Organización femenina se instalará en el Mercaz:

Se firmó histórica alianza entre Círculo Israelita y WIZO Chile

Al igual que hacer algunas décadas, cuando WIZO Chile funcionaba en las dependencias del Círculo Israelita en calle Serrano esquina Tarapacá, ambas instituciones nuevamente se unen para compartir sede, gracias a un convenio firmado esta semana.

El lunes recién pasado, los máximos dirigentes del Círculo Israelita y de WIZO Chile suscribieron un acuerdo para compartir el uso de las instalaciones del Mercaz en calle Comandante Malbec.

El traslado de las actividades de WIZO a la sede del Círculo, permitirá optimizar diversos aspectos operativos de ambas instituciones, y a la vez potenciar el crecimiento de la vida judía en Chile.

Cabe destacar, en todo caso, que el Círculo no es ajeno a este tipo de alianzas e incluso a acuerdos de mayor alcance. De hecho, la institución ha tenido acuerdos de diverso tipo con la propia WIZO, la Comunidad Israelita de Concepción, la Federación Sionista, el Centro Filantrópico Masze, el Instituto Chileno Israelí de Cultura, el Centro de Estudios Judaicos, y la Federación de Estudiantes Judíos, entre otros.

El Círculo y su visión

“Como todo acuerdo, esta alianza con WIZO surgió de diversas conversaciones”, dijo el presidente del Círculo Israelita, Miguel Infeld, agregando: “Tengo la firme convicción de que conocernos a fondo entre instituciones es la mejor forma de entender nuestras necesidades para así poder tomar decisiones que nos permitan llegar a acuerdos que nos favorezcan y fortalezcan a todos. Como presidente del Círculo Israelita de Santiago, mi misión es estar atento a todo aquello que pueda colaborar para que la Comunidad siga creciendo y generar vínculos para ampliar nuestras redes”.

El dirigente adelantó que la implementación del acuerdo será a partir de julio, fecha en que WIZO finalmente comenzará a funcionar en el Mercaz. “Se trata de una sana convivencia, donde compartiremos nuestro día a día sin perder la independencia. Cada institución tiene sus objetivos y planificaciones, las que no se verán modificadas; estaremos apoyándonos continuamente en lo que cada uno necesite para extender el alcance de nuestras actividades”.

-¿Cuáles deberían ser los impactos positivos de esta alianza para el funcionamiento del Círculo?

-Es clave que la Comunidad judía chilena comprenda que cuanto más unidos estemos, mejor funcionaremos. Para el Círculo es un agrado tener en nuestra casa la presencia de WIZO, por toda la buena energía y el gran trabajo comunitario que sus mujeres aportan a la Comunidad en general. Será un placer poder contagiarnos de todo ello y fortalecer aún más el gran trabajo que realiza todo el equipo del Mercaz. Siempre para mejor, siempre para seguir creciendo.

-¿Qué sinergias hay entre ambas instituciones?

-Nos estaremos apoyando en todo lo que sea posible. Mejorando todo aquello que esté al alcance… difusión de actividades, eventos conjuntos, ideas y proyectos, voluntariados, actividades culturales. Siempre con la intención de contagiar a nuestras instituciones hermanas para que el hecho de que no compartamos un espacio físico, no sea un impedimento para trabajar en conjunto. WIZO, y las comunidades en general, cuentan con el apoyo del Círculo para aportar en todo lo que esté a nuestro alcance y lo mismo esperamos hacia el Mercaz.

-¿Por qué es importante para el Círculo esta alianza?

-Como dije antes, toda alianza logra fortalecer a la Comunidad en general. Para el Círculo, contar con la WIZO, es sumar nuevas caras, nuevas ideas, nuevos aportes. Compartir experiencias y conocernos mejor en el día a día ayudará a que todos tomemos las decisiones más acertadas para que nuestro Ishuv sea cada vez más cercano. La Comunidad somos todos, cada uno de nosotros que desde diferentes lugares hace y aporta un granito de arena para garantizar nuestra existencia y vida judía para nuestros hijos, nietos, bisnietos. Esta alianza no es sólo importante para el Círculo, es importante para toda la Comunidad judía de Chile de la que somos parte, porque todos saldremos beneficiados.

-¿Qué efecto podría tener este acuerdo en el desarrollo de la vida institucional judía en Chile?

-De seguro, todo efecto que veamos en el corto o mediano plazo, será positivo. Trabajaremos para que así sea y tenemos la certeza de que juntos es mejor. Ojalá el tiempo nos dé la razón y veamos nuevas alianzas a futuro.

La mirada de WIZO

Respecto de la decisión tomada por WIZO, su presidenta, Yael Hassón, explicó que la idea de aprovechar de mejor forma la infraestructura comunitaria está presente desde hace tiempo en varios líderes de nuestras instituciones, ya que permite concentrar los recursos en alcanzar los objetivos de cada una de las organizaciones, lo que debiera ser la motivación central de nuestro quehacer.

“Éste es el ánimo que ha imperado y nos ha llevado a concretar esta alianza. Los tiempos han cambiado. Y tenemos que enfrentar nuevos desafíos y nuevas realidades, es por ello que el aprovechamiento de sinergias hoy adquiere mayor relevancia para WIZO”, dijo.

Asimismo, destacó que el crecimiento del antisemitismo a nivel mundial, como lo confirman los episodios de odio y violencia antisemita en diversas latitudes, ha originado nuevos escenarios que han llevado a las instituciones a buscar soluciones en forma colaborativa, en donde la seguridad ha sido un factor clave a considerar.

“Por otro lado, WIZO ha ido incorporando nuevos proyectos que nos responsabilizan en mayor medida en nuestra entrega a los más necesitados de la sociedad, en nuestro país y en Israel. Optimizar recursos nos permite seguir trabajando por nuestros ideales, continuando los pasos de aquellas visionarias mujeres, que crearon y dieron vida a nuestra institución, que se apresta a cumplir sus primeros 100 años”, agregó.

“Es bueno resaltar aquí, que no es primera vez que compartimos un lugar común con el Círculo Israelita. Durante muchos años CIS nos acogió, primero en Serrano y posteriormente en Manuel Montt, nuestra sede, hasta que gracias a la donación de Lotte Hirsch de Heymann (Z.L.), pudimos tener una casa propia, la cual mantendremos como patrimonio de WIZO”.

-¿Cuáles deberían ser los impactos positivos de esta alianza para WIZO?

-Nos permitirá fortalecer la Visión y Misión de WIZO al poder racionalizar el uso de nuestros recursos. Para ambas instituciones, los costos en los que se incurrirán serán compensados por los ahorros de las sinergias generadas, como por ejemplo en el uso de infraestructura compartida en horarios diferentes. Cabe destacar que las nuevas instalaciones nos permitirán mantener nuestras funciones operativas. Además, mejoraremos los estándares de seguridad, un tema fundamental para toda institución judía, y en el ámbito cultural podremos explorar iniciativas conjuntas de beneficio para nuestras socias. La escala que alcanzaremos en conjunto hace viable iniciativas que por separado no serían posibles.

-¿Qué sinergias hay entre ambas instituciones?

-Al hablar de sinergia, salta inmediatamente la expresión 1+1=3. El efecto del resultado es más que la suma de sus partes. Esto es lo que ha motivado este trascendental paso para ambas instituciones. Cooperación en las actividades que signifiquen tener una Comunidad Judía más dinámica, con resultados positivos y efectivos. El trabajo en conjunto de dos instituciones, como son WIZO y CIS, que comparten el compromiso profundo de trabajar por la continuidad del Pueblo Judío y el fuerte espíritu sionista, posibilita el crecimiento comunitario y la sinergia esperamos sea un modelo de cooperación institucional a nivel de la Comunidad, con sentido de pertenencia, valores y trabajo con pilares de Tzedaká y Tikún Olam.

-¿Qué efectos podría tener este acuerdo en el desarrollo de la vida institucional judía en Chile?

-Un acuerdo como este genera un ejemplo que otras instituciones pueden seguir. Somos pocos y tenemos que racionalizar el uso de los recursos para concentrarnos en el objetivo común de continuidad de la vida judía en nuestro país, fortalecimiento de nuestra identidad sionista y apoyo a los más vulnerables en Chile e Israel. Hay otras iniciativas como esta, en marcha o que ya se han implementado, por tanto, sentimos que esta no es una iniciativa descontextualizada de lo que está ocurriendo en la Comunidad toda. Somos 1.500 mujeres judías que activamos y contribuimos al desarrollo de la vida judía en Chile y también aportamos nuestro grano de arena en la lucha contra el antisemitismo, la discriminación de género, dejamos en alto en el país el rol de la mujer judía. La racionalización de recursos nos permitirá potenciar este quehacer y su impacto en la vida judía y en la percepción de nuestra Comunidad en Chile.

 

 

Por LPI