Se celebró aniversario 100 del documento:

Theresa May: “No nos disculparemos por la Declaración Balfour”

L a primera ministra británica, Theresa May, rechazó los llamamientos palestinos para que su país rescinda la famosa Declaración Balfour, que reconoce el derecho del pueblo judío a tener un Estado en su patria histórica. “Cuando algunas personas sugieren que debemos disculparnos por esta carta, digo absolutamente no”, expresó May.

La primera ministra habló en una gala cerrada especial para conmemorar los 100 años desde que el ex secretario de Relaciones Exteriores británico Lord Alfred James Balfour emitió el documento de 67 palabras.

En 1917, remarcó May, la idea de establecer una patria para el pueblo judío habría parecido un sueño lejano para muchos; y han sido ferozmente opuestos por otros. “Sin embargo, fue en este mismo momento que Lord Balfour tuvo la visión y el liderazgo para hacer esta declaración profunda sobre la restauración de un pueblo perseguido en una tierra segura”.
May señaló que, al reconocer la importancia de darle una patria al pueblo judío, Balfour no ignoró los derechos de otras personas que vivían en esa región. “Balfour escribió explícitamente que ‘no se hará nada que pueda perjudicar los derechos civiles y religiosos de las comunidades no judías existentes en Palestina, o los derechos y estatus político que disfrutan los judíos en cualquier otro país’”, sostuvo.

En el espíritu de su documento debe renovarse el compromiso de crear una resolución de dos Estados para el conflicto israelo-palestino. “Para lograr el objetivo, Israel debe detener la actividad de asentamientos y los palestinos deben cesar su incitación contra Israel”, continuó May.

“Nunca puede haber excusas para boicots, desinversiones o sanciones: son inaceptables y este gobierno no tendrá nada que ver con quienes se suscriban”, sentenció May.

Luego emitió una mordaz condena del antisionismo como una nueva forma de antisemitismo. “Hoy es una nueva y perniciosa forma de antisemitismo que utiliza las críticas a las acciones del gobierno israelí como una despreciable justificación para cuestionar el derecho de Israel a existir. Las llamadas a abolir el Estado de Israel no deberían tolerarse”, agregó y remarcó: “Esto es aborrecible y no lo defenderemos”.

Por último, resaltó: “Es hora de que los palestinos terminen su búsqueda para eliminar a Israel. Es hora de que no solo acepten un hogar nacional judío. Es hora de que finalmente acepten un Estado judío, un Estado nación para el pueblo judío”.

Por AJN.