suicidio, “el expediente judicial sigue abierto y con escasas novedades. Está radicado en el Juzgado Federal que encabeza Julián Ercolini y la investigación delegada en el fiscal Eduardo Taiano: todo trabajo en la pesquisa se realiza sobre la base de que la muerte del fiscal fue un homicidio que se produjo con la pistola Bersa calibre 22 que le había prestado el perito informático Diego Lagomarsino”.“Una de las últimas novedades judiciales en el marco de esa causa data de fines de noviembre del 2022 y causó cierta sorpresa. Ocurrió que el ex agente de inteligencia Jaime Stiuso se presentó a declarar como testigo por tercera vez: fue bajo un estricto hermetismo y el contenido no trascendió porque quedó protegido por la ley de inteligencia”, agrega el medio argentino.Por su parte, el Diario La Nación publicó que la fiscalía que investiga el caso, “a cargo de Eduardo Taiano, investiga la causa como un homicidio, pero la Justicia aún no tiene nuevos acusados ni certezas sobre lo que pudo haber sucedido (...) La Justicia actualmente investiga una nueva pista terrorista internacional que podría vincularse con la muerte del fiscal (...) Exagentes de la Agencia de Inteligencia Federal (AFI) declararon que el organismo investigaba si un grupo iraní realizaba tareas de inteligencia en la Argentina días antes de la muerte de Nisman”.El mismo medio reproduce la declaración de Jorge Knoblovits, Presidente de la DAIA, respecto del aniversario: “Lo que debemos tener en cuenta es que la muerte de Nisman está determinada como asesinato, no tiene que ser una cuestión de fe; no es que para algunos tiene que ser un suicidio, depende a qué lado pertenecen, y para otros fue asesinado. Está determinado por la Justicia argentina que Alberto Nisman fue asesinado de determinada manera, con inoculación de ketamina”.“Una hoja más en blanco, como en blanco, están las investigaciones de los atentados a la Embajada de Israel y a las sedes de la AMIA-DAIA”, había posteado la DAIA en sus redes sociales, donde difundió imágenes de Nisman entre los expedientes de la causa por el ataque terrorista de 1994 que dejó 85 muertos, así como las manifestaciones que siguieron a su fallecimiento.

Novedades Biblioteca CIS

Una apasionante novela sobre un torneo a vida o muerte entre un prisionero judío y un sargento nazi. Emil Clément, conocido en Auschwitz como El Relojero, pasa desapercibido hasta que los nazis descubren que sabe jugar al ajedrez e instauran un torneo para subir la moral de los oficiales. Pronto corre la voz de que Emil es imbatible, pero cuando llega a la partida final, los nazis no van a permitir que un judío les plante cara… Años más tarde, en 1962, Emil, es un jugador de ajedrez profesional, y se encuentra en Ámsterdam, donde deberá volver a enfrentarse a un ex oficial de las SS, rememorando todo lo que sucedió años atrás. Una novela apasionante y conmovedora ambientada en la segunda guerra mundial sobre una amistad imposible entre un prisionero judío y un oficial nazi que explora los límites del perdón, la culpa y el arrepentimiento. «Y creo que Herr Clément jugó al ajedrez en Auschwitz por ese motivo, porque, para él, era una forma de reivindicar su humanidad.»

Una mirada al Holocausto desde la música y el recuerdo

La canción de los nombres olvidados (The Song of Names) de François Girard y Jeffrey Caine recibió en su momento una crítica variada. Fue tachada de “insípida,” “carente de fuerza, orden, sentido,” e “incapaz de conmover o atrapar al espectador”, al mismo tiempo recibió más de nueve nominaciones a los Premios Cinematográficos Canadienses. Si bien algunas de las críticas son ciertas: en efecto el guion carece de tensión dramática y los diálogos profundidad, la belleza de la historia que cuenta y los recursos que usa para hacerlo la convierten en una película digna de ser vista. Es en esencia una reflexión sobre el dolor, el recuerdo, nuestro lugar en el mundo como individuos, la esperanza y la fe; donde la música juega un papel central.En 1939, Dovid Eli Rapaport es un niño prodigio de nueve años, judío, originario de Varsovia (Polonia) que toca con gran maestría el violín. Su padre lo lleva a Londrés y lo deja en la casa del señor Simmonds, para que pueda recibir educación artística. Promete volver, sin embargo, como bien vemos desde la radio, Hitler invade Polonia y los eventos de la Segunda Guerra Mundial se desenvuelven. Dovid crece como un hijo más de la familia hasta los 21 años, que huye del concierto más importante de su vida, llevando a la quiebra y causándole un tremendo dolor a su familia adoptiva.La historia inicia con la búsqueda que Martin Simmonds emprende, quien treinta y cinco años después aún no olvida al hombre con quien creció y que consideraba su hermano. A través de flashbacks y cortes al presente vemos la historia que los dos niños, y más adelante adultos, comparten. Somos testigos del dolor tan profundo que Dovid sufre a lo largo de su vida tras perder a toda su familia: la incertidumbre al escuchar la radio, el buscarlos en distintos eventos que rodearon su infancia, el enterarse de las deportaciones, del gueto, de los asesinatos, y finalmente la falta de consuelo al no saber nada de ellos. Ese dolor es visto desde los ojos de un tercero y no sabemos de él más que por ciertas actitudes, ciertas acciones; un enojo y un cinismo muy profundos que distinguen al personaje.En esa historia la música y la tradición se vuelven centrales. Para Dovid hay solo tres elementos que lo unen a su pasado: una foto de su familia, la tradición que le heredó su padre y un gesto de la mano que tiene antes de tocar. Las emociones que plasma al hacer sonar el violín, lo distinguen como el genio que es; pero más importante es a quién le toca y por qué toca. Es su forma de encontrar lo perdido, de darle voz a lo que se esconde; toca para su padre, para D-os y para los muertos. Es en la música que busca un lugar en ese mundo que le es tan hostil y ajeno, y es a través de la música que puede enunciar su dolor. En ella existen su padre, su madre, sus hermanas, los cantos de los rezos y la vida que tuvo antes de perderlos. La música es la memoria y el recuerdo. Como el mismo Dovid menciona, es la manifestación de una historia que lo trasciende. Le quita su individualidad para darle paz y encuentro.En cuanto a Martin también vemos su dolor, es el dolor de quienes tratan de cuidar a alguien que está constantemente muy lejos. Para los Simmonds, Dovid es un hijo y un hermano, pero él nunca se abre a realmente serlo. Al irse sin dejar nota y al mostrar actitudes constantemente arrogantes y nocivas, termina por causar un dolor muy profundo en quienes lo rodean. Su familia adoptiva, de forma distinta y en mucho menor grado, también sufre la perdida y desaparición repentina de un ser querido.Si bien el transcurrir de la trama fue criticado por la audiencia, los grandes aciertos de la película se encuentran precisamente en la cinematografía. Los sentimientos de Dovid hacia la música y el recuerdo, la perspectiva misma que la película construye, lo encontramos en la construcción de la imagen y las escenas, y en ciertos detalles que se incluyen más que en una narración explícita. Lo mismo ocurre con el conocimiento de la Segunda Guerra Mundial, y el retrato del Holocausto. Es un gran acierto que se haga desde la mirada de un externo, y a pedazos cortados, más que desde la narración lineal y protagónica de un solo personaje. En conclusión, es una película que vale la pena ver (disponible en Netflix).

Matilde Goldenberg

Esta es una fotografía de Mathilde Goldenberg perteneciente a la familia Goldenberg, judíos alemanes que llegaron a Chile entre los años 1850 y 1870.La familia Goldenberg se estableció en Chillán y contribuyó al desarrollo local a través de los negocios, la construcción de un molino en Bulnes, la creación de Club Alemán de Chillán, el Club Gimnástico Alemán y la fundación de la Sociedad Cementerio Alemán de Chillán. Todos estos aportes están asociados a los hombres de la familia Goldenberg, por el contrario, la documentación asociada a mujeres es más bien escasa con excepción de algunas cartas y fotografías.Durante este periodo estaba arraigado el rol de la mujer a ser madres, esposas y cohesionadoras del hogar, rol que fue reafirmado en la segunda mitad del siglo XIX por el positivismo y liberalismo que veían a las mujeres como seres inferiores debido a su poca capacidad racional que les impedía superar su naturaleza sexual y afectiva-familiar.Mathilde Goldenberg desarrolló su vida en Chillán y los escasos registros que nos llegan de ella corresponden a una fotografía y algunas cartas escritas a Minna, estos documentos son ante todo pruebas de lo que se resiste a desaparecer a desvanecerse.Compartimos la transcripción de una de sus cartas que corresponde al registro CL AJ ADGB-01-FG-08 del fondo Günter Böhm Grümpeter del Archivo Judío.Chillán, el 20. De Sept. 88Querida Minna,Ayer tuve carta de mamá y ya que escribe que tú estás angustiada porque hace tanto tiempo que no has sabido de nosotros, decidí de inmediato escribirte, lo que hacía tiempo había sido mi intención. Abraham también me prometió ayer que ellos escribirán luego, pero tú sabes, querida Minna, lo difícil que es que los hombres se decidan a hacerlo.Ojalá todos Uds. estén bien. El niño más pequeño de Uds. ya debe ser todo un hombre, pero todavía no me has escrito como se llama el niño.Nosotros también tenemos nuevamente un bebé, una niñita, que nació el 25 de agosto. A través de mamá habrás recibido los retratos de nuestros hijos, los que no salieron muy bien. Mamá y Selma también han estado con Uds., lo que ellas me han escrito, solamente me dio pena no haber estado allí.¿Cómo está Emm? (probablemente: ¿Emmanuel) Blumenfeld y familia, siguen residiendo en Verne? Muchos saludos para ellos y todos los conocidos de antes, también para la familia Aronstein en Bueren. ¿Cómo está Rosalie Cohn nacida Mueller, de Stoermede?Nosotros estamos bien, muchos saludos de Max y Otto agregando también para tu marido, quedo tuya Mathilde GoldenbergQuerido Cuñado y Hermana Agregando los más sinceros saludos para Uds. y los niños, quedo de Uds. amándolos su Carlos GoldenbergRevisa el Catálogo del Archivo Judío de Chile en archivojudio.cl. Si deseas visitar el archivo o donar documentos, fotografías u otros puedes escribir a archivo@fmj.cl.

La importancia de la participación social en las personas mayores

El ser humano es un ser social: es en grupo donde se crece, desarrolla habilidades, así como constantemente está generando nuevos espacios de encuentro e intercambio social. En la vejez esto no cambia, pese a que puede haber factores externos que impactan en la participación o integración social de los adultos mayores.Es sabido que en edades avanzadas las personas se ven expuestas a pérdidas de seres queridos: cónyuges, amigos y familiares, se van perdiendo redes de apoyo social, no siempre generando nuevas, dado que los espacios de encuentro se reducen.Sin embargo, también es sabido que promover instancias de encuentro y participación no sólo impacta positivamente en la dimensión afectiva, sino que influyen positivamente a nivel cognitivo, siendo factor protector incluso frente a algunos trastornos neurocognitivos, así como mejoran la calidad de vida de la persona mayor.Un adulto mayor que tiene contacto con otras personas, en general, se siente más feliz, integrado a la sociedad y con mejor autoestima.En CISROCO somos conscientes de estos beneficios, por lo mismo procuramos generar espacios en la vida cotidiana de la residencia que estimulen el encuentro, conversación y participación, evitando el aislamiento social, dentro de un clima de libertad y autonomía. Por ello, estimulamos a que nuestros residentes participen en actividades y talleres, que realicen sus comidas junto a otros y cuando notamos signos de aislamiento, soledad o depresión, acompañamos para intervenir en lo que pueda ser una merma a la participación.En esta línea, tenemos diferentes talleres cuyo énfasis está puesto en la conversación y comunicación de emociones, sentimientos e ideas, a través de la palabra, pero también por medio de la expresión corporal o plástica. Valoramos profundamente las ideas que los mismos adultos mayores, a través del contacto individual o grupal, pero también desde las propuestas que se van suscitando por parte de ellos, como son los espacios semanales de tertulias, las asambleas de residentes, los momentos libres de encuentro y comunicación, entre otros, que permiten sentirse en casa, validado y valorado.Una residencia que tiene las puertas abiertas no sólo a las personas mayores, sino también a sus familiares y amigos, es un lugar donde se fomenta la participación y el mantenimiento de redes de apoyo, así también será un lugar donde se estimula la autonomía y reafirme la identidad personal. Por eso en CISROCO, trabajamos para ofrecer a los adultos mayores el máximo de posibilidades de integración, amistad y valoración del adulto mayor.

Rostros

Desde los seis o siete años, hasta que tuvo catorce o quince, no había dejado de llorar en escena. Y junto con ella, la audiencia lloraba también muchas veces. La idea de que el público siempre lloraría si ella lo hacía fue la primera visión que tuvo de la vida. Para ella, las caras se aprestaban a llorar indefectiblemente, si ella estaba en escena. Y como no había un solo rostro que no comprendiera, el mundo para ella se presentaba con un aspecto fácilmente comprensible.No había ningún actor en toda la compañía capaz de hacer llorar a tanta gente en la platea como esa pequeña actriz.A los dieciséis, dio a luz a una niña.–No se parece a mí. No es mi hija. No tengo nada que ver con ella –dijo el padre de la criatura.–Tampoco se parece a mí –repuso la joven–. Pero es mi hija.Ese rostro fue el primero que no pudo comprender. Y, como es de suponer, su vida como niña actriz se acabó cuando tuvo a su hija. Entonces se dio cuenta de que había un gran foso entre el escenario donde lloraba, y desde donde hacía llorar a la audiencia, y el mundo real. Cuando se asomó a ese foso, vio que era negro como la noche. Incontables rostros incomprensibles, como el de su propia hija, emergían de la oscuridad.En algún lugar del camino se separó del padre de su niña. Y con el paso de los años, empezó a creer que el rostro de la niña se parecía al del padre.Con el tiempo, las actuaciones de su hija hicieron llorar al público, tal como lo hacía ella de joven.Se separó también de su hija, en algún lugar del camino. Más tarde, empezó a pensar que el rostro de su hija se parecía al suyo. Unos diez años después, la mujer finalmente se encontró con su propio padre, un actor ambulante, en un teatro de pueblo. Y allí se enteró del paradero de su madre.Fue hacia ella. Apenas la vio, se echó a llorar. Sollozando se aferró a ella. Al hallar a su madre, por primera vez en la vida, lloraba de verdad.El rostro de la hija que había abandonado por el camino era una réplica exacta del de su propia madre. Sin embargo, ella no se parecía a su madre, así como ella y su hija no se asemejaban en nada. Pero la abuela y la nieta eran como dos gotas de agua.Mientras lloraba sobre el pecho de su madre, supo qué era realmente llorar, eso que hacía cuando era una niña actriz.Entonces, con corazón de peregrino en tierra sagrada, la mujer se volvió a reunir con su compañía, con la esperanza de reencontrarse en algún lugar con su hija y el padre de su hija, y contarles lo que había aprendido sobre los rostros.

Herzog, el mediador neutral que podría resolver la crisis j

Los israelíes que protestan contra la reforma judicial impulsada por el primer ministro, Benjamin Netanyahu, y el ministro de Justicia, Yariv Levin, convirtieron al presidente Isaac Herzog en el centro de sus críticas.Muchos de los que se quejan de las reformas esperaban que Herzog pronunciara un discurso inspirador, que calmara los ánimos de los israelíes alarmados por las políticas del nuevo gobierno.En lugar de ello, el presidente parece estar pasando desapercibido y eludiendo abordar el tema en absoluto -al menos públicamente-, lo que provocó la reacción airada de la población civil.El martes se supo que, como parte de sus esfuerzos de mediación, Herzog se reunió en privado con Netanyahu la semana pasada. Además, un canal israelí reveló que se celebró una reunión similar con la presidenta de la Corte Suprema, Esther Hayut.El presidente también habría hablado por teléfono con Netanyahu y Hayut, y las fuentes afirman que ambas partes se muestran dispuestas a llegar a un acuerdo. Además, se espera que Herzog se reúna con el líder de la oposición, Yair Lapid.En el pasado, los presidentes de Israel no fueron tímidos a la hora de expresar su descontento con las leyes aprobadas por la Knesset. El ejemplo más actual tuvo lugar en 2012, cuando Shimon Peres refutó la legislación para cambiar la alineación de la Corte Suprema y aumentar las indemnizaciones en las demandas por difamación."Me avergüenza personalmente que se contemplen normas como esta", declaró Peres en aquel momento. "Los responsables de esto están cometiendo una injusticia consigo mismos y con el Estado", agregó.Es importante aclarar que, en Israel, la firma del presidente no es condición necesaria para que una ley entre en vigor, y tampoco tiene derecho de veto.Entonces, ¿cuál es la estrategia que se esconde tras el silencio público de Herzog y sus esfuerzos de mediación?El presidente está intentando fomentar un discurso que conduzca a un amplio acuerdo sobre las cuestiones incluidas en el plan de Levin. Está adoptando una estrategia más suave, que no incluye la presentación de un documento presidencial tangible para mediar entre las partes.A pesar de los gritos de desprecio de los manifestantes hacia el presidente, incluso los políticos de la oposición admiten que tiene poco o ningún margen de maniobra cuando se trata de cambiar el statu quo.Como dijo el miembro de la Knesset, Merav Michaeli, Herzog no es un "actor político", por lo que no debe ser juzgado por su silencio.Lo que puede hacer por ahora es intentar que las dos partes reflexionen sobre las reformas para que sean aceptables para ambas, y supuestamente sigue siendo optimista de que puede conseguirlo.Herzog cree que es posible mediar entre las partes, y prefiere no hablar de lo que ocurrirá si fracasan sus esfuerzos.No obstante, dada la situación en la que los esfuerzos de mediación no cosechen frutos, se esperará una declaración pública sobre su postura, y la opinión pública tendría legitimidad para sentirse frustrada ante su ausencia.Pero por ahora, la neutralidad de Herzog es lo que le convierte en el mediador perfecto. Es la única “entidad” nacional en la que ambas partes depositan su confianza, por lo que un comentario subjetivo debilitaría su poder para influir en los responsables de la toma de decisiones.El martes, el presidente respondió a las reacciones por su falta de declaraciones públicas sobre las reformas judiciales, afirmando que solo intenta no ahondar aún más la división."Estamos en el punto álgido de una profunda disputa que está desgarrando a la nación. Respeto las críticas que se me dirigen, pero actualmente estoy centrado en dos funciones cruciales: evitar una crisis judicial histórica y detener la polarización de la nación", declaró.