Un paseo por los rincones del arte europeo y de Medio Oriente

Por Yael Mandler

Nicolás Matzner Weisner es el creador del programa “La ruta del Trompe”, que se transmite desde marzo por canal 13C. En él, se realiza la búsqueda del origen del trompe, un diminuto instrumento musical. Sin embargo, el resultado es también un recorrido por las expresiones artísticas en distintos lugares del mundo.

El 16 de abril la Casa de la Ciudadanía Montecarmelo fue el escenario del lanzamiento oficial del programa “La ruta del Trompe”, un proyecto que un joven equipo, liderado por el arquitecto Nicolás Matzner Weisner, co- menzó en Europa y que se transmite por el canal de cable 13C.

nicolas-trompe2La idea gira en torno a un artefacto con forma de llave que muchas culturas han adoptado y bautizado con diferentes nombres. En Sudamérica se conoce como Trompe y se define como un arpa de boca que emite un sonido meditativo. A través de un viaje en busca del real origen del instrumento, Matzner recorre diferentes ciudades y se pone en contacto con artistas de cada una de ellas. Muestra así una especie de submundo que no se conoce con un simple turisteo y que incluso muchos lugareños desconocen. Sin embargo, la particularidad más perceptible del proyecto es el formato, regido firmemente por la música. Cada capítulo lleva por nombre una nota de la escala musical y se divide en tres partes de aproximada- mente ocho minutos. Nicolás es quien conduce la historia, que está relatada al estilo de décimas con rimas, mientras de fondo suena una base similar a la del hip hop, aunque con sonidos más étnicos. Además, los movimientos de cámara y el ritmo del programa son similares a los de un video clip. Curiosamente, el nombre con el que más se conoce al trompe a nivel internacional es “Jew’s harp” (arpa judía). Por eso, el último capítulo del programa fue grabado en Israel.

-¿Habías ido antes a Israel?
-Primera vez. Una de las razones fue que el nombre más común del trompe es jew’s harp, pero en realidad en Israel no tiene un origen muy claro. Así que fuimos para allá para demostrar eso un poco y para mostrar arte de allá, música hecha por colectivos de distintos lados.

-¿Buscar las raíces del trompe en Israel, sirvió para ponerte en contacto con tus propias raíces también?
-Claro, sí. Es cosa de mirarme no mas, claramente vengo de ahí. Entonces por allá me sentía en mi casa y pasaba piolísima. Me encantaría volver.

-¿Cómo surgió tu relación con el trompe?
-Mi abuela tenía muchos en su museo, porque era antropóloga y viajaba y coleccionaba. Después cuando empecé a crecer, viajaba con mis amigos y acampaba, siempre llevaba un trompe. Es la razón también de por qué se dio tantas vueltas en el mundo antes de hacerse famoso, porque uno se lo mete en el bolsillo y ya. Entonces eso es lo que me gusta, que es algo universal.

-¿Qué significado le das a este instrumento?
-En Italia le dicen “scacciapensieri”, scaccia significa expulsar y pensieri viene de pensamientos. Es un expulsor de pensamientos, entonces es como un método de meditación.

-¿Puedes adelantarnos un poco sobre el capítulo en Israel?
-Trabajamos con un colectivo israelí estadounidense que se llama Heartbeat y que hace música con niños israelíes y palestinos. Fue muy bonito, me encanta el trabajo que hacen.

Es un capítulo, como todos, sobre el arte y también se tocan temas de la contingencia política de alguna manera, siempre con una mirada muy positiva para congregarlos a todos y marchar hacia adelante. Me encantaría que se viera ese capítulo en la comunidad.

Be the first to comment on "Un paseo por los rincones del arte europeo y de Medio Oriente"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*