Por Mario Kiblisky:

Un Iom Kipur diferente

Suena extraño, la verdad no existe un Iom Kipur diferente. Se trata sin duda de la fecha más importante del Judaísmo, y este año no será distinto en ese aspecto. Sin embargo, tenemos que reconocer que cuando hace meses vimos el calendario, descubrimos con preocupación que coincidía con uno de los feriados de fiestas patrias más largos de los últimos tiempos. Esto implicaría situaciones distintas y complejas, desde una menor asistencia por parte de nuestros congregantes, menor staff de apoyo, dificultad en los apoyos logísticos externos, etc.

Afortunadamente, como todos los años, comenzamos a preparar Iamim Noraim con mucha anticipación. Han sido innumerables reuniones de planificación, analizando cada detalle, cada sinagoga, cada situación particular, para buscar soluciones a diversos problemas.

Una vez más, la experiencia y compromiso de nuestro equipo profesional permitirá que nuestros socios y la Comunidad en general, encuentre el ambiente y las comodidades para rezar en la más absoluta solemnidad. Asimismo que nuestros Rabinos cuenten con todo el apoyo logístico para liderar tan significativo momento.

Este es el segundo año consecutivo en que viviremos la más linda de las experiencias: compartir el día más importante de nuestro calendario todos juntos, en casa. Por supuesto que vale la pena el sacrificio y esfuerzo. También es bueno señalar que aprendimos de algunos errores del año pasado, y esperamos que así lo perciban.

A escasos días de Iom Kipur, y a pesar de los feriados de fiestas patrias, podemos decir que la respuesta de nuestros congregantes ha sido maravillosa, mayor a la que imaginábamos, lo que hace vislumbrar una gran concurrencia en ambos días.

Los esperamos con mucho cariño.

Shaná Tová Umetuká.

Por Mario Kiblisky,
Director ejecutivo del Círculo Israelita de Santiago.