Uno de los creadores del “Amazon chileno” nos revela las claves de su éxito

El exalumno del Instituto Hebreo y exmadrij de Tzeirei, es socio de BuscaLibre, empresa pionera en Chile en importar productos -especialmente libros- de difícil acceso local.

Boris Kraizel ni siquiera estudiando ingeniería civil pensó en emprender pero luego de egresar, inició un camino para comenzar algo desde cero. Después de algunos años con proyectos propios y aprendiendo en Estados Unidos, se reencontró con su amigo Eduardo Stekel, quien había iniciado un negocio online de despacho de libros. La unión que formaron resultó virtuosa y hoy cuenta a La Palabra Israelita de sus inicios.

-¿Qué despertó en ti las ganas de emprender? ¿Cómo fue el proceso creativo?

-A diferencia de lo que le pasa a muchos emprendedores, yo no tenía el bicho del emprendimiento cuando niño e incluso no pensaba mucho en esto en la universidad pero apenas salí de la universidad me dieron muchas ganas de hacer algo desde cero.

Me fui de viaje a EEUU por unos meses una vez egresado y en uno de los paseos que hacíamos a comprar cosas para el lugar donde vivíamos se nos vino a la mete una idea que fue la que terminamos al final desarrollando inicialmente.

-¿Tuviste experiencias previas de fracaso que te ayudaron con el modelo de negocios de BuscaLibre?

-Antes de Buscalibre, junto a dos socios más creamos GiveCard, una empresa orientada a los medios de pago, específicamente las Gift Cards. Si miró hacia atrás cometimos varios errores y tuvimos muchos fracasos que después me ayudaron en el negocio de BuscaLibre pero aún así dentro de BuscaLibre cometimos muchos errores que nos han ayudado a convertimos en lo que somos hoy en día. Lo más importante para mí es el valor que ha tomado la experiencia al mirar hacia atrás. La experiencia, los años de errores y los conocimientos ganados en años de trabajo es lo que más aportan hoy en día a Buscalibre.

-¿De dónde llegaron las ideas de BuscaLibre y BuscaLibros?

-En un principio Buscalibros estaba, como lo dice el título, 100% enfocado en libros. Pensamos en algún momento que podíamos replicar lo que habíamos creado en el mundo del libro en otras líneas de negocio.

El modelo que pensábamos era el de complementar la oferta local de productos con oferta internacional de productos y así lograr ser líderes en las distintas categorías. Aquí cometimos uno de los errores más grandes de Buscalibre ya que obviamente había muchas cosas que se aplicaban en los libros y que no se aplicaban en otras categorías, como por ejemplo en la electrónica, existían competidores en el mercado que eran muy difíciles de poder alcanzar.

Hoy en día Buscalibre ha tomado la forma que una vez pensamos en donde los clientes pudieran encontrar de todo pero con un enfoque mucho más orientado a productos que no existan localmente.

-¿En qué medida sientes que las tecnologías ayudaron a tu emprendimiento? ¿Abarata costos el hecho que sea una plataforma digital?

-Para el caso nuestro la tecnología ha sido clave siempre. Nuestra empresa posee un modelo de márgenes bajos que hacen que la estructura tenga que ser muy eficiente para poder realmente soportar estos márgenes. Para esto la tecnología, la capacidad de desarrollar tecnología y la capacidad de poder optimizar procesos con tecnología han sido claves.

Muchas personas creen que por ser un sitio web tenemos costos más baratos. Esto no es verdad: tenemos bodega, personas, arriendo, etc. Casi igual que cualquier negocio del mundo físico. Lo diferente es que tenemos mucha información que nos ayuda a tomar mejores decisiones.
-¿Crees que sirven ciertos modelos teóricos para los startups, como el modelo de Canvas, o crees que principalmente es la experiencia y el ensayo-error lo clave para impulsar un emprendimiento exitoso?

-Yo soy fan y 100% seguidor del modelo de Lean Startup. Creo que el ensayo-error, optimizando a que el error sea lo más barato posible es un modelo que te ayuda a adelantarte mucho a proyecciones y supuestos que muchas veces no son los idóneos. Obviamente la experiencia es parte del proceso Lean porque mientras más experiencia, menor es la probabilidad de error. Igual depende del área de negocio que uno emprende. En el mundo digital, de desarrollo y tecnología a mi personalmente el modelo Lean es el que más me ha servido.

-¿Participaste en algún movimiento u otra instancia de liderazgo judaico? De ser así, ¿De qué manera sientes que te ayudó para emprender?

-Sí fui Madrij en Tzeirei. Yo creo que los mayores aportes que tuve de Tzeirei para emprender fueron, por un lado el liderazgo, o sea motivar, tener responsabilidades, formar a los janijim. Claramente aportaron mucho en la relación con las personas que trabajan conmigo. Y en segundo lugar la creatividad: pensar los juegos, pensar las peulot y planificar los fines de semana, lo que te ayuda mucho en mi caso en crear cosas entretenidas para las campañas de marketing y difusión.

Be the first to comment on "Uno de los creadores del “Amazon chileno” nos revela las claves de su éxito"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*