Con presencia récord de ministros de Estado:

Presidenta Bachelet asistió a su última Tefilá por Chile

En una jornada distendida, se ratificaron las buenas relaciones establecidas entre la comunidad judía y la mandataria durante sus cuatro años de gobierno. Uno de los temas centrales fue el avance en la tramitación de la normativa contra la incitación a la violencia.

Mostrando una gran emoción y cercanía, la presidenta Michelle Bachelet participó en su última Tefilá por Chile, realizada en la Comunidad Israelita Sefaradí en forma previa a las Fiestas Patrias.

El acto litúrgico, organizado por la Comunidad Judía de Chile (CJCh), contó con la presencia de los ministros Gabriel de la Fuente (Secretario General de la Presidencia), Carlos Furche (Agricultura), Paulina Saball (Vivienda y Urbanismo), Aurora Williams (Minería), además de otras autoridades administrativas, como el Presidente del Consejo Directivo del Servicio Electoral, Patricio Santamaría, y el vicepresidente de Corfo, Eduardo Bitrán. Además, asistieron numerosos parlamentarios, entre los que destacaron el senador Guido Girardi y los diputados Ramón Farías, Daniel Farcas, Gabriel Silber y Marco Antonio Núñez. Como todos los años, hubo una importante presencia de dirigentes comunitarios, movimientos juveniles y líderes de otras confesiones religiosas.
La principal oradora de la ocasión fue la jefa de Estado, quien destacó el rol que ha tenido la comunidad en la lucha por la inclusión y el respeto a la diversidad. “Quiero agradecer especialmente su activa participación y valioso aporte al Proyecto de Ley en contra de la Incitación a la Violencia”, dijo Bachelet en relación con el texto presentado hace un par de semanas, recibiendo de inmediato el aplauso de los más de 500 asistentes al evento.

La mandataria agregó: “Como Uds., creemos que un Chile mejor, en un Chile más respetuoso y amable, porque cada persona, independiente de su procedencia, origen étnico, creencia, religión o género, suma a la riqueza de nuestro país. Esa diversidad supone garantizar la integridad de sus componentes evitando expresiones de odiosidad, incomprensión, discriminación e intolerancia. Somos una misma patria que debe crecer en diversidad y respeto”.

Por su parte, el presidente de la CJCh, Shai Agosin, señaló: “Queremos agradecer a la presidenta Bachelet por cumplir con su compromiso y dar un paso decisivo para la convivencia armónica de nuestro país, al firmar y enviar al Congreso el Proyecto de Ley que tipifica la Incitación a la Violencia. Actualmente, cobra especial relevancia para dar garantías para que mujeres, hombres, cristianos, judíos, musulmanes, inmigrantes, indígenas y la diversidad sexual, entre tantos otros grupos, sigamos aportando desde nuestras diferencias, respetándolas y entendiendo que en ellas está nuestro mayor valor”.

Agosin se refirió también a temas de la contingencia nacional: “Según el informe Coyuntura Económica en América de la Cepal y la OIT, Chile es el país de Latinoamérica donde más han aumentado los inmigrantes en los últimos años. Debemos preocuparnos de que los recién llegados tengan un trato digno e igualitario -como les sucedió a nuestros antepasados-, sin embargo, el último tiempo no ha sido la tónica. Muchos olvidan que esa diversidad fue un factor clave para alcanzar la independencia como país que celebramos en estos días. Inspirémonos en ello y trabajemos por un país inclusivo, respetuoso de las diferencias y abierto a la deliberación”.

Los rabinos presentes en la sinagoga realizaron rogativas por distintos temas, entre ellos inclusión, convivencia, libertad, solidaridad, bien común, infancia, esperanza, medioambiente y diálogo interreligioso.

Posteriormente, los representantes de los diversos credos presentes subieron al pulpito, para participar en un espacio ecuménico, acompañando la bendición de los Kohanim. El acto concluyó con la Oración por Chile y el toque del shofar.

Reacciones

Gabriel de la Fuente, ministro Secretario General de la Presidencia: “Una hermosa ceremonia, muy integradoras e inclusiva, con conceptos preciosos para todos los chilenos y chilenas, que dicen relación con la inclusión, la tolerancia, el respeto por los otros y por desear que el trabajo mancomunado de todos, sin distinciones, contribuya al bienestar y progreso del país”.

Aurora Williams, ministra de Minería: “Es la primera vez que asisto, realmente sorprendida por la transversalidad, por los valores expuestos por los distintos rabinos y por sentirme muy acogida. Muy contenta por este llamado a construir el país que todos queremos”.

Carlos Furche, ministro de Agricultura: “Desde luego creo que es muy importante que nos unamos para orar por Chile, por su bienestar, y que tengamos un país más justo, solidario y amigable. Creo que hay una larga tradición de la comunidad judía en estos temas y estamos muy contentos porque como funcionarios de Gobierno nos sentimos muy acogidos”.

Ramón Farías, diputado: “Creo que es importantísimo que la comunidad judía celebre nuestro aniversario patrio y más aún que la presidenta asista a esta celebración. Es un lindo acercamiento y todo lo que se dice siempre es muy gratificante. Por eso, como presidente del grupo de amistad interparlamentaria es una obligación y a la vez un placer poder compartir este momento con la comunidad, para estrechar lazos y desearse buenas nuevas”.

Gabriel Silber, diputado: “Muy contentos de esta Tefilá, que es la última de la presidenta Bachelet, y se cumplió su compromiso de presentar el proyecto de ley contra la incitación a la violencia, y ahora depende del Congreso que esto sea Ley de la República a la brevedad”.

Jorge Burgos, representante de la DC: “Creo que es muy trascendente que todos los credos, religiones y visiones del mundo puedan detener por un minuto la cotidianeidad y orar por el país, por las instituciones y por las personas. Orar con respeto, como se hace acá, y por eso estoy feliz de haber sido invitado a participar”.

Alex Zisis, actor y candidato a diputado: “Estos son los actos que me gustan, porque son de reencuentro, de unidad. Esto me parece fundamental. Los mensajes que necesitamos son de encuentro, confianza, colaboración, cercanía y reunión entre lo espiritual y el alma de cada uno y el alma de todos”.

Por LPI.