INSERCIÓN - Por Instituto Hebreo

¡Y llegó Purim!

Una vez al año, el pasillo central del Instituto Hebreo se convierte en una colorida pasarela de disfraces originales y divertidos. Llegó Purim al colegio y cientos de alumnos de todos los niveles lo celebraron así: con alegría y mucha creatividad.

Y también, a partir de distintas actividades, los talmidim reflexionaron acerca de los profundos significados que tiene esta festividad. Purim es un llamado a asumir la propia identidad, interceder ante un destino predestinado, a reconocer los derechos de las minorías y a celebrar el liderazgo de la mujer.

Los alumnos pudieron disfrutar de la Lectura de la Meguilat Esther (el Libro de Ester) a partir de una divertida, interactiva y reflexiva obra de teatro protagonizada por sus morim. Luego, se eligió al mejor moré, talmid y curso disfrazado. Durante el día, se intercambiaron Mishloaj Manot y se comieron “oznei hamán”.

Pero no solo con máscaras, antifaces y gorros se expresaron los talmidim. Este año, el Instituto Hebreo también le dio lugar a la expresión literaria. Si Purim es una oportunidad para explorar la propia identidad, qué mejor que un concurso de escritura para hacerlo. Alumnos de 4°,5° y 6° básico participaron del Purim writing contest, una propuesta del departamento de inglés que motivó a los alumnos a escribir una divertida e interesante historia de Purim.
También, en el Taller de Tecnología, alumnos de Educación Media trabajaron con historias animadas que luego fueron exhibidas en los televisores del colegio, donde se veía a los principales protagonistas de Purim y se contaba la Meguilat Esther.

Como siempre, Purim es alegría en el Hebreo.

 

 

Por Instituto Hebreo