Se firmaron ocho acuerdos:

Presidente Piñera destaca sinergia entre Chile e Israel

Pese a que los medios de prensa destacaron principalmente el impasse diplomático en el Monte del Templo y el Monte de los Olivos, la gira presidencial cumplió con el objetivo de profundizar las relaciones bilaterales, justo cuando se cumplen 70 años de amistad entre ambos países.

Como una muestra de las estrechas y variadas relaciones bilaterales que exhiben Chile e Israel, entre el 25 y el 26 de junio el Presidente Sebastián Piñera realizó una visita oficial a Israel.

El martes 25 el mandatario acompañado de su esposa Cecilia Morel y de una delegación de diputados, senadores y el ministro de las Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Andrés Couve, visitaron el Museo del Holocausto. Luego recorrieron algunos de los principales sitios religiosos en la zona, como el Muro de los Lamentos, el Santo Sepulcro, el Monte de los Olivos y la Iglesia de la Natividad.

El Presidente Sebastián Piñera observó el miércoles 26 los últimos avances de la tecnología en salud que desarrolla Israel durante su visita al Centro Médico Hadassah, donde se realiza cerca de la mitad de la investigación médica del país.

El Centro Médico Hadassah y la plataforma de innovación Biohouse cuentan con más de 20 instalaciones y funcionan como un espacio de trabajo para empresas de tecnología médica. El recinto reúne a diversos startups que trabajan en el área médica tecnológica, facilitando el acceso a datos clínicos, asesoramiento de expertos, contacto con universidades, inversores y líderes de la industria de todo el mundo. Luego el Presidente Piñera y su comitiva visitaron el Centro Espacial Mabat de Israel Aerospace Industries y la planta Naan Dan Jain de riego tecnificado.

En el plano oficial, el Presidente de Chile sostuvo una reunión almuerzo con su homólogo israelí Reuven Rivlin. “Vamos a lograr acuerdos muy importantes para Chile y los chilenos”, sostuvo el Presidente Piñera antes de ingresar a la reunión.

En parte de su intervención el Presidente Rivlin señaló: “Aunque las relaciones entre nuestros países han conocido altibajos, subyacen a todo ello una sólida base de amistad. Me alegra decir que bajo su liderazgo señor Presidente la cooperación entre nuestros países ha alcanzado nuevas cimas”, precisó.

Posteriormente el Presidente Sebastián Piñera se reunió con el Primer Ministro israelí Benjamín Netanyahu, con quien coincidió en destacar los 70 años de amistad y colaboración entre Chile e Israel.

“Estoy seguro de que los aspectos más inspiradores de nuestra relación aún estar por venir”, dijo el Mandatario y agregó que “la sinergia entre Israel y Chile es muy, pero muy poderosa”.

El Mandatario y el Primer Ministro israelí participaron en la firma de ocho acuerdos para avanzar en la cooperación científica, agricultura, salud, seguridad, ciberseguridad, servicio aéreo, sector energético y recursos hídricos y de gestión de aguas residuales.

“Israel ha desarrollado una tecnología para poder regar el desierto y esa tecnología la queremos aplicar en Chile para poder regar nuestro desierto, y poder sacar frutos fecundos y mejorar la calidad de vida de las regiones del norte de Chile”, destacó el Jefe de Estado.

En primera persona

El presidente de la Comunidad Judía de Chile, Gerardo Gorodischer, fue invitado a participar en el programa de la delegación presidencial a Israel, y en esa calidad tuvo una visión privilegiada de la atmósfera que se vivió.

“Fue una un viaje muy interesante, donde tuvimos el privilegio de representar a la comunidad judía dentro de una delegación oficial y acompañando al Presidente a recorrer una serie de lugares religiosos de todas las culturas. Adicionalmente, haber tenido la oportunidad de visitar centros de tecnología, como el centro aeroespacial Mabat, el Hospital Hadassah, y el kibutz Naan. A pesar de lo que se pueda haber escuchado, lo más importante de la visita fue la posibilidad de analizar y ver soluciones que se han desarrollado en Israel para resolver problemas similares a los que hay en Chile, con tecnología de punta al servicio de la sociedad. Y, por supuesto, hay que destacar los ocho acuerdos firmados, que son una muestra clara e inequívoca de las posibilidades de cooperación entre ambos países”, dijo.

Asimismo, destacó las reuniones oficiales. “Creo que otro punto alto fueron las reuniones con Rivlin y con Netanyahu, que, si bien fueron reuniones privadas, supimos que se generaron relaciones muy, pero muy cercanas en, las cuales los mandatarios tuvieron un diálogo que se extendió más allá de lo que estaba planificado originalmente, lo que en el ámbito diplomático es una señal de claro interés en el trabajo conjunto”

-¿Qué significó para ti participar en esta visita a Israel?

-Como presidente de la Comunidad Judía de Chile, fue un honor y un privilegio poder compartir esta experiencia. No fue una un viaje tranquilo, pero vuelvo a reiterar que lo importante son los acuerdos que se firmaron y que van en beneficio directo de un Chile mejor y más próspero, con colaboración mutua. Creo que hay que quedarse con eso, más allá ruidos que se escucharon tanto en Chile como en Israel.

-¿Cómo fue la relación con la dirigencia palestina y los parlamentarios que forman parte de ese círculo?

-En general fue un grupo muy interesante. Los diputados y senadores pro palestinos tienen su tendencia y funcionan bastante alineados con la Federación Palestina, y siento que en alguna medida privilegiaron esa relación sobre otras cosas de interés general. Creo que el resto de la delegación se comportó bastante atenta y observadora de los hechos que se sucedieron, como por ejemplo la senadora Rincón, el senador Galilea, el diputado Silber y el diputado Kast. Todas personas muy interesantes, con las que se puede conversar de forma muy abierta. Respecto de la dirigencia de la comunidad palestina, todo anduvo bastante bien hasta que se generó el conflicto que todos sabemos y ellos salieron de la delegación algunos momentos y luego se reincorporaron. Pero por nuestro lado, como invitados del Presidente de la República, no podíamos estar enfocados en las discusiones y teníamos que seguir orientados a los temas de tecnología y soluciones de Israel para Chile

-¿Qué debería dejar este viaje para el futuro de las relaciones bilaterales?

-Como todas las cosas, son procesos de aprendizaje y creo que el tema de irrigación, limpieza de paneles solares y la experiencia de un kibutz que partió siendo productor de naranjas y hoy exporta tecnología, son ejemplos a seguir y ojalá se pueda replicar algo así. El ministro Couve quedó muy bien impresionado con tecnologías relativamente simples que obtienen datos y manejan la administración de las distintas producciones agrícola. Por lo tanto, el tema de agricultura y gestión de aguas son los puntos más potentes que se vislumbran a futuro para la relación bilateral. Y obviamente el tema que se tiene que ver próximamente es el tema de cooperación satelital, también lo que se refiere administración de recursos y situaciones de emergencias para la ubicación y evaluación de datos frente a terremotos y otras que pudieran afectar a la población chilena, adicionalmente control de fronteras y límites marítimos de pesca, etc.

 

Curiosidades de un viaje

Papelitos amarillos

Llegando al Muro de los Lamentos, el Presidente Piñera tomó una serie de papelito amarillos y se aproximó a las piedras del Kotel para dejarlos en sus ranuras. En un principio surgieron las interrogantes, pero el propio mandatario se encargó de explicarlo: eran los deseos escritos por alumnos de quinto año de la escuela Ana Frank de la comuna de Quilicura, quienes la semana anterior los habían escrito y pegado en una gigantografía del Kotel elaborada por la Embajada de Israel.

Fuera de protocolo

Pese a que por protocolo no era necesaria la visita del presidente a Yad Vashem, ya que había estado en su gira anterior de 2011, igualmente el presidente y la primera Dama recorrieron emocionados el Memorial, dejando una ofrenda floral en el lugar.

Chilenos con historia

Dos chilenos que residen hace muchísimos años en Israel tuvieron la posibilidad de saludar y acompañar al Presidente Piñera. Se trata de Touvia Goldstein, presidente de los institutos Israelí- chileno de Cultura y el O’Higginiano de Israel, y a Yosi Dimenstein, miembro del directorio de los mismos institutos.

Libro de visitas

Como es tradición, el Presidente Piñera firmó el libro de visitas en Beit Hanasí, la Casa del Presidente, donde en inglés pidió que la paz llegue a esta tierra santa y destacó los 70 años de amistad entre ambos países.

 

 

 

Por LPI / EE / Agencias