publicado hace 4 días

Birkot Hashajar: Comenzar el día es la bendición

En nuestro recorrido por el sidur hemos analizado todo el Kabalat Shabat y el servicio de Arvit. A partir de ahora, los invito a sumergirnos en la tefilá de Shajarit, las plegarias matutinas, comenzando por Birkot Hashajar, las bendiciones del amanecer. Con ellas comenzamos nuestro día, agradeciendo por las cosas esenciales gracias a las cuales podemos levantarnos cada mañana. La razón para hacer esto es, en principio, tomar conciencia de cuáles son esas cosas, teniendo presente que lo esencial no es solo el por qué y cómo nos levantamos, sino también para qué estamos comenzando la nueva jornada. Agradecemos por todo, desde lo físico (no podríamos estar de pie si no tuviéramos un cuerpo sano) hasta lo espiritual: no solo hay que poder levantarse sino, por sobre todo, hay que tener un motivo para hacerlo.Solemos creer que todo el pueblo judío reza exactamente igual en todos los lugares y lo ha hecho así en todos los tiempos. Sin embargo, el judaísmo siempre ha estado y está en constante evolución, y la plegaria es una de las áreas más dinámicas tanto en el tiempo como en el espacio.Existen diferentes sidurim según el “núsaj” (es decir el tipo de rito) al que pertenecen. Los principales tipos de núsaj son el Núsaj Áshkenaz (utilizado por los judíos provenientes de Europa central y oriental: Francia, Alemania, Rusia, Polonia), el Núsaj Sefarad (jasídico de influencia cabalística: la cabalá fue gestada en España, de ahí su nombre), el núsaj sefaradí (utilizado por los judíos expulsados de España en 1492 y oriundos de Turquía y el Norte de África), el núsaj yemenita y el italiano. Además hay variaciones en los sidurim según pertenezcan a la línea Masortí, Reformista, Reconstruccionista, a las distintas líneas dentro de la ortodoxia, etc. Y tampoco es igual lo que se reza en Israel y en la diáspora. Las diferencias se deben a la evolución divergente de cada comunidad y se observan en algunas palabras, en el orden o en la cantidad de los rezos. La parte de la tefilá donde las variaciones son más notables es, justamente, la de las bendiciones preliminares; mientras en algunos sidurim encontramos unas pocas plegarias, en otros hallamos una gran variedad de textos bíblicos y talmúdicos, meditaciones, salmos, poemas, etc.Analizaremos algunas brajot de Birkot Hashajar que son comunes a casi todos los sidurim, como la costumbre de empezar con los dos himnos con los que concluimos los servicios vespertinos festivos: Adón Olam e Igdal. Como ya explicamos, son dos aproximaciones teológicas, dos descripciones de D-s. Lo primero que hacemos al iniciar nuestro día es recordar algo que solemos olvidar con demasiada frecuencia: quién es Él y quiénes somos nosotros. Ponernos en nuestro lugar es nuestro primer paso para empezar el día. Otra brajá especialmente relevante es la llamada “Nekavim nekavim”. Algunos consideran que decir esta bendición a la mañana abarca todas las veces que, durante el día, somos testigos del intrincado funcionamiento de nuestro cuerpo. Otros la dicen cada vez que esto se hace evidente, es decir, cada vez que van al baño.“Bendito eres Tú, D-s nuestro, rey del universo, que creaste al ser humano con sabiduría y dotaste su organismo con cavidades y orificios. Es manifiesto por las leyes con las que riges la naturaleza que si se dilatara u obstruyere uno de ellos, sería imposible existir. Bendito eres Tú, D-s, que concedes la salud a Tu creación con tus maravillosas acciones”.Cierta vez estaba Abraham Yoshúa Heschel dando una conferencia y antes de tomar del vaso de agua provisto por los organizadores, pronunció la bendición correspondiente. Fue entonces que alguien del público le dijo con sorna: “¡No me diga que el judaísmo tiene una bendición hasta para tomar un vaso de agua!”. Heschel respondió: “Cuando usted sea capaz de percibir la maravilla que hay detrás de un simple vaso de agua, va a poder comprender el judaísmo”. Muchos judíos preguntan con extrañeza: “¡No me digas que el judaísmo tiene una bendición para ir al baño! Parafraseando a Heschel, podríamos decir que tendremos una comprensión cabal del judaísmo si somos capaces de valorar y agradecer cosas tan básicas como que el cuerpo funcione correctamente. “Nekavim nekavim” nos dice que en el cuerpo hay cavidades y orificios; algunos deben estar abiertos y otros deben estar cerrados. Y nos recuerda que si uno que de los que deben estar abiertos se cerrara, o si uno de los que deben estar cerrados se abriera, la vida no sería posible. Ejemplos abundan; todo aquel que haya sufrido algún trastorno físico relacionado con esto podrá dar fe de la angustia que ello genera y la sensación de alivio que se siente cuando la situación se normaliza. Solo ahí nos damos cuenta de que algo tan obvio, no es tan obvio. El problema es que solemos olvidarlo en cuanto el funcionamiento de nuestro cuerpo vuelve a ser rutina. Nuestros sabios, conocedores de la idiosincrasia humana, establecieron esta brajá para evitar que banalicemos algo tan fundamental.Tomar conciencia de nuestra dimensión cósmica, de nuestra finitud y de la fragilidad de nuestra existencia, podría generarnos desesperanza. Y sin embargo comenzamos cada día agradeciendo por ello, pues agradecer nos permite valorar lo que somos y lo que tenemos en su justa medida. Agradecer nos ayuda a disfrutar lo que hay y aprovechar nuestra vida como una herramienta sagrada. La principal fuente de esperanza no está en soñarnos todopoderosos, inmortales y eternos, sino justamente en tomar conciencia de que la realidad afirma todo lo contrario; y que aun así, reconociendo esto, podemos y debemos encontrar la trascendencia.

publicado hace 4 días

El salvavidas de Noaj

Al comienzo de parashat Noaj leemos que “La Tierra se corrompió ante D-s (Bereshit 6:11)” ¿En qué sentido puede la Tierra corromperse? La Tierra no puede portarse bien o mal. No reflexiona como lo hacemos nosotros. La Tierra hace lo que hace. Existir para la Tierra es «ser Tierra».El Rabino Dov Ber -el Maguid de Mezritch- explica esta rareza del texto haciendo una lectura muy literal de la Torá. “Ante” se dice en hebreo lifnei, lo cual significa “delante” y también “antes”. La generación de Noaj puso lo material (la Tierra) delante de la espiritualidad (antes que D-s). Así fue como se produjo la corrupción de la Tierra misma. El error de la generación de Noaj fue que preferían «la Tierra» y sus deseos materialistas antes que a D-s. El materialismo se convirtió en el valor más importante y la santidad pasó a un segundo plano. Pero este no es el verdadero problema.Para nuestra tradición lo material no es malo. No es malo tener comida, ropa y un techo. No es malo tener dinero para poder ayudar a otros que tienen menos. No es malo tener cosas para compartir. El desafío es cómo hacer para no poner la materia antes que a D-s sino en correlación para evitar corrompernos. Y la respuesta es: bendiciendo a cada instante.Nuestra tradición está repleta de brajot (bendiciones), que empiezan siempre poniendo a D-s antes que la Tierra. El comienzo siempre es Baruj Atá, Bendito eres Tú, seguido de lo material que bendecimos. Una bendición es decir el bien. Es reconocer lo maravilloso que es tener el pan material y santificarlo agradeciendo a D-s por su existencia. Lo mismo ocurre con absolutamente todo lo demás. ¡Tanto que se espera que uno diga como mínimo 100 brajot por día! Hay un materialismo que potencia lo divino y un materialismo que lo pone antes que a D-s. Nuestro esfuerzo es balancear lo que percibimos como dos cosas separadas que en realidad no lo están. Cada uno de nosotros es llamado a hacer sagrado lo material y materializar la presencia de D-s en todo aquello que percibimos.

publicado hace 11 días

Médicos de Tel Aviv operan a un bebé a mitad del parto para salvarle la vida

Un bebé con un tumor que bloqueaba sus vías respiratorias ha venido al mundo de manera segura en Tel Aviv, después de que los médicos detuvieran el parto a la mitad para realizar una operación poco común que le salvó la vida.“El bebé, aparte de su cabeza, todavía estaba en el útero, cuando le abrimos las vías respiratorias”, dijo Ariel Many, director de salas de parto en el Centro Médico Sourasky a The Times of Israel. “Tuvimos que abrir sus vías respiratorias antes de cortar el cordón umbilical, ya que de lo contrario no habría podido respirar”.Muchos dijeron que el procedimiento intraparto ex útero, que tuvo lugar durante un parto por cesárea el miércoles, es raro y los médicos en Israel solo lo han realizado un puñado de veces. Él cree que el éxito de su equipo dependió de numerosas simulaciones, con la ayuda de un modelo impreso en 3D del cuello del bebé, que se llevaron a cabo desde que las exploraciones mostraron hace unas semanas que el bebé tenía el tumor.“Si lo hubiéramos dejado salir por completo y le hubiéramos cortado el cordón umbilical sin el procedimiento, terminando su suministro de oxígeno de la placenta, el bebé no habría tenido oxígeno durante los 15 minutos que habría llevado insertar un tubo, lo que es una sentencia de muerte, o al menos la causa de una lesión grave”.El parto se realizó por cesárea, que se pausó tan pronto como emergió la cabeza del bebé para que el equipo de 30 médicos y personal sanitario pudiera iniciar el procedimiento. “Fue muy tenso”, dijo Many. “Pero una vez que vimos que todo estaba bien, la gente tenía lágrimas en los ojos”.El bebé respira bien a través del tubo, a veces solo y a veces con la ayuda de un ventilador. Muchos dijeron que los médicos pueden realizar una operación para extirpar el tumor, “aunque en realidad creemos que puede desaparecer por sí solo”.Añadió: “Hace 25 años que estoy aquí y este fue uno de los momentos más emotivos”.

publicado hace 11 días

Empezar bien

Es un honor y una responsabilidad comenzar esta nueva serie de parashat hashavua contigo. Tu tiempo es muy valioso para mí. Deseo que estas ideas nos permitan descubrir cómo vivir una vida plena de sentido y transformación espiritual siendo guiados por la sabiduría ancestral de Israel, inspirada por D-s y manifestada en nuestra Torá.  Comenzamos con parashat Bereshit, el principio de todos los principios, el inicio del proyecto divino más increíble para la historia de la humanidad: la Creación. El hecho que tú mismo estás respirando y puedes leer estas palabras es gracias a este mismo proyecto. Todo lo que te rodea, la naturaleza, las calles, la toalla con la que limpias tu rostro, lo que comes, todos tus seres queridos, quienes ya no están físicamente en este mundo y los que vendrán algún día son la consecuencia de este inicio cósmico que nos llena de asombro y misterio. De preguntas sin respuestas.Frente a este escenario de la Creación podemos abrir dos caminos, rendirnos en humildad y gratitud ante lo inconcebible o intentar comprenderlo todo. Es tentador buscar la supuesta certeza en las respuestas que nos confortan momentáneamente. Imaginar que sabemos de verdad cómo son las cosas y cómo funciona todo es placentero. Pero no es honesto. Por eso nuestra tradición nos invita a vivir sin esa separación. Jamás sacrificamos nuestro pensamiento. Por el contrario, nos sumergimos con toda la sabiduría ancestral desde un lugar de humildad, respeto y quietud espiritual. Para comenzar bien el año te invito esta semana a fascinarte ante la Creación. Disfruta el hecho que misteriosamente existes y que es realmente increíble la probabilidad de absolutamente todo lo que ocurre en tu vida a cada instante. Sin dejar de buscar respuestas y generar nuevas preguntas, también levanta ahora tu vista de estas palabras y respira profundamente. Recibe un baño de asombro. Después di “gracias”. Y continúa junto a esta maravillosa Creación que jamás se ha detenido.

publicado hace 11 días

La teología en el judaísmo

La Teología es una disciplina relativamente ajena al judaísmo. Si la Filosofía se dedica a las preguntas esenciales del ser humano (qué somos y por qué) la Teología intenta describir y comprender la esencia de lo divino. Ninguna de estas dos actividades es popular entre los judíos: no solemos pensar demasiado acerca de quiénes somos ni nos detenemos a pensar tanto acerca de quién es D-s.Hubo, sin embargo, grandes filósofos judíos, algunos de influencia universal como Baruj Spinoza o Maimónides. El rabino Neil Gillman, profesor de Teología retirado del Jewish Teological Seminary (la escuela rabínica del Movimiento Conservador en NY), explica que hay dos circunstancias que potencian la aparición de filósofos y teólogos en el judaísmo. La primera, es una sociedad abierta. Cuando vivimos encerrados en ghettos, cuando la hostilidad del medio impide que nos contactemos con extraños, no hay necesidad de filosofía ni de teología: uno es lo que es y punto. No hay dudas, no hay preguntas. Pero al estar en contacto con otras religiones, otras culturas, necesitamos pensar por qué seguir siendo judíos, por qué el judaísmo es mejor que la religión del vecino, por qué no habría de convertirme. En una sociedad abierta, cada uno debe pensar y defender su propia religión para justificar su identidad. El ejemplo más claro de este fenómeno es la Edad de Oro de España, en la cual la coexistencia de las tres religiones monoteístas generó filósofos de la talla de Averroes en el islam, Tomás de Aquino en el cristianismo y Abraham Ibn Ezra, Shlomo Ibn Gabirol, Yehuda Halevi o Maimónides en el judaísmo. La segunda circunstancia que propicia la filosofía es una gran crisis. Para sobrevivir a una crisis es menester definir cómo y por qué seguir siendo judíos en las nuevas circunstancias. Así, por ejemplo, la destrucción del Primer Templo generó el surgimiento del judaísmo profético, mientras que la del Segundo Templo generó la Mishná. El rabino Gillman nos hace notar que nuestra época es una encrucijada única en este sentido: vivimos en una sociedad abierta; somos culturalmente itinerantes, tenemos acceso instantáneo a todas y cada una de las culturas, aun las de sitios que nunca hemos visitado ni visitaremos. Y a la vez, vivimos a la sombra de la Shoá, la mayor crisis de los últimos dos mil años, y también a la luz del establecimiento del Estado de Israel, que cambia radicalmente la realidad del pueblo judío, el cual por primera vez en casi dos mil años, se halla en una situación de poder hasta ahora desconocida.Podemos ver que, si bien ha habido grandes filósofos, por regla general no somos muy amigos de la filosofía. Pero ¿qué hay de la teología? Para responder a esta pregunta debemos preguntarnos qué es lo que nos define como judíos. Neil Gillman plantea que hay tres posibles respuestas a esta pregunta. Una es la pertenencia: soy judío porque me siento perteneciente al pueblo judío, me identifico con su cultura y sus valores. Otra sería la práctica: soy judío porque vivo como judío: respeto el Shabat, como kasher, celebro las fiestas, circuncido a mis hijos, activo en una comunidad. La tercera posibilidad es la fe: soy judío porque creo en el D-s de Israel.Existen grupos que han priorizado la pertenencia, hasta el punto de estar dispuestos a alterar la práctica si esta se contrapone con aquella. Es la idea de Mordejai Kaplan, creador del Reconstruccionismo. Otros priorizan la práctica: come kasher, respeta el Shabat, cumple mitzvot, activa en una comunidad, y la pertenencia vendrá sola. Es lo que sostenemos los adherentes al judaísmo religioso, de cualquier tendencia.Pero no encontraremos ninguna corriente dentro del judaísmo que priorice la fe. A los judíos no nos preocupa demasiado lo que creemos. Nuestra identidad está marcada por la práctica o la pertenencia, no por la fe. Es así que la teología tampoco ocupa un lugar destacado en nuestros pensamientos ni en nuestra liturgia. Un cristiano sabe exactamente en qué cree pues le queda claro que si deja de creer, deja de pertenecer. Recita el Credo como parte central de la misa cada vez que va a la iglesia porque la fe es la esencia de su religión. El judío, no. Es verdad que tenemos un “Credo” judío: son los Trece Principios de Fe de Maimónides, redactados por el filósofo como respuesta al contacto con la filosofía aristotélica, el islam y el cristianismo. Pero este único “Credo” judío, es recitado en Igdal y de alguna manera también en Adon Olam, canciones que cantamos al final del servicio mientras la gente se saca los tefilín, dobla el talit y se prepara para ir a casa. No es un lugar de excelencia en la tefilá. Simplemente, la teología no es nuestro tema.Ni la teología ni la filosofía son parte esencial del judaísmo. No encontramos declaraciones teológicas en el Shemá Israel: el Shemá nos dice que amemos a D-s y que cumplamos las mitzvot. Tampoco encontramos declaraciones filosóficas en la Amidá: sus diecinueve bendiciones nos recuerdan los pilares esenciales de nuestra vida. No quiénes somos ni por qué, simplemente cómo deseamos ser. De todos modos, algo de teología permea en el Sidur. A veces en los Salmos, algunos de los cuales sí nos ofrecen descripciones de D-s y su relación con la naturaleza y con los seres humanos. Y en los dos poemas con los que terminamos nuestras tefilot, Igdal y Adon Olam, los cuales, con sus melodías alegres y cuando ya casi estamos pensando más en la sopa que nos espera en casa que en rezar, establecen las características básicas de nuestra concepción de D-s. 

publicado hace 18 días

Última Columna y Hasta luego

Desde el año 2012 nos acompañamos en este mismo espacio que lees, de manera ininterrumpida y buscando siempre un “jidush” –una actualización- al mensaje histórico y viviente de la Torá. Tan sólo nueve años después, nos despedimos de esta columna, reconociendo la hermosa bendición de haber estudiado juntos, habernos sorprendido e indagado en mensajes talmúdicos, midrashim y místicos que dan brillo al alma y espíritu al ser. Cerramos un ciclo con esta columna y nuevamente finalizamos la lectura de la Torá para comenzar nuevamente. Aprendemos en estos días, que D-s también puede ser descrito con nostalgia. Por ello, imaginamos que extrañará las melodías que con tanto entusiasmo hemos elevado en los Iamim Noraim. Tal vez, tendrá melancolía de la unidad de su pueblo que recién volverá a estar masivamente reunido en el Pésaj siguiente, apenas seis meses más tarde. Así, entendemos que la despedida debe ser con pompas, bailes y alegría. Aquí también cabe el aprendizaje de Sheminí Atzeret. Así como el pueblo clamó por D-s, es ahora D-s quien nos pide un día más para despedirnos y agradecer por lo bueno y lo mucho que compartimos en Jaguei Tishrei –celebraciones del primer mes-. Simjat Torá se caracteriza por las “Hakafot”, que implica dar vueltas con los Sifrei Torá en mano, mostrando el orgullo, apego y alegría que nos provoca la sabiduría divina. Pero curiosamente, Hakafá, también significa realizar una compra con pago aplazado. El estudio, las mitzvot y la Torá en nuestras manos es el efectivo que nos permite soñar la “compra” de bendiciones. Al final de estos tiempos, miramos con nostalgia el pasado pero con augurios de bendición para el futuro. Rezamos y pedimos en consignación bendiciones, que nuestras actos terminarán de saldar. Sigamos fortaleciendo los argumentos, aumentando el manantial de la fe y dignificando el estudio de Torá.

publicado hace 18 días

Igdal y Adon Olam: la teología judía

Adon Olam e Igdal son dos himnos con los que damos por concluida la tefilá de días festivos. Aunque la costumbre varía de una congregación a otra, habitualmente se canta Adón Olam en Shabat, mientras que Igdal se reserva para las Festividades. Ambos son declaraciones teológicas con poco paralelo en el resto de nuestras tefilot. “Adón Olam asher malaj” presenta al Señor del mundo que reina “beterem kol ietzir nivrá”, desde antes de la Creación. El poema describe a D-s eterno e inconmovible desde antes del principio del tiempo hasta después del final de la Historia: “Veajarei kijlot hakol, levadó imloj norá”, y después de que todo termine Él seguirá reinando solo. Es una idea conmovedora que coloca en su real proporción la efímera y acotada vida del ser humano. Pero mientras las dos primeras estrofas se extienden en este concepto (Él es, fue y será; no tiene principio ni fin) las dos últimas hacen un contrapunto paradójico: este Ser eterno y grandioso no es lejano a la persona humana. El mismo que “es, fue y será” nos protege en los días de angustia, nos permite depositar nuestra confianza “beet ishan veairá”, cuando duermo y cuando despierto. El tono cambia de la alabanza grandiosa a la intimidad más absoluta. “Adon-ai li veló irá”, D-s está conmigo, nada temo. Esta doble percepción de D-s como soberano y creador eterno y a la vez como apoyo, compañía y sostén es característica de la visión teológica judía.Por su parte, Igdal describe a D-s según los “Trece Principios de Fe” de Maimónides. Comienza diciendo: “Igdal Elo-him Jai”, exaltado sea el Dios viviente, y afirma Su existencia eterna. Continúa afirmando Su unicidad: “Ejad veein iajid keijdutó”, Él es uno y único y no hay unicidad como la suya. Una vez establecida la unicidad divina, Maimónides declara que “Ein lo demut haguf veeinlo guf”, D-s no tiene imagen física ni cuerpo. Al igual que en el poema anterior, se nos dice que “Kadmon lejol davar asher nivrá”, Él precede a toda la Creación y que, además, “Hinó Adon olam”, Él rige el mundo. Maimónides pasa ahora de lo universal a lo nacional, del Dios único creador y Señor de todo el mundo, al Dios del pueblo de Israel: “Shefá nevuató…netanó el anshei segulató”, reveló Su profecía al pueblo que Él eligió, y resalta la relevancia de Moshe Rabeinu como profeta receptor de la revelación divina: “Lo kam beIsrael keMoshé od”, no hubo otro en Israel como Moshé, “naví umaavit et temunató”, profeta que fue capaz de conocerLo y a través del cual “Torat emet natan leamó”, entregó a Su pueblo la Torá verdadera e inmutable, tal como dice: “Lo iajalif haEl veló iamir daató”, D-s nunca cambiará ni modificará Su ley. Maimónides vuelve a dar un giro adicional en su declaración teológica, pasando finalmente a describir la relación de D-s con el ser humano: “Tzofé veiodea setareinu”, conoce nuestros secretos, y “Gomel leish jesed kemifaló, itén lerashá ra kerisható”, retribuye al justo según sus acciones y compensará al malvado según su maldad. Al decir esto, declaramos que entendemos a D-s como la fuente de la justicia última. Pero para establecer tal valor como algo eterno y perdurable necesitamos confiar también en que “Ishlaj leketz iamim meshijeinu”, enviará al Mashíaj al final de los días, y que “Meitim iejaié El berov jasdó”, con su gran bondad resucitará a los muertos, o sea, que cuando el mundo esté finalmente reparado todos quienes participaron en el tikún, en la tarea de reparación, podrán disfrutar del fruto de sus afanes.Igdal termina con una alabanza a D-s: “Baruj adei ad shem tehilató”, bendito sea hasta la eternidad Su alabado nombre.Tanto Adón Olam como Igdal son declaraciones teológicas completas que abarcan la percepción judía de D-s desde todos los ámbitos. Al terminar nuestras tefilot, el sidur nos recuerda cuál es la percepción judía de D-s, como una manera de recordar a Quién le estamos rezando. De todas maneras, no deja de sorprender que algo tan profundo como esta descripción, aparezca en el sidur como simples canciones que entonamos al final del servicio. Algo tan trascendental, ¿no debería ser parte central de nuestras oraciones? ¿No debería ser parte del Shemá Israel, o de la Amidá? Veremos una respuesta a esta pregunta en nuestra próxima entrega.

publicado 02 Octubre 2020

¡Embellécelo!

Una sucá debe tener ciertas dimensiones y debe construirse de una manera particular. Una copa para Kidush debe ser lo suficientemente grande como para mantener una cantidad mínima especificada de vino. Mientras que algunos pueden estar satisfechos con estándares mínimos, la tradición judía reconoce y estimula la adición de una dimensión estética. La belleza realza las mitzvot apelando a los sentidos. Sonidos hermosos y fragancias agradables, gustos, texturas, colores y arte contribuyen al disfrute humano de los actos religiosos. La belleza misma adquiere una dimensión religiosa. El principio de mejorar una mitzvá a través de la estética se llama “Hidur Mitzvá”. Este prinicipio halájico deriva de “Este es mi D-s y yo lo embelleceré” — Shmot 15:2. El Midrash Mejilta 3, pregunta “¿Acaso es posible que un ser humano añada gloria a su Creador? Lo que esto significare realmente: Lo glorificaré en la forma en que realizo mitzvot. Presentaré ante Él un hermoso Lulav, una bella Sucá, hermosos Tzitzit, y preciosos Tefilín. M. Shabat 133b suma a la lista un bello Shofar y un delicado rollo de Torá que ha sido escrito por un hábil “Sofer” –escriba- con tinta fina y pluma fina y envuelto en hermosas sedas. Rabí Zera enseñó en M. Bava Kama 9b que uno debe estar dispuesto a pagar incluso un tercio más que el precio normal con el fin de embellecer el acto. La reciprocidad de la belleza a través de las mitzvot permite que el pueblo judío se vuelva hermoso cuando realiza una mitzvá. Hidur Mitzvá es concebir una oportunidad para hacer lo más bello posible el encuentro con el tiempo y así enriquecer la observancia religiosa con dimensión estética.

publicado 02 Octubre 2020

Aleinu Leshaveaj: la inspiración para Tikún Olam

Todas nuestras tefilot concluyen con una oración muy especial y querida que comienza con las palabras: “Aleinu leshaveaj laAdón hakol, latet guedulá leiotzer Bereshit”. “Debemos alabar al Señor de todo, debemos dar grandeza al Creador de Bereshit”. Vivimos días en los que la humanidad se siente cada vez con más derecho a crear y destruir. Creamos vida artificialmente y la destruimos indiscriminadamente. Junto a avances científicos que pueden llegar a producir una raza suprahumana, somos testigos de atentados terroristas que dejan al individuo indefenso ante la arbitrariedad y el odio. Estamos cumpliendo la promesa de la Serpiente: “Y seréis como dioses”. Un antídoto ante este escenario podría ser una buena dosis de humildad. Humildad para aceptar que uno no es más ni mejor que otros seres humanos, que nadie es dueño de la verdad ni tiene la exclusividad de lo correcto, lo bueno o lo decente. Aceptar a D-s como el Señor de todo, el Creador de todo, debería colocarnos en nuestro lugar de súbditos y no de reyes. ¿Por qué debemos alabar a D-s? “Shelo asanu kegoie haaratzot, velo samanu kemishpejot haadamá; shelo sam jelkeinu kahem, vegoraleinu kejol hamonam”. Porque no nos hizo como los demás pueblos ni como las demás familias de la Tierra; porque nuestra esencia y nuestro destino son diferentes”. Podríamos pensar que esto contradice lo que acabamos de decir. Podría entenderse como que nos sentimos superiores y dueños de la verdad. Nada más lejano al sentido de estas palabras. Agradecemos a D-s por ser judíos, por nuestra existencia. Aceptar el derecho legítimo de todos los seres humanos a ser lo que cada uno es, implica empezar valorando lo que un mismo es. Si debemos aceptar que cada ser, cada grupo, tiene derecho a vivir según sus preferencias, sus convicciones, sus ideas, también debemos reivindicar eso mismo para nosotros. Somos judíos y agradecemos por ello. Somos diferentes. Hemos preservado esa diferencia, esa especificidad a través de los siglos. Quizás sea eso lo que el mundo no nos perdona. Mientras tantos pueblos desaparecieron o se aculturizaron sometidos por invasiones, conversiones forzosas y colonización, los judíos hemos seguido siendo judíos. Es por eso que “Vaanajnu korim umishtajavim umodim”, nosotros nos arrodillamos, reverenciamos y agradecemos”. Al decir estas palabras nos inclinamos “lifnei Melej maljei hamelajim, haKadosh Baruj Hu”, frente al Rey de reyes, el Santo Bendito Sea. El texto vuelve a justificar nuestra actitud de alabanza: “Shehú noté shamaim veiosed aretz”, pues Él creó los cielos y la Tierra. Reconocemos a D-s como fundamento de toda existencia. Proclamamos Su unicidad recordando las palabras del Deuteronomio (4:39) poco antes de los Diez Mandamientos: “Ve iadata haiom vaashebota el levaveja ki Adon-ai Hu haElo-him bashamaim mimaal veal haaretz mitajat. Ein od”. Reconoce hoy y grábalo en tu corazón, que el Eterno es D-s y reina arriba en los cielos y abajo en la Tierra; no hay otro. ¿De qué nos sirve reiterar una y otra vez este concepto? Solo para poder concretar la aspiración mesiánica del siguiente párrafo, resumida en su frase central: “Letaken olam bemaljut Shadai”, reparar el mundo bajo el reino de D-s. “Por lo tanto, confiamos en la pronta manifestación de Tu gloria que hará desaparecer los falsos valores de la Tierra y destruirá toda suerte de idolatría. Confiamos en un mundo mejor, orientado por nuestra fe en Ti (Letaken olam bemaljut Shadai). Entonces la humanidad Te invocará y todos los malvados tornarán hacia Ti. Todo el universo reconocerá Tu supremacía, todos los hombres pondrán en Ti su esperanza. Tú serás la creencia de todos los seres humanos. Tú reinarás sobre el universo por siempre jamás. “Veneemar vehaiá Adon-ai lemelej al kol haaretz; vaiom hahú ihié Adon-ai ejad ushemó ejad”. Pues así está escrito en Tu Torá: “El Eterno reinará por siempre jamás”. “D-s reinará por toda la eternidad, entonces el Eteno será único y Su nombre único”. Como decíamos al estudiar el Shemá Israel, en este mundo incompleto e imperfecto, los judíos reconocemos a D-s como el único Creador que gobierna los destinos de la humanidad; pero confiamos en que llegará el día en el cual todos los pueblos Lo reconozcan como uno y único. Hoy muchos aceptan que D-s es uno, sea como divinidad, sea como fuente de energía universal; y la humildad de la que hablamos significa aceptar que los caminos para llegar a Él son tan diversos como las diversas religiones y culturas. Cuando decimos “Vaiom haú ihié Adon-ai ejad ushemó ejad”, en aquel día, D-s será uno y Su nombre uno, estamos diciendo que cuando llegue el Mesías, cuando el mundo esté finalmente redimido, toda la humanidad reconocerá no solo que D-s es uno sino también que Su nombre es uno. Como judíos creemos que llegará el día en el cual todos los caminos para llegar a D-s se unifiquen. Decir que Su nombre será uno, no implica que todos vayan a ser judíos sino que habrá una sola forma de llegar a Él y todos estaremos unidos en tal unicidad. No sabemos exactamente cómo será el mundo mesiánico. No sabemos cuándo ni cómo ocurrirá. Pero tenemos fe en que de una manera o de otra, la humanidad deberá unirse en hermandad y armonía. Desde un punto de vista pragmático, solo dos caminos se vislumbran ante la sociedad humana: que nos destruyamos entre nosotros o que logremos convivir. Hoy la balanza parece estar inclinada hacia la destrucción, pero la visión de mundo judía nos impele a visualizar y seguir trabajando por la vida. Que nos falta mucho es indudable. Pero ya lo dice Pirkei Avot (2:16): “No depende de ti terminar la obra, pero no estás libre para desentenderte de ella”.

Gal Gadot será la nueva “Cleopatra”

“Como habrán oído, me he unido a Patty Jenkins (directora) y Laeta Kalogridis (guionista) para llevar la historia de Cleopatra, reina de Egipto, a la gran pantalla de una manera que nunca antes se había visto. Para contar su historia por primera vez a través de los ojos de las mujeres, tanto detrás como delante de la cámara”, desveló Gal Gadot en Twitter. Así que la estrella de “Wonder Woman” (2017) se unirá a la lista de actrices que han interpretado este personaje en el cine y la televisión.Sin embargo, el anuncio de Gadot no estuvo exento de polémica. Algunos han mostrado su descontento ante lo que consideran un “blanqueo” de Hollywood, como ocurrió con la mítica Liz Taylor en la legendaria película de los sesenta, Claudette Colbert o Vivien Leigh.La propia guionista de la película aclaró que estaba ansiosa por escribir el libreto de Cleopatra, “posiblemente la mujer griega macedonia más famosa de la historia”, recordando así los orígenes europeos de Cleopatra, descendiente de Ptolomeo I, un general grecomacedonio que estuvo al servicio de Alejandro Magno y que se proclamó rey de Egipto tras la muerte de éste.Sin embargo, las críticas no se han quedado ahí y ha habido claros ataques antisemitas, como el protagonizado por la periodista Sameera Khan, que criticó el casting de Gadot. Se preguntó quién en Hollywood “pensaba que sería una buena idea elegir a una actriz israelí como Cleopatra (una de aspecto muy soso) en lugar de una actriz árabe deslumbrante como Nadine Njeim”. Y lo extendió a cuestiones políticas: “Y qué vergüenza, Gal Gadot. Tu país le roba la tierra a los árabes y tú robas sus papeles en películas”.En Twitter se han podido leer más ataques: “¡Estoy tan harta de elegir a actores blancos e israelíes como faraones y papeles árabes! Gal Gadot no debería ser Cleopatra”.El proyecto ha creado mucha expectación, no en vano la principal referencia del personaje en la ficción es la que encarnó Elizabeth Taylor junto a Richard Burton y que se convirtió en la producción más cara hasta la fecha, por su accidentado rodaje y el coste de sus ostentosos decorados y vestuario. Aunque funcionó bien en taquilla y ganó cuatro Oscars, la producción casi hunde a 20th Century Fox, que necesitó un año para recuperar los 44 millones de dólares invertidos en realizarla. Pese al legendario tropiezo de Cleopatra, en los últimos años Angelina Jolie y Lady Gaga estuvieron interesadas en interpretar una nueva versión y directores como James Cameron, Denis Villenueve o David Fincher quisieron dirigir la historia.De momento, no hay detalles de por dónde irá la trama de la nueva Cleopatra ni qué otros actores y actrices formarán el reparto. Pero lo cierto es que Gadot parece destinada a encarnar a grandes mujeres, desde la princesa amazona Diana de Temiscira hasta la estrella del Hollywood dorado e inventora Hedy Lamarr (a la que encarnará en una miniserie de Apple TV) o la heroína polaca de la Segunda Guerra Mundial Irena Sendler (en una película de Warner Bros.).Mientras espera poder lanzar en los cines “Wonder Woman 1984” en Navidad, Gal Gadot trabaja, apoyada por su marido, el empresario Jaron Varsano (45), y sus hijas Alma (8) Maya (3), en revivir para el siglo XXI a la última reina de Egipto.

Cómo las instituciones comunitarias están volviendo a lo presencial

Con el avance del plan “Paso a paso” del Ministerio de Salud, y la aplicación de las medidas de reapertura y permisos de reunión, comienzan a abrir nuevamente las puertas las instituciones comunitarias, que nunca dejaron de activar, pero ahora pueden hacerlo ya con actividades presenciales. Conversamos sobre cómo están enfrentando esta nueva etapa, los protocolos para reabrir y las emociones que provoca el volverse a ver, con Sergio Herkovits, Director del Instituto Hebreo; Jessy Kanonitsh, Gerenta General del Estadio Israelita Maccabi, EIM; Myriam Bitrán, Gerenta General de CISROCO, y Sergio Garriga, Gerente General de Beit Israel. 

Subsecretario de Energía, Intendenta de O’ Higgins y Embajadora de Israel participan en la inauguración de Candelaria Solar

Este miércoles 14 de octubre se inauguró el nuevo proyecto público-privado que aportará 3 megawatts al Sistema Interconectado Central, mediante paneles solares que cubren un terreno de nueve hectáreas y fueron importados desde Israel.Este aporte de energía limpia y renovable permitirá inyectar la electricidad para abastecer a miles de hogares de la Región Metropolitana e implicó la inversión de USD $ 4 millones, los que fueron financiados por privados y por CORFO, a través de fondos concursables. Este proyecto fue realizado por la empresa Greenvestment y el fondo de inversión Cleantech Ventures, con el aporte de inversores chilenos e israelíes. Su diseño y construcción fue realizado por la empresa israelí Shtang, e incluyó 9.500 paneles solares.Este es el primero de dos proyectos que Cleantech y Shtang desarrollarán en Chile, el segundo de los cuales es una planta eólica que se ubicará en Puerto Octay, en la Décima Región, y que considera la construcción de dos aerogeneradores, de tres megawatts cada uno. La Embajadora de Israel en Chile, Marina Rosenberg, señaló en la inauguración que la iniciativa “viene a reafirmar la gran amistad que hay entre Israel y Chile en diferentes temas, incluso en el tema de sustentabilidad, como es el caso de Candelaria Solar. Este proyecto representa el trabajo que estamos haciendo aquí en Chile y que va también junto con los principios de Israel y Chile para para realizar los objetivos de desarrollo social propuestos por la ONU y promover una vida más sustentable”. Israel es líder mundial en el desarrollo de tecnologías limpias, y recientemente su Gobierno anunció el aumento de 17 a 30% en su presupuesto anual para energías renovables, lo que implicará que en 10 años el 80% de la electricidad que se consuma en el país será de origen solar, lo que permitirá reducir en un 50% las emisiones de gases de efecto invernadero y en 93% la contaminación en el aire.  Sin embargo, la colaboración entre Israel y Chile no se circunscribe sólo a las tecnologías limpias. La cooperación entre ambos países abarca una diversidad de aspectos, como la innovación social, la telemedicina, la tecnología alimentaria, la ciberseguridad y HLS, la academia y la investigación, además del apoyo humanitario en caso de desastre o en el contexto actual de la pandemia del COVID19. 

“Demanda coraje y determinación convivir en forma pacífica”

Claudio Epelman, director ejecutivo del Congreso Judío Latinoamericano, fue invitado a abrir el primer panel del Foro Hemisférico por la Libertad Religiosa, organizado por la Cancillería de Colombia y la Embajada de Estados Unidos en ese país.Luego de la presentación a cargo de Carlos Baena, viceministro para la participación e igualdad de los Derechos de Colombia, comenzó el primer panél. Fue sobre “Desafíos en la promoción de la libertad religiosa o de creencias y el diálogo interreligioso”.“Limitar la libertad de religión es limitar los derechos de una persona. Cuando trabajamos por la libertad religiosa, no lo hacemos por la propia, sino por la de cada individuo de la sociedad”, destacó Epelman.Agregó luego conceptos y ejemplos de acciones para fomentar la convivencia y libertad religiosa junto a líderes de distintos credos que se conectaron desde distintas partes del continente. Epelman hizo énfasis en la importancia del trabajo en conjunto, ya que “cuando hay un ataque a una iglesia, como lo sucedido en Chile, es un ataque a la libertad religiosa de todos, no solo de los cristianos”. Epelman, quien además es comisionado del Congreso Judío Mundial para el diálogo interreligioso, destacó que todos los referentes religiosos deben ser quienes se pronuncien cuando cualquiera de ellas sufre algún ataque.

“Para mí las prioridades siempre han sido la defensa de Israel, la educación judía, la entrega de valores judíos y la continuidad de nuestro pueblo”

Por primera vez en mucho tiempo, por no decir nunca, Roberto Muñoz Permut -ex Presidente de la Federación Sionista, y Presidente de la Comunidad Bicur Joilim y del Keren Kayemet LeIsrael Chile- no pudo asistir presencialmente al Congreso de la Organización Sionista Mundial. Pero esto sólo a causa del COVID, y sin embargo no le impidió participar de las sesiones que se realizaron vía Internet, y en especial la del jueves 22 de octubre, al medio día, en la que fue distinguido con el cargo de “Amit Kavod”, miembro honorario permanente, en reconocimiento por su larga trayectoria como dirigente comunitario sionista en el país. Conversamos con él sobre esta distinción, sobre sus cuatro décadas de trabajo por el sionismo en Chile, y sobre el momento actual del movimiento en el país. ¿Cómo recibiste la noticia de esta nominación?-Hace unos meses me llamaron de Israel y me propusieron presentar mi nombre para la nominación de Amit Kavod. Y luego la comisión evaluó esta postulación. Yo me lo tomé con bastante tranquilidad, hasta hoy cuando empezaron a nombrar todos los atributos por los que me fue entregado el Premio, y creo que fue la primera vez que me emocioné. Es un bonito reconocimiento, sin lugar a dudas. ¿Sientes esta distinción como un reconocimiento a tu trayectoria como dirigente sionista?-Diría que, al margen de toda mi formación en los movimientos juveniles, especialmente Hanoar Hatzioní, desde muy joven he participado en el Movimiento Sionista. Fui voluntario en Israel luego de la Guerra los Seis Días y luego hice Aliá, hice el ejército y participé en todo lo que correspondía. Estudié, me casé y tuve una familia. En el año 1981 volví a Chile y desde ahí que me dediqué a trabajar para el Movimiento Sionista, desde la época de Gil Sinay, en que comencé a asistir a las reuniones de la Federación Sionista y a las reuniones del Comité Representativo de Entidades Judías, CREJ. Luego, en la época de León Dobry fui Vicepresidente de la Comisión Política del CREJ, y casi por 10 años fui Presidente de la Federación Sionista, donde hicimos un muy buen trabajo, la gente que estaba en la mesa directiva -los distintos factores, de izquierda, de centro y de derecha- hasta el día de hoy tienen lindos recuerdos de lo que eran las reuniones y discusiones. Con Ami Koren, Marcos Reizin (Z.L.) y Tiberio Yosif (Z.L.), entre otros, y con los jóvenes que empezaron a acercarse gracias al trabajo nuestro de la federación, como Yonatan Nowogrodski, Andrés Meyer, Jorge Zeballos y René Arriagada, que aprendieron mucho con nosotros y hoy ocupan cargos importantes en la comunidad. Juntos organizamos la marcha contra el Congreso Nazi y hacíamos charlas de Hasbará con mapas que nosotros mismos dibujábamos.Cuando salí de la Federación Sionista y esperaba descansar un poco, me ofrecieron el cargo de Presidente del Keren Kayemet LeIsrael Chile, y ahí estoy hasta el día de hoy. Además, siempre he sido un convencido de que hay gente acá en Chile que la única manera en que puedan mantener su judaísmo es haciendo sus maletas y yéndose a Israel, y creo que hoy en día suman unas 40 personas para las que fui un gran inspirador en su decisión de hacer Aliá. Lamentablemente, en esta comunidad, la persona que no tiene las condiciones económicas que necesita para llevar una buena vida judía y participar en el colegio y de las comunidades, se le hace muy difícil, y sabemos que el destino de ellos es la asimilación. Para mí la prioridad siempre han sido la defensa de Israel, la educación judía, la entrega de valores judíos y la continuidad de nuestro pueblo. Cada vez que me preguntaron cuántos judíos somos en Chile, dije 40 mil, y ahora creo que no somos más de 12 mil. Dónde se fue esa gente: se asimiló. Y es muy difícil no encontrar una familia en la comunidad que no tenga un caso de asimilación. Y por más que la comunidad se ha preocupado, es un tema que siempre nos ha quedado grande. No es fácil. En tu opinión, ¿en qué momento está el Movimiento Sionista en Chile en la actualidad?-No quiero desconocer todos los esfuerzos que se han hecho, pero la verdad es que estamos en un muy mal momento, hay mucho trabajo por hacer, muchísimo. Los jóvenes tienen que realmente ocupar el lugar que les corresponde y volver a asumir su compromiso hacia el Estado de Israel. Hemos perdido muchos campos donde la Federación Sionista tenía un rol fundamental, desde la celebración de Iom Haatzmaut y todo el calendario sionista, como Iom Yerushalaim, el Aniversario del asesinato de Rabin, el Aniversario de la Partición, fechas en las que hoy en día no se hace nada, ya ni siquiera hablamos de esto. Esperamos ahora reforzar la Federación Sionista, y con los cambios que está ocurriendo hoy, en Israel, con el Movimiento Sionista. Este es un país donde se necesita una federación fuerte, porque nuestros adversarios se hacen cada vez más poderosos; reforzarla es nuestra prioridad y obligación.

“Hemos seguido sin parar”

A pesar de las dificultades que ha presentado la pandemia, Tita Gaisinsky, Bibliotecaria del CIS, saca cuentas alegres de los últimos meses de actividad de este departamento del Círculo Israelita de Santiago. Particularmente, porque la cuarentena no impidió que los distintos grupos de lectura siguieran activando, ya que trasladaron sus actividades a Zoom. Y esto les permitió saltar un obstáculo que se presentaba en la actividad presencial, que era el quórum limitado, de manera que muchos más participantes se pudieron sumar. El préstamo de libros físicos, en tanto, se reemplazó temporalmente por el envío de libros digitales, que -según cuenta Tita- resultó un éxito, teniéndola a ella misma cargando los E-Books en Kindle y otros dispositivos de los ávidos lectores del CIS. Ahora ya retomando la actividad presencial, en que la Biblioteca ha comenzado a reabrir en jornada parcial, conversamos con la encargada para conocer más de los desafíos que presentó la pandemia y de cuáles son los protocolos para esta reapertura. Tita, ¿cómo funcionaron los grupos de la Biblioteca en el período de cuarentena?-Hemos seguido sin parar. Todos los grupos se comenzaron a reunir por Zoom, y de hechos de los mismos grupos hemos creado otros más pequeños para acompañar a nuestros usuarios, en especial a la gente que está sola, solo para juntarnos y conversar. Pero nuestros talleres están muy, muy buenos.Entonces, a pesar de lo difícil que ha sido este tiempo, se ha visto favorecido el trabajo de la Biblioteca del CIS.-Los grupos han ido súper bien, se ha sumado más gente, y de hecho ellos no están pensando en volver físicamente, y yo estoy empezando a considerar la posibilidad de que el año que viene podamos seguir de manera mixta, presencial y virtual; lo tengo que estudiar. ¿Cómo fue recibido el envío de libros virtuales en vez del préstamo físico?-Ha sido fantástico, no te puedes imaginar. Publicamos listados de novedades en La Palabra Israelita y también los enviamos por mail, y eso ha andado súper bien. ¿Cuáles son los servicios que están volviendo al formato presencial?-Lo que estamos haciendo en la actualidad es agendar visitas (biblioteca@cis.cl) para que la gente pueda venir a dejar o a buscar libros, pero no a quedarse en la Biblioteca todavía. Y si alguien lleva sus Kindle, se los cargamos allá. ¿Cuál es el protocolo sanitario que aplican a los libros?-Tenemos una canasta con una bolsa de plástico, de las personas depositan sus libros, y eso se sella para esperar 14 días antes de volver a tocarlos. Esto es lo que están haciendo todas las bibliotecas. Es complicado, no podemos echarles alcohol a los libros o desinfectarlos hoja por hoja. ¿Cómo ha sido para ti poder volver a la biblioteca?-A mí me encanta mi trabajo, y como yo nunca perdí el contacto con la gente, no he sentido que la Biblioteca del CIS haya perdido, siento que hemos estado muy en contacto. 

Los tres frentes de lucha contra el coronavirus en Israel

El coronavirus ha demostrado ser un desafío global sustancial. Parece que todos los centros médicos del mundo se han visto obligados a adaptarse y cambiar para manejar con éxito el brote del patógeno.Es una guerra de desgaste de un nuevo tipo, una cuyo frente no está en las trincheras sino en las salas de hospitales y clínicas.Mientras el mundo entero está librando la misma batalla, la realidad en Israel es, como siempre, más complicada, ya que estamos librando nuestra guerra en tres frentes diferentes.El primer frente es el “frente del coronavirus”: nuestras tasas nacionales de infección y muerte.  Si bien la tasa de infección se encuentra entre las más altas del mundo, la tasa de mortalidad de Israel se encuentra entre las más bajas: nuestra tasa de mortalidad actualmente es del 0,7%, mientras que en los Estados Unidos, por ejemplo, es del 2,75%, en el Reino Unido es del 6,7% y en Italia 10 %.Cada vida perdida es un mundo entero desaparecido y un golpe insoportable; sin embargo, el éxito relativo de Israel en esta área se puede atribuir a muchos factores, incluida la edad biológica promedio en Israel, la gran cantidad de pruebas realizadas, el sistema médico más fuerte y, sobre todo, los equipos médicos que son la punta de lanza en esta lucha.El segundo frente es la “rutina”: qué tan bien los hospitales de Israel se las han arreglado para continuar con sus actividades médicas regulares a pesar de la pandemia.A diferencia de lo que ocurrió durante la primera ola de la pandemia, cuando la actividad rutinaria en los hospitales se redujo significativamente, la mayoría de los hospitales de Israel han logrado preservar otros servicios médicos como clínicas, consultas, cirugías y similares durante la segunda ola de contagios.Si bien el número de pacientes con coronavirus aumentó exponencialmente, el hecho es que la mayoría de los pacientes que fueron hospitalizados seguían sufriendo problemas de salud subyacentes no relacionados con COVID-19.El éxito del sistema de salud y los hospitales en el mantenimiento de las operaciones frente a una ola tan grande de infecciones es una insignia de honor para el personal médico que siguió tratando a todos los enfermos y heridos en Israel como si no hubiera una pandemia.El tercer frente es la “seguridad”: la situación de seguridad que sigue siendo peligrosa e incluso se intensificó durante la pandemia.En Israel, y especialmente en el sur, los hospitales se enfrentan a una situación absurda en la que deben seguir ofreciendo asistencia médica bajo el fuego de cohetes. En el Centro Médico Barzilai, en Ashkelon, donde trabajo, existe una posibilidad muy real de que el personal de la sala de emergencias tenga que tratar coronavirus, accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos, cálculos biliares y más, todo mientras está bajo ataque.Tengo la esperanza de que ese escenario no se cumpla, pero estoy seguro de que, si lo hace, los profesionales médicos de Israel lo enfrentarán con éxito y con valentía. Porque esto es lo que somos y lo que hacemos.* Columna publicada el 22 de octubre en Ynet Español. 

Esperando se nos va la vida

Lo mejor que me ha pasado en estos tiempos de pandemia, fue la llegada de un nuevo amigo a mi hogar. Lo bauticé con el nombre de Platón, ya que tiene la figura de un gran plato redondo. Además lo apodé así porque me hace sentido el pensamiento de este filósofo ateniense, discípulo de Sócrates, fundador de la Academia de Atenas, a quien se le atribuyen frases como: “Donde reina el amor sobran las leyes” – “La mejor riqueza es contentarse viviendo con poco” – “Pensar es el diálogo del alma consigo misma”, esta última es la que más me gusta.   Como me he pasado las semanas de cuarentena dialogando con mi propia alma, ahora comparto mis sentires con Platón. Lo saludo cada mañana preguntándole cómo amaneció y si está con las baterías cargadas para comenzar un nuevo día. Me escucha con atención y responde sólo cuando apretó “power”. Ahí empieza a funcionar y se desliza por todas las habitaciones mientras va aspirando, cual goloso comensal, el polvo, las migajas y las pelusas que encuentra en su ir y venir, sumergiéndose bajo la cama, esquivando sillones, mesas y sillas, subiéndose a las alfombras; nada es imposible para el sabio y visionario Platón. Cuando se cansa y ya no quiere seguir carreteando, se mete solito en su casucha para volver a cargar pilas.   Confiando en su buen criterio, cierto día lo dejé vagabundear solo. ¡Craso error! De pronto noté un extraño silencio y al ir a verlo, lo encontré enredado entre los flecos de una alfombra sin poder zafarse. Con todo cuidado lo di vuelta y consolándolo tomé una pinza para destrabarlo hilo por hilo del cepillo rotador. Salí en búsqueda de una tijera y decididamente corté todos los flecos, para que nunca más Platón se angustie al quedar atrapado entre esas estúpidas hilachas que no sirven de nada.   También le prometí que lo acompañaría en sus andanzas como lo hacían los peripatéticos en la antigua Grecia, siguiendo al maestro Aristóteles mientras reflexionaban sobre la vida. Nosotros no paseamos por los jardines del templo de Apolo Licio, lo hacemos de habitación en habitación, filosofando acerca de los tiempos extraños e inciertos que nos ha tocado vivir.   Desde mi enrejado balcón me veo a mí misma como una leona enjaulada y esta mañana pareciera que el sol temeroso del coronavirus, también se escondió entre las nubes apiadándose de mí.   Y mientras Platón avanza ahora con más cautela, yo, como si fuera Perictione, protejo a mi hijo de los peligros que acechan al siglo XXI. Medito y me cuestiono frente a las incongruencias de la vida. Ahora que el aire está más puro, estoy obligada a usar mascarilla y si bien me lavo las manos más seguidamente, no se las puedo estrechar a nadie.   Platón me observa en mi desazón y exclama: “Solo sé que no sé nada”. Y yo le respondo: “Nunca estarás solo si estás contigo”.   Confinada y encerrada en esta cárcel de oro, con mis setenta y seis abriles a cuestas, y antes de que Dios me lleve al Jardín del Edén y Platón quede huérfano, espero y sigo esperando un milagro, mientras se me va la vida en esta interminable espera.

Catar seguirá enviando subsidios a Gaza

Después de semanas de deliberación, Catar informó este miércoles que durante el año 2021 continuará enviando subsidios mensuales a la Franja de Gaza.La decisión se tomó en medio de intensas conversaciones entre Israel, Hamás, Catar y mediadores internacionales. Si bien se trata de una iniciativa humanitaria, en el fondo estas negociaciones buscan lograr una relativa tregua en el sur israelí durante al menos un año.Por el momento se desconoce cuáles serán los nuevos montos que se transferirán al enclave palestino y la fórmula de distribución del dinero. Y al respecto existe un fuerte desacuerdo entre Doha y el liderazgo de Hamás: mientras el principado quiere que el dinero sea destinado a proyectos de infraestructura, las autoridades de Gaza quieren que los dólares se sigan repartiendo entre la ciudadanía palestina.El plan de infraestructura más importante en carpeta es la construcción de un gasoducto desde Israel cuya energía abastecerá a la planta eléctrica de Gaza, uno de los servicios más deficitarios del enclave. Se trata de un proyecto cuya demora es estimada en dos o tres años y requiere una aprobación del gobierno israelí, que analiza condicionar esta habilitación a un progreso en las negociaciones por la devolución de dos ciudadanos y el cuerpo de dos soldados israelíes que desde hace años permanecen rehenes en Gaza.En el liderazgo de Hamás los planes son otros: prefieren que se aumenten los subsidios en efectivo que se entregan cada mes a las familias gazatíes más necesitadas. Proponen que se aumente el monto del subsidio que actualmente es de 100 dólares mensuales por familia, o bien aumentar la cantidad de familias alcanzadas por esos 100 dólares.

Albania adopta definición de antisemitismo de la IHRA

El parlamento de Albania respaldó la definición práctica de antisemitismo de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA), lo que convierte a Albania en el primer país de mayoría musulmana en adoptar la definición a nivel parlamentario, informó el periódico The Jerusalem Post.La definición práctica de la IHRA, una organización intergubernamental que incluye 34 países miembros, es una clasificación de antisemitismo acordada internacionalmente que se utiliza para ayudar a definir y combatir el antisemitismo en los países que la han adoptado.“El antisemitismo es una cierta percepción de los judíos que puede expresarse como el odio a los judíos. Las manifestaciones físicas y retóricas del antisemitismo se dirigen a las personas judías o no judías y/o a sus bienes, a las instituciones de las comunidades judías y a sus lugares de culto”, se indica en la definición.La decisión de hoy se produce previo al próximo Foro de los Balcanes contra el Antisemitismo, que se llevará a cabo en asociación entre el parlamento de la República de Albania, el Movimiento de Combate contra el Antisemitismo y la Agencia Judía para Israel.Los participantes incluirán al primer ministro de Albania, Edi Rama, los presidentes del parlamento de Albania, Kosovo y Macedonia del Norte, además de funcionarios de la ONU, EE. UU., Reino Unido e Israel.“Es una buena noticia que nosotros, los albaneses y los pueblos de los Balcanes occidentales, una región que ha sufrido más que cualquier otra parte del mundo las consecuencias de las opiniones y actitudes etnocentristas y religioso centristas, nos unamos a esta acción emancipadora de la civilización contemporánea: la lucha contra el antisemitismo”, dijo Gramoz Ruci, presidente del parlamento de Albania.

Sudán ha decidido normalizar relaciones con Israel

El Gobierno de Sudán ha decidido normalizar relaciones con Israel, dijeron funcionarios de Jerusalén al diario Israel Hayom.Probablemente, Jartum haga el anuncio oficial este fin de semana después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente del Consejo Soberano de Sudán, general Abdel Fattah al Burhan, discutan el cronograma, apuntó un funcionario.El miércoles, el sitio web Flightradar24 que muestra información sobre el tráfico aéreo en tiempo real detectó el extraño vuelo de un avión ejecutivo Challenger Bombardier 605 desde el Aeropuerto Internacional Ben Gurión, cerca de Tel Aviv, hacia Jartum. La aeronave emprendió horas más tarde su regreso a Israel.De acuerdo con Israel Hayon, el avión ejecutivo transportaba a una delegación de alto nivel de la Oficina del Primer Ministro y del servicio secreto Mossad para una reunión con sus homólogos en Sudán. Las delegaciones alcanzaron un acuerdo para un reconocimiento bilateral, añade el reporte.Los últimos desarrollos han sido vinculados con la reciente decisión de Estados Unidos de quitar a Sudán de la lista de países patrocinadores del terrorismo.El miércoles, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, expresó su esperanza de que Sudán reconozca pronto a Israel.“Seguimos trabajando para que todos los países reconozcan a Israel”, manifestó Pompeo. “Estamos trabajando diligentemente con ellos para explicar por qué es lo mejor para el gobierno sudanés tomar esa decisión soberana. Esperamos que lo hagan, y esperamos que lo hagan rápidamente”.

Secretario general de la OLP está hospitalizado en Israel

El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, está en un estado “crítico”. Tras haber contraído el coronavirus ha requerido la máxima atención posible dada su vulnerabilidad por un cuadro pulmonar anterior.Erekat, de 65 años, uno de los dirigentes palestinos más conocidos en el extranjero, sufre fibrosis pulmonar. En 2017 fue sometido a un trasplante de pulmón en un hospital estadounidense. El 9 de octubre, la OLP informó de que estaba enfermo por covid-19. “Erekat ha pasado una noche tranquila, pero esta mañana su estado empeoró y ahora mismo es crítico”, dijo el hospital Hadassah Ein Kerem en un comunicado. “Debido a sus dificultades, fue conectado a un respirador y sedado.” El cuadro médico de Erekat “supone un desafío” debido a sus problemas pulmonares crónicos, según el hospital.Erekat fue ingresado el domingo en la unidad de cuidados intensivos de este hospital israelí a petición de las autoridades palestinas. “Llegó en estado grave, necesitaba asistencia respiratoria y mucho oxígeno”, dijo el centro médico. Erekat vive en la ciudad palestina de Jericó, en Cisjordania, territorio palestino ocupado por Israel desde 1967, tras la guerra. Es un cercano colaborador del presidente Mahmud Abas y ha sido jefe de las negociaciones con Israel.La calidad de la investigación, gestión y prestaciones de la medicina israelí es reconocida en medio oriente. El Centro Médico Hadassah es una organización médica israelí establecida en 1934 que opera dos hospitales universitarios en Ein Kerem y Mount Scopus, Jerusalén Occidental.

Facebook y TikTok buscan combatir el antisemitismo en sus plataformas

Los resultados de un reciente estudio realizado y publicada por el Congreso Judío Latinoamericano, CJL, en septiembre de 2020, revelaron que uno de cada cinco comentarios en notas vinculadas a la comunidad judía o a Israel en medios digitales en Latinoamérica son antisemitas. Esto, de acuerdo a la información arrojada por el monitoreo y análisis de redes sociales y 23 diarios digitales en siete países de la región: Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Colombia, Panamá y Uruguay. Asimismo, se analizan los principales resultados de búsqueda en Google, Youtube, Facebook y Twitter. En Facebook, en particular, la tendencia es que tres de cada 10 posteos analizados poseen contenido de odio. Cuando se trata de posteos vinculados a Israel y el sionismo, el número se incrementa hasta cuatro de cada 10 y seis cada 10, respectivamente. Al analizar el contenido en Facebook según palabra clave asociada, los resultados revelan que el contenido vinculado a la palabra “sionismo” concentra la mayor proporción de comentarios antisemitas. En las otras redes sociales, en tanto, a nivel general se sostiene la tendencia observada en el caso de Facebook, y son los posteos que hacen referencia o están vinculados al término ‘sionismo’ los que generan una mayor cantidad de respuestas de este tipo. Hasta el año 2018, las noticias o posteos vinculados al Holocausto eran los que contenían mayoría de comentarios antisemitas.  Pero no todo es malas noticias. En Twitter, el Observatorio Web del CJL encontró que uno de cada tres tweets vinculados a temáticas concernientes a la comunidad judía e Israel es positivo. En la misma línea, los resultados del informe acompañan también las medidas tomadas a mediados del 2019 por empresas como YouTube, donde un cambio de política por parte de la compañía respecto al contenido permitido en la plataforma generó la remoción de miles de videos antisemitas. Esto se vio reflejado en un considerable descenso en las estadísticas correspondientes a las visualizaciones de este tipo de videos en la segunda mitad del año. Cambios de política en Facebook y TikTokHace sólo algunos días, se dio a la conocer la noticia de que Facebook prohibirá los contenidos que nieguen o den información distorsionada acerca del Holocausto, en respuesta a lo que consideró “aumento del antisemitismo”.“Hace tiempo que eliminamos las publicaciones que elogian los crímenes de odio o los asesinatos en masa, incluido el Holocausto. Pero con el aumento del antisemitismo -continuó-, estamos ampliando nuestra política para prohibir cualquier contenido que niegue o distorsione el Holocausto”, señaló el creador de esta Red Social, Mark Zuckerberg, en una publicación publicada en su perfil personal. En concreto, Zuckerberg puntualizó que la actualización de su política de odio prohíbe “la negación del Holocausto”, por lo que “si las personas buscan el Holocausto en Facebook, comenzaremos a dirigirlas a fuentes autorizadas para obtener información precisa”.En tanto, la plataforma de videos TikTok informó esta semana que está tomando medidas enérgicas contra el contenido de odio, prohibiendo los estereotipos antisemitas y las publicaciones de nacionalismo blanco.Las reglas ampliadas contra la promoción de ideologías de odio en TikTok incluyen la prohibición de “información errónea y estereotipos hirientes” sobre comunidades judías, musulmanas y otras, dijo la compañía en una publicación de blog.“Esto incluye información errónea sobre personas y familias judías notables que se utilizan como representantes para difundir el antisemitismo”, dijo TikTok.La plataforma ya ha prohibido las publicaciones que niegan el Holocausto.

Automóvil hecho con fibra de coco y vasitos de yogurt

El vehículo se llama Luca y está fabricado con materiales que, generalmente, se tiran a la basura, sin embargo, una startup israelí ha patentado el uso industrial de la basura doméstica.El diseño es de unos estudiantes de la Universidad Eindhoven holandesa, que se propusieron crear un automóvil hecho de material biológico desarrollado por la startup israelí UBQ Materials.La compañía israelí ha patentado un proceso que convierte la basura doméstica sin clasificar, tanto orgánica, de papel y plástico, incluyendo pañales usados, cáscaras de fruta y vasitos de yogurt, cartón, en un sustituto del plástico. Este compuesto reemplaza el plástico convencional, la madera y el cemento en la manufactura de productos de consumo cotidianos. El chasis de Luca está hecho de lino, tereftalato de polietileno reciclado (PET) y polipropileno (PP), los asientos están hechos de fibra de coco y cabello de caballo y las partes trasera y delantera del chasis están hechas de un tubo de aluminio reciclado, informó UBQ en comunicado.Luca es también muy eficiente, según sus creadores: los motores, que están en las ruedas del vehículo, mitigan las pérdidas en la transmisión, y sus dos motores eléctricos tienen una potencia combinada de 15kK y está alimentados por seis paquetes de baterías modulares. Los diseñadores indicaron que las baterías están pensadas para ser extraídas fácilmente para cuando haya una nueva tecnología en el futuro y deban ser reemplazadas.El coche fue presentado por la empresa estudiantil TU/ecomotive de la universidad holandesa, que cada año conceptualiza y fabrica un automóvil eléctrico para mostrar al mundo que un vehículo futurista y sostenible no es hipotético sino muy real. UBQ Materials es la única empresa del mundo en fabricar un compuesto bio para fabricación de objetos. Esta no es su primera incursión en el mundo de la automoción: en enero de este año colaboró con la alemana Daimler, que manufactura los autos de Mercedes-Benz.Según el medidor Quantis, que evalúa impacto medioambiental en el mundo, cada tonelada de material producido por UBQ desvía hasta 12 toneladas equivalentes de CO2, lo cual sitúa esta tecnología en “el material termoplástico más positivo para el medio ambiente del planeta”.