Durante pasada fiesta de Shavuot:

Viña recibe la primera Torá ilustrada de Latinoamérica

Diseñada por la artista israelí Michal Merón, tiene un carácter principalmente educativo, ya que no contiene todo el texto original, sino solamente algunos segmentos, con sus respectivas ilustraciones.

Aprovechando la festividad de Shavuot, Jag Zman Matán Torateinu, la fiesta de la entrega de la Torá, la Comunidad Israelita Valparaíso Viña del Mar (CIVV) presentó su nueva Torá Ilustrada.

Según explicó el Rabino Yonatan Szewkis Sabah, fue una ceremonia muy emotiva en donde participaron toda la comunidad, autoridades de Viña y amigos del diálogo Interreligioso y Ecuménico. “También aprovechamos nuestro Tikun Leil Shavuot para estudiar directamente desde la Torá Ilustrada y que cada persona entendiera bien de que se trata este proyecto”.

Actualmente sólo hay 8 torot ilustradas en el mundo contando, siendo la de Viña la primera en Latinoamérica y la primera en el mundo en la que el texto además de estar en hebreo está en castellano.

-Rabino ¿qué es una Torá ilustrada, qué contiene?

-El Séfer Torá Ilustrado, como lo dice su nombre, es una “Torá” con ilustraciones sobre algunos capítulos y versículos. En el caso de nuestra Torá Ilustrada, tiene las 54 parshiot con sus respectivos versículos escritos en hebreo (lógicamente) y en castellano. Por supuesto que no da para poder ilustrar versículo a versículo, pero sí intenta ilustrar los episodios, eventos y cosas más importantes y relevantes de cada parashá de la Torá. Además, tiene una hoja aparte entre parashá Itró y Shoftim, con los 10 Mandamientos.

-¿En qué se diferencia con la Torá que todos conocemos?

-La diferencia principal es que no es un Sefer Torá, es decir, no es una Torá que yo pueda usar para reemplazar la lectura de la Torá de los días lunes, jueves, Shabat o de los Jaguim, porque no contiene todo el texto de la Torá. O sea, no da para que esté en el Aron Ha Kodesh y sea considerada un Sefer Kodesh. Me atrevería a decir que es mucho más parecida a un Jumash, en donde junto al texto encontramos montones de comentarios hechos por distintos rabanim o por el editor del Jumash. En este caso, nuestra Torá es una interpretación hecha por la artista que la realizó, pero que, en vez de escribir comentarios, ideas u opiniones, decidió plasmar su interpretación de la Torá en ilustraciones, o sea, la podríamos considerar una interpretación ilustrada de la Torá. Por último, los materiales con los que es confeccionada son totalmente diferentes a los que se utilizan para escribir un Séfer Torá.

-¿Por qué san tan poco difundidos en el mundo estos séfer Torá ilustrados?

-Tal vez porque se podría generar cierta controversia con el segundo de los 10 Mandamientos, que dice: “…No te harás esculturas ni imágenes de lo que hay arriba en el cielo, abajo en la tierra y en las aguas debajo de la tierra…”. A partir de esto, al llevar a la pintura partes de la Torá, muchos podrían pensar que estarían violando este mandamiento. Sin embargo, creo que todos alguna vez vimos ilustraciones en algunas hagadot de Pesaj, o en algún museo habremos visto algún cuadro representando algún episodio bíblico, muchos acompañamos a nuestros niños a ver la película Príncipe de Egipto, muchos recordarán la película los 10 Mandamientos, en fin, la Halajá (La ley judía) a partir del segundo mandamiento nos prohíbe hacer todo esto cuando es con fin de hacer Avodá Zará (Idolatría), no así como expresión artística, a tal punto que el mismo Aron Ha Brit (El Arca de la alianza) venía decorado arriba con dos querubines y todos los ornamentos que llevaba el Cohen Gadol (Sumo Sacerdote) eran verdaderas piezas artísticas.

-¿Cómo es el proceso de crear un séfer Torá ilustrado, también lo hace un sofer?

-El proceso es diferente, la artista Michal Merón, de quien es la idea de la Torá Ilustrada, diseñó los dibujos de las partes más importantes de cada parashá o aquellas partes que da para diseñar, luego los pintó y después se imprimen en una tela especial a la que le dan la forma de Torá. Debemos tener en cuenta que no son ilustraciones pre existentes o sacadas de libros o de algún site, sino que son exclusivos diseños de Michal Merón.

-¿Cuéntanos la historia de este séfer Torá que llegó a la CIVV?

-Bueno, este proyecto venía en mi cabeza hace bastante tiempo, cuando de casualidad pasamos con mi señora por el estudio que Michal Merón tiene en Venecia. Pensé que es una excelente herramienta pedagógica y didáctica con la cual enseñar nuestra Torá sobre todo a los niños. En Viña y, principalmente, por las características que tiene nuestro Colegio Hebreo, donde el mayor porcentaje de los alumnos no son judíos, pensé en que esta Torá podía ser una excelente herramienta para incentivar el gusto a todos nuestros alumnos por el estudio de las fuentes judías, y sobre todo de nuestra Torá.

Finalmente, el Rabino Yonatan Szewkis destacó que esta obra se hizo posible gracias a la generosidad de muchas familias que componen las CIVV, como así también familias ex viñamarinas que hoy viven en Santiago. “Esperamos que esta Torá no sólo sea algo que quede para nosotros como comunidad, sino que la idea es que esté en permanente exhibición y que, además, la podamos llevar a diferentes lugares y comunidades amigas”.

Por LPI