publicado hace 4 días

Las tres etapas de la gratitud

Como todas las parshiot que preceden a Rosh Hashaná, Ki tavó tiene un mensaje maravilloso. En pocos versículos, la parashá puede ayudarnos en nuestro proceso de jeshbón hanéfesh, el balance espiritual de nuestro año. Comienza diciendo: Ki tavó el haaretz…, cuando vengas a la tierra que tu D´s te entregó… Y da las instrucciones de un rito que debía hacerse en el Santuario y luego en el Templo de Jerusalem: cuando te hayas asentado en la tierra, deberás tomar las primicias de tus frutos, los pondrás en una canasta, los presentarás en el lugar que D´s elija y dirás al cohen: “Declaro hoy que he venido a la tierra que D´s me ha entregado”.Ofrecer nuestras primicias ante D´s significa agradecer por lo que hemos logrado. ¿Cómo lo hacemos? Lo que parece estar a la base de todo el proceso es la toma de conciencia. Declaro hoy que estoy acá. Esto no es una información para el cohen; se trata de verbalizar lo que nos sucede, de mirarnos a nosotros mismos. La primera llave para el agradecimiento es tomar conciencia de nuestros logros. Solemos no valorar las cosas hasta que las perdemos; si hiciéramos el esfuerzo de tomar conciencia, podríamos disfrutar, valorar y agradecer más.La Torá sigue indicando que, además de tomar conciencia del momento presente (declaro que he venido), el oferente debe repasar el trayecto que lo llevó hasta ese punto. Entregar las primicias en el Templo no fue gratuito. Hubo que caminar 40 años por el desierto, luchar por conquistar la tierra, asentarse, sembrar, cosechar. Ningún logro es gratuito; para agradecer debemos tener memoria. De dónde vienes, qué dificultades fuiste capaz de sortear, cómo has crecido en todo el proceso. Así, no habrá tiempos malos o buenos, habrá tiempos de mayor o menor aprendizaje. Cada etapa es valiosa y debe ser reconocida y atesorada.Finalmente, la parashá establece que se debía recitar la historia del pueblo de Israel como un todo. “Aramí oved amí, un arameo errante era mi padre”. Estas palabras, que hoy forman parte del corazón de la Hagadá de Pésaj, debían ser dichas en el momento de entregar las primicias en el Templo. Es la manera de repasar nuestra historia nacional. Abraham, Itzjak, Jacob, la esclavitud en Egipto, el Éxodo. Ya no es mi historia personal, es mi pertenencia nacional, mi responsabilidad colectiva. Este es el tercer paso nos lleva al agradecimiento. Aceptar que no estamos solos, que somos una red interdependiente. Con una historia común y un destino común; como judíos y como humanidad. Debemos tomar conciencia de todas las generaciones que se sucedieron para que nosotros estemos en este momento, en este lugar, ofreciendo las primicias de nuestros frutos. Transitamos un tiempo que nos invita a mirar hacia atrás y evaluar el camino recorrido. Rosh Hashaná y Iom Kipur nos regalan, una vez al año, la instancia juzgarnos y sabernos juzgados. Para mejorar nuestras vidas, demarcar nuevos rumbos, enmendar errores. Pero, más que nada, para valorar y agradecer por lo que somos y lo que hemos construido. Es la mejor manera de proyectarnos hacia lo que queremos ser y construir el año que se avecina.

publicado hace 4 días

“Simón Dice… ¡Detente!”

Existe un juego muy antiguo y muy conocido que todos seguramente hemos jugado en más de una oportunidad. En inglés se lo conoce como “Simon Says” (Simón Dice). Existen tantas versiones del “Simón Dice” en tantos idiomas que durante el año que vivíamos en Jerusalem mis hijos lo jugaban incluso en hebreo en el Gan.Para quienes no lo recuerdan, simplemente una persona dice “Simón Dice” seguido de una instrucción y todos los demás participantes tienen que hacer lo que se les pide. Pero, si el que lidera da una instrucción sin decir “Simón Dice” y alguno de los participantes lo hace igual, entonces pierde el juego. Hay un truco para ganar siempre en este juego. Se trata de pedirle a la gente que levante los brazos y los mueva cada vez más rápido. “Simón Dice más rápido… Simón Dice más rápido… Simón Dice más rápido… ¡Detente!” Generalmente a mucha velocidad cuando nos gritan “STOP” paramos. Pero, no dijeron “Simón dice detente”. Nos detenemos igual porque cuando hacemos algo muy rápido es difícil detenernos a pensar. Por eso es parashat Nitzavim que leemos este Shabat se lee antes de Rosh Hashana. Nitzavim significa “de pie, parados”. Es decir “detenidos”.Hace dos semanas leímos parashat Ki Tetzé (cuando salgas); la semana pasada leímos Ki Tavó (cuando ingreses); la próxima lectura será parasha será Vaielej (y camino Moshé…). Todos los títulos sugieren movimiento: salir, entrar, caminar. Pero este Shabat antes de comenzar un nuevo año, Nitzavim (de pie, parados) nos recuerda la importancia de frenar y deternos. Vivimos gran parte del año corriendo hacia todos lados sin llegar a ninguna parte. Creemos que estar haciendo y haciendo es sinónimo de productividad y de sentido de vida. Sin embargo, así como Shabat nos obliga a parar lo urgente para contemplar lo importante cada semana, estas fechas nos recuerdan que somos “tiempo” y lo que hacemos con ese tiempo de vida es sagrado. Estos son los días de nuestro calendario en los que se nos pide introspección profunda, reflexionar dónde estamos, dónde nos gustaría estar, qué nos está impidiendo esa tierra prometida que siempre se está moviendo y qué podríamos hacer para acercarnos más hacia ella. La única manera de lograr esta transformación radical, esta teshuvá, es deteniéndonos un momento en la vorágine de la vida, pisar el freno y parar un poco.Nitzavim viene a detenernos. No para dejarnos sin acción, sino, por el contrario, para no actuar sin pensar. Para evaluar, repensar y actuar mejor que el año que viene. Es una gran oportunidad. No la pasemos por alto o, mejor dicho, a toda velocidad. 

publicado hace 18 días

Israel informa

El Presidente Herzog en el BundestagEn su visita oficial a Alemania, el Presidente de Israel, Isaac Herzog, se intervino en la Cámara Baja del Parlamento alemán. Ahí expresó: “Hoy estoy aquí ante ustedes, pero no estoy solo. Estoy aquí como un emisario. Estoy aquí como el presidente del Estado de Israel, el Estado soberano y democrático del pueblo judío, el cumplimiento de las plegarias de tantas generaciones”. “Han pasado treinta y cinco años y yo, a punto de concluir mi visita de Estado a Alemania en Bergen-Belsen, en unas horas, deseo repetir aquí sus conceptos, ante ustedes, representantes del pueblo alemán, de todas las facciones, y afirmo: el pueblo judío no olvida. No solo por nuestra deuda con las generaciones pasadas, sino también por nuestros deberes con las generaciones del futuro”.Hallaron un singular documento de la época del Primer Gran Templo de JerusalénEn una operación de inteligencia conjunta, la Unidad de Prevención de Robos de la Autoridad de Antigüedades de Israel, y el Profesor Shmuel Ahituv, galardonado con el Premio Israel de Estudios Bíblicos, con la asistencia dl Ministerio de Cultura y Deporte y el Ministerio de Jerusalén y Patrimonio, lograron repatriar en forma exitosa un documento del período del Primer Gran Templo, que data de fines del siglo VII o comienzos del siglo VI, antes de la era común. El documento está escrito en hebreo antiguo sobre papiro, y, probablemente, fue hallado en las cuevas del Desierto de Judea.  El documento sumamente singular está compuesto de cuatro líneas rasgadas que comienzan con las palabras “Enviado a Ismael…”, texto que sugiere que se trata de un fragmento de una carta que contiene instrucciones para el destinatario de la misma. En base a la escritura, se propone  datar este “Papiro de Ismael” entre los siglos VII y VI antes de la era común, uniéndose  a  otros dos documentos de este período en la colección de los Rollos del Mar Muerto, de la Autoridad de Antigüedades de Israel. Los tres papiros proceden del Desierto de Judea, donde el clima seco permite la preservación de los papiros. Un estudio de la Universidad Hebrea de Jerusalén revela un método simple para aumentar el número de nacimientos por Fecundación In VitroUn método para mejorar el éxito de la Fecundación in Vitro ha sido claramente identificado en una revisión sistemática de ensayos clínicos de alta calidad-realizados por un equipo de investigadores del Hospital Kaplan y de la Universidad Hebrea de Jerusalén, dirigido por la Dra. Devorah Heymann. La tendencia en todo el mundo es que las parejas retrasen la conformación de una familia, hasta que hayan alcanzado una mayor estabilidad financiera.  Esto lleva a las mujeres más allá de sus años de máxima fertilidad, lo que ocasiona que muchas recurran a procesos como la FIV, para tener un bebé. En la FIV se extrae un óvulo de la mujer, se lo fecunda en una placa, y unos días después, el embrión es implantado en su útero.  Mientras se halla en la placa, el embrión es conservado en un líquido, o medio de cultivo, que favorece su desarrollo. La revisión de la Universidad Hebrea estableció que la adición de ácido hialurónico a este medio, mejora el éxito final de la FIV. El significativo hallazgo fue resultado de una revisión sistemática detallada y un meta análisis de los resultados de todos los ensayos clínicos de alta calidad, en los que se agregó o no ácido hialurónico al medio de cultivo. ”Descubrimos que la exposición de un embrión a ácido hialurónico durante más de 10 minutos antes de su transferencia al útero, aumentaba la probabilidad de un nacimiento del 32% al 39%”, señaló Heymann. El éxito más marcado se registró en los casos de mujeres con mal pronóstico de éxito.  

publicado hace 18 días

Parasha Ki Tezte: las dos dimensiones del recuerdo

Cómo explicamos una mitzvá que nos pide que recordemos y no olvidemos. Pareciera que recordar es una actitud natural del ser humano. Pero en el caso de la Parashá Ki Tezte aparece un precepto que nos indica que no solamente tenemos que recordar, sino que también no olvidar. Pareciera un agregado innecesario. Si uno recuerda, no olvida. O una repetición. Pero no es lo mismo recordar que no olvidar. Recordar es una mirada retrospectiva hacia el pasado, que nos permite recorrer y entender lo que nos ha sucedido. No obstante, cuando recordamos y hacemos este ejercicio de memoria, ¿Esto nos queda grabado? Lo que sugiere esta parashá es que hay dos ejercicios en paralelo. El primero es recorrer el pasado para entender y comprender y lo que nos ha pasado. Y una vez que hemos recorrido ese pasado, tenemos que tener la capacidad para tenerlo presente constantemente como una especie de despertador. El no olvidar es la alerta de que ese recuerdo me permita en tiempo presente saber cómo tengo que actuar. En el caso de la parashá, aparece este recuerdo del pueblo de Amalek, que atacó traicioneramente al pueblo hebreo en el desierto, en la salida de Egipto. Y ese precepto implica recordarlo por todas las generaciones, no solo para la generación de Egipto, sino que es un recuerdo perenne, constante. Aparece el otro término que es “No olvidar”, como esa luz roja que te advierte constantemente qué tiene aprender de eso que has recordado. En el caso de la Parashá Ki Tezte, el recuerdo de ese pueblo que nos atacó traicioneramente representa el mal absoluto, la peor condición humana. Y, entonces, ese mal absoluto tiene que ser, según la Torá, recordado y -también- no olvidado. Esa situación histórica de este recuerdo, que no es coyuntural, histórico, sino que es trans histórico, para todas las generaciones, nos ha permitido como pueblo estar alertas. Recordar, aprender del pasado y advertir las señales cuando necesitamos estar atentos al peligro. Es una advertencia, pero también es un modo de entender nuestra historia. También sabemos que está reducido al pueblo de Amalek y que no es para todos los pueblos, porque en la misma parashá dice que no debemos enemistarnos para siempre con el pueblo egipcio o con los amonitas, porque pareciera decirnos que el odio irracional del pueblo de Amalek es algo que tenemos que recordar por siempre.En cambio, hay enemistades coyunturales o históricas, que no implican la enemistad por siempre. Este es el desafío del que nos habla la parashá. Por un lado, estar atentos, alertas, recordar y no olvidar. Y, por otro lado, también no vivir en el rencor y saber perdonar cuando puede ser perdonado. Parashá Ki Tezte es una advertencia colectiva, pero también puede ser tomado a nivel individual, como aquellas cosas que nos tienen que mantener alerta de nuestro pasado y aquellas cosas que podemos perdonar para avanzar. En ambos sentidos, perdonar y no olvidar. Ambos sentidos aparecen en la parashá, por un lado, no quedarse atado al pasado y, por otro, aprender de ese pasado para saber cómo actuar en el presente. Shabat Shalom Umeboraj.  

publicado hace 18 días

Novedades Biblioteca CIS

A Richard, profesor universitario alemán con una exitosa carrera profesional a sus espaldas, le ha llegado el momento de la jubilación. Desde el escritorio de su casa, mientras contempla el lago tras la ventana, se pregunta cómo llenar todo el tiempo libre del que dispondrá. Se entera entonces de la existencia de un campamento de refugiados en Berlín y decide echar una mano. Allí escuchará historias desgarradoras y esperanzadas de jóvenes llegados desde países lejanos, que vienen huyendo de la guerra y la miseria. Pero la comunicación no siempre es fácil, y en más de una ocasión se producen malentendidos o directamente choques culturales, mientras las autoridades se limitan a aplicar la ley con fría determinación. Esta es una novela que aborda sin maniqueísmos, sensiblería o tópicos fáciles una tragedia candente de la Europa actual. Pero no es solo eso: es también el potente retrato de un grupo de seres humanos, cada uno con sus cuitas, en cuyo centro se sitúa el recién jubilado Richard. Y a través de su peripecia personal emergen en el libro otros temas de calado: cómo afrontar la vejez, la soledad y las heridas abiertas del pasado –la desaparición de la mujer con la que compartió su vida, fallecida hace años–, pero también cómo convivir con el deseo que pervive, y que le despierta una etíope mucho más joven que enseña a los refugiados alemán y los rudimentos de las formas verbales: Yo voy, tú vas, él va... 

publicado hace 18 días

Rajel y Lea. Hermanas en la adversidad*

Pocas cosas son más complejas que las relaciones entre hermanos. Compartiendo el mismo ADN y, en la mayoría de los casos, crianza y ambiente familiar semejantes, pueden construir una unión indestructible o una rivalidad que no admite reconciliación.Las historias de hermanos en la Torá muestran más lo segundo que lo primero. Caín y Abel, los primeros hermanos de la humanidad, son quizás el arquetipo de este conflicto, pero los que siguen no se quedan atrás: Itzjak e Ishmael, Jacob y Esav, Josef y sus hermanos, en cada familia se generan relaciones conflictivas de dimensiones épicas.Rajel y Lea son las primeras hermanas del linaje de Abraham y el texto parece describir una relación igualmente conflictiva. Nada sabemos de la infancia de nuestras dos matriarcas. Las encontramos por primera vez cuando una joven y hermosa Rajel baja al pozo de agua a abrevar las ovejas de su padre. Allí conoce a Jacob, quien se enamora perdidamente de ella. Jacob pide su mano a Labán quien le propone que trabaje 7 años para ganarla. Pero Lea es la hermana mayor y Labán no está dispuesto a casar a Rajel antes que a Lea por lo que, engañando al novio, intercambia a las hermanas en la noche de bodas. Tras una semana de matrimonio con Lea, Labán le da a su hija Rajel como esposa con la promesa de que trabaje por ella otros 7 años. Desde ese momento comienza una batalla descarnada entre las hermanas por el amor de Jacob y por darle hijos varones. Esto es lo que leemos en la Torá Escrita. Pero, ¿qué dice la Torá Oral? La relación de competencia entre Lea y Rajel es descrita por nuestros sabios en términos muy diferentes. El Talmud plantea que, sabiendo que Labán planeaba el engaño, los novios intercambian palabras clave para evitarlo. Pero, “mientras Lea era conducida a la cámara nupcial, Rajel pensó: ´Mi hermana ahora será avergonzada´, y le dio las señales” (Bava Batra 123 a). Vemos acá a Rajel frente una disyuntiva colosal: o traiciona a su novio o traiciona a su hermana. Y decide resguardar la honra de Lea.Hay otro midrash mucho más poderoso, en el capítulo 24 de Eijá Rabá, colección exegética sobre las Lamentaciones de Jeremías. El contexto de este midrash es conmovedor. Abraham, junto con los “malajei hasharet”, llora ante D´s por la destrucción del Templo. Abraham exige entender lo ocurrido, a lo que D´s responde que Israel ha pecado y merece su castigo. Diversos personajes Le suplican misericordia -Itzjak, Jacob, Moshé, el propio alfabeto hebreo- sin éxito.“En ese momento, nuestra madre Rajel saltó ante el Santo y dijo: “¡Señor del Universo! Es revelado ante Ti que Jacob, tu siervo, estaba locamente enamorado de mí. Por mí trabajó para mi padre durante siete años, y cuando esos siete años se cumplieron y llegó el momento de casarme con mi esposo, mi padre planeó cambiar a mi hermana por mí. Y esto fue terriblemente difícil para mí, ya que yo conocía el plan, y le informé a mi esposo y le di una señal para que reconociera, para que mi padre no pudiera cambiarnos. Pero después sufrí pesar por lo que hice y tuve compasión de mi hermana, para que no se avergonzara. Así que, esa noche le di a mi hermana todas las señales que le había dicho a mi marido para que estuviera seguro de que era [yo], Rajel. Y no solo eso, sino que me metí debajo de la cama donde estaba acostado con mi hermana, y cuando él hablaba con ella, ella se quedaba callada, y yo le respondía, para que no reconociera la voz de mi hermana. Me compadecí de ella; no estaba celosa de ella y no la expuse a la vergüenza”. D´s comprende que, así como Rajel sintió compasión por su hermana, Él también debería mostrar compasión; perdona al pueblo y promete acabar con el exilio.Pero nuestros sabios no se conforman con una relación desigual. El amor de Rajel debía ser correspondido por su hermana. Leemos en Midrash Tanjuma (Parashat Vayetze 19): “Cuando Lea se dio cuenta de que había dado a luz a seis hijos, dijo: ´D´s prometió a Jacob que sería padre de doce tribus; yo he dado a luz a seis niños, y Bilha y Zilpa han dado a luz a cuatro, lo que hace un total de diez´. Y cuando Lea quedó embarazada de nuevo, los rabinos dicen que ella esperaba un niño, pero ella dijo: ´Estoy embarazada de nuevo, y mi hermana Rajel no tiene hijos´. ¿Qué hizo Lea? Comenzó a orar por misericordia para su hermana Rajel, diciendo: ´¡Que el bebé en mi vientre se convierta en mujer para que mi hermana pueda tener un hijo!´ D´s dijo: ´Por cuanto has tenido misericordia por tu hermana, haré una niña en tu vientre, y me acordaré de Rajel´. ´Y Lea dio a luz una niña y la llamó Dina´ (Bereshit 3:21): ¿Por qué ´Dina´? Porque ella discutió [hebreo, ´daina´] por no tener un hijo, para que Rajel tuviera un niño”. Luego del nacimiento de Dina, la Torá dice que Rajel quedó embarazada de Iosef. Pese a que la vida las colocó en situación de rivalidad, su sentimiento de hermandad no disminuye. El rab Diego enseñó en una drashá que, al juzgar a los demás, lo hacemos según sus acciones; pero, cuando nos juzgamos a nosotros mismos, nos justificamos en base a nuestra historia, nuestras opciones, nuestras motivaciones. Con nuestros hermanos compartimos tantos elementos que, con relativamente poco esfuerzo, deberíamos ser capaces de realizar ese mismo ejercicio y juzgarlos con benevolencia. Hay hermanos inseparables, pero los hay fuertemente enemistados. La historia de nuestras matriarcas es tan cruenta que podría enseñarnos que, si ellas lo lograron, el amor y la misericordia siempre están a nuestro alcance. La lectura de la Torá Oral sobre Rajel y Lea nos enseña que, pese a las adversidades, salvar nuestras relaciones fundamentales siempre puede ser posible. *Todos los artículos sobre mujeres del Tanaj de esta serie están basados en materiales de Alicia Jo Rabins. Los estudiamos cada lunes por la mañana en clases por zoom. Informaciones en rabinato@cis.cl.

publicado 02 Septiembre 2022

Justicia en el ritual y en la ética

Esta semana leemos una de las frases más clásicas de la Torá que hace de nuestra tradición una forma de vida diferente a la que leemos en otros textos clásicos de la antigüedad. Esa frase es “Justicia, justicia perseguirás” (Devarim 16:20). ¿Por qué es tan importante esta frase? Porque en dicho contexto se subraya el énfasis que la Torá hace sobre las personas más vulnerables que otras culturas ignoraron pero la Torá no lo hizo e incluso insistió que debemos ser justos en nuestro trato con ellos: el pobre, la viuda, el extranjero y el huérfano. Solo basta pensar que en la Odisea de Homero el mismo Ulises se disfraza de mendigo al regresar a Ítaca para justamente pasar desapercibido, ser un fantasma que nadie ve ni quiere mirar. Pero en nuestra tradición esto jamás hubiera sido posible como tropo literario porque Moshé y los profetas no podrían ignorar al que necesita comer y no tiene medios para sobrevivir.Muchas tradiciones religiosas definen la “religión” en términos de fe y ritual. Curiosamente, en la actualidad hay un número significativo de judíos que intentan hacer de forma novedosa lo mismo con el judaísmo, es decir, definirlo como una creencia por un lado y una práctica ritual por otro lado. Pero al centrarnos solamente en las mitzvot ben adam la-makom (mandamientos entre el ser humano y D-s) como la definición de lo judío, distorsionamos al judaísmo mismo adaptándolo al entorno exterior haciéndolo similar a otras religiones no judías. De esa forma traicionamos el amplio patrimonio de la Torá cuando no somos capaces de reconocer la justicia y la rectitud como categorías primarias religiosas del judaísmo.Sin dudas, la forma en la que tratamos a los más débiles entre nosotros sigue siendo el núcleo insustituible de nuestra identidad. Nada de esto debería implicar que las otras mitzvot no son importantes. Todas las mitzvot, tanto rituales como éticas, reflejan los mandamientos de D-s tal como lo entiende el pueblo judío a lo largo de la historia. Todos ellos juegan un papel esencial elevándonos por encima de nuestro propio egocentrismo. Nuestros Sabios enseñan que la funcionalidad de la observancia de mitzvot es refinar carácter y moldear la piedad. En resumen, la ética y la pasión por la justicia siguen siendo los motores que impulsan el emprendimiento de lo judío. Los rituales son esenciales y hermosos, pero siguen siendo fríos sin la espiritualidad necesaria que los alimenta. La bondad, la justicia y la decencia forman la base. Como se insiste la Torá, “Justicia, justicia perseguirás”.

publicado 02 Septiembre 2022

La Conciencia verde y la sustentabilidad de nuestros tiempos

La visión judía del mundo sobre estos temas también surge de la Parashá Shoftim de la semana. La Parashá establece que incluso cuando se asedia una ciudad, está prohibido dañar los árboles en ella: “No destruirás un árbol arrojándole un hacha, porque comerás de él y no lo cortarás”.Nuestros sabios aprenden de este verso una prohibición general llamada “No destruir en vano- Baal Tashjit”: no solo los árboles no deben ser destruidos, sino todo lo que tiene un beneficio. Y no solo en la guerra, sino en todas partes y en cualquier momento. Esto requiere que miremos con sensibilidad todos los objetos del mundo y tengamos cuidado de no destruirlos.Hace un poco más de un siglo, antes de la consciencia ecológica de hoy en día, que una vez le pidió a su alumno que escribiera unas líneas para él, el alumno casi comenzó a escribir en la parte superior de la página. Pero Hazon Ish pidió que comenzara en la parte inferior de la página, para poder cortar esa parte, y aún le quedaba media página vacía, para más tarde usar.“Dice el discípulo: aprendí de él cuánto se debe utilizar cada recurso, cuánto se debe vivir con delicadeza y conciencia hacia el mundo”. “A veces veo a una persona que se sienta en un evento y toma unos vasos desechables en una noche, solo por diversión. Baal Tashjit es un mandamiento general y todos deberían pensar cómo lo aplica en su vida”.La llegada del mes de Elul representa la capacidad humana de intentar dominar el tiempo. Este dominio no es un control ya que el tiempo es por naturaleza autónomo e insubordinado. A diferencia del intento frecuente de la civilización de restringirlo y subyugarlo, ya sea en agendas o en aparatos electrónicos cuya función es acelerar las cosas, Elul representa una relación distinta con el tiempo.El dominio reverencial que Elul intenta ofrecernos a lo largo del tiempo es del mismo orden que el Shabat. El tiempo sólo se presta a ser cómplice si sabemos atribuirle un valor o una esencia. “Si aprendemos a no desperdiciar, a no destruir en vano, como metáfora una especie de Baal Tashjit del temporal.”Esta posible asociación es tan real que el tiempo admite que sepamos hacerla larga o ligera. Todo dependerá de la relación y del cariño que le demos. Un evento tedioso y el tiempo será lento, interminable. Un evento intrigante y que invita a la reflexión y el tiempo pasará volando. Un tiempo profundo y se congelará y un tiempo superficial y se desperdiciará.Elul es la preparación para Shabat shabatón (los Iamim Noraim), para un tiempo paradójico que es una mezcla de lo instigador que te acomete y lo profundo que te paraliza. En este tiempo que se derrumba y se vuelve más reverberante que el flujo temporal de la vida cotidiana, nos enfrentamos a la experiencia de estar frente a nosotros mismos. No es un encuentro con nosotros mismos como sucede frente al espejo. Allí, en medio de las tareas rutinarias de cepillarnos los dientes, o peinarnos y revisar nuestra apariencia, estamos presentes solo en la impresión y la apariencia. Elul es el momento de tomar el peso del tiempo. Es el espacio temporal que no se puede desperdiciar. Es cuando descubrimos que estar delante de sí mismo implica estar delante de Dios. Y este es el mayor impacto de este mes que se deja diferenciar. La vida ante ti, tu reflejo ante ti, y el rostro del Creador, como en ningún otro momento, ante ti. Un tiempo distinto donde es posible un encuentro único entre criatura y Creador.Pero eso solo es posible si APROVECHAMOS nuestro tiempo.

publicado 26 Agosto 2022

Aleinu Leshaveaj: la inspiración para Tikún Olam

Todas nuestras tefilot concluyen con una oración muy especial y querida que comienza con las palabras: “Aleinu leshaveaj laAdón hakol, latet guedulá leiotzer Bereshit”. “Debemos alabar al Señor de todo, debemos dar grandeza al Creador de Bereshit”. Vivimos días en los que la humanidad se siente cada vez con más derecho a crear y destruir. Creamos vida artificialmente y la destruimos indiscriminadamente. Junto a avances científicos que pueden llegar a producir una raza suprahumana, somos testigos de atentados terroristas que dejan al individuo indefenso ante la arbitrariedad y el odio. Estamos cumpliendo la promesa de la Serpiente: “Y seréis como dioses”. Un antídoto ante este escenario podría ser una buena dosis de humildad. Humildad para aceptar que uno no es más ni mejor que otros seres humanos, que nadie es dueño de la verdad ni tiene la exclusividad de lo correcto, lo bueno o lo decente. Aceptar a D-s como el Señor de todo, el Creador de todo, debería colocarnos en nuestro lugar de súbditos y no de reyes. ¿Por qué debemos alabar a D-s? “Shelo asanu kegoie haaratzot, velo samanu kemishpejot haadamá; shelo sam jelkeinu kahem, vegoraleinu kejol hamonam”. Porque no nos hizo como los demás pueblos ni como las demás familias de la Tierra; porque nuestra esencia y nuestro destino son diferentes”. Podríamos pensar que esto contradice lo que acabamos de decir. Podría entenderse como que nos sentimos superiores y dueños de la verdad. Nada más lejano al sentido de estas palabras. Agradecemos a D-s por ser judíos, por nuestra existencia. Aceptar el derecho legítimo de todos los seres humanos a ser lo que cada uno es, implica empezar valorando lo que un mismo es. Si debemos aceptar que cada ser, cada grupo, tiene derecho a vivir según sus preferencias, sus convicciones, sus ideas, también debemos reivindicar eso mismo para nosotros. Somos judíos y agradecemos por ello. Somos diferentes. Hemos preservado esa diferencia, esa especificidad a través de los siglos. Quizás sea eso lo que el mundo no nos perdona. Mientras tantos pueblos desaparecieron o se aculturizaron sometidos por invasiones, conversiones forzosas y colonización, los judíos hemos seguido siendo judíos. Es por eso que “Vaanajnu korim umishtajavim umodim”, nosotros nos arrodillamos, reverenciamos y agradecemos”. Al decir estas palabras nos inclinamos “lifnei Melej maljei hamelajim, haKadosh Baruj Hu”, frente al Rey de reyes, el Santo Bendito Sea. El texto vuelve a justificar nuestra actitud de alabanza: “Shehú noté shamaim veiosed aretz”, pues Él creó los cielos y la Tierra. Reconocemos a D-s como fundamento de toda existencia. Proclamamos Su unicidad recordando las palabras del Deuteronomio (4:39) poco antes de los Diez Mandamientos: “Ve iadata haiom vaashebota el levaveja ki Adon-ai Hu haElo-him bashamaim mimaal veal haaretz mitajat. Ein od”. Reconoce hoy y grábalo en tu corazón, que el Eterno es D-s y reina arriba en los cielos y abajo en la Tierra; no hay otro. ¿De qué nos sirve reiterar una y otra vez este concepto? Solo para poder concretar la aspiración mesiánica del siguiente párrafo, resumida en su frase central: “Letaken olam bemaljut Shadai”, reparar el mundo bajo el reino de D-s. “Por lo tanto, confiamos en la pronta manifestación de Tu gloria que hará desaparecer los falsos valores de la Tierra y destruirá toda suerte de idolatría. Confiamos en un mundo mejor, orientado por nuestra fe en Ti (Letaken olam bemaljut Shadai). Entonces la humanidad Te invocará y todos los malvados tornarán hacia Ti. Todo el universo reconocerá Tu supremacía, todos los hombres pondrán en Ti su esperanza. Tú serás la creencia de todos los seres humanos. Tú reinarás sobre el universo por siempre jamás. “Veneemar vehaiá Adon-ai lemelej al kol haaretz; vaiom hahú ihié Adon-ai ejad ushemó ejad”. Pues así está escrito en Tu Torá: “El Eterno reinará por siempre jamás”. “D-s reinará por toda la eternidad, entonces el Eteno será único y Su nombre único”. Como decíamos al estudiar el Shemá Israel, en este mundo incompleto e imperfecto, los judíos reconocemos a D-s como el único Creador que gobierna los destinos de la humanidad; pero confiamos en que llegará el día en el cual todos los pueblos Lo reconozcan como uno y único. Hoy muchos aceptan que D-s es uno, sea como divinidad, sea como fuente de energía universal; y la humildad de la que hablamos significa aceptar que los caminos para llegar a Él son tan diversos como las diversas religiones y culturas. Cuando decimos “Vaiom haú ihié Adon-ai ejad ushemó ejad”, en aquel día, D-s será uno y Su nombre uno, estamos diciendo que cuando llegue el Mesías, cuando el mundo esté finalmente redimido, toda la humanidad reconocerá no solo que D-s es uno sino también que Su nombre es uno. Como judíos creemos que llegará el día en el cual todos los caminos para llegar a D-s se unifiquen. Decir que Su nombre será uno, no implica que todos vayan a ser judíos sino que habrá una sola forma de llegar a Él y todos estaremos unidos en tal unicidad. No sabemos exactamente cómo será el mundo mesiánico. No sabemos cuándo ni cómo ocurrirá. Pero tenemos fe en que de una manera o de otra, la humanidad deberá unirse en hermandad y armonía. Desde un punto de vista pragmático, solo dos caminos se vislumbran ante la sociedad humana: que nos destruyamos entre nosotros o que logremos convivir. Hoy la balanza parece estar inclinada hacia la destrucción, pero la visión de mundo judía nos impele a visualizar y seguir trabajando por la vida. Que nos falta mucho es indudable. Pero ya lo dice Pirkei Avot (2:16): “No depende de ti terminar la obra, pero no estás libre para desentenderte de ella”.

Mensaje de nuestros rabinos para recibir este 5.783

Rabino Eduardo Waingortin: “Por un año donde crezcamos en esperanza, y que nos encuentre siempre juntos para enfrentar cualquier dificultad”El año que estamos terminando es un año de duras pruebas para el mundo. Por un lado, la pandemia que no terminaba y que ahora tiene signos de tener sus últimos momentos. Por el otro, conflictos internacionales como el de la invasión de Rusia a Ucrania nos volvieron a situaciones que pensamos totalmente superadas. Y en un plano más cercano, las sensaciones que como comunidad judía hemos tenido en el país, de zozobra y de profunda alerta por algunas manifestaciones del Ejecutivo y por tristes gestos hacia el Estado de Israel, al que estamos inconfundiblemente ligados por lazos de historia, de identidad y de futuro. Fue un año difícil, pero de todas formas estamos agradecidos a D-s por haberlo tenido. Este año 5.783, en cambio, empieza con inconfundibles muestras de progreso, por un lado, la pandemia, que nos permite quitarnos en unos días más las mascarillas que nos han caracterizado en estos tres años. Por otro lado, un intento de nuestro país de avanzar en acuerdo, que permitan una construcción más consensuada y que permita un desarrollo en progreso y en paz. Y como comunidad judía, nos enfrentamos a un desafío constante: lucha por nuestra continuidad y el derecho a vivir en paz y en seguridad en cualquier lugar del orbe, y a terminar con prejuicios que tanto daño le hicieron a nuestra existencia en toda la historia. Yo brindo con mi familia del Círculo Israelita de Santiago, CIS, de este Mercaz que nos cobija y por toda la comunidad judía de Chile, por un año donde crezcamos en esperanza, y que nos encuentre siempre juntos para enfrentar cualquier dificultad y cualquier adversidad. Que nos encuentre solidarios con aquellos que lo están pasando mal. Y que nos encuentre con el corazón henchido de orgullo por ser parte del Pueblo Judío y por tener esta raíz tan firme que nos une a un pasado glorioso en aportes, difícil en su desarrollo, pero increíblemente necesario para un mundo mejor. Le Shaná Tová Tikatevu. Rabino Gustavo Kelmeszes: “El desafío grande fue reencontrarnos después de los años que pasamos en la pandemia”Este año, a partir del principio, ya retomamos toda la actividad presencial de Zugot (Grupos de Parejas) y el desafío grande fue reencontrarnos después de los años que pasamos en la pandemia. Entonces, este año, hicimos una labor muy interesante de volver a convocar y a reencontrarse con todos los grupos, como lo hacíamos antes, tanto en las casas como en el Mercaz. Y el desafío fue mantener, acrecentar y seguir convocando a los grupos que siempre participaron. También tuvimos -junto al Rabino Diego- un curso especial dedicado a la felicidad, no solo para los participantes de los grupos, sino para toda la comunidad. Y estamos terminando, justo al final del año, en octubre, con Shabatonim, eso es, vamos a estar viernes y sábados con algunos de los grupos trabajando todos los temas de Shabat y las relaciones de pareja, y también en diciembre vamos a particirpar de un fin de semana en el cual vamos a trabajar temas de la espiritualidad y el judaísmo para ese tiempo. Para toda la comunidad, en general, tenemos el desafío en Rosh Hashaná y Iom Kipur de hacer que sea lo más parecido posible en convocatoria, en espiritualidad y en significado a otros Iamim Noraim, y eso nos va a dar la fuerza necesaria para darnos cuenta de que de a poco vamos dejando atrás años muy difíciles y que tenemos que pensar en nuevas estrategias y maneras de convocar y también de dar significado a lo que es la vida en comunidad. Rabino Ari Sigal: “Es un año, que precisa del compromiso de todos para alejar las diferencias”El escenario post COVID, en este Chile post Estallido, nos dejó un mundo más fragmentado de identidades escindidas. Sin dudas, la construcción de comunidad debe seguir siendo el bastión de prestigio para construir humanidad, sentido y esperanza. Y allí, los jóvenes ocupan un lugar central: en lo que ellos crean, entonces ahí se edificará el futuro. Hemos cambiado de sistemas estrictos de clases semanales, a espacios de confianza y sinceridad en el que, mediando con nuestras fuentes, buscamos reconocer dónde hay dolores y donde aún no hay luz. Se alejó la visión del rabino a través de una entrevista formal, para conseguir un vínculo más horizontal. Son muchos los padecimientos que acusan los jóvenes: desde la desidia y apatía hasta la falta de propósitos y sueños, como así también la carencia de fe que aleja la construcción de otras realidades. La energía está puesta en reencantarnos con lo comunitario y desde lo emocional y porque desde ahí se puede construir humanidad. Este es el objetivo que persigue BBYO, Kivun y Kesher, siendo los mismos adolescentes los protagonistas del mundo que quieren ver. Desde Bet El, cuidando desde la inclusión, la sensibilidad y percepción que cada janij y madrij presenta consigo mismo y en el vínculo: con sus pares y su judaísmo. Estamos con altas tasas de jupot, quizás también producto de la soledad que dejó el encierro, pero también por entender que los viajes tan anhelados -y postergados- de esta generación, tampoco llenarían el vacío. Creemos fuerte en las clases one on one, porque ahí surge la confianza para una vida robusta de fe. Estamos escuchando a los padres, y ayudándolos a vincularse de manera más consciente con sus hijos, acortando la brecha del lenguaje y la frialdad en que nos dejan las redes sociales. En términos generales, se empezó a dar vuelta la histórica mirada en que la construcción de comunidad se percibía con liderazgo vertical y se comenzó escuchar las demandas para construir juntos alternativas que satisfagan las necesidades. Es un año de cambios, de cuidado absoluto de cada alma, para que vuelva a su torrente espiritual y saque el máximo provecho por el cual el Kadosh Baruj Hu le regaló el paso por este mundo. Es un año que precisa del compromiso de todos para alejar las diferencias y saber que un buen pulso emocional nos puede conducir a un mejor mundo.Rabino Lucas “Pato” Lejderman: “Es la oportunidad de fomentar la idea de fortalecer el vínculo, de hacer comunidad”Este año 5.782 que está por terminar, fue un año de grandes desafíos para lo que es el Plan de Continuidad judía y lo que es el segmento de juventud, que va desde lo que nosotros llamamos el “Post Bar Mitzvá”, con el programa de Kesher,  Kivun, BBYO, Arkavá y otros programas más que tienen que ver con esta franja de edad, que va desde los 13 a los 35 años. Este 5.782 consolidamos varios proyectos hermosos, como BBYO, B’nai B’rith Youth Organization, que es la mayor organización mundial de jóvenes de 13 a 18 años. Tuvimos la apertura y consolidación de la primera sede de Chile, con Dalia Pupkin y Yoab Staropolsky como primeros presidentes. Ahora estamos en la etapa de transición para una nueva generación que va a tomar la responsabilidad de seguir construyendo este proyecto que tiene todo para ser un proyecto de vanguardia, en que los jóvenes son protagonistas, que no viene a consumir, sino que a construir, armar y planificar actividades. Además de eso, abrimos varios grupos de estudio gracias a la vuelta de la presencialidad, mucha gente que quiso volver a encontrarse con sus amigos, también gente más grande, dentro de lo que es nuestro segmento juventud; parejas jóvenes queriendo reunirse, incluso pudiendo organizar seminarios de parejas que haremos en noviembre, junto con Moishe House, que funciona como una “pre-jupá”. Pero la verdad es la oportunidad de fomentar la idea de fortalecer el vínculo, de hacer comunidad, pero no solamente dando Likes o viendo Zoom, sino volviendo a encontrarnos. Rabino Diego Edelberg: “Mi entusiasmo por lo que se viene es grande”Recuerdo cuando Jonathan Kriegel, el presidente de la comunidad judía en Hong Kong, me dijo después de haber vivido él en varios países a lo largo de su vida, que uno debía darle por lo menos tres años a un nuevo destino para sentir si era el lugar apropiado para uno. En ese entonces yo llevaba un año viviendo en Hong Kong y Jonathan me dijo: “El primer año es todo nuevo, todo el tiempo, en el segundo comprendes cómo funcionan un poco las cosas porque se empiezan a repetir y finalmente a partir del tercero comienzas a crear y contribuir tú también”. Mi entusiasmo por lo que se viene es grande: a partir de este Rosh Hashaná y hasta el próximo se inicia mi tercer año como Rabino en nuestra comunidad. Sin dudas, el primer año fue todo nuevo para todos. Ingresé a la comunidad en pleno COVID. Dentro de las múltiples tareas que fui asignado y que tengo el privilegio de servir en la comunidad, surgió desde un comienzo y por idea del Rabino Eduardo, una propuesta que se ha consolidado en estos dos años y que hoy ya es un proyecto establecido del que tenemos grandes ideas para su tercer año. Este proyecto es el que llamamos Bait Yehudi (Casa Judía).En la forma más simple de explicar, Bait Yehudi representa el brazo de Educación Familiar de la comunidad enfocado en las familias jóvenes con hijos en edades de Gan (del nacimiento hasta los 6 años). Creemos que el lugar más importante para la continuidad judía sucede en la casa judía y en reflejo con el judaísmo que se vive en la Sinagoga. Pero Bait Yehudi no solo se ha consolidado como una propuesta innovadora en el área, sino que fue pensado como un equipo de cooperación desde su inicio. Junto con Vivi Kremer, el espectacular grupo de voluntariado de eventos que ella coordina y la creatividad de Vale Benado nos reunimos semanalmente en un espacio donde abiertamente creamos, discutimos y concretizamos las propuestas que consideramos las más serias y las de mayor responsabilidad: ¡Contribuir a crear los judíos y judías del futuro! Para lograr nuestro objetivo, en los últimos dos años hemos puesto los esfuerzos en dos grandes ideas: por un lado, crear experiencias significativas en comunidad específicamente diseñadas para este segmento y, por otro lado, producir materiales educativos novedosos para los hogares judíos. Ambas ideas son trabajadas en paralelo y cada experiencia es contemplada desde el enfoque del momento vivido y cuál será “el después” en las casas que continuará vibrando entre la comunidad y el hogar, con los materiales que regalamos (entre estos materiales se cuenta por ejemplo con individuales con bendiciones de cada alimento, almohadones para agradecer el día y decir el Shema Israel por la noche, imanes temáticos que funcionan como un “Luaj/calendario” durante cada momento del año, libros, manualidades creadas por ellos mismos, etc.).Como mencioné al comienzo, el tercer año es el que se viene y es lo que más nos motiva. Estamos ya comenzando a planificar nuevas propuestas tanto experienciales como materiales nuevos. Bait Yehudi es un proyecto que nos llena de orgullo y entusiasmo. Si quieres sumarte no dudes en acercarte. ¡Queremos que nuestra tradición milenaria siga irradiando sonrisas en cada niño y niña! 

Querido Mercaz: ¡Iom Uledet Sameaj!

Nuestro querido Círculo Israelita de Santiago cumplió sus primeros cien años. Un siglo de vida comunitaria que nos inunda de emociones. Gran parte de los momentos importantes de las familias judías en Chile, esos hitos que nos marcan para toda la vida, se relacionan de alguna manera u otra con el Círculo (al cual muchos con cariño también llamamos “el Mercaz”). Una institución que logró convertirse en un verdadero orgullo comunitario en Chile y en toda América Latina.  A quienes hace 100 años tuvieron la visión, tenacidad y voluntad de crear el Círculo Israelita de Santiago, agradezcámosle todos juntos desde lo más profundo de nuestros corazones por su inmenso legado. Gracias a su generoso corazón y esfuerzo, hoy podemos disfrutar de la pertenencia, unión e identidad que nos da el ser parte de esta comunidad y tenemos la posibilidad de aportar nuestro capítulo de trascendencia sobre los pilares que construyeron.  Kol ha kavod para los miles de hombres y mujeres que dedicaron su energía para transformar un primer minián allá por los años 1920, en la calle San Diego, en la comunidad consolidada que somos hoy.  A pesar de todas las dificultades que se presentaron en el camino, durante décadas y sin excusas, siguieron adelante y lo lograron.   A todos los que hoy conformamos la comunidad, muchas gracias por ser parte de la vida judía institucional en Chile. Independiente del rol que cada uno decida tener, de la intensidad con que viva la vida comunitaria, de sus preferencias e intereses, aquí todos somos necesarios para seguir haciendo del Mercaz el lugar de pertenencia y de continuidad.  Una comunidad fuerte y sana se basa en la confianza. Confianza en que compartiendo los valores fundamentales que nos unen y trabajando unidos, seguiremos haciendo del Mercaz una comunidad fiel a sus tradiciones, y que a la vez aprende y evoluciona en el tiempo. Una comunidad pujante, viva, que logra potenciar a cada familia en la búsqueda de su manera de vivir una vida judía plena en Chile. Los invito a que cada uno piense en la próxima era de nuestra comunidad y en qué podemos hacer hoy, nosotros, para que en 100 años más una nueva generación de judíos y judías celebre un bicentenario del Mercaz en plenitud, con tanto orgullo en la institución como el que sentimos nosotros hoy. Juntémonos para trabajar en esas ideas y, entre todos, hacerlas realidad. Juguémonos, en equipo, por lo que creemos importante para nosotros, para nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos.  Potenciemos el espíritu y la actitud de hacer cosas juntos, de compartir actividades, de hacer comunidad, de aportar al país y al mundo, para multiplicar los sueños, las tefilot y los momentos relevantes con gente querida, que en definitiva son los tesoros realmente de valor que quedan por siempre.  Si D-s quiere, en pocos días nos volveremos a reunir para Iamim Noraim. Esperamos que en este año Rosh Hashaná tenga un sabor doblemente dulce Después de dos años de celebraciones híbridas y aforos restringidos, podremos volver a estar juntos para celebrar y rezar en unidad, y festejar durante todo el año que está por comenzar este primer centenario de nuestro querido Círculo Israelita.  No demos por sentado que las cosas estarán por siempre allí. Seamos todos protagonistas de nuestra historia en común. Trabajemos cada día como si el futuro comunitario dependiera de todos y de cada uno de nosotros, porque estoy seguro de que así será. La continuidad depende de nosotros mismos y necesitamos estar más unidos y activos que nunca.  Si durante estos días de reflexión te das cuenta de que puedes estar más presente en la comunidad de alguna forma u otra, o sabes de alguien más que pueda estar algo más cerca, no lo dudes y acércate. Porque no se trata solo de pensar qué puede hacer la comunidad por cada uno de nosotros, sino también pensar que es lo que cada uno de nosotros podemos hacer por la comunidad.  Disfrutemos de un nuevo año juntos, y que D-s quiera que sea uno bueno y dulce para todos.  Iom Uledet Sameaj querida comunidad.  Shaná Tová Umetuká ve Jatimá Tová.   

Un nuevo año se acerca

Estamos cerca de un nuevo año en nuestro calendario y este ha sido un año en que si bien se han presentado aún dificultades producto de la pandemia, el escenario nacional, local y de nuestra institución es diferente. Hemos tenido importantes desafíos, así como también la llegada de nuevas personas a la residencia, así como diversas actividades y talleres.Respecto al manejo de la pandemia, con avances y retrocesos, hoy la situación es distinta: Todos nuestros residentes y funcionarios están vacunados, por lo cual el manejo de las restricciones que vivimos los años anteriores han sido diferentes.Este año tuvimos el privilegio de volver a juntarnos para celebrar Pesaj, con un aforo aún limitado, pero con la presencia de familia, después de 2 años de encierro y mayor soledad. Nuestros residentes disfrutaron de las tradiciones junto a sus familias.Por otro lado, desde el pasado Rosh Hashaná a la fecha, hemos tenido la incorporación de un grupo importante de residentes, quienes nos han alegrado con sus historias de vida, sus personalidades, así como también han permitido a nuestros residentes más antiguos generar nuevos lazos de amistad y compañerismo.Sin ir más lejos, se han formado nuevos grupos y amistades, como el “club de Toby” que se reúne a jugar dominó varias tardes por semana, así como la incorporación de algunas residentes con sus talentos en tejidos, manualidades, pintura, dentro de todos.A lo largo de este año se han desarrollado diferentes proyectos de mejoramiento de la institución, siendo posiblemente el más relevante, la renovación de la peluquería, la cual se modernizó para seguir atendiendo a nuestros residentes, especialmente a las mujeres, quienes semanalmente usan ese espacio para su autocuidado y atención de la imagen personal.Nuestras residentes agradecen la posibilidad de tener un espacio renovado y mucho más iluminado, donde pueden lucir sus peinados y cambios de looks.Por otro lado, hemos desarrollado y consolidado los diversos talleres de la residencia, mantenemos actividades diarias para ofrecer alternativas en el cuidado de la salud física y cognitiva, así como el desarrollo de la psicomotricidad y buen uso del tiempo libre.Dentro de los talleres que destacamos, sobresale el taller de canto, a cargo de nuestra querida Paulina Collarte, quien semanalmente nos acompaña con su voz y guía a los residentes de CISROCO para sacar la voz y con ello trabajar la respiración, autoestima, seguridad y expresar emociones.Hemos consolidado talleres ya presentes, como arteterapia, las actividades a cargo de nuestras psicólogas, kinesiólogos o terapeuta ocupacional. Nuestras residentes han tejido para ir en beneficio de otros, y hemos propiciado espacios de encuentro y celebración entre pares y en torno a las tradiciones judías.Como vemos, muchas experiencias en un año, y por lo mismo, esperamos el 5783 de nuestra historia con muchas esperanzas y entusiasmo, deseando que en CISROCO podamos seguir festejando como familia, acogiendo en nuestra casa a nuevos residentes y con actividades y en movimiento.

Tailandia firma contrato para comprar drones hermes 900

Tailandia ha firmado un contrato para comprar drones Hermes 900 de fabricación israelí.En 2017, el ejército tailandés adquirió los drones Hermes 450 de Elbit Systems, el modelo anterior al Hermes 900.El Hermes-900 es el sistema aéreo no tripulado (UAS) polivalente de media altitud y larga duración (MALE) de nueva generación de Elbit Systems, con una altitud de vuelo de más de 30.000 pies y capacidades de vuelo en todas las condiciones meteorológicas.El Hermes-900 tiene una envergadura de 15 m, una longitud de 8,3 m y un peso máximo de despegue de 1.100 kg y de carga útil de 300 kg.Basado en el UAS Hermes 450 de Elbit, con más de 300.000 horas de vuelo operativo, el Hermes 900 se utiliza tanto para misiones de apoyo en tierra como de patrulla marítima, así como para operaciones integradas multiplataforma y multisensor. Tiene el doble de potencia y capacidades que el Hermes-450 y es capaz de llevar una amplia gama de cargas útiles de recogida de información y de realizar misiones de dominio de área y de vigilancia persistente, adquisición de objetivos y recogida de información.La Armada no ha precisado en su comunicado cuántos drones comprará, pero ha dicho que se ha fijado un presupuesto para adquirir el sistema a lo largo de cuatro años, entre 2022 y 2025.La Armada tailandesa afirmó que los drones se utilizarán para patrullar el mar y proteger la soberanía marítima del país, así como las rutas marítimas, y para ayudar en las operaciones de salvamento marítimo.Israel está considerado como uno de los principales exportadores de drones, ya que Israel Aerospace Industries y Elbit venden vehículos aéreos no tripulados a países como Chile, Colombia, Francia, Alemania, India, México y Singapur. El sistema de drones se utiliza en muchos países, como Filipinas, Suiza, la Unión Europea y Canadá.

Lapid hablará de la solución de dos Estados en su mensaje a la ONU

Israel sigue comprometido con una solución de dos Estados para el conflicto israelí-palestino, se espera que el primer ministro Yair Lapid le diga a la Asamblea General de las Naciones Unidas el jueves, informaron medios israelíes.Han pasado varios años desde que un primer ministro israelí habló de una solución de dos Estados al dirigirse a la Asamblea General de la ONU.En su discurso, Lapid explicará que “separarse de los palestinos tiene que ser parte de la visión de la nación”.Con eso en mente, Israel “no hará nada que ponga en peligro la seguridad de Israel o la seguridad de los ciudadanos de Israel, ni siquiera por una pulgada, pero la separación de los palestinos debe ser parte de la visión política, parte del concepto de esperanza. Sin fuerzas”, afirmaron fuentes cercanas a Lapid, recogió The Jerusalem Post.Lapid cree en la importancia del diálogo, incluso con aquellos con los que no está de acuerdo, pero a pesar de las palabras que planea pronunciar en la ONU, no tiene intención de reunirse con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas.Los dos hombres hablaron brevemente en agosto cuando Lapid llamó a Abbas con buenos deseos para la festividad de Eid al-Adha.Comentarios como el que hizo Abbas en Alemania, en el que dijo que Israel había cometido 50 holocaustos contra los palestinos, dificultan tales conversaciones, dijeron las fuentes.También se espera que Lapid dedique tiempo a su discurso a Irán. Enfatizará que Israelno permitirá que Teherán se convierta en un Estado nuclear.“Si es necesario”, y “esto se acuerda con los estadounidenses. Actuaremos por nuestra cuenta. No tenemos que actualizar a nadie, y no necesitamos pedir permiso a nadie”, dijo la fuente.Lapid también propondrá un camino alternativo para reactivar el acuerdo nuclear de 2015.Israel se había opuesto a ese acuerdo, que advirtió que envalentonaba a Irán y que no detendría su programa nuclear.

Primera reunión entre líderes de Israel y Turquía

El primer ministro Yair Lapid y el presidente turco Tayyip Erdogan se reunieron el martes al margen de la Asamblea General de la ONU para las primeras conversaciones cara a cara entre los líderes de las naciones aliadas de Estados Unidos desde 2008, dijo la oficina de Lapid.Las relaciones entre Israel y Turquía, congeladas durante mucho tiempo en medio de disputas por la causa palestina, se han calentado en los últimos meses, con la energía emergiendo como un área clave de cooperación. Se espera que pronto intercambien nuevos embajadores.Además de hablar sobre energía, Lapid agradeció a Erdogan por el intercambio de inteligencia entre los países y señaló la demanda de Israel por el regreso de cuatro de sus ciudadanos, dos de ellos soldados, desaparecidos en la Franja de Gaza desde la guerra de 2014, dijo la oficina de Lapid.Turquía, miembro de la OTAN, ha recibido a miembros de Hamas, un movimiento islamista palestino que gobierna Gaza y que gran parte de Occidente designa como grupo terrorista. Esa relación a menudo ha sido un punto conflictivo en los intentos de reconstruir los lazos con Israel.Ankara, por su parte, estaba indignada por el asesinato en 2010 de 10 activistas turcos en peleas que estallaron cuando los marines israelíes asaltaron un barco que intentaba romper el bloqueo naval de Israel en Gaza.Antes de la reunión con Lapid, Erdogan se reunió con una delegación de rabinos en Nueva York y anunció que planea visitar Israel tras las elecciones del 1 de noviembre, probablemente en diciembre.

Irán no logra contener las protestas por Amini

Las protestas comenzaron tímidamente el viernes tras conocerse la muerte de Mahsa Amini tras ser detenida por la Policía de la moral por llevar mal el velo y se han ido extendiendo, cada vez mayores, en más puntos del país y más violentas desde entonces.Ni la represión policial, que está usando materiales antidisturbios; ni las promesas del presidente, Ebrahim Raisí, de que se investigará a fondo la muerte de Amini; ni el envío de emisarios del líder supremo de Irán, Ali Khameneí, a la familia de la fallecida parecen suficientes para poner fin a las protestas.Así, el país persa vivió anoche una nueva jornada de protestas a lo largo del país, las mayores en años.Los medios estatales informaron de manifestaciones en “limitadas” ciudades del país, donde se lanzaban proclamas contra el Gobierno y se atacó a la Policía, según las versiones oficiales.Pero los vídeos compartidos en redes sociales por periodistas y activistas iraníes mostraba duros choques en numerosas provincias, unas imágenes cuya autenticidad no está verificada.En la ciudad de Kerman, en el sureste de Irán, una joven se cortó el pelo mientras a su alrededor otros manifestantes gritaban «muerte al dictador”.En otros vídeos se ve a mujeres tirando sus velos a hogueras callejeras, en un gesto que ya se ha convertido en símbolo de las protestas.De nuevo, los manifestantes gritaron un día más «Justicia, libertad y no al hiyab obligatorio» y «Mujeres, vida, libertad”.

Comunidad Judía de Chile (CJCh) se desplegó en medios de comunicación y se reunió con la Ministra Secretaria General de la Presidencia, Ana Lya Uriarte, en La Moneda

El grave e inédito incidente diplomático, en que el presidente Gabriel Boric rechazó recibir las cartas credenciales del Embajador de Israel, Gil Artzyeli, a momentos de iniciarse la ceremonia - en que sí fueron recibidos los embajadores de Suecia, Bélgica, Alemania, Suiza y Arabia Saudita- generó una serie de reacciones del mundo político, líderes de opinión, medios de comunicación y organismos internacionales. Asimismo, la Comunidad Judía de Chile, CJCh, emitió un comunicado en que repudió el hecho y explicó que, además del agravio, esto validaba posiciones antisemitas que ponían a sus miembros en riesgo. Este mensaje también fue transmitido por el presidente de la Comunidad, a través de gran cantidad de medios de comunicación. Detalle al final. En este marco, la ministra de la Secretaría General de la Presidencia, Ana Lya Uriarte, invitó a representantes de la Comunidad a La Moneda, quienes le expresaron su temor por la posibilidad de enfrentar un clima hostil y amenazante, como ocurre en otros países cuando se toma posición sobre el conflicto palestino - israelí.Gerardo Gorodischer, presidente de la CJCh dijo tras el encuentro: “Vinimos a expresarle nuestra preocupación a la ministra Uriarte, porque el incidente de la semana pasada no hace más que importar un conflicto. Cuando esto ocurre, en el mundo aumentan los ataques antisemitas y no queremos sentirnos inseguros en nuestro país, pues somos ciudadanos chilenos.  Estamos aquí para reconstruir puentes, recomponer confianzas y expresar nuestro compromiso con seguir aportando a Chile como lo hemos hecho desde siempre. Es lo que hicimos en la Tefilá por Chile la semana pasada, en que precisamente elevamos una oración por nuestro país y sus autoridades". La ministra Ana Lya Uriarte, recordó lo importante que fue asistir a la Tefilá por Chile y el mensaje que se entregó. Además, reaccionó conmovida ante lo manifestado por la Comunidad, la que entregó un dossier con las expresiones antisemitas surgidas a raíz del incidente diplomático y sobre la explicación de cómo la importación del conflicto, sobre todo por parte del Jefe de Gobierno, genera expresiones contra los judíos en Chile, que nada tienen que ver con lo que ocurre a miles de kilómetros y sobre lo cual no tienen injerencia alguna. La comitiva estuvo integrada por: Gerardo Gorodischer presidente Comunidad Judía de Chile Dafne Englander, directora ejecutiva Comunidad Judía de Chile Ariela Agosin, vicepresidenta Comunidad Judía de Chile Rabino Eduardo Waingortin Capellán Judío de La Moneda Gabriel Silber, director de Asuntos Públicos Comunidad Judía de Chile Bartolomé Abramovich, coordinador dede Asuntos Públicos Comunidad Judía de Chile Boris Kisiliuk, presidente B'nai B'rith Chile Yoab Bitran, director del Vaad Hajinuj Denise Schlesinger, vicepresidenta Federación Sionista. Las autoridades de gobierno que recibieron a la Comitiva: Ana Lya Uriarte, ministra Secretaria General de la Presidencia Ximena Fuente, Canciller (s) Alexandra Benado, ministra del Deporte Macarena Lobos, Subsecretaria del Ministerio Secretaría General de la Presidencia.Algunas de las apariciones en prensa:Excancilleres condenan desaire a embajador de Israel en Chile e impasse se tilda de "inédito"Rabino Eduardo Waingortin, Capellán Judío de La Moneda en el Te Deum Desaire "sin precedentes": Diputados de grupo interparlamentario chileno-israelí condena impasse con embajador ArtzyeliComunidad judía tras cita con gobierno: "Hubo sentidas disculpas""La diplomacia tiene caminos distintos a los desaires y esos desaires nos perjudican como chilenos y no solo hablo como judío"Vocero comunidad judía en Chile: Hay una preocupación cada vez que el Presidente Boric hace una intervención respecto al Estado de IsraelPresidente de Comunidad Judía y crisis diplomática con Israel: “Boric no nos recibió ni antes ni después ni durante”Comunidad Judía de Chile tras impasse del embajador israelí: "Hay una distancia" con el Presidente BoricComunidad Judía de Chile se reúne con ministras de la Segpres y del Deporte tras impasse diplomático con embajador de Israel: “Hubo sentidas disculpas”Comunidad Judía en Chile tras impasse diplomático con embajador de Israel: "Vamos a reforzar el trabajo y así poder avanzar y dar vuelta la página"Senador Quintana: “En política exterior no tenemos margen para más desatinos”Ossandón por impasse del Gobierno con Israel: "Quedamos como unos imbéciles"Revisa todas las declaraciones de apoyo y las noticias en nuestra cuenta de Twitter https://twitter.com/comjudiachile 

Novedades Biblioteca CIS

En una habitación de hospital en pleno centro de Manhattan, delante del iluminado edificio Chrysler, cuyo perfil se recorta al otro lado de la ventana, dos mujeres hablan sin descanso durante cinco días y cinco noches. Hace muchos años que no se ven, pero el flujo de su conversación parece capaz de detener el tiempo y silenciar el ruido ensordecedor de todo lo que no se dice. En esa habitación de hospital, durante cinco días y cinco noches, las dos mujeres son en realidad algo muy antiguo, peligroso e intenso: una madre y una hija que recuerdan lo mucho que se aman.

Disney presenta el remake de ‘Blancanieves’ con Gal Gadot como la Reina Malvada

Disney presentó algunas de sus próximas películas el sábado, incluida una nueva versión de acción en vivo del clásico de 1937 “Blancanieves y los siete enanitos” con la superestrella israelí Gal Gadot como la Reina Malvada, informó The Times of Israel.La superestrella israelí describe el papel en la nueva versión de acción en vivo del clásico de 1937 como “muy diferente” de todo lo que ha hecho antes, y agrega que “meterse debajo de su piel fue  encantador”.La vista previa tuvo lugar en la D23Expo en California y la película se estrenará el próximo año.Basada en un cuento de hadas de los hermanos Grimm del siglo XIX, la historia presenta a Blancanieves, una princesa que perdió a sus padres cuando era niña y es criada por la Reina Malvada, que está obsesionada con su propia belleza y teme constantemente que su hijastra la eclipsará.La película de Disney de 1937 fue la primera película animada que hizo la compañía.Unos 85 años después, Gadot interpretará al personaje de la Reina Malvada en la nueva función de la compañía, junto a la estrella de West Side Story, Rachel Zegler, como Blancanieves.En una entrevista con el sitio de noticias de entretenimiento Deadline Hollywood, Gadotdescribió el papel como “muy diferente” a todo lo que había hecho antes.“Estoy acostumbrada a interpretar el otro extremo de donde debería estar el corazón”, dijo, describiendo al personaje de la reina como un “villano icónico” y agregó que “meterse debajo de su piel fue delicioso”.Zegler dijo que adaptar el cuento clásico al siglo XXI fue “un honor” y que la película trata sobre Blancanieves “encontrando un sentido de voluntad para poder ser una gobernante justa y una reina maravillosa”.La adaptación contará con canciones originales del dúo ganador del Oscar La La Land de Benj Pasek y Justin Paul, y un nuevo personaje principal masculino llamado Jonathan, interpretado por el ganador del Tony Andrew Burnap, según Deadline. Marc Platt produce la película.Gadot saltó a la fama en el papel de Wonder Woman en la adaptación de Warner Bros de 2017 de la historia de DC Comics. Su primera aparición en el cine internacional fue en “Fast & Furious” (2009), donde interpretó el personaje de Gisele Yashar.Y si bien puede ser considerada como la primera actriz israelí en ganar un punto de apoyo significativo en Hollywood en los últimos años, otras están siguiendo rápidamente su ejemplo.La actriz Shira Haas, mejor conocida internacionalmente por su papel en la miniserie de Netflix “Unorthodox”, interpretará a una superheroína israelí en la próxima película de “Capitán América”, ambientada en el Universo Cinematográfico de Marvel, se anunció el domingo. El estreno de la película está previsto para mayo de 2024.

Una lección de humildad

Cierto día el califa Harun al Raschid organizó un gran banquete en el salón principal de palacio.Las paredes y el cielo raso brillaban por el oro y las piedras preciosas con las que estaban adornados. Y la gran mesa estaba decorada con exóticas plantas y flores. Allí estaban los hombres más nobles de toda Persia y Arabia. También estaban presentes como invitados muchos hombres sabios, poetas y músicos.Después de un buen tiempo de transcurrida la fiesta, el califa se dirigió al poeta y le dijo:-Oh, príncipe, hacedor de hermosos poemas, muéstranos tu habilidad, describe en versos este alegre y glorioso banquete.El poeta se puso de pie y empezó con estas palabras:-¡Salud!, oh califa, y goza bajo el abrigo de vuestro extraordinario palacio.-Buena introducción -dijo Raschid-. Pero permítenos escuchar más de tu discurso.El poeta prosiguió:-Y que en cada nuevo amanecer te llegue también una nueva alegría. Que cada atardecer veas que todos tus deseos fueron realizados.-¡Bien, bien! Sigue, pues, con tu poema.El poeta se inclinó ligeramente en señal de agradecimiento por tan deferentes palabras del califa y prosiguió:-¡Pero cuando la hora de la muerte llegue, oh, mi califa, entonces, aprenderás que todas las delicias de la vida no fueron más que efímeros momentos, como una puesta de sol!Los ojos del califa se llenaron de lágrimas, y la emoción ahogó sus palabras. Cubrió su rostro con las manos y empezó a sollozar.Luego, uno de los oficiales que estaba sentado cerca del poeta alzó la voz:-¡Alto! El califa quiso que lo alegraran con cosas placenteras, y tú le estás llenando la cabeza con cosas muy tristes.-Deja al poeta solo –dijo Raschid-. Él ha sido capaz de ver la ceguera que hay en mí y trata de hacer que yo abra los ojos.Harun al Raschid (Aaron el Justo), fue el más grande de los califas de Bagdad. Se puede encontrar más historias sobre él en ese maravilloso libro conocido como Las mil y una noches.

“No podemos ni debemos abandonar el arte como parte integrante de nuestra vida por las crisis políticas o económicas”

Embajador Stephan Vavrik, ¿de dónde nace el interés de la Embajada de Austria de hacer un concierto junto al Círculo Israelita? -Desde hace casi 20 años, mi esposa y yo nos dedicamos a promover las obras musicales de compositores judíos perseguidos por el régimen nazi antes y durante la Segunda Guerra Mundial. El inicio fue un encuentro con un musicólogo, compositor y director de orquesta francés en París, Amaury du Closel, quien fue discípulo de Max Deutsch, un discípulo de Schönberg quien emigró a Francia. Amaury du Closel publicó un libro sobre los miles de compositores y músicos perseguidos por los Nazis y creó una asociación que se dedica a interpretar las obras de estos artistas. Como director del Instituto Cultural Austriaco en París lo apoyé en este sentido, y cuando regresamos de Paris a Viena, mi esposa continuó cooperando con Amaury, organizando conciertos en Austria. Cuando llegamos a Chile y pudimos ver las preparaciones para la inauguración del Museo Interactivo Judío, propusimos hacer un concierto de compositores judíos en la sinagoga, que fue un éxito. La gira de conciertos de Yuri Revich también es un homenaje a los compositores judíos, entre otros en conmemoración de los 60 años de la muerte de Fritz Kreisler.    ¿Cuál cree que es el rol de la música y el arte en estos tiempos tan complejos y turbulentos? -La música y el arte son parte de nuestras identidades y a veces una posibilidad de olvidar los problemas de cada día. No podemos ni debemos abandonar el arte como parte integrante de nuestra vida por las crisis políticas o económicas. El arte también puede tener un rol de consciencia política, haciendo preguntas sobre nuestra sociedad y cambios necesarios. Además, el arte permite transmitir emociones y valores en un lenguaje universal que trasciende el idioma.   Usted ha sido Jefe de Departamento de Política Cultural en el Ministerio de Asuntos Europeos e Internacionales en Viena. ¿Cree que es posible que los pueblos -la sociedad civil- forjen lazos de paz a través del arte?-Estoy convencido de que la política cultural internacional es un instrumento idóneo para forjar lazos de paz a través del conocimiento mutuo de otras culturas y sociedades. Si la política cultural internacional en el pasado era una manera de presentar su cultura nacional, hoy en día se entiende más como una posibilidad de poner en contacto la sociedad civil y los artistas en contacto directo, a través de proyectos de cooperación. A nivel europeo, trabajé como Jefe del Departamento de Política Cultural durante muchos años en el marco de EUNIC, la asociación de institutos culturales de los países miembros de la Unión Europea, que se dedica a esta nueva cooperación artística, siendo uno de los objetivos la paz internacional. La xenofobia muchas veces nace en la falta de conocimiento del otro, la amistad, al contrario, en el encuentro y el respeto del otro.  ¿Cómo ha sido su experiencia en Chile? ¿Qué rescata como positivo en su experiencia como Embajador en el país?-Mi experiencia en Chile ha sido muy positiva, especialmente a nivel político, analizando con mucho interés el proceso constitucional y los esfuerzos para un gobierno de cohesión social muy parecido a los sistemas europeos. Como embajador es muy agradable trabajar en un país donde compartimos los mismos valores de derechos humanos, de estado, de derecho y del derecho internacional. Austria y Chile son dos países que dependen del comercio internacional y, por lo tanto, de un multilateralismo eficaz.¿Cómo ha evolucionado la relación de Austria con el judaísmo e Israel luego de la Segunda Guerra Mundial?-Aceptar la responsabilidad moral por la participación de muchos austriacos en el Holocausto fue un proceso difícil y demasiado lento. Finalmente, en 1991, el jefe de gobierno Franz Vranitzky hizo un discurso en el parlamento austríaco donde dejó claro la complicidad de muchos ciudadanos austriacos en el Holocausto, y en un discurso en la Universidad de Jerusalén en 1993, pidió disculpas en nombre de la República de Austria a las víctimas. Desde entonces, todos los gobiernos apoyaron programas de conmemoración del pasado, del combate al antisemitismo, de educación sobre las Shoá y de apoyo a las víctimas del Holocausto y sus descendientes. Las relaciones con Israel son muy estrechas, con visitas gubernamentales regulares. Es un honor y un placer para mí como Embajador ser parte de la generación de diplomáticos que desde 2020, en base de una ley de 2019, otorgan –o mejor dicho reinstauran- la nacionalidad austriaca a todos los descendientes de austriacos perseguidos por los Nazis que migraron a otros países, muchas veces perdiendo la nacionalidad austriaca.Para los judíos del mundo, ¿qué lugares son icónicos para visitar en Austria, tanto por su importancia histórica como por su importancia cultural general?-Para muchos, los lugares donde vivieron sus familiares son los más importantes. Pero en general, todas las grandes ciudades de Austria tienen sitios, instituciones o nombres de calles que recuerdan el papel muy importante de las comunidades judías en Austria: en la arquitectura, las ciencias o las artes. ¡Solo basta mencionar nombres como Viktor Frankl, Alfred Adler, Sigmund Freud, Gustav Mahler, Arnold Schönberg, Stefan Zweig o Franz Kafka para entender cómo los intelectuales judíos influenciaron la sociedad y la cultura austriaca! Para encontrar raíces ancestrales familiares, existe un folleto publicado en 2021 con la asociación judía austriaca que contiene la lista de todos los cementerios judíos de Austria y cómo visitarlos.

Exitosa campaña de WIZO CEFi

El 13 de octubre presentaremos en Chile un sensacional concierto de violín, piano y ballet, en un evento de hermandad entre países, y celebrando los 100 años del CIS. Embajador Stephan Vavrik, ¿de dónde nace el interés de la Embajada de Austria de hacer un concierto junto al Círculo Israelita? -Desde hace casi 20 años, mi esposa y yo nos dedicamos a promover las obras musicales de compositores judíos perseguidos por el régimen nazi antes y durante la Segunda Guerra Mundial. El inicio fue un encuentro con un musicólogo, compositor y director de orquesta francés en París, Amaury du Closel, quien fue discípulo de Max Deutsch, un discípulo de Schönberg quien emigró a Francia. Amaury du Closel publicó un libro sobre los miles de compositores y músicos perseguidos por los Nazis y creó una asociación que se dedica a interpretar las obras de estos artistas. Como director del Instituto Cultural Austriaco en París lo apoyé en este sentido, y cuando regresamos de Paris a Viena, mi esposa continuó cooperando con Amaury, organizando conciertos en Austria. Cuando llegamos a Chile y pudimos ver las preparaciones para la inauguración del Museo Interactivo Judío, propusimos hacer un concierto de compositores judíos en la sinagoga, que fue un éxito. La gira de conciertos de Yuri Revich también es un homenaje a los compositores judíos, entre otros en conmemoración de los 60 años de la muerte de Fritz Kreisler.    ¿Cuál cree que es el rol de la música y el arte en estos tiempos tan complejos y turbulentos? -La música y el arte son parte de nuestras identidades y a veces una posibilidad de olvidar los problemas de cada día. No podemos ni debemos abandonar el arte como parte integrante de nuestra vida por las crisis políticas o económicas. El arte también puede tener un rol de consciencia política, haciendo preguntas sobre nuestra sociedad y cambios necesarios. Además, el arte permite transmitir emociones y valores en un lenguaje universal que trasciende el idioma.   Usted ha sido Jefe de Departamento de Política Cultural en el Ministerio de Asuntos Europeos e Internacionales en Viena. ¿Cree que es posible que los pueblos -la sociedad civil- forjen lazos de paz a través del arte?-Estoy convencido de que la política cultural internacional es un instrumento idóneo para forjar lazos de paz a través del conocimiento mutuo de otras culturas y sociedades. Si la política cultural internacional en el pasado era una manera de presentar su cultura nacional, hoy en día se entiende más como una posibilidad de poner en contacto la sociedad civil y los artistas en contacto directo, a través de proyectos de cooperación. A nivel europeo, trabajé como Jefe del Departamento de Política Cultural durante muchos años en el marco de EUNIC, la asociación de institutos culturales de los países miembros de la Unión Europea, que se dedica a esta nueva cooperación artística, siendo uno de los objetivos la paz internacional. La xenofobia muchas veces nace en la falta de conocimiento del otro, la amistad, al contrario, en el encuentro y el respeto del otro.  ¿Cómo ha sido su experiencia en Chile? ¿Qué rescata como positivo en su experiencia como Embajador en el país?-Mi experiencia en Chile ha sido muy positiva, especialmente a nivel político, analizando con mucho interés el proceso constitucional y los esfuerzos para un gobierno de cohesión social muy parecido a los sistemas europeos. Como embajador es muy agradable trabajar en un país donde compartimos los mismos valores de derechos humanos, de estado, de derecho y del derecho internacional. Austria y Chile son dos países que dependen del comercio internacional y, por lo tanto, de un multilateralismo eficaz.¿Cómo ha evolucionado la relación de Austria con el judaísmo e Israel luego de la Segunda Guerra Mundial?-Aceptar la responsabilidad moral por la participación de muchos austriacos en el Holocausto fue un proceso difícil y demasiado lento. Finalmente, en 1991, el jefe de gobierno Franz Vranitzky hizo un discurso en el parlamento austríaco donde dejó claro la complicidad de muchos ciudadanos austriacos en el Holocausto, y en un discurso en la Universidad de Jerusalén en 1993, pidió disculpas en nombre de la República de Austria a las víctimas. Desde entonces, todos los gobiernos apoyaron programas de conmemoración del pasado, del combate al antisemitismo, de educación sobre las Shoá y de apoyo a las víctimas del Holocausto y sus descendientes. Las relaciones con Israel son muy estrechas, con visitas gubernamentales regulares. Es un honor y un placer para mí como Embajador ser parte de la generación de diplomáticos que desde 2020, en base de una ley de 2019, otorgan –o mejor dicho reinstauran- la nacionalidad austriaca a todos los descendientes de austriacos perseguidos por los Nazis que migraron a otros países, muchas veces perdiendo la nacionalidad austriaca.Para los judíos del mundo, ¿qué lugares son icónicos para visitar en Austria, tanto por su importancia histórica como por su importancia cultural general?-Para muchos, los lugares donde vivieron sus familiares son los más importantes. Pero en general, todas las grandes ciudades de Austria tienen sitios, instituciones o nombres de calles que recuerdan el papel muy importante de las comunidades judías en Austria: en la arquitectura, las ciencias o las artes. ¡Solo basta mencionar nombres como Viktor Frankl, Alfred Adler, Sigmund Freud, Gustav Mahler, Arnold Schönberg, Stefan Zweig o Franz Kafka para entender cómo los intelectuales judíos influenciaron la sociedad y la cultura austriaca! Para encontrar raíces ancestrales familiares, existe un folleto publicado en 2021 con la asociación judía austriaca que contiene la lista de todos los cementerios judíos de Austria y cómo visitarlos.