Momento histórico:

Se abrió Embajada de EEUU en Jerusalén

Disturbios en Gaza empañaron festejos en Jerusalén

Mientras la hija de Donald Trump, Ivanka, daba por inaugurada la nueva sede diplomática, con la presencia del premier Netanyahu y el Presidente Rivlin, el grupo terrorista Hamas lanzaba su ofensiva final contra la frontera en el contexto de la “Marcha del Retorno”.

“En nombre del 45º presidente de Estados Unidos de América, les damos la bienvenida oficialmente, por primera vez, en la embajada de Estados Unidos aquí en Jerusalén, la capital de Israel”, declaró Ivanka ante los invitados en la nueva sede diplomática del barrio de Arnona.

El himno de Estados Unidos y el embajador de ese país ante Israel, David Friedman, dieron comienzo a la recepción, que comenzó a las 16.00 horas, a la misma hora que se declarara el Estado de Israel un 14 de mayo hace 70 años en Tel Aviv.

“Hoy abrimos la embajada de Estados Unidos en Jerusalén, Israel”, dijo el diplomático frente al presidente, Reuvén Rivlin; el primer ministro, Benjamín Netanyahu, y la delegación estadounidense encabezada por el subsecretario de Estado, John Sullivan, y que incluye a Ivanka Trump, a su marido, Jared Kushner, y al secretario del Tesoro, Steve Mnuchin.

Estados Unidos se convirtió en el primer país en tener su embajada ante Israel en Jerusalén desde 2006, después de que los países las retiraran gradualmente cuando la comunidad internacional lo pidió por la anexión israelí en 1980 de la parte oriental de la ciudad.

“Israel es una nación soberana con el derecho a determinar su propia capital”, declaró el propio Donald Trump, quien quiso participar en la ceremonia mediante un mensaje por vídeo.

“Nuestra mayor esperanza es la paz, y EEUU está comprometido con la paz en Oriente Medio, y con respetar el ‘statu quo’ en Jerusalén”, declaró Trump, e insistió en su apoyo a un acuerdo de paz duradero con los palestinos.

“Gracias Trump por tener el coraje de cumplir tus promesas”, declaró el primer ministro, Benjamín Netanyahu, uno de los últimos en subir al escenario, decorado con grandes banderas estadounidense e israelí.

“Trasladar la embajada a Jerusalén es, ante todo, un reconocimiento de la realidad”, pero también, “un paso para impulsar la paz en la ciudad, en la región y en todo el mundo”, declaró el vicesecretario de Estado de EEUU, John Sullivan, convencido de que la embajada estadounidense es un “un tributo a la paz”.

Cientos de personas se concentraron en las inmediaciones de la nueva embajada en dos manifestaciones separadas, una a favor y otra en contra de esta decisión histórica.

Otras embajadas

El traslado esta semana de la embajada de EEUU a Jerusalén ha despertado el interés de cientos de periodistas. A los quinientos periodistas extranjeros acreditados permanentemente en el país se han sumado otros trescientos, llegados especialmente para la ocasión.

El cambio de la embajada de EEUU supone un viaje histórico, después de que en los años 80 el Consejo de Seguridad de la ONU exhortara a los estados a sacar de la urbe sus legaciones, tras rechazar la anexión israelí de la parte oriental de la ciudad.

Para el 16 de mayo estaba programado el cambio de la embajada de Guatemala a Jerusalén, en presencia de su presidente, Jimmy Morales.

Paraguay ha anunciado que hará lo propio el 21 o 22 de mayo, también con la asistencia de su jefe de Estado, Horacio Cartes.

El Congreso de Honduras aprobó en abril una moción para trasladar su embajada, pero falta la orden del Gobierno, que en diciembre se inclinó ya en ese sentido.

Rumanía fue el primer país europeo en anunciar su intención de sumarse al ejemplo estadounidense, con la aprobación de un memorando gubernamental que, sin embargo, se topó con la oposición del presidente Klaus Iohannis, que exigió la dimisión de la primera ministra, Viorica Dancila (PSD), por este motivo.

En la República Checa, su presidente, Milos Zeman, anunció que habrá traslado en tres fases: la apertura de un consulado honorario en Jerusalén este mismo mes, el traslado del Centro Cultural y la Cámara de Comercio y finalmente de la embajada.

Violentos disturbios

En forma paralela a lo que sucedía en Jerusalén, en Gaza, unas 40.000 personas se manifestaron en las fronteras contra Israel, y se registraron incidentes violentos en los que murieron al menos 55 palestinos en enfrentamientos con soldados israelíes y cerca de 2.000 resultaron heridos (información al cierre de la edición).

Estas manifestaciones fueron la coronación de varias semanas de violencia promovida por el grupo terrorista Hamás, que controla la Franja de Gaza. A través de la llamada “Marcha del Retorno”, los sectores más radicalizados de Gazas intentaron violar la frontera con Israel, particularmente para la conmemoración de lo que los palestinos llaman “Nakba”, es decir la catástrofe de la existencia de Israel.

Por LPI / Aurora / EFE