Gam zeh yaabor

Es una genialidad del calendario judío que la primera festividad que continúa al comienzo de un nuevo año luego de Rosh Hashaná y Iom Kipur sea Sucot. Si bien Sucot tiene diferentes significados, hay uno fundamental que atraviesa su enseñanza más profunda: nada es para siempre. El techo que cubre la Sucá se llama en hebreo sjaj y debe estar hecho con ramas cortadas de la raíz que sabemos van a morir muy pronto por eso. Ni que hablar que toda la Sucá misma es una estructura que no puede ser creada para durar eternamente. En palabras más simples, Sucot es la celebración de lo efímero, aquello que dura poco y que muy pronto pasará.El aprendizaje de valorar lo efímero surge incluso en una historia que gira en torno al rey Salomón (el más sabio de todos según nuestra tradición) de quien leemos Kohelet (el Eclesiastés) en estos días. La historia dice que el rey Salomón quería un objeto que le hiciera sentir mejor cuando las cosas estaban mal y ese mismo objeto le hiciera apreciar el momento si es que estaba viviendo algo bueno. Así fue que le hicieron un anillo que decía gam zeh yaabor, esto también pasará.La conciencia que nada se mantiene igual es una de las bendiciones de ser adulto. Cuando uno ve a un niño que le pasa algo malo uno nota que como aún no ha vivido lo suficiente no posee la conciencia que su estadio actual va a cambiar. Nosotros, los adultos enfrentamos a lo largo de la vida distintos problemas que son como una galaxia llena de planetas diferentes. Hay algunos planetas tan grandes que su fuerza gravitacional hace que orbitemos en ellos como un satélite durante mucho tiempo, quizás años. De hecho, cuando estamos en un momento oscuro lo único que sentimos es que estamos orbitando en ese planeta y ese problema es lo único que vemos. Pero sabemos que tarde o temprano aparecerá un nuevo planeta (un nuevo problema) que no conocíamos en nuestro propio sistema solar y comenzaremos a orbitar hacia ese lado llevados por una fuerza de gravedad más grande. En esta galaxia los planetas no desaparecen. Los planetas/problemas permanecen allí por años luz, pero la fuerza gravitacional hace que no estemos todo el tiempo orbitando allí, sino que seamos satélites de varios planetas (es decir varios problemas) diferentes a lo largo de la vida. Como adultos podemos recordarnos que no importa lo mal que estamos, sabemos que tarde o temprano lo que estamos viviendo también pasará.A medida que crecemos la sabiduría de Sucot se convierte en la sabiduría de la vida y por eso leemos Kohelet. De todas formas, comprendo lo difícil que es esta sabiduría judía pero lo imprescindible y necesaria que resulta para la vida. Es difícil porque cuando nos sucede algo malo nos resulta imposible pensar que en unos años ya no pensaremos en esto que está consumiendo hoy todo nuestro ancho de banda. Y es imprescindible justamente porque nos recuerda que todo tiene su tiempo bajo el sol y que tanto la alegría como el dolor que estamos atravesando en este momento no será para siempre. Muy pronto pasará. La alegría dará paso a momentos más tristes y la tristeza dará espacio para momentos alegres. Todo cambia. Nada se mantiene siempre igual.Nos encontramos en un período hermoso de nuestro calendario para contar nuestras bendiciones, todo lo bueno que sí tenemos y recordar que lo difícil que estamos viviendo gam zeh yaabor –como decía el anillo de Salomón- «también pasará».¡Jag Sameaj!

publicado hace 12 días

Las subastas en línea de los pinkasim son legales, pero: ¿son éticas?

Tras décadas de silencio sobre la documentación abandonada de las comunidades judías de Europa del Este durante la Segunda Guerra Mundial, el asunto ha comenzado a remover los cimientos y las conciencias de aquellos que han adquirido dicha documentación que es incalculable en valor histórico y pecuniario, porque van desde Brooklyn hasta Budapest, asegura Matt Lebovic, en su columna que apareció en el portal israelí de noticias en inglés, The Times of Israel esta semana.El pasado mes de agosto en Brooklyn, NY, fiscales federales americanos confiscaron un “tesoro” de registros judíos de la era pre-Holocausto que estaba a punto de ser subastado por Kestenbaum & Compañía una “casa boutique de remates” especializados en productos y bienes de Judaica.Los llamados pinkasim, o también considerados como los libros de certificación y/o registros, oriundos de Rumania, Hungría, Ucrania y Eslovaquia. A comienzos del Siglo XVI, rabinos en esa región de Europa comenzaron a documentar estos registros vía manuscrita que eran actas de nacimiento, ketuvot (certificado matrimonial religioso judío) y actas de defunción, teniendo algunos de estos libros una suerte de inspiración artística.La incautación de Brooklyn, llevada a cabo por los fiscales federales estadounidenses, no es un incidente aislado. Ya en febrero de este año, el genealogista israelí, Mattaan Segev-Frank se encontró con una suerte de “carpeta de archivos” que estaba siendo subastada por la plataforma de remates en línea Bidspirit. Esta era una colección de pinkasim judeo-húngara, que incluía cartas y contratos firmados por miembros de la dinastía Reich. La familia Reich, es el tema de investigación de tesis de maestría que lleva a cabo Segev-Frank en la Universidad de Tel Aviv.  Al encontrarse con estos pinkasim, Segev-Frank decidió utilizar esta subasta para alertar a Israel y al mundo de estas ventas poco éticas. Sin embargo, es una desgracia para su causa, que los remates en línea de los pinkasim se lleven a cabo de manera legal, e incluso de acuerdo con la Halajá (Ley Judía) que autoriza este tipo de ventas, cuando se trata de propiedad que ha sido abandonada.“Justamente, este es el vacío legal en donde las regulaciones internacionales debieran focalizar sus esfuerzos. Porque las personas deben ser educadas y concientizadas que si llegan a tener estos registros en su poder, deben entregarlos a instituciones oficiales o atenerse a las consecuencias de ser penalizados monetariamente por acapararlas de manera privada”, dijo a Segev-Frank a Times of Israel.A juicio de Segev-Frank, las subastas en línea de los pinkasim debieran ser prohibidas. Sin embargo, aseguró que debido a la falta de regulaciones internacionales, muchos de estos libros comunitarios, permanecen en colecciones privadas.“Se requiere de leyes y regulaciones internacionales que reconozcan que los libros y documentos de la judería europea son ítems culturales que heredamos de aquellos que perdieron sus vidas en la Shoá y aquellos judíos que sufrieron muchísimo durante ese periodo. Por lo tanto, esta documentación debe ser preservada de manera digital y hacerla accesible al público general por medio de Internet”, concluyó Segev-Frank.DetractoresNo obstante, no todos los especialistas están de acuerdo con Mattaan Segev-Frank. “En primer lugar, no existe una forma en que las subastas y los distribuidores de Judaica puedan ser monitoreados y controlados”, sostuvo a The Times of Israel, Wesley Fisher, director de investigación tanto de la Conferencia sobre Reclamos Materiales Judíos contra Alemania como de la Organización Mundial de Restitución Judía (WJRO en inglés).“Este es un tema mucho más complejo que simplemente un robo y una restitución. Ni siquiera sabemos el alcance de lo que nos falta. El problema se genera cuando los coleccionistas individuales, logran obtener los pinkasim”, agregó Fisher.Durante y después del Holocausto, miles de colecciones de Pinkasim fueron robadas, perdidas o abandonadas. Sin embargo, a diferencia de las propiedades inmobiliarias y las obras de arte requisadas por la Alemania nazi, el pinkasim robados, nunca recibieron mucha atención legal o de los medios de comunicación.“Sin embargo, los registros comunitarios perdidos son un capítulo no contado de la historia de la restitución. Son los verdaderos tesoros de la memoria judía, porque capturan la vida cotidiana y cómo eran realmente estas comunidades”, dijo a The Times of Israel, Gideon Taylor, presidente de operaciones de la Conferencia de Reclamaciones contra Alemania y la WJRO. “El destino de posguerra de los pinkasim estuvo determinado en gran medida por las regulaciones en cada zona de ocupación”, dijo Fisher. Agregó que en las áreas ocupadas por Estados Unidos, por ejemplo, las regulaciones ayudaron a asegurar que los pinkasim fueran devueltos a las comunidades judías sobrevivientes o enviados a centros de aprendizaje judío en Israel, Estados Unidos u otros lugares del mundo.“Sin embargo, durante la Guerra Fría, en las áreas ocupadas por los soviéticos, son escasos los registros comunitarios judíos que fueron restituidos de esta manera. Los pinkasim con siglos de antigüedad, nunca debieron ser propiedad de un individuo, sino que pertenecieron a comunidades en general, cayendo, finalmente, en coleccionistas privados”, concluyó Fisher.

publicado hace 12 días

Raíces

Mi vida tuvo un giro de 360° cuando estuve al borde la muerte. Fue ahí que comprendí que, si sabemos de dónde venimos, sabremos a dónde iremos, y que si tenía la posibilidad de vivir era necesario perdonarme y hacer la paz con los que fueron parte de este gran camino que es la vida. Entendí que las casualidades no existen y que todo sucede por alguna razón. Fui  diagnosticada de leucemia y tenía un tumor microscópico que, si no era localizado a tiempo, me dejaba pocos meses de vida. Cuatro meses que tuve que estar aislada, demacrada, extremadamente flaca y muy débil. Sin embargo, una gran red de oraciones hizo que desapareciera, nunca hubo una explicación médica a lo sucedido. Esta experiencia me puso en contacto con mis raíces maternas, ortodoxas judías, las cuales me habían sido reveladas por mi abuela en el 2005. Antes, solamente había tenido oportunidad de escuchar el hebreo de parte de turistas israelíes en Brasil y Francia. Eso llamó mi atención. Y me hizo entender que había regresado a casa. Me di cuenta, tal como me aconsejó el Rabino Eduardo Waingortin, con el cuál conversé, que el judaísmo se vivía. Entendí lo que sufrió Elizabeth Dünn, familiar de Agustín Edwards, al arrancar de Alemania para establecerse en Escocia. Ella sería, más tarde, esposa de Andrés Bello, con el cual tuvo muchos hijos. Uno de ellos, Juan Bello Dünn, más adelante tendría que escapar a Nueva York, donde su familia tenía negocios, escapando de un intento de asesinato. Al término de su vida, fue sepultado en un cementerio judío en Pensilvania.Como un árbol no puede sobrevivir sin sus raíces, fue así que decidí -durante la pandemia- formar parte de la comunidad judía reformista Ruaj Amí, la cual me recibió con manos abiertas y me acogió. También formé mí Pyme de corretaje SCpropiedades.cl, con varios asociados, luego de independizarme de una gran empresa, consejo que también recibí de  un sabio judío. He entendido que somos sobrevivientes, del fascismo, nazismo y de Auschwitz, que nos levantaremos cuantas veces sea necesario y nos reinventaremos si tenemos que hacerlo. Aunque vivamos en un país con expresiones antisemitas, judeofóbicas, somos una gran familia. Dijeron que no tendríamos una nación y fue justo lo contrario. En medio del desierto, logramos un suelo fértil junto a la comunidad de los kibutzim.Aún tengo mucho que aprender, pero doy un pasó a la vez. Llegamos desnudos a este mundo, ¡seamos como niños, asombrándonos y siendo agradecidos!  El pasado huido, aunque la experiencia ha sido esencial en nuestro camino, el presente es nuestro y cada día importa, y el futuro no sabemos que nos traiga consigo.

publicado hace 12 días

Nada concluye al fin

Si D-s no quería que los hombres tuvieran prepucios, ¿por qué los creó con prepucios en primer lugar? Esta pregunta se remonta al Midrash, la colección de antiguas enseñanzas judías, donde fue planteada por Rufus, el gobernador romano en el Siglo I. Rabi Akiba, el sabio judío más venerado de esa generación, le responde a Rufus: D-s creó un mundo incompleto para que los seres humanos lo llevaran a una mayor perfección.Rabi Akiba nos enseña así que el propósito de la creación es que hagamos un esfuerzo para transformar la materialidad del mundo en espiritualidad. La tarea nunca está terminada. D-s no entrega un mundo cerrado y terminado sino uno saturado de potencial por ser descubierto y mejorado. Quienes pueden comprender la profundidad de esta idea, viven con el sentido de misión judía que nuestra querida Gachi hace del judaísmo mismo como “el trastorno obsesivo compulsivo por mejorar el mundo”. De esta manera también se hace evidente lo que es mal entendido como el final trágico de Moisés. Estamos leyendo ya las últimas parashot de la Torá y la recurrencia del tema de que Moisés no va a entrar a la tierra prometida al final de su vida se torna ineludible. La tradición misma ofrece muchas razones que explican el porqué de esta prohibición, comenzando por D-s mismo en la Torá que le recuerda su desobedecimiento en un momento crítico de la historia. Moisés terminará su gestión dejando al pueblo junto a Iehoshua, su nuevo líder, en el borde de lo que supuestamente es una “tarea terminada” aun cuando bien sabe que tal concepto no existe del todo. Como enseñó Rabi Akiva y nos recuerda Gachi, permanece eterno el impulso por seguir mejorando al mundo. La tarea nunca está terminada. Ni siquiera D-s concluyó su obra.Por eso, una de las enseñanzas cabalísticas más profundas nos informa que si Moisés hubiera liderado la conquista habría sido instantánea y milagrosa, ¡hasta el punto de que habría tenido lugar el momento crucial del Mashiaj! Pero el propósito de la creación no es realizar milagros, sino que busca el arduo trabajo de transformar el mundo en una entidad más espiritual. Esto requiere un esfuerzo de nuestra parte, un esfuerzo por luchar incluso por nuestros derechos a la Tierra de Israel.El Rabino Laibl Wolf explica que el alma de Moisés era demasiado elevada para este plano terrenal de conquista, por lo que se dejó a su fiel sirviente Iheoshua completar la tarea y hacerlo de una manera que elevaría las nitzotzot ha-kedoshim (las chispas de santidad) inherentes a la tierra misma. Siempre que hacemos una mitzvá con un objeto material, tanto nosotros como el objeto nos elevamos espiritualmente. Esa es la tarea que nos espera a nosotros mismos este próximo Iom Kipur. ¡A elevar las chispas!

publicado hace 12 días

Salmo 2

Según algunos autores, los dos primeros salmos son en realidad uno solo, que comienza y termina con la palabra “ashrei”, felices o bienaventurados. Si el primero busca la felicidad en las acciones éticas, el otro la encuentra a través de la fe en la protección divina y la llegada del Mashíaj.El salmo denuncia a pueblos que traman contra D´s -que dedican sus energías a lo vacío, a lo que no aporta al bien común-; pero, como destruir a D´s es imposible, deciden atentar contra Su ungido. ¿A quién se refiere? Ungir es aplicar aceite o ungüento a alguien para denotar su poderío o dignidad. Nuestros sabios proponen dos posibles interpretaciones a la expresión en este contexto. Una puede ser que se trata del rey David -a quien se atribuye la autoría de los salmos-, lo que puede interpretarse, por extensión, al Mashíaj ben David, el Mesías. O puede referirse al pueblo de Israel como un todo -como lo define el salmo 105: “No toquéis a Mis ungidos”-. Pero hay otro escenario posible. La exégesis tradicional afirma que el texto se está refiriendo a la guerra de Gog y Magog, descrita en Ezequiel 38 y que calza perfectamente con las palabras de este segundo salmo: muchos pueblos atacan a Israel, pero D´s los destruye y establece la era mesiánica.Así, en cualquiera de los dos escenarios, D´s, desde lo alto, se ríe de ellos. Él tiene Sus planes para el pueblo judío y para el mundo. Un refrán yiddish dice: “A mentch trajt un Got lajt”. El Hombre piensa y D´s ríe. Es la versión judía de “El Hombre propone y D´s dispone”. ¿Cómo se combina nuestro libre albedrío con la omnipotencia divina? Si bien el judaísmo apoya firmemente la idea de la libertad de elección del ser humano y su ineludible responsabilidad, no podemos sino aceptar que muchas cosas están fuera de nuestro control. El Talmud (Yomá 38b) plantea que, cuando tomamos decisiones erróneas, D´s no interfiere, ya que esto coartaría nuestro libre albedrío; pero cuando nuestras decisiones son correctas, D´s nos ayuda a concretarlas. Así explicamos las ayudas -a veces francamente milagrosas- que encontramos en nuestro camino cuando nos encaminamos a hacer el bien. En nuestro salmo, entonces, D´s ríe ante las malas intenciones e interviene para salvar al pueblo de Israel y para traer la redención.Cuando tomamos conciencia de esto, podemos encontrar paz aun en las dificultades más duras, sabiendo que D´s nos ayudará a salir adelante a través de las personas que nos apoyan y sostienen y de tantos otros pequeños o grandes milagros que pone en nuestro camino.El último versículo es complejo. En hebreo dice nashkú-bar. Hay diversas traducciones posibles. Nashkú, puede traducirse como el imperativo del verbo besar (neshiká, beso) o de “equiparse”. Bar, puede significar “hijo” o “pureza, serenidad”. De ahí que nuestra traducción lee “armaos de pureza”, mientras que la tradición cristiana lee “besad al Hijo”. Nuestros exégetas no están ajenos a las radicales consecuencias de una u otra lectura y justifican la mirada judía explicando que, aun aceptando la traducción que ofrece el cristianismo, todos los seres humanos, sin excepción, somos hijos de D´s. En esa eventualidad, fácilmente podría traducirse como “besad al hijo”, es decir, la indicación de amar a nuestro prójimo, entendiendo que D´s es nuestro padre y eso nos une a todos.Como sea que se traduzca este versículo, el mensaje parecería ser que la supervivencia de la sociedad humana depende de nuestra actitud -sea de amor mutuo, sea de pureza de corazón-. La sugerencia final del salmo nos indica que confiar en la protección de D´s puede ser parte de nuestra definición de felicidad.

publicado 03 Septiembre 2021

La nieta de un sobreviviente del Holocausto que se convirtió en rabina

El pasado 23 de junio se ordenó una nueva Rabina, Deborah Rosenberg. Ella tiene 42 años, está casada con Mario Sametband y tiene una hija llamada Eva.Los motivos por los cuales se ordenó una nueva rabina en el Seminario Rabínico Latinoamericano son muchos y su historia es extremadamente rica. La idea de una mujer rabina no es aceptada en todo el mundo. Sin embargo, se calcula que ya existen alrededor de mil rabinas, siendo los Estados Unidos el país con mayoría.Por un lado, la Argentina tiene la particularidad de tener uno de los principales centros educativo judíos del mundo. El Seminario Rabínico Latinoamericano fue fundado en 1962 por uno de los mayores defensores de los derechos humanos que hubo en nuestro País, el Rabino norteamericano Marshall T. Meyer. Este hombre que vivió en Argentina entre 1959 y 1986, a su vez, fue discípulo del activista de los derechos civiles y compañero de Marthin Luther King, Abraham J. Heschel (1907-1972).Por otro lado, está la historia personal de Deborah que explica esta noticia. La nueva rabina es nieta de inmigrantes polacos judíos que huyeron del Holocausto. Su abuelo paterno Mario, que perdió a su esposa y a su hija en el genocidio, estaría orgulloso de ella. “Él nunca nos habló directamente de la Shoá probablemente por lo traumático”, dice Deby. En tanto, la esposa de Mario, la abuela Raquel Mehlmann, fue quien más le habló del tema. “En sus últimos años de vida, nos hablaba de la importancia de la memoria y de lo vivido. En su casa había un cuadro del Levantamiento del gueto de Varsovia. “Solo entendí su significado con el paso del tiempo” añade Deborah.Su segundo hogar fue el taller textil de su otro abuelo, por el lado materno, León Orfus, quien había emigrado de Polonia antes de la Segunda Guerra. Su abuela materna era argentina. Se llamaba Clara Israelson. “Fue una mujer de las colonias judías de Entre Ríos que forjó con sacrificio y tesón un mejor destino para sus descendientes”.Rosenberg pasó años estudiando Filosofía en la prestigiosa Universidad de Buenos Aires, aunque siempre fue cultivando su amor por el judaísmo en especial por la lectura y la interpretación de sus fuentes. “Creo en nuestras leyes y en la importancia de ellas, no por el mero hecho de obedecerlas sino para lograr una convivencia social armónica y orientarse ante la vida” lanza. “La idea de la verdad siempre fue muy importante para mí. Filosofía y judaísmo fueron conjugándose para tratar de encontrar sentido a lo que sucede y ayudar a la gente, acompañando desde mi lugar de rabina”, concluye.Los seis años de estudio en el Seminario Rabínico con una hija recién nacida fueron un desafío grande y, más aún, cuando vivió en Israel para completar dicha formación entre 2019 y 2020.Respecto al rol que puede jugar el judaísmo en el mundo moderno, Deborah señala: “Hay una búsqueda de fe en el mundo, pero a veces nos negamos a ese camino que puede ser más corto de lo que algunos creen. Hay que tomar los valores positivos de la religión. Hay que incentivar la fe que empodera a creer en uno mismo y trascender en el más allá. El rezo incentiva y fortalece la fe, pero también acompañar a los demás es parte de eso. Ayudar a la sociedad también es un acto religioso. Si cada uno hace bien su parte, las cosas van a mejorar. Hay situaciones duras en el mundo, pero hay muchas personas buenas, aunque sean menos noticia”, se anima a señalar la nueva rabina.Rosenberg recibió su fe por tradición y cultura familiar, así como en la escuela que la formó durante su infancia y adolescencia, pero la cultivó en las comunidades a las que perteneció. Actualmente, trabaja en la Argentina, en Lamroth HaKol, una de las comunidades más grandes de América Latina. “El judaísmo es, en su esencia, comunitario” indica convencida.Respecto a quienes critican a su religión por condicionar la libertad, contesta: “No creo que sea necesario alejarse del judaísmo para ser feliz o vivir en plenitud. Pienso que se puede vivir con felicidad con una comunidad que te oriente cuando tengas angustia, que celebre a tu lado en momentos de alegría y que incluya la diversidad, porque todos somos diferentes”.Deborah es la decimotercera rabina ordenada por el Seminario en sesenta años. Los rabinos Ernesto Yattah, Ariel Stofenmacher, Fabián Werbin, Alejandro Bloch, Fabián Skornik y la Rabina Judy Nowominski fueron los encargados de aprobar su ordenación días atrás y hay motivos para celebrarlo. 

publicado 03 Septiembre 2021

El mejor judío del mundo

Quiero proponerte un experimento muy sencillo: imagina una persona que es la representación ideal del judaísmo. Tómate un minuto. Cierra los ojos y haz este experimento antes de continuar leyendo. ¿Ya está? ¿Qué imaginaste?Muchos imaginan un hombre viejo con barba. Muy pocos piensan en una mujer, incluso cuando el experimento es realizado por mujeres. No te preocupes, no existe una persona que todos acuerden sea la representación ideal del judaísmo. Pero lo que realmente debe llamarte la atención de este experimento es que nadie se elige ni se imagina a sí mismo como la representación ideal del judaísmo. ¿Por qué pasa esto? Nos conocemos demasiado bien a nosotros mismos, con todo lo bueno, pero también con todos nuestros defectos. Son tantas las cosas malas que a veces vemos en nosotros que pensamos que no podemos ser nosotros la representación ideal del judaísmo. Entonces comenzamos a proyectar esta idealización en los demás. Nos convencemos que tiene que haber alguien que sea esa representación ideal del judaísmo que nosotros no somos. Alguien que sepa todo del judaísmo y nunca se equivoque ni transgreda nada de nada. Pero no existe. Peor aún, curiosamente donde depositamos esa proyección idealizada descubrimos que esa persona también está proyectando en otra y esa otra, ¡en otra! Por eso la Torá misma nos enseña una poderosa lección al respecto esta semana.En la Parashá Nitzavim se menciona que la Torá “no está en los cielos ni del otro lado del mar”. No está tan alejada que resulta imposible alcanzarla ni tampoco la tiene otra persona y por lo tanto no te pertenece. En otras palabras, la Torá está aquí, al alcance de tu mano. Esto quiere decir que D-s no espera que seas el mejor judío del mundo. D-s sólo espera que te vuelvas mejor de lo que eres porque sabe que no hay nadie que no pueda mejorar. El reino de lo perfecto es sólo de D-s. Cualquier judío que te dice que estás en falta con el judaísmo esta simplemente reflejando en ti aquello que le molesta de sí mismo. Ese judío no ha hecho este experimento y está convencido que existe “un judío ideal” que no es él, pero que esta más cercano de serlo que tú mismo. Para mejorar no tienes que transformarte en otra persona. Debes ser tú mismo la representación ideal del judaísmo que D-s quiere y espera que seas. Paso a paso. Año tras año. Mitzvá tras mitzvá.Si no está en los cielos y no está del otro lado del mar significa una sola cosa: está en ti.

publicado 03 Septiembre 2021

Preparo la fiesta pidiendo perdón

Vivimos, qué duda cabe, tiempos inciertos y convulsos. Tiempos de introspección y de nuevos comienzos. Tiempos que invitan a la reflexión, a los balances, a la corrección del mundo. Tiempos que comprometen. Pero también vivimos tiempos plenos de oportunidades y aprendizajes.  Aprendimos, por ejemplo, el verdadero sentido de la colaboración y de la empatía. Aprendimos a revalorizar lo realmente importante de nuestra propia cotidianeidad. Aprendimos, en definitiva, el verdadero sentido de la colaboración y la cooperación fraterna y auténtica.Días atrás fui invitada a conocer el Campamento Israel en las colinas de Antofagasta. Conversé con sus dirigentas, conocí sus esperanzas, sus miedos y sus sueños.  Conocí sus fortalezas frente al cambio, la marginación y la pobreza.  Y me emocionó sentir que Israel estaba presente, apoyando y orientando a partir de su propia experiencia.  Porque, bien lo sabemos, “un barco no debería navegar jamás con una sola ancla, ni la vida con una sola esperanza”.Allí, a orillas del desierto, comprendí, una vez más, que Israel no es una simple entelequia filosófica, sino, una guía práctica de conocimientos, desafíos y logros con impacto ciudadano que trascienden sus fronteras alcanzando los confines de Chile y el mundo. Hoy, cuando la presencialidad física es una rara excepción y nuestra necesidad de contención y emoción es particularmente importante, los invito a mirar y sentir, juntos, la luz de Jerusalem, la luz de Israel.  Y dirigir nuestras plegarias - durante los momentos más solemnes y profundos de Rosh Hashaná y Yom Kipur - hacia el oriente, uniendo y reuniendo nuestros pensamientos y nuestras almas reafirmando nuestra inmanente identidad judía. Queridas amigas y amigos, en un momento de la historia en que el prejuicio y la opresión persisten en las sombras y en la penumbra de nuestra sociedad, depende de nosotros preservar el faro de libertad y tolerancia y, sobre todo, abrazar la diversidad y la inclusión, que lejos de debilitarnos nos hace y nos hará, cada día más fuertes y solidarios. “¡Triste época la nuestra!”, decía el gran Albert Einstein, “es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio”.  Por ello, hoy, los convoco a combatir, juntos, todos los odios, todas las intolerancias, todas las violencias, porque final del día, todos los odios son iguales. Por ello hoy, quiero agradecer en forma especial a todos los que, con determinación y sin miedo nos apoyan día a día con sus acciones, sus mensajes, sus palabras. Pero hoy también, quiero enviar un mensaje especial a todas las mujeres y niñas de la comunidad, de Chile y de Israel.  Así es, lo sabemos bien: la crisis económica, social y sanitaria actual, ha golpeado particularmente el mundo de la mujer, desde el mundo laboral, hasta el mundo de los hogares. Pero también ha permitido visibilizar liderazgos femeninos inspiradores que contienen y protegen, tanto desde las dirigencias de países y empresas, hasta los espacios domésticos e íntimos.  Por ello, hoy, quiero rendir un tributo especial a esas mujeres, valientes y resilientes, que, junto a grandes hombres, nos permiten, hoy, estar juntos nuevamente, con fe y esperanza.El contexto actual también ha visibilizado la necesidad de construir soluciones innovadoras con impacto ciudadano bajo el principio rector del Science Diplomacy, es decir, las ciencias como un medio para lograr un mayor desarrollo humano y espiritual. En ese sentido quiero agradecer y reconocer el trabajo conjunto que estamos desarrollando con entidades de ambos gobiernos y de la sociedad civil tales como el Consejo Chile Israel para las Ciencias y Humanidades, espacio inclusivo y paritario, integrado por hombres y mujeres de la comunidad judía y no judía del país orientado a brindar una mejor calidad de vida a ambos pueblos, con especial énfasis a los grupos más vulnerables y vulnerados de nuestras sociedades. Queridos javerim y javerot, queridos amigos y amigas, al comenzar este Año Nuevo, quiero desear a todas y todos, un año 5782 bueno y dulce, anclado e inspirado en nuestros valores ancestrales y nuestra fe. Un año que refresque y renueve nuestras vidas y nuestras almas, con más y mejores desafíos, metas y sueños, con esperanza y profunda empatía. Les invito, entonces, a seguir trabajando por el futuro de la comunidad, por el futuro de Chile y por el futuro de Israel. Porque el futuro somos todos y todas. Mis más sinceros deseos de felicidad, salud, paz y progreso. Shaná tová.

publicado 27 Agosto 2021

Un balance del año 5.781

Rabino Eduardo Waingortin:“Hoy somos un poco mejores, porque abrimos nuestro corazón a los demás”Querida familia de la comunitaria, “Tijlé shaná vekilelotea, tajel shaná ubirkotea”. Esta frase de los sabios de Israel, dice que termine el año con sus maldiciones y que empiece uno nuevo con sus bendiciones. Esa sensación de que lo que termina puede llevarse contigo los momentos difíciles, las angustias y ansiedades que nos produjo el año que se va, es tan intensa como la sensación de esperanza que abre un nuevo ciclo. Fue un año difícil y, sin embargo, aprendimos y pudimos hacer muchas cosas como comunidad. Pese a la distancia física, estuvimos profundamente unidos. Y a pesar de las dificultades económicas, sociales y de salud, estuvimos en todo lo que pudimos, apoyándonos y apoyando a gente que, fuera de la comunidad, sentimos también como hermanos.Fue un año de grandes desafíos, donde tuvimos que poner lo mejor y lo más creativo de todos nosotros. Fue un año que nos tocó duramente el corazón, cuando vimos gente muy querida atacada por la enfermedad y alguno de ellos que partieron, al Olam Habaá. Termina el año con sus maldiciones y también con todos los aprendizajes que pudimos obtener de esto. Hoy somos un poco mejores, porque abrimos nuestro corazón a los demás, estrechamos nuestras manos en abrazos virtuales y extendimos una mano de apoyo a los que lo necesitaban. Estoy lleno de agradecimiento a tanta gente, a tantos judíos de gran corazón que entendiendo la urgencia apoyaron esta causa que es de todos. Estoy agradecidos a todos los que trabajan, voluntaria y profesionalmente, en la comunidad por una tarea increíble. Desaparecieron los tiempos donde podíamos descansar, sólo había tiempo para entregar. Agradezco los sacrificios de todos, de los que hicieron panes, tejieron bufandas, acompañaron a los deudos, a los fallecidos, se preocuparon por las necesidades del otro, crearon el fondo Kadima. Madrijim que reinventaron la forma de encontrarse con sus janijim, directivos que buscaron la fórmula para poder sostener a la comunidad en momentos tan difíciles. Generosos aportantes, que entregaron con cariño y con aprecio para que esto pueda transformarse en realidad. “Tajel shaná ubirkotea”, que vuelva esa esperanza y que empiece un año con bendiciones. Que ese año nos traiga la esperanza de la normalidad, las ganas de volver a lo presencial o tal vez a lo híbrido, pero que siempre sigamos juntos, que no tengamos que esperar nunca más un momento de prueba para estar todos unidos. Y que el Kadosh Baruj Hu nos bendiga, nos colme de alegrías y de salud a nosotros, a todos los judíos del mundo, a edinat Israel y a toda la Humanidad. Rabino Gustavo Kelmeszes:“Tenemos la posibilidad de ir renovándonos constantemente”Este fue un año de muchos aprendizajes y también de muchas oportunidades. Durante todo el año hemos aprendido a sentir que nos comunicábamos de diferentes maneras, ya lo virtual entró para quedarse, pero también empezamos a tener la conciencia de los encuentros necesarios, las tefilot, actividades y grupos de estudios, la idea de ir integrando tanto lo presencial como a distancia. Lo importante allí fue el vínculo que se estableció con nuestra gente y todo lo que pudimos renovar, acercarnos y seguir pensando que la comunidad la hacemos entre todos, en familia, y que eso es lo esencial.Mi deseo para el próximo año es que nuestra comunidad siga tan viva, con tantos proyectos, con una renovación espiritual de todos nosotros, quienes formamos parte de ella, y sentir que estamos muy fuertemente arraigados en la tradición pero que también tenemos la posibilidad de ir renovándonos constantemente. Estos Iamim Noraim son una especie de bisagra entre una pandemia que todavía no nos deja, y aquello que vamos viendo que es novedoso. Tenemos que ser muy inteligentes y sensibles para que la gente que está presencial, quienes nos ven virtualmente y todas las familias puedan sentir esta vibración, este Rosh Hashaná y Iom Kipur de una manera que los identifique y los sensibilice, que le permita a toda nuestra gente, a todas nuestras familias sentir los Iamim Noraim. Rabino Ari Sigal:“La tradición nos regala el perdón”Un año más, en el que tomamos conciencia de que estamos en un proceso donde nada es definitivo y el pasado no es garantía del presente y mucho menos del futuro. Sin dudas para salir airosos debemos afrontar la vida con actitud positiva y pro activa, celebrando los aspectos fuertes y visualizando los fracasos como oportunidades de aprendizaje, los errores como ocasiones de mejora y los problemas como circunstancias de éxito. La tradición nos regala el perdón, esa capacidad de liberación y absolución como requisito para el crecimiento. Buscar el perdón y ser perdonados, es parte de la concepción talmúdica tan antigua del proceso de arrepentimiento (Baba Kama 9:7). Maimónides, en su código Hiljot Teshuvá dice, basándose en Vaikrá: "No sientas rencor ni te vengues," considera a aquél que no es capaz de perdonar como un pecador. La dualidad de este proceso es un reconocimiento de la potencia destructora de conflictos irresueltos así como del poder del arrepentimiento para reconstruir relaciones, renovar al individuo y fortalecer a la comunidad.Ehrmann nos retrata que todos somos barcos cargados con experiencias de vida, memorias de trabajo, buenos tiempos y pesares. Cada uno con su carga especial, y es nuestro común destino mostrar las marcas del viaje. Aquí una proa astillada, allí un cordaje emparchado, y cada casco ennegrecido por el incesante apaleo de las incansables olas. Esperemos ser agraciados por buenos tiempos y mares apacibles. En tiempos de tormenta mantener el coraje y la paciencia que caracteriza a todo buen navegante y supimos expresar en estos difíciles meses. Sobre todo, quiera D-s que tengamos la alentadora esperanza de gozosos encuentros, para que cuando nuestro barco finalmente tire su ancla en el agua quieta de la eterna bahía, tengamos la satisfacción de haber escrito una hoja poderosa en el manual del marinero.Dimensionemos nuestro barco en la invariable judía del tiempo, para encontrar la inspiración en este 5782 de pensar, sentir y actuar, con plena convicción de que todo puede mejorar con nuestras elecciones y con nuestras decisiones. Echemos un vistazo al pasado para saber cómo actuar en el presente, visualizando un año nuevo pleno y abundante, ¡Shnat shalom, ahabá, refua shleimá, parnasá tova veTaasuka rabá! ¡Gmar Jatimá Tová!Rabino Diego Edelberg:“Tenemos la capacidad y las herramientas de la tradición para sobreponernos”El año que termina nos demuestra, al igual que el año anterior, lo que siempre sabíamos y es que el mundo es incierto, pero que tenemos la capacidad y las herramientas de la tradición para sobreponernos y enfrentar todos los desafíos si estamos juntos y tenemos fe. Prueba de eso es que este año, pese a las dificultades y las intermitencias de el calendario, hicimos lanzamientos de nuevos programas como Bait Yehudí para el reforzamiento de la educación familiar en las casas, Etz Jaim con el ciclo de conferencias, publicaciones de nuevos libros, pudimos celebrar muchísimas ceremonias de Bar y Bat Mitzvá, continuamos con los espacios de estudio y, no sólo eso, sino que logramos llegar a más de 2.000 horas de contenido online. Todo eso nos dejó el año: sí, es difícil; sí, es incierto, pero juntos y con fe tenemos la capacidad de sobreponernos a cualquier adversidad y seguir construyendo algo más grande que nosotros mismos, por la comunidad, por Am Israel, por la Torá y por el Kadosh Baruj Hu.Mi deseo para el próximo año es que podamos aprender, como hacemos cada año, incluso de un año de dificultad, pero que en esa dificultad hemos reconocido aprendizajes, sobre quiénes somos, de dónde venimos y qué queremos, y desde ese lugar poder también recibir el próximo año con el entusiasmo de algo nuevo que comienza, sin tener el miedo de lo que pueda venir.Jazán Ariel Foigel:“Enfrentamos un nuevo año con desafíos de continuidad y judaísmo”Se acerca Iamim Noraim y con ello nuestro balance espiritual, nuestro Jeshbón Hanefesh. Y este año de pandemia que pasó es muy especial, podemos ver las cosas positivas que pasaron, exceptuando las pérdidas definitivas, que son dolores que tendremos para siempre. Pero, por ejemplo, gracias a lo virtual este año se triplicaron las asistencias a tefilot, tanto por Facebook como por Zoom la gente se ha acercado, también a nuestras clases. Y tuvimos oportunidad, mediante lo virtual, este último año, poder acercarnos a todas aquellas personas para las que el judaísmo fue su interés. Estamos muy contentos, nos sentimos con una sensación de tarea cumplida, pero eso no implica que esto se haya terminado, sino que enfrentamos un nuevo año con desafíos de continuidad y de un judaísmo que se adapta a cualquier contingencia. Rabino Lucas “Pato” Lejderman:“Construir una comunidad judía, conservadora, sionista, fuerte, vibrante y pujante”Este año 5.781 que se termina fue un año muy desafiante para lo que tiene que ver con la juventud, y en el Círculo Israelita (CIS) tuvimos que reinventar los encuentros virtuales en Kesher, Kivún y Arkavá; tuvimos que reinventar los marcos del área social, que se hacían antes con Hei, y logramos -aunque todo parecía ir en contra- tener muchos más jóvenes estudiando, participando en las actividades por Zoom, madrijim muy comprometidos con los proyectos y por la causa, que es construir una comunidad judía, conservadora, sionista, fuerte, vibrante y pujante. Además, se logró crear una nueva propuesta para jóvenes de 13 a 18 años llamada BBYO, que es la plataforma del mejor movimiento mundial para jóvenes, en que los jóvenes son protagonistas.En este año, además, se lograron generar más grupos de estudios de diferentes edades, de 18 a 35 años, porque mucha gente entendió que necesita este alimento espiritual en momentos de incertidumbre y crisis, y eso nos permitió ser aún más significativos en la vida de la gente.

publicado 27 Agosto 2021

El verdadero ganador

¿Qué sientes cuando logras algo importante? ¿Qué deberías hacer al momento de alcanzar ese logro tan deseado? La Torá deja muy claro al comienzo de esta parasha lo que hace un ganador: agradece y ofrece una donación. Parashat Ki Tavo comienza: “Y será que cuando vengas a la tierra que Adon-ai tu D’s., te concede a ti, en heredad, y la poseas y te asientes en ella…”. Conquistar la Tierra prometida no fue una tarea fácil. Mucho menos fue lidiar después con la agricultura, la domesticación de animales y la necesidad de producir alimentos desde la tierra misma. Este desafío no solo lo atravesaron nuestros antepasados bíblicos. Con el restablecimiento del Estado Moderno de Israel la historia volvió a repetirse en las técnicas de manipulación de agua que fueron creadas en ese entonces y que aún vislumbran al mundo. Sin embargo, la Torá enseñó en aquel entonces como ahora que lo primero que debemos hacer con nuestros logros es no adjudicarlos a nosotros mismos. Por el contrario, agradecer a D-s y compartir nuestras ganancias. Por esta razón el siguiente versículo de esta parasha enseña: “Habrás de tomar de las primicias de todos los frutos de la tierra -que recogerás de tu tierra- la que Adon-ai tu D’s., te concede a ti, y lo habrás de poner en un cesto, y te encaminarás hacia el lugar que habrá de elegir Adonai tu D’s., para hacer morar Su Nombre, allí...Lo colocarás ante Adon-ai tu D’s., y te prosternarás ante Adon-ai tu D’s. Te habrás de regocijar con todo lo bueno que te ha dado a ti Adonai tu D’s., a tu familia; tú y el Leví y el forastero que está en medio de tí.” Es tan simple convencerse que nuestros logros son el producto de nuestro esfuerzo. Decimos cosas como “fue mi idea”, “mi talento”, “mi genialidad”, “yo lo hice”. La verdad es que nunca es así del todo. Todo es producto de una sociedad incluso si el negocio que hacemos no tiene otro socio de la misma especie que nosotros. La sociedad eterna que la Torá nos recuerda es entre las bendiciones que D´s emana continuamente y nuestra capacidad para utilizar esas bendiciones al servicio de algo más grande que nuestro propio nombre. La consigna es simple: nada de lo que hacemos lo hacemos sin la ayuda de D´s. No podemos inventar lo que utilizamos para inventar. Estamos en deuda eterna por la materia prima. Por eso, ante cada logro, cuando sintamos hincharse el ego ganador recordemos esta importante lección. Primero agradecer a D´s y a todos los que nos ayudaron. Después compartir, repartir y donar nuestras ganancias. Estas son las acciones que realizan los verdaderos ganadores.

“Estamos viendo una miopía extrema de parte de todo el espectro político”

Bitrán -Ingeniero Civil de la Universidad de Chile y PhD en Economía de la Universidad de Boston, ex Ministro de Obras Públicas y Vicepresidente Ejecutivo de CORFO, quien actualmente se desempeña como profesor de la Universidad Adolfo Ibáñez y Director del Think Tank “Espacio Público”- es más crítico que hace un año y medio, y -como nos comenta- habiendo trabajado activamente durante la pandemia, cree que el escenario próximo se muestra complicado a causa de profundización  de la  crisis institucional que afecta a Chile. “Era clave en un momento inicial, en la primera ola, el haber tenido un esquema de confinamiento más estricto y apoyos financieros a las familias más amplios, de tal manera de evitar el rápido crecimiento de los contagios. La primera etapa del COVID en Chile tuvo tasas de mortalidad bastante altas, y hubo un período en que éramos uno de los países con mayores tasas de letalidad a nivel global. Y ese fue un problema. Lo que nosotros sí hicimos muy bien como país fue enfrentar un exitoso proceso de vacunación, lo que nos puso en el liderazgo a nivel mundial. Sin embargo, el no haber contado con las ayudas económicas necesarias en ese primer momento generó un cuadro político complejo, de mucha crítica en el sentido de  que el gobierno había sido excesivamente restrictivo en las ayudas. Y eso dio pie a que se generaran los acuerdos que conocemos, como el IFE, que son  sin foco en los que lo necesitan, de alto costo fiscal y  extemporáneos”. Por estas razones, el economista es claro en apuntar al error de “la extensión de septiembre a diciembre de 2021 del IFE, en momentos en que la actividad económica está al mismo nivel que pre-estallido social, con una recuperación sustantiva en el empleo, salvo por la brecha para las mujeres, ya que esta pandemia ha tenido un efecto diferencial de mayores costos en las mujeres, porque son ellas las que llevan la carga del hogar y el cuidado de los hijos, por lo que se ha generado un deterioro muy importante en su participación en la fuerza de trabajo. No tenía sentido un subsidio tan amplio, a un 90% del registro social  de hogares, donde en términos de costos fiscales estamos encaminados a un aumento del gasto público de un 27% respecto del año anterior . Por otro lado, el déficit es probable que se acerque al 9% del PIB y no tenemos precedentes de un déficit de esa magnitud. Y el problema es que se le deja al próximo gobierno una situación extremadamente compleja, porque va a ser muy difícil el desmantelamiento de estos subsidios”. “Esto es como una droga para la sociedad, se produce adicción”, se lamenta. “A esto se suma la barbaridad de los retiros de los fondos de pensiones, más allá de lo que uno pueda opinar sobre cuál debe ser el sistema, si AFP, otro sistema de capitalización más centralizado o de reparto. Cualquier sistema requiere ahorrar como sociedad, para el momento en que la población envejece y aumenta el número de adultos mayores. Esto significa, desde el punto de vista fiscal de largo plazo, una situación extremadamente complicada. Y lo estamos viendo ahora con el envío de este proyecto para evitar un cuarto retiro  el componente de reparto aumenta y esto hay que financiarlo para una gran cantidad de gente que no va a tener fondos, o muy pocos fondos. Por lo tanto, el que va a tener poner estos recursos va a ser el Estado”.   ¿Qué es lo que, en su opinión, explica el estado actual de la situación? -Hay, de alguna manera, una profundización de la  crisis institucional, que se refleja en un populismo demagógico  que no habíamos visto nunca en la historia reciente de Chile, en el sentido de gastar incluso las platas que son de otros o de futuras generaciones para conseguir unos pocos votos. Lo que está ocurriendo es que los partidos políticos han perdido toda capacidad de conducción de sus propios parlamentarios, el Gobierno es débil y tampoco tiene capacidad de conducción de su propio sector.  Son solo individualidades viendo cómo ganan votos para la próxima elección y haciendo ofertones que son una muy mala política pública, sin una mínima coherencia temporal,  dado el evidente efecto adverso futuro de estas  políticas públicas. Esta es la expresión de una crisis mucho mayor que está viviendo el país y que tiene que ver con la desconfianza que se empieza a generar hace años en las instituciones, y que se alimenta con los casos de corrupción, con el financiamiento ilegal de la política y con los problemas de abuso por colusión, entre otros. Ese es el tema de fondo, que efectivamente puede tener efectos económicos, debido a la incertidumbre que produce  y así caemos en un círculo vicioso, en que no hay crecimiento, se resiente el empleo y la recaudación fiscal, que harán má difícil   abordar los problemas sociales y ambientales a futuro, y deriva en que la cohesión social se vea afectada. Entonces, mi visión es de preocupación por esta crisis institucional, que en realidad tiene muchos responsables y muchas condiciones que la fueron exaserbando.   ¿Cree que a medida que nos acerquemos a las elecciones esta política de traspaso de fondos por votos, ya sean fondos fiscales o de los mismos fondos de pensiones de los ciudadanos, se incremente? -En la Cámara de Diputados, no hay ninguna duda. Mi única esperanza es que la institucionalidad del Senado -que tiene estos senadores que duran ocho años  o algunos que cumplen su período y no se reeligen- podría ponerle un freno al cuarto retiro. Esa sería una buena noticia para el país. También fue una buena noticia que no se aprobara la rebaja del impuesto al diésel, que habría sido una barbaridad en medio de una situación en que la crisis climática, que -como hemos visto según el informe del IPCC- es mucho más grave. Los últimos estudios indican que estamos encaminados a un aumento de 2.7 grados en la temperatura del planeta. Y eso está mucho más allá de los 1.5 grados que planteó el acuerdo de París, y nadie sabe cuáles van a ser las consecuencias de aquello. Chile tiene compromisos en ese ámbito y eso implica costos, fiscales y de apoyo a la innovación. Entonces, lo que estamos viendo es una miopía extrema de parte de todo el espectro político.   Eduardo, ¿cuál es el desafío que tendrá que enfrentar el próximo Gobierno, entendiendo que también que va a tener que lidiar con la expectativa que ha levantado el proceso constitucional y que implica enfrentar una serie de políticas públicas sociales que también implican un mayor gasto público? -La Constitución  es el marco jurídico más amplio de funcionamiento de la sociedad, debe reflejar cuál es el conjunto de derechos y deberes que se consideran fundamentales para la sociedad, considerando también a las futuras generaciones. También establece orientaciones para la acción pública y las leyes, y no sustituye el rol que cumplen el parlamento y los gobiernos de impulsar leyes que definen los beneficios y servicios que debe otorgar el Estado a los ciudadanos. No obstante, existe la expectativa, de que la Constitución debería definir  aspectos de política pública  que les corresponde al gobierno y el congreso a través de leyes. El gobierno que venga, además, va a enfrentar una situación fiscal extraordinariamente complicada. Como Chile tuvo un período muy largo de mucha responsabilidad fiscal, todavía hay un margen de acción. Pero a medida que siga aumentando el endeudamiento, lo que va a ocurrir es que las tasas de interés van a aumentar fuertemente, es posible que haya dificultades para controlar -como ya lo estamos viendo- la inflación, y -por tanto- va a tener que ser extremadamente cauto. Lo que va a tener que hacer el próximo gobierno es una reforma tributaria, con mucho cuidado para no afectar el crecimiento, se debería enfocar  en eliminar exenciones y reducir la elusión, modificar el impuesto específico a la minería y gravar las emisiones. Chile  viene con má de una década con caidas de productividad  y un crecimiento de tendencia muy bajo. En ese contexto, el ingreso per cápita no aumentaría, y si eso pasa, la posibilidad de ir satisfaciendo crecientes necesidades y expectativas de más bienes públicos se ve dificultada. Entonces, cualquiera que sea el gobierno que venga, va a tener un panorama complicado, de crecientes demandas, de expectativas insatisfechas y de recursos fiscales que la pandemia, y -sobre todo por el manejo en la segunda parte de la pandemia- ha disminuido el espacio de manejo fiscal que se va a tener. No obstante, Chile tiene ciertos ámbitos de ventaja en el contexto actual que hay que tomar en consideración. Luego del informe del IPCC de cambio climático, sabemos que se va a fortalecer  la acción climática. Y nuestro país produce minerales y otros bienes que son fundamentales para las industrias que permiten enfrentar el cambio climático, como la electromovilidad y las energías renovables. Por otro lado, tenemos energías renovables que nos ubican como líderes mundiales, sobre todo en lo que se refiere a energía solar, y eso nos genera una oportunidad de hacer una transformación productiva verde que mejore el posicionamiento exportador a largo plazo.   ¿Cómo nos podría afectar lo que está ocurriendo en China, particularmente con la quiebra de la empresa inmobiliaria Evergrande? -Es un factor de riesgo adicional.   Evergrande tiene una deuda de 300 mil millones de dólares, equivalentes al PIB de Chile. La empresa estuvo en un juego de endeudamiento excesivo para expandir sus negocios inmobiliarios, que sin duda va a tener efectos en  Chile. China  es gran consumidor del cobre que produce Chile y esto ya se está manifestando en una caída de precio de este metal. Eso tiene impactos fiscales que son relevantes para Chile. No sabemos cuán sistémica puede ser esa crisis, si es solo Evergrande o es una crisis de la industria inmobiliaria china, porque el tema de la expansión del crédito ha sido una política en esepaís desde hace varios años, y se acentuó durante la pandemia. O puede ser una situación acotada, de mal manejo de una propia empresa. No lo sabemos precisamente. Lo que parece claro es que el Gobierno Chino no irá al rescate. 

Una pequeña reflexión del Iom Kipur 5782

Cuando me invitaron a hablar en Iom Kipur, inmediatamente pensé en compartir una experiencia personal que estoy viviendo.Hace algunos meses, empecé una travesía más profunda hacia nuestros orígenes, nuestra Torá, hacia las enseñanzas de nuestros sabios y su relevancia en nuestros días.En mi estudio sobre parashá Vailej, la parashá anterior a Iom Kipur, un pasuk me quedó dando vueltas en la cabeza, el pasuk en el cual, según Rashi, está la más cruenta de las predicciones que tenemos. El pasuk dice lo siguiente:  “אנוכי הסתר אסתיר פני ביום ההוא על כל הרעה אשר עשה כי פנה אל אלוהים אחרים” (דברים לא יח)“Y yo ciertamente ocultaré mi faz en este día, por causa de todo mal que hizo pues se dirigió a otros dioses” (Dvarim 31: 18)Ese pasuk describe la cólera de D-s y su ocultamiento por los pecados cometidos por nuestro pueblo y por su distanciamiento de Él.En este momento de la parashá, Moshé está despidiéndose del pueblo y repasando toda nuestra historia con sus aprendizajes para que el pueblo siga su camino hacia la tierra de Israel con Yeoshua y no se olvide de dónde vino ni de que solamente están en dónde están porque D-s los sacó de la esclavitud en Egipto. Durante toda esa travesía, D-s es un personaje presente, una entidad con la cual pueden contar y también con la cuál pueden pelearse, y esa relación les recuerda su razón de existir, ser cocreadores en el proyecto divino del mundo, a través del Tikún Olam.En este pasuk D-s está diciendo que esta relación constante se va a cortar. Teóricamente cuando D-s disminuye su influencia directa, automáticamente aumenta nuestra responsabilidad de intervención en el mundo a través de nuestras acciones. Esto fue lo que pasó en la generación de Yeoshua.Importante resaltar que la concepción divina de la que hablo acá no es la imagen de D-s que aprendemos en nuestra infancia de un señor sentado en su trueno en el cielo mirándonos y apuntando su dedo cuando nos equivocando y entregándonos regalos cuando nos portamos bien. Cuando hablo de D-s hablo de la luz infinita de creación, la energía la cual hace emanar la vida y todo lo bueno, algo que transciende a nuestra fiscalidad. En general, los malos momentos ocurren cuando nos desconectamos de esta energía creadora. En una de las clases de parashat hashavua en el Mercaz, hablábamos que las bendiciones no vienen si cumplimos o no una mitzvá, sino que cumplir la mitzvá es una bendición en si y no cumplirlas es perderse esta bendición. Esto queda muy claro con el Shabat. Que nuestro Shabat sea un día cómo todos los demás estamos perdiendo la oportunidad de tener un día distinto en nuestra semana, en el cuál nos contactamos con lo que nos transciende, y no seguimos lidiando con lo mundano de todos los demás días de la semana.Rabi Najman MeBreslav dice que el desafío de nuestra generación es justamente no saber que D-s está oculto. Dice que la profecía es que D-s “ocultará su ocultamiento”. Es como se estuviéramos en un cuarto cerrado sin luz y con las cortinas cerradas. No sabemos que estamos en un cuarto cerrado y que existen ventanas y luz afuera. Esa es justamente la maldición, pensar que no existe nada que transciende nuestra existencia, que D-s no existe, o que está muerto y dejar de buscarlo. Otra analogía sería el juego de la escondidas cuando un niño se queda escondido y nadie lo va a buscar porque no saben que está jugando hasta que vamos nosotros y le avisamos al pobre niño que salga de su escondite. El primero paso para encontrar a D-s es saber las reglas del juego y quienes son los participantes. Primero que seamos consientes de que está ocultando su ocultamiento. Es saber las reglas básicas. Con este conocimiento, ya podemos empezar a caminar por el cuarto oscuro buscando las paredes para luego ir en búsqueda de las ventanas. Maimónides, en el siglo XII, dice que lograremos esta redención completa con lo divino cuando todo el pueblo se confiese, lo que para Maimónides está implícita la idea del diálogo con el creador. Rabi Bunin de Peshisja dice que para que exista esa relación y que llegue la redención, ningún judío puede sentir que D-s ha abandonado a su pueblo. Sforno dice que tenemos que ser conscientes de que D-s está preeminente presente, solo que oculto.En general, en momentos muy críticos y difíciles que pasamos en nuestras vidas recordamos a D-s, lo difícil es recordarlo a diario.Natan Sharansky, a través de su experiencia cómo prisionero político por su activismo sionista en la cárcel soviética, nos cuenta que adentro de la cárcel es muy fácil ser un defensor de los valores que creemos los correctos. El bien y el mal están muy bien delimitados. Todos los días en las mañanas era una cuestión de honor pelearse con el guardia de la ronda para ponerse sus tefilim. Cuando fue liberado y llegó a Israel, dice Sharansky que encontró mucho más difícil ponerse el despertador para ponerse los tefilim. Ahora dependía solamente de él, y no había alguien que lo reprimía, alguien con quien pelear por sus valores. Afuera de la prisión la realidad se hace mucho más difusa, es mucho más difícil seguir defendiendo los valores que uno cree correctos, mucho más difícil sostener nuestra identidad.La gran pregunta sigue siendo entonces ¿Cómo encontramos a D-s viviendo en paz y en libertad absoluta?Iom Kipur viene justamente para recordarnos lo chico que somos frente a lo divino y es una increíble oportunidad para que retomemos nuestra relación con el Creador.Rav Kook dice que el pecado del primer hombre fue haberse alejado de él mismo, se alienado de su yo y de haber seguido a otros, en este caso la serpiente, dejándose llevar por la presión social. Se perdió de si mismo y no supo contestar la pregunta de D-s: ¿Dónde estás? No la contesta justamente porque no estaba conectado con su alma.Para Rav Kook, estar conectados con D-s es estar conectados con nuestra alma. Este es el segundo paso que necesitamos dar, conectarnos con nuestra alma. La TESHUVÁ, la cual tenemos la oportunidad de hacer hoy, está en la mente de cada uno de nosotros, es la conciencia de la responsabilidad por nuestras acciones, que proviene de la creencia en el libre albedrío del ser humano que admite que no hay quien culpar sino a nosotros mismos.El nivel más bajo de herejía, según el rabino Shlomo Wolbe, es creer que somos condicionados y que no existe el libre albedrío.El Rabino Jonathan Sacks decía que el peor pecado no es el pecado en sí, sino que no reconozcamos que hemos pecado, que no nos confesemos, que no aprendamos del error y que volvamos a repetirlo. Aquí volvemos a lo que nos dice Maimónides, confesar se refiere a expresar en voz alta el pecado que hemos cometido. Este es el tercero paso. No es casual que nuestra TEFILÁ, la AMIDÁ, empiece con las palabras: “Adonai Sfatai Tiftaj Upi Iaguid tefilateja”, “D-s abra mis labios para que yo pueda decir tu rezo”. Es un pedido para que D-s nos desmutée (“to unmute us”). Tenemos que hablar en voz alta. Sabemos que las palabras tienen poder y crean realidades, tenemos que expresar nuestras intenciones al creador. En la JASIDUT existe la costumbre de hacer ITBODEDUT, aislarse en la naturaleza para hablar con D-s. Recomiendo a todos que lo experimenten. Cuenten sus angustias, agradezcan por las bendiciones que tienen y pidan también por ayuda con lo que les urge en el momento. Es libertador.Lo lindo de la Torá es que siempre hay esperanza, el pasuk que sigue a la terrible profecía dice que mientras el pueblo siga enseñando a sus hijos las enseñanzas de la Torá, esta relación con D-s nunca se va a romper.  Curiosamente la semana que viene leemos la parashá Azinu, en la cual Moshé entona una poesía a D-s. Moshé nos recuerda que la relación con D-s pasa por la expresión oral y la emocionalidad. No es casual que nuestros sabios comparan la Torá con una canción, con un gran poema. Un libro no queremos volver a leerlo cuando apenas lo terminamos, una película tampoco queremos volver a verla en el minuto en que la terminamos, pero una canción podemos escuchar una y otra vez infinitas veces porque nos evoca memorias del pasado y también nuestra ansia por el futuro. Así como hizo Moshé, que logremos encontrarnos en estas melodías de las TEFILOT del día de hoy, que alcancemos abrir las ventanas del cuarto oscuro dejando que la luz entre y que sigamos entonando esta canción eternamente.  ¡Gmar jatimá tová!

“Hashomer es importante para la comunidad judía de Chile, porque es una tnuá que aporta diversidad”

¿Puedes contarnos cuándo es el aniversario de Hashomer y cómo piensan celebrarlo en Chile?-El aniversario de Hashomer es este sábado 25 de septiembre. Celebramos 78 años de historia en Chile. Para este año especial, realizaremos una jornada de diferentes actividades para toda la kehilá Shómrica, vamos a tener juguim (talleres) al medio día, luego almorzaremos una falafeada debajo de nuestra Sucá Shomrica. Y en la tarde seguiremos celebrando abriendo el espacio Gan Yeladim*ot y también kvutzotorej (peulot inter kvutzatí) para ex bogrim*ot, apoderados y javerim*ot. Cerraremos el día con un Mifkad tradicional de nuestra tnuá, dando los mejores deseos para este nuevo año de Hashomer Hatzair Chile.¿Cómo se insertan estos festejos en otras actividades que está organizando el movimiento a nivel mundial?-La pandemia ha favorecido la conexión activa con los keinim de otros países. Estamos constantemente participando en el espacio de Instagram de Hashomer Hatzair Latinoamericana. Pueden entrar al siguiente enlace y ver cómo @hhlatinamerica une a los distintos kenim: https://www.instagram.com/p/CUD5_OXgyB0/?utm_medium=copy.Además, existen varios espacios online a nivel continental y mundial, teniendo Kabalot Shabat, charlas sobre distintos tópicos, y capacitaciones para madrijim*ot en conjunto. De hecho, este año tenemos un encuentro continental que solemos tener en Brasil cada año por medio. A la edad que tiene Hashomer como movimiento, ¿cómo te parece que es su situación actual?-Creemos que una tnuá con tantos años de historia, tiene que pasar por distintos objetivos según el contexto y la necesidad. Hoy para nosotras es muy importante, debido a la pandemia, brindar un espacio seguro, cómodo y saludable para todes les javerim*ot. Cuidar de la salud mental y bien estar para seguir educando y creciendo de la forma más positiva.La situación de Hashomer al día de hoy se ve promisoria. Después de las restricciones de la pandemia dónde activamos on line por zoom, estamos de vuelta en el ken, con todos los cuidados y protocolos pertinentes, en hashomer nos cuidamos entre todes. Ha sido muy gratificante reencontrarnos con nuestros janijim*ot y volver a jugar y aprender en conjunto.  ¿Cuáles son los principales focos para ustedes como bogrut en esta etapa del movimiento?-Para la Bogrut 2021, este segundo semestre nos estamos enfocando en, fortalecer los lazos entre javerim*ot de la kehilá Shómrica, hacer arreglos en la casa, embellecerla y hacerla más apta para trabajar con niñas/es/os, estamos en busca de generar recursos para lograr esos arreglos, ya que Hashomer es una tnuá que se sustenta por si sola.También otro de nuestros objetivos es terminar el ciclo de escuela de la tzofiut (pre hadrajá) en diciembre para que el próximo año la nueva Bogrut esté preparada para cualquier desafío y nuevos proyectos. Y, por último, este semestre estamos por ejecutar un plan para la reapertura del espacio Gan, el cual tendrá su primer encuentro este sábado, para niños/as/es de 5 a 7 años.¿Por qué crees que Hashomer además es importante para la comunidad judía? ¿Y para la sociedad chilena?-Hashomer es importante para la comunidad judía de Chile, porque es una tnuá que aporta diversidad brindando un espacio especial para muchos janijim*ot que a veces no tienen la posibilidad de llegar a sectores donde activan las otras tnuot. Somos un espacio de educación judaica humanista, que abre el espacio a un nuevo ambiente judío en Santiago. Para la sociedad chilena aportamos de la misma forma, una visión diversa, nos gusta demostrar el lado de la paz y la coexistencia entre los pueblos, observamos que en la sociedad que vivimos en Chile hay dos polos en cuanto a este conflicto, que sería pro israelí y pro palestina, nosotres queremos sacar a la luz que no todo es blanco o negro, hay puntos donde somos lo mismo, donde ambos pueblos quieren paz y hermandad. Además de eso, creemos que aportamos en mostrar que existe otro sistema educativo, que sería la educación no formal, donde no existe la competencia, las evaluaciones estandarizadas, etc. Demostramos que la educación puede ser y debe ser un espacio libre, seguro y creativo para que las infancias crezcan de forma sana y positiva.¿Qué invitación le harías a los lectores de La Palabra para que conocieran el movimiento y su historia?-Les invitamos a escuchar distintas opiniones y distintas formas de vivir el judaísmo en Chile, a relacionarse con las diversidades y poder tener una mayor hermandad entre la comunidad judía chilena, a salir de la burbuja. Siempre estarán todos, todas y todes invitades a nuestros eventos y actividades, es una espacio abierto y seguro. Síganos en nuestras redes sociales para que esté al tanto de lo que hacemos, Instagram: @hashomer_chile, Facebook: Hashomer Hatzair Chile. ¡Saludos y Jag Sameaj! ¡Jaazak Ve'ematz!

Alertas y vigilantes

Es difícil pensar que haya alguna mujer en el mundo que no haya sentido el impacto del Coronavirus en su vida en este último tiempo, y no me refiero al hecho de haber contraído la enfermedad, sino a todo tipo de situaciones en las que el virus nos habría afectado de manera diferencial con relación a los hombres. Bien por su condición de profesional de la salud, donde las mujeres se encuentran sobrerrepresentadas y sobreexpuestas; bien por la pérdida de empleo o por haber tenido que teletrabajar en un contexto socio cultural en que no existe corresponsabilidad en las tareas del hogar, o bien por haber sido víctima de  violencia de género acentuada por los confinamientos, los estudios advierten que la pandemia agudizó la brecha de género de tal forma que, si bien antes se estimaba que faltaban 99,5 años para cerrarla, ahora esta habría  aumentado a 135,6 años.  Existen acontecimientos como la caída de Afganistán a manos de los talibanes, que implican un retroceso aún más dramático, que la pandemia, para las mujeres de dicho país. En las últimas dos décadas, las mujeres afganas habían comenzado a ser reconocidas como sujetos de derechos. La Constitución de 2004 garantizó la igualdad de derechos y cuotas para la participación  en el Parlamento, entre otras disposiciones. Más de tres millones de niñas estaban enroladas en escuelas, el acceso a la salud había mejorado y en el 2019 poco más de mil mujeres habían comenzado a tener sus propios negocios.   Sin embargo, luego de conquistar Kabul y a pesar de que algunos analistas parecieron creer en las promesas de moderación expresadas por los  talibanes,  estamos asistiendo ya a evidentes muestras de lo contrario.  Por ejemplo, se disolvió oficialmente el Ministerio de la Mujer creado en el 2001 y, en su lugar, crearon  el de la Propagación de la Virtud y la Prevención del Vicio, que se encargará de la rígida implementación de las normas islámicas. Con ello, se restablece una estructura ministerial que ya había existido durante el primer régimen talibán. Llegan conmovedoras noticias de  activistas afganas que lloran sintiendo haberlo perdido todo, incluyendo la esperanza dado el abandono de la comunidad internacional que estuvo pregonando por los derechos de las mujeres en los últimos veinte años. Resulta difícil señalar a qué nos referimos con la “comunidad internacional”, ese concepto tan repetido por los medios de comunicación para indicar que los liderazgos mundiales de alguna forma, se preocupan de enfrentar y contrarrestar violaciones flagrantes y masivas a los derechos humanos esenciales. Desafortunadamente, esa comunidad internacional está lejos de cumplir este rol y los intereses geopolíticos y económicos de cada parte determinan en gran medida la acción de las naciones más poderosas.  De lo que sí podemos hablar y dar certezas es de nosotras mismas como mujeres, como  mujeres atentas con lo que en el mundo sucede y mujeres comprometidas con una institución como WIZO que nació, hace ya un siglo,  para desarrollar una misión que los hechos corroboran como imperecedera: promover el avance del estatus de la mujer y ofrecer  bienestar de todos los sectores de la sociedad. La situación que aflige a las afganas nos recuerda varias cosas: la importancia de nuestra misión, la necesidad de pensar la democracia no solo como el menos malo de los sistemas políticos, como alguna vez dijera Winston Churchill sino como el único que garantiza los derechos humanos de las mujeres y la urgencia de que los encargados de formular las políticas comenzaran a estudiar la geopolítica con lentes de género porque tal como lo señala The Economist, cada vez habría más pruebas de que Hillary Clinton acertaba al decir que  “el sometimiento de las mujeres es una amenaza para la seguridad de nuestro mundo”. Y agrega la prestigiada revista, que las sociedades que muestran mayor avance en cuanto a equidad de género tienen muchas más probabilidades de ser prósperas y estables. La crisis del COVID19 y su impacto negativo en la equidad de género, no solo en Chile e Israel sino en cada una de las comunidades donde WIZO está presente en el mundo, así como el retroceso de las mujeres en Afganistán, parecen converger en  un  mensaje: no podemos olvidar nunca la necesidad de permanecer, como mujeres, alertas y vigilantes. Ya lo advirtió en su momento Simone de Beauvoir: “No olvidéis jamás que bastará una crisis política, económica o religiosa para que los derechos de las mujeres vuelvan a ser cuestionados. Estos derechos nunca se dan por adquiridos, debéis permanecer vigilantes toda vuestra vida”.  

La inutilidad de dar consejos

Yo no aconsejo. Colecciono sellos. Para dar consejos, es necesario estar completamente seguro de que los consejos son buenos y, para eso, es necesario estar seguro (de lo que nadie en absoluto lo está) de estar en posesión de la verdad. Y luego es necesario saber si esos consejos se adaptan al individuo al que se le dan, para lo cual es necesario conocer toda su alma, lo que casi nunca es posible. Y también hay que tener en cuenta que el modo de dar consejos debe adaptarse exactamente a aquella alma; se aconsejan a veces cosas que no quieren que se hagan para que, combinadas con elementos del alma aconsejada, se obtenga el resultado que se desea. Solo la gente muy ingenua da consejos.

Venden libros antisemitas en iglesia de Varsovia

Muchos títulos antisemitas se vendieron en una ceremonia de beatificación, el primer paso hacia la santidad, de dos figuras católicas veneradas en la iglesia principal de Varsovia la semana pasada, informó Algemeiner.Aparte de prominentes figuras católicas, a la ceremonia asistieron el presidente de Polonia, Andrzej Duda, el primer ministro Mateusz Morawiecki y el jefe del gobernante Partido Ley y Justicia del país, Jaroslaw Kaczynski.Wojciech Karpieszuk, un periodista que asistió a la ceremonia, escribió un artículo para la Gazeta Wyborcza describiendo su malestar al ver los libros y por el hecho que nadie más a su alrededor parecía molestarse por ellos.En un tuit, Karpieszuk publicó una foto de los libros vendidos en la ceremonia, escribiendo «estos son solo unos títulos en el stand junto al templo de la Divina Providencia. Multitudes de creyentes y clérigos. Nadie reacciona».Mientras estos títulos antisemitas se vendían en una ceremonia de beatificación, el papa Francisco estaba celebrando una reunión con cristianos y judíos en Budapest y hablando en contra del antisemitismo, llamándolo una «mecha que no debe permitirse arder» en Europa.Todo esto se da en un contexto de crecientes tensiones entre Polonia, Israel y el mundo judío por sus reiteradas medidas negadoras o banalizadoras de la Shoá.El mes pasado, el ministro de Relaciones Exteriores israelí, Yair Lapid, calificó de «antisemita e inmoral» la ley que establece límites a la capacidad de los judíos para recuperar propiedades incautadas por los ocupantes alemanes nazis y retenidas por los gobernantes comunistas de la posguerra.

Ministro de Finanzas apoya bloqueo de subsidios a israelíes no vacunados

Avigdor Liberman, ministro de Finanzas de Israel, declaró que apoya el proyecto de ley que busca postergar por 90 días el pago de subsidios por desempleo a una persona que renunció o fue despedida de su trabajo por su negativa a vacunarse contra el coronavirus.“¿No te quieres vacunar? Es tu decisión quedarte en casa, pero nadie te debe nada, no tenemos por qué pagarlo”, afirmó el ministro este jueves en una entrevista en el estudio de Ynet, en referencia a una propuesta que desató polémicas antes de que comience a debatirse oficialmente en el parlamento.Liberman afirmó que el gobierno “no puede darse el lujo de permitir que todos hagan lo que quieran” y que “el Estado de Israel no puede permitir que una persona ponga en peligro al resto”. Además, aclaró que las prestaciones por desempleo no se cancelan, sino que “se difieren por 90 días porque debe haber algún tipo de sanción”.“Estamos tratando de encontrar el equilibrio entre la gestión de una vida normal, y la necesidad de actuar y exigir algo de disciplina por parte de la sociedad”, reflexionó el ministro sobre el dilema que afronta el gobierno israelí, en el contexto de la cuarta ola de coronavirus.

Tercera vacuna contra COVID-19 reduce carga viral y limita el contagio

Un estudio del Technión y los Servicios de Salud Macabi en Israel indica que la tercera vacuna contra COVID-19 de Pfizer reduce significativamente la carga viral en pacientes infectados con la variante delta y, por lo tanto, limita el contagio, informó Haaretz.El estudio del profesor Roy Kishony el doctor Idan Yellin del Technion, el estudiante de doctorado Matan Levine-Tiefenbrun de la Universidad de Tel Aviv y el doctor Tal Patalon de Macabi, se publicó en el sitio web MedRxiv, destinado a investigaciones que aún no se han publicado en una revista científica.Los investigadores concluyeron que aproximadamente seis meses después de recibir la segunda dosis de la vacuna, su eficacia para reducir la carga viral disminuye. Pero una tercera dosis reduce la carga viral por un factor de cuatro, con lo que la eficacia de la vacuna vuelve a ser la misma que después de la segunda dosis.El estudio analizó 11,000 pruebas PCR de COVID-19 realizadas por Macabi en pacientes contagiados con la variante delta, divididos en tres grupos: personas que nunca se vacunaron, pacientes que dieron positivo al virus en los seis meses siguientes a la aplicación de la segunda dosis y otros que se contagiaron después de recibir la vacuna de refuerzo.“Descubrimos que la eficacia de la vacuna con respecto a la carga viral disminuye gradualmente con el tiempo, hasta que después de seis meses, la carga viral alcanza un nivel alto, similar al de una persona no vacunada”, explicó Levine-Tiefenbrun. “Sin embargo, observamos que la vacuna de refuerzo reduce la carga viral a lo que era después de la segunda dosis”.

Hamás apunta contra un diputado de Ra’am

El grupo terrorista Hamas criticó duramente al parlamentario árabe-israelí Walid Taha por afirmar que su partido, Ra’am, no dejaría el gobierno en caso de una operación militar en Gaza.Tanto Ra’am como Hamás están afiliados a la Hermandad Musulmana. Sin embargo, Ra’am pertenece a sectores moderados, algo que es claro con su presencia en la coalición de gobierno actual de Israel.Durante una entrevista en el Canal 12, Taha aseguró que Ra’am no haría caer al gobierno en caso de avances israelíes en la Franja. «Despreciamos las guerras, sin importar los gobiernos, actual o próximo… ¿Cual es la alternativa? Supongamos, Dios no lo quiera, que hay una guerra con Gaza. Dejamos la coalición, y entonces, ¿el próximo gobierno sería bueno para Gaza?», señaló.Más tarde, en otra entrevista, Taha intentó suavizar sus dichos. » No nos quedaremos de brazos cruzados ante ninguna guerra. No podemos ignorar tal situación y no queremos que suceda, pero no nos adelantaremos a tal situación», reformuló.Abdel Latif al-Qanou, vocero del grupo terrorista, acusó a Taha de estar desconectado «con la identidad árabe-palestina». Para Hamás, Taha tuvo «declaraciones vacilantes».Taha no es cualquier miembro de la Knéset. Se trata del jefe del bloque del partido liderado por Mansour Abbas, y actualmente preside el comité de Asuntos Internos del Parlamento, sustituyendo al fallecido Said al-Harumi.Su llegada al comité fue repudiada por parlamentarios de derecha, que acusaron a Taha de ser un partidario del terrorismo.

De generación en generación

La esencia del movimiento mundial Maccabi es y ha sido siempre la preservación de la identidad judía y sionista en todos los rincones del planeta y en cada generación, desde los orígenes del “judaísmo muscular” hace ya más de un siglo. Desde la fundación en 1895 del primer club deportivo judío en Constantinopla, el objetivo fue el de ofrecer un espacio para que todos los deportistas judíos – en su inmensa mayoría expatriados – que no habían sido aceptados en otras entidades por su religión u origen, tuviesen las condiciones para desarrollar sus habilidades y talentos y demostrar al mundo la fortaleza de nuestro pueblo, en años en los que el movimiento sionista comenzaba a tomar forma en el viejo continente.La idea traspasó fronteras y fue emulada en otras ciudades europeas en las que existía una amplia presencia de nuestra comunidad. ​Finalmente, en 1921 y precisamente en el marco del 12º Congreso Judío Mundial celebrado en la ciudad de Karlovy Vary (entonces Checoslovaquia), los clubes judíos resolvieron organizarse en una entidad supranacional. El nombre elegido fue inspirado en los hijos de Matitiahu, de la tribu de Levi y líderes de la revuelta que culminó con el establecimiento del segundo estado judío independiente en la historia de Israel, como un ejemplo de lucha que el sionismo debería emular y de la nueva cara que los judíos debían mostrar al mundo. Desde sus orígenes, Maccabi funcionó como una organización paraguas de todos los clubes deportivos judíos, cuya labor quedo definida como “fomentar la educación física, creer en la herencia judía y en la nación judía, y trabajar activamente por la reconstrucción de nuestro país y la supervivencia de nuestro pueblo”. En uno de esos clubes, específicamente en Irlanda, un joven de apenas 16 años concurría a la sede del Maccabi Boxing Club a practicar sus movimientos y ejercicios, diariamente al final de su jornada escolar en el Wesley College de Dublín.Esas visitas a la sede de Maccabi hicieron florecer en este joven el germen sionista que incipientemente se gestaba en la isla británica y finalmente en el año 1935 decidió emigrar a Israel para unirse a las fuerzas de la Haganá, participando en numerosas acciones durante la revuelta árabe de 1936-38. Abogado de profesión, boxeador de formación y resuelto sionista, después de una distinguida carrera militar tanto en el Ejército Británico durante la segunda guerra mundial y posteriormente en las Fuerzas de Defensa de Israel durante la guerra de independencia, el joven “Vivian” (como le llamaban sus amigos) se retiró del ejército con el rango de mayor general en 1962, para dedicarse a su carrera profesional y a sus intereses políticos. El punto cúlmine de su desarrollo llegó en 1983, cuando fue elegido como el sexto presidente del Estado de Israel, sirviendo en el cargo por 2 períodos consecutivos.En 1985, este joven boxeador de Maccabi, ahora convertido en el Presidente Chaim Herzog, declaraba oficialmente inaugurada la 12ª Maccabiah, desde el palco central del estadio nacional de Ramat Gan, acompañado del primer ministro Shimon Peres y del Dr. Israel Peled, entonces Chairman de la Unión Mundial Maccabi.El pasado domingo 27 de agosto, en una emotiva ceremonia realizada en Kfar Ha’Maccabiah, se iniciaron oficialmente los eventos y actividades de celebración de los 100 años de la Unión Mundial Maccabi, que tendrán su punto más alto el día 13 de julio del próximo año, cuando se realice la ceremonia inaugural de la 21ª Maccabiah.Uno de los momentos más conmovedores de la jornada fue la simbólica ceremonia en la que Agnes Keleti, la gimnasta olímpica y campeona mundial húngara de 100 años de edad, hizo entrega de la antorcha de los Maccabim a Yael Arad, la primera medallista olímpica de Israel, quien a su turno se la entregó a Linoy Ashram, reciente ganadora de la presea dorada en la disciplina de gimnasia rítmica en Tokyo 2020.Pero sin duda, la presencia del recientemente electo Presidente Yitzhak “Bugi” Herzog, compartiendo la mesa de honor con Amir Peled, actual Chairman del movimiento, generó una sensación muy especial entre los presentes. La misma historia que sus padres protagonizaron en 1985, volverá a repetirse el próximo año cuando se inaugure una nueva Maccabiah, esta vez en el Estadio Teddy Kolek de Jerusalem.Ambos hechos, cargados de simbolismo y representatividad, no hacen sino evidenciar cual es la razón de ser y la esencia del movimiento Maccabi y de la Maccabiah.  En su discurso durante el evento, el Presidente Herzog no pudo caracterizarlo de mejor forma, al señalar que “El emprendimiento más relevante de la Unión Mundial Maccabi, la Maccabiah, no es solo una actividad deportiva, sino un evento nacional, sionista y educativo. Los efectos de este emprendimiento, una de las piedras angulares de nuestra joven nación, son evidentes día a día, hora a hora, y de generación en generación.”Desde Chile, más de 180 niños, jóvenes y adultos ya comienzan a prepararse para constituirse en un eslabón más de esta milenaria cadena, y para desfilar orgullosos representando a nuestra comunidad judía de Chile en la 21ª Maccabiah, tal y como lo han hecho sus padres y abuelos por varios decenios y como esperamos puedan hacerlo sus hijos y nietos en los próximos 100 años.¡Feliz Cumpleaños Maccabi!  Jazak Ve’Ematz.

Cada vez más países se restan de la Conferencia de Durban por sus contenidos antisemitas

El Ministro de Relaciones Exteriores israelí, Yair Lapid, en conjunto al representante del país en la ONU, Guilad Erdan, han logrado en un excepcional esfuerzo diplomático, que 31 países boicoteen la llamada “Conferencia de Durban”, debido a declaraciones antisemitas en ediciones anteriores.La primera vez que se realizó esta conferencia, fue el 30 de agosto del 2001, y fue organizada por la ONU en la ciudad de Durban en Sudáfrica. La idea preliminar era organizar una conferencia en contra del racismo que se llevaría a cabo cada cinco años, pero se vio en reuniones anteriores como el tema principal se volcó en una acusación antisemita y sesgada en contra de Israel.En ese entonces, cuando se habló del conflicto palestino-israelí, se hizo un paralelo entre sionismo y racismo, lo que provocó que los representantes de Israel y Estados Unidos salieran del plenario. Otro ejemplo de cómo se desvirtuó el tema principal fue en la sesión del 2009, el presidente de Irán de ese momento, Mahmoud Ahmadinejad, conocido negador del Holocausto, como invitado de honor llamó públicamente a la destrucción de Israel. Reunión tras reunión, quienes quieren boicotear a Israel han “secuestrado” el objetivo principal del la Conferencia organizada por la ONU, volcándolo a una discusión exclusiva sobre Israel, normalizando el erróneo concepto de que Israel es un país Apartheid y la comparación de sionismo y racismo, símil que de hecho fue oficialmente anulado por las Naciones Unidas en 1991, pero que al parecer, sigue existiendo en el consciente colectivo, dando pie a más mociones antiisraelíes sin importar los verdaderos casos de racismo que existen hoy en el mundo.El actual canciller israelí ha hablado con sus pares en varios países, pidiendo que se unan al boicot de la Conferencia programada para el 2021, logrando que 31 naciones hayan decidido no participar, llevando a Israel a un éxito diplomático. Después de muchos años, se han logrado retomar relaciones bilaterales con países que estaban “en el olvido” como Suecia, Egipto, la Unión Europea, entre otros. Israel nuevamente está en el mapa de occidente sanando heridas con sus antiguos aliados, además de Estados Unidos.Esta victoria es una esperanza en una ola de antisemitismo cada vez más grande en el mundo, y nos muestra que es el deber de Israel tomar las riendas para que estos conceptos antisemitas sean inaceptables, no solamente para los judíos del mundo, sino que para los gobiernos que creen en Israel como un socio para la paz y un ejemplo de desarrollo tecnológico y coexistencia. 

Michel Franco dice no estar interesado en películas de superhéroes

El cineasta judío mexicano Michel Franco, cuya último drama Sundown compite por el León de Oro en el Festival Internacional de Cine de Venecia, dejó en claro su desinterés por las producciones de superhéroes en una reciente entrevista.En una entrevista con la agencia EFE publicada en el periódico Milenio, Franco aseguró que no contempla ponerse a las órdenes de las grandes casas productoras para rodar este tipo de películas.No obstante, apuntó: “Nunca digas nunca porque la vida puede dar giros, pero no me interesan lo más mínimo, no es cine”.“No soporto ver una película en la que no hay giros, en la que se usa una fórmula que te dicten los primeros diez minutos quién es el bueno, quién es malo y qué es lo que va a pasar y te asegura que el final es satisfactorio. Odio ese cine”, agregó.Durante su conversación con la agencia, Franco expresó que sus cintas salen de su propia creación pues, aseguró, el artista debe redactar sus obras contra la moda de las superproducciones.“No concibo el cine no escrito por el propio director. Todos los directores que me interesan son autores. Claro que dirigiría algo que no he escrito siempre y cuando llegue por alguna lógica y me interese, pero es difícil porque normalmente viene de mis obsesiones, de mis miedos, de mis gustos. Tengo suficientes películas en mi cabeza para no buscar en otro lado”.Su más reciente proyecto se estrenó el pasado domingo en Venecia y competirá por el mayor premio del certamen, cuya ceremonia de clausura se celebrará el sábado 11 de septiembre. El año pasado, Franco se llevó el León de Plata por su cinta Nuevo orden.Sundown, que Franco ha llamado su “carta de amor a Acapulco”, gira alrededor del viaje vacacional al puerto guerrerense de un par de acaudalados hermanos, interpretados por Tim Roth y Charlotte Gainsbourg, que se ve interrumpido súbitamente, al menos para ella, por una trágica llamada desde su natal Reino Unido.

Una alegre celebración de Fiestas Patrias

Este septiembre ha estado cargado de festividades: hemos vivido días de recogimiento y reflexión en torno a Iamin Noraim, pero también de alegría y festividad con nuestra celebración de Fiestas Patrias.Han sido días intensos de actividades que nos han tenido más atareados de lo habitual, pero nos llena de entusiasmo, ya que iniciamos un nuevo año en nuestro calendario con días bellos y alegres celebraciones.El pasado lunes 20 de septiembre, hemos celebrado con residentes y funcionarios un aniversario más de nuestra nación. En ella, nos acompañó la agrupación folclórica Santa Rosa de Apoquindo de Las Condes, quienes -con payas, canciones típicas y bailes folclóricos- animaron un momento de chilenidad y tradiciones.Nuestros residentes se animaron a bailar, así como a cantar y también hacerse parte con payas creadas por ellos. También disfrutaron de comida típica y un rico terremoto.La comida típica ha acompañado los últimos días festivos, donde hemos podido disfrutar de preparaciones criollas y deleitarnos con nuestra gastronomía nacional.Nos llena de alegría celebrar un aniversario más de nuestro país, y en CISROCO valoramos esta nación que ha acogido a tantas personas judías en todos los tiempos, por lo mismo, celebramos cada día su desarrollo y progreso.

Discurso Presidente de la Comunidad Judía de Chile

Estamos acá reunidos para pedir por nuestro país, un Chile que cobijó con los brazos abiertos a nuestros antepasados, y que hoy es nuestro hogar y el de futuras generaciones.El aniversario patrio debe ser motivo de alegría y celebración por haber logrado el máximo anhelo de los pueblos: su libertad e independencia. Pero también es una invitación a reflexionar sobre el país que somos y el que soñamos ser. Por esta razón, es un imperativo mencionar que hoy, a través de la redacción de una nueva Constitución, todos y todas tenemos la oportunidad, no solo de ser espectadores y testigos de la historia, sino más bien de asumir un rol protagónico en la construcción del Chile de los próximos años, y del país que heredarán nuestros hijos y nietos.  Pocas veces en la vida se tiene la oportunidad de intervenir en la historia,  la pandemia mundial, el estallido social y la configuración de un nuevo Chile, nos permiten –tal vez como nunca antes- a los ciudadanos y la sociedad civil, ser parte activa en el desarrollo de nuestra nación. No hay duda de que estamos en un punto de inflexión, donde debemos tener la capacidad de procesar y resolver nuestras diferencias, de forma institucionalizada, amparados en el estado de derecho y el diálogo activo. Anhelamos que la nueva Constitución respete los derechos fundamentales de todos y todas y sea el reflejo de este Chile diverso, multicultural, con reconocimiento de los pueblos originarios, respetuoso de nuestros recursos naturales y de las diferencias étnicas, religiosas, sexuales y de identidad de género. Así también creemos firmemente que la libertad de enseñanza y el derecho preferente de los padres a educar a sus hijos, como están consagrados en la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, permiten proteger a todas las minorías, ya que la educación juega un rol clave en preservar la lengua, las tradiciones, la forma de comprender el mundo y en la formación religiosa y valórica. Apelamos a que en la construcción de un Chile más inclusivo se releve la importancia de que los padres puedan escoger el proyecto educativo que mejor se adecue a su forma de vida.Hoy estamos acá, después de casi dos años sin poder reunirnos. La pandemia mundial ha sido tal vez una de las pruebas más difíciles que hemos tenido que enfrentar en los últimos tiempos como humanidad toda. Nos enseñó a reconfigurar nuestras prioridades y la manera de relacionarnos. Nos obligó a ser más solidarios y humildes. Lamentablemente, también significó la pérdida de miles de vidas, a pesar del esfuerzo sobrehumano de los equipos de salud y del liderazgo de nuestras autoridades al enfrentar un enemigo desconocido e invisible. Hoy quiero ofrecerles nuestro agradecimiento por ejercer con valentía y responsabilidad un desafío nunca antes visto.Así también honramos a los profesionales de la salud y a todos quienes han trabajando incansablemente para salvar miles de vidas. La pandemia ha evidenciado más que nunca la importancia de ejercer los cargos públicos al servicio del bien común, y propiciar políticas orientadas al cuidado del ciudadano como un sujeto de derecho, pero también de responsabilidades. Aprovecho también esta oportunidad para invitarlos a reflexionar sobre un hecho fundamental: nuestra humanidad compartida y nuestra responsabilidad de ser solidarios con nuestros hermanos y hermanas necesitados, independientemente de que vivan a nuestro lado o en otro extremo del mundo. Hemos comprobado que todos estamos interconectados, dependemos los unos de los otros. Por lo tanto, no podemos ser indiferentes a lo que sucede al interior de nuestras fronteras ante la necesidad humanitaria de los migrantes, la compleja situación que se vive en la Araucanía, como también a la frágil situación de las mujeres en Afganistán. En ese sentido, hago un llamado para que como comunidad nos continuemos sumando a los millones de personas que se dedican a construir un mundo mejor, convencidos de que la lógica del respeto y el diálogo debe primar en los asuntos nacionales. La paz no es simplemente la ausencia de guerra, la paz sólo se conseguirá mediante una acción decidida y transversal ante todo aquello que anule o rebaje la dignidad humana.Los climas de odio, la inseguridad y la discriminación no dignifican a nuestro Chile. Cuando suceden hechos de violencia, terrorismo, antisemitismo y xenofobia deben ser condenados de manera enérgica y transversal, vengan de donde vengan, ya que el silencio en esta materia nos daña como país y como sociedad. Por ello, como Comunidad Judía de Chile, creemos fundamental que se avance en la condena al odio, ley que lleva largos años en el Parlamento, y que se robustezca la actual Ley contra la Discriminación. En el plano internacional, nos gustaría ver a Chile sumándose a otros estados que no dan espacio al Racismo, la Discriminación, la Xenofobia y la Intransigencia, absteniéndose de participar en eventos que promueven una agenda de odio e intolerancia, como por ejemplo es el caso de la Conferencia de Durban en el seno de la Naciones Unidas que se ha transformado en uno de los principales foros para el antisemitismo de nuestros tiempos.Debemos ser un país líder y pionero en estas materias, un ejemplo para el continente en la lucha contra todo tipo de discriminación e intolerancia.Por ello, celebramos la decisión del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, quien en junio de este año anunció la creación de una oficina contra el antisemitismo, cuyo principal objetivo es involucrar enérgicamente a los estados y las organizaciones de la sociedad civil de la región, para crear conciencia sobre la necesidad de permanecer alerta ante todas las formas de antisemitismo. Esperamos que nuestro país prontamente esté entre quienes adopten de la definición de antisemitismo de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto y ejerza un rol activo en esta lucha.  El pueblo judío está próximo a celebrar la festividad de Simjat Torá, que marca el término de la lectura del Pentateuco los 5 libros de la Torá y se reinicia su lectura y estudio. No deja de ser simbólico que estemos pidiendo hoy por nuestro país en tan significativa fecha para el judaísmo. Finalmente, la Torá, los 10 mandamientos, son las leyes que nos rigen como pueblo, son la esencia y el corazón de nuestra existencia, y así como son leyes que nos han guiado durante miles de años, esperamos pronto que nuestro país cuente con una carta fundamental que nos permita construir el país que soñamos como sociedad y convivir en paz, armonía y tolerancia entre ciudadanos, en igualdad de derechos y oportunidades. Esperamos que las bendiciones, vertidas en esta ceremonia, como en las que se realizaron en los diversos sectores, credos y religiones, iluminen a nuestras autoridades y les den fortaleza y sabiduría para continuar conduciendo los destinos de nuestro país por la senda del bienestar, la felicidad, la justicia, el respeto, la libertad y la paz.

Novedades Biblioteca CIS

La biblioteca de ParisJanet Skeslien CharlesParís, 1939. La joven Odile Souchet lo tiene todo: un atractivo novio oficial de policía y un trabajo de ensueño en la Biblioteca Americana de París. Pero cuando estalla la guerra y los nazis marchan sobre París, Odile se expone a perder todo lo que le importa, incluida su querida biblioteca. Sabe que en los momentos difíciles los templos de la cultura peligran porque los libros contienen palabras e ideas prohibidas que deben destruirse. Odile no puede permitir que eso suceda: debe salvar esas páginas, de modo que puedan nutrir la mente de quien llegue después. Junto con sus compañeros, se une a la Resistencia y pone el centro a disposición de los judíos: expulsados de sus casas, tras los libros se sienten seguros, y Odile los defenderá cueste lo que cueste.La crítica ha dicho:« *La biblioteca de París* es una novela fresca y emocionante que celebra el papel de las bibliotecas como núcleos de comunidad, especialmente cuando las más necesitamos. Nos muestra que la literatura puede ser una vía de escape, un catalizador para la conexión humana y una brújula moral en tiempos oscuros.