Difícil posición de Israel en los medios:

Narrativa árabe se impone en la prensa internacional

El último conflicto entre Israel y los palestinos en la frontera de la Franja de Gaza mostró una vez más el impacto que tiene la narrativa árabe en la opinión pública mundial, apoyada por medios que privilegian el sensacionalismo y por un aparato comunicacional financiado por los petrodólares.

Los conflictos internacionales del siglo XXI se disputan más allá de las esferas militares y diplomáticas, y esto ha quedado de manifiesto nuevamente tras los incidentes registrados la semana pasada en la frontera entre la Franja de Gaza en Israel.Los conflictos internacionales del siglo XXI se disputan más allá de las esferas militares y diplomáticas, y esto ha quedado de manifiesto nuevamente tras los incidentes registrados la semana pasada en la frontera entre la Franja de Gaza en Israel.

El rol de la prensa, como agente formador de opinión pública e incluso como catalizador de decisiones políticas, es indiscutible, particularmente en los tiempos en que vivimos.
Lamentablemente, en esta era de las comunicaciones y las redes sociales, las audiencias se dejan llevar mansamente por las narrativas construidas sobre la base de imágenes, guarismos y dramas, quedando en un segundo plano el contexto, la historia y la justicia. A fin de cuentas, el conflicto entre israelíes y palestinos es tratado como un verdadero partido de fútbol entre el campeón del mundo y un equipo amateur de una isla caribeña, y, obviamente, nadie quiere ver perder al más débil por goleada…

Pero más allá de esta tendencia tan natural como humana de simpatizar con la parte que aparece como la más débil, el conflicto entre israelíes y palestinos se ha visto contaminado por algunos otros elementos mediáticos, como por ejemplo la manipulación de la información y el periodismo de trinchera.

Caso emblemático

Hace tan solo algunos días, una cadena de televisión irlandesa manipuló una entrevista con la vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, Michal Maayan, quien apareció “justificando” la “matanza” de palestinos, porque “no podemos meter a tanta gente en la cárcel”.

Esta información fue replicada incluso en medios nacionales, como El Desconcierto, que publicó lo siguiente:  “La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores del gobierno israelí, Machal Maayan, dio una entrevista ante la televisión irlandesa, en la que el periodista le pregunta “¿por qué las fuerzas israelíes estaban disparando a matar a los manifestantes en la frontera de Gaza? “Bueno, no podemos meter a tanta gente en la cárcel, esto son… estamos hablando de cientos de personas que están atacando nuestras defensas”, respondió Maayan, generando indignación inmediata en la comunidad internacional por sus dichos. Inmediatamente después de decir esa frase, la vocera se desdijo y aseguró que “nuestro ejército no dispara a matar, disparan para disuadirles”.

Después del revuelo internacional que provocaron sus declaraciones, Michal Maayan aclaró vía Twitter y a través de las embajadas de Israel que el registro fue manipulado y que esa no fue la pregunta que le hizo el periodista que la entrevistó. Efectivamente, al escuchar el vídeo de la entrevista se aprecia que a la respuesta de Maayan se antepuso una pregunta en off grabada en estudios, por sobre la pregunta original realizada en terreno.

Según explica Gabriel Bacalor, especialista israelí en temas de Medio Oriente, mientras las principales agencias internacionales de noticias reportan invariablemente la compleja coyuntura que atraviesa la población árabe-palestina bajo ocupación israelí, los desafíos inherentes a la resolución del conflicto son, sugestivamente, ignorados. “Entre periodistas comedidos y entusiastas, el habitual biotipo orientado a tomar instantáneas de la catástrofe se aparta de las verdaderas causas del conflicto, así como de los genuinos desafíos que deben abordar las partes involucradas, para retornar a la senda de la paz”, dice.

El especialista señala que los medios internacionales deben recuperar su misión fundacional, abandonando los preconceptos clásicos de la superstición binaria, para asistir proactivamente a la opinión pública en la comprensión integral de la información. “Los medios de comunicación cumplen un rol estratégico en la conformación del ideario colectivo. La visión simplificada y errónea de opresor y oprimido que transmiten con frecuencia los medios dominantes, valida la miopía informativa e influye negativamente en la construcción de la paz. Sea desde la intencionalidad o la inocencia, la contaminación de la generalización mediática posiciona a la prensa en el rol de cómplice del conflicto y favorece a las huestes del terror, encabezadas por la República Islámica de Irán y sus aliados en el Líbano, Siria y la Franja de Gaza”, sentencia.

Medios árabes

Aunque en el pasado cercano era habitual escuchar a los detractores de Israel decir que “los judíos controlan la prensa”, en la actualidad estas acusaciones tienden a escasear, probablemente por los grandes esfuerzos que se han realizado en el mundo árabe y musulmán para posicionar sus medios a nivel internacional, de manera de influir en la opinión pública y la toma de decisiones.

En este contexto cabe mencionar a algunos medios de origen árabe que operan con una agenda clara en la materia, pero a veces imperceptible ante los sentidos de un público sumiso a los slogans e imágenes impactantes.

Uno de estos medios es la cadena qatarí Al Jazeera, fundada en 1996 y sostenida por el gobierno (la familia real qatarí). La emisora poco a poco empezó a cobrar por sus servicios y se independizó económicamente, llegando a ser el principal canal de noticias del mundo árabe y uno de los más importantes del mundo, con una audiencia superior a los 270 millones de hogares.

Al Jazeera cobró fama en el mundo occidental a partir de los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra Estados Unidos, como canal de difusión privilegiado de los mensajes de Osama bin Laden y otros miembros de la red Al Qaeda.

La señal en inglés de Al Jazeera emite 24 horas de noticias en ese idioma. Sus estudios principales están en la ciudad de Doha. Al Jazeera ha sido vetada en Jordania, Siria, Kuwait, Arabia Saudita y Argelia. En España, Tayseer Allouni, corresponsal de Al Jazeera en ese país, fue detenido en 2003 y condenado por la Audiencia Nacional bajo acusaciones de pertenecer a Al Qaeda. Y en EEUU, Al Jazeera ha sido calificada como un instrumento de propaganda de los terroristas a raíz de la difusión de los mensajes en video entregados por Osama bin Laden.
Un caso aún más evidente de periodismo de trinchera es el de Hispan TV, un canal de televisión iraní dedicado a proporcionar información y entretenimiento en español desde 2011, con el fin de posicionar la revolución islámica en el ideario de las audiencias. El canal, con sede en Madrid, fue inaugurado por el entonces presidente de Irán Mahmud Ahmadineyad, quien afirmó que “el nuevo canal va a limitar la supremacía de aquellos que buscan dominar” y que sería “un instrumento para establecer mejores lazos entre el pueblo y el Gobierno de Irán con los de las naciones de habla española”. Y mucho más cerca, en Santiago, está ArabTV, el primer canal de televisión online para los “amantes de la cultura árabe”, transmitiendo las 24 horas del día, desde Chile, para todo el mundo.

“Nuestra programación está pensada para satisfacer la necesidad de información y comunicación de todos aquellos que gusten de la milenaria cultura árabe, sus elementos identitarios, como la música, danza, idioma y gastronomía, entre otros. Además, apoyamos a las instituciones árabes de Chile a difundir sus actividades, ya sean de orden político, deportivo, social, cultural y recreativo”, señalan sus principios.

Diarios árabes influyentes

Argelia: Al JabarDiario Independiente, fundado en 1990. Es el periódico argelino más vendido, con 400.000 ejemplares.
Arabia Saudita: Al RiadDiario Oficialista. Fundado en 1972, con 150.000 ejemplares. Y Al Ahram, el periódico más antiguo (1876), tiene una circulación de 600.000.
Emiratos árabes: Al IttihaDiario Oficialista, depende del ministerio de Información y Cultura. Fundado en 1969. Cuenta con articulistas críticos. 76.000 ejemplares.
Al Jalich, Diario creado en 1973, relacionado con el Centro de Estudios del Golfo. Dan mucha importancia a cuestiones internacionales y estratégicas. Circulación, 80.000.
Irak: Al SabahPeriódico cercano a las autoridades. Circulación: 50.000.
Irán: Tehran Times. Diario en inglés que representa la mirada oficialista.
Jordania: Al RaiDiario oficialista, pertenece al grupo de The Jordan Times.
Kuwait: Al Qabasprimer diario independiente de Kuwait, fundado en 1967. Refleja la opinión del mundo de los negocios. Tiraje: 79.000.
Líbano: Al NaharDiario fundado en 1933. Anti-sirio. Su director, Yibrán Tuini, fue asesinado en 2005.
ANP: Al QudsDiario fundado en 1951, próximo a los intelectuales moderados. Único periódico palestino basado en Jerusalén Este.
Qatar: Al RayaDiario creado en 1979. Su línea editorial es similar a la TV Al-Jazeera. Ejemplares, 18.000.
Siria: Al ZauraDiario oficialista, fundado en 1963.

Por LPI, Horizonte y Enlace Judío.