Sol Lewitt

Hijo de judíos llegados desde Rusia, Solomon Lewitt nació el 9 de septiembre de 1928 en Hartford, Conneticut. Estudió en la sede de Syracuse de la Universidad de Nueva York, en la Cartonist and Ilustrators School.

En una reciente visita al Museo de la Solidaridad Salvador Allende, poseedor de una de las más importantes colecciones de arte del siglo veinte en el mundo (la que resulta imposible de exponer simultáneamente) nos encontramos con un hecho sorprendente: la desaparición de la obra enviada en 1972 por Sol (Solomon) Lewitt.

Entre 1971 y 1973 llegaron a Chile alrededor de quinientas piezas donadas por importantes artistas de los cinco continentes, coordinados por CISAC, Solidaridad Artística con Chile, que por iniciativa del crítico de arte español José María Moreno Galván coordinaba su importante colega brasileño Mario Pedrosa.

No es habitual que en un mismo cajón se embalen dos obras de arte. Esta fue una excepción. El envío de Sol Lewitt llegó, en octubre de 1972, debajo de una pieza de gran formato de Harvey Quaytman. No había ninguna indicación y se pensó que el resto del envío era material adicional.

En abril del año siguiente llegó una nota de Lewitt, con un dibujo esquemático con instrucciones de montaje, dirigida a Cardoso, quien la agradeció oportunamente. Esa carta y el dibujo están expuestos en el Museo. Pero su obra había desaparecido.

Hijo de judíos llegados desde Rusia, Solomon Lewitt nació el 9 de septiembre de 1928 en Hartford, Conneticut. Estudió en la sede de Syracuse de la Universidad de Nueva York, en la Cartonist and Ilustrators School.

Tras una corta permanencia en Europa, fue reclutado por el ejército norteamericano durante la guerra de Corea y estuvo en ese país, en California y Japón.

A su regreso, trabajó en Nueva York como diseñador para la revista juvenil Seventeen y más tarde como dibujante en la oficina del connotado arquitecto I.M.Pei, donde perfeccionó su precisión geométrica tridimensional.

En 1960 se incorporó al equipo de trabajo del MOMA (Museo de Arte Moderno de Nueva York) y comenzó a desarrollar su obra personal. Fue uno de los dieciséis artistas presentados en la importante exposición de Dorothy C. Miller “Sixteen Americans”, donde expusieron también Jasper Johns, Robert Rauschenberg y Frank Stella.

Lewitt realizó obras en dos y tres dimensiones, pinturas murales, fotografías, dibujos y estructuras, como prefería llamar a sus esculturas. Participó en cientos de exposiciones individuales en museos y galerías en los Países Bajos, Reino Unido, Suiza, Alemania, Francia, España y otros. En la temporada 1978 – 1979, el MOMA presentó una retrospectiva de su obra.

Aquí reproducimos una interesante composición con tipografía a color y en blanco y negro. Esta última se encuadra en el centro del formato, entregándole gracia, equilibrio y variedad. Contribuyen al efecto las líneas centradas vertical y horizontal.
Sol Lewitt murió el 8 de abril de 2007 en Nueva York. Poco antes, había diseñado los cortinajes del Aarón Hakodesh de la Sinagoga Beth Shalom Rodfe Zedek, colaborando en esa y otras tareas con el arquitecto Stephen Lloyd.

Por Sonja Friedmann