Memoria comunitaria:

Reviviendo experiencias comunes

En octubre de 1993, unos 150 judíos oriundos de Temuco, protagonizaron un encuentro social destinado a revivir las ricas experiencias de una de las comunidades más tradicionalistas del país. Una Comunidad que empezó a escribir su historia en 1906, 25 años después de la fundación de la ciudad.

El escenario del evento fue la primera sede de la Comunidad Sefaradí de la avenida Ricardo Lyon en Santiago, la que recibió a los comensales con una “tablá de dulces” en un ambiente en el que se consignaban los anuncios de los principales comercios judíos de Temuco junto a un gigantesco letrero de tránsito que apuntaba al salón principal de la cena que obedecía al nombre de “Portales”, la calle más tradicional “entre los nuestros”, según apunta un reportaje de La Palabra Israelita.

La jornada, que tuvo una explosiva carga emotiva, generó recuerdos y dejos de nostalgia entre los asistentes cada vez que se iban sucediendo, a través de una pantalla, antiguas fotografías que mostraban a sus familias, y todo ello bajo una cortina musical en vivo a cargo de un pianista traído desde Temuco, que formó parte de las vivencias comunitarias.

La historia comunitaria de la sureña ciudad la escribieron familias provenientes de Monastir. Entre otras: De Mayo, Israel, Nahmías, Levy, Calderón, Ergas, Farachi, Cassorla, Benveniste, Navón, Alvo, Hasson, Benquis, Cohen, Negrín, Camhi, Aruti, Mosnaim, Testa, Mois, Perez, Betzalel, Mordoj, Ventura, Bajar, Alcabez, Sabah, Alamueto, Albala, Saban, Pardo, Galemiri y Russo. Y también ashquenazíes: Loewe, Korenblit, Link, Dontzkoi, Poerner, Potznasky, Lerner, Korash, Kohn, Schoebock, Blumental, Gejman, Weizkopf, Ross, Hofemberg, Winer, Sirebrenik, Lichtin, Segal, Preminger, Kuntz, Golstein, Simon, Drajler, Miskin, Mitnik y Rubinsky.

Magazine: Investigación y textos por Marcos Levy