Nacionalidad por Gracia a Rabino Eduardo Waingortin

Gabriel Silber, diputado judío del partido Demócrata Cristiano (DC), ha liderado un significativo proyecto para nuestra comunidad que tiene por objetivo otorgar la nacionalidad por gracia a nuestro querido Rabino Eduardo Waingortin.

La Cámara de Diputados aprobó el martes 27 de enero, por 49 votos a favor, el proyecto de ley (boletín 9430) que otorga la nacionalidad por gracia al Rabino Eduardo Waingortin, nacido en 1955 en Buenos Aires, Argentina.

El Círculo Israelita, a través de su Director General, Mario Kiblisky, quien se encontraba presente en la sala durante la votación, expresó que este es un importante reconocimiento no solo a la labor y trayectoria del Rabino en la comunidad judía de Chile por cerca de 27 años, y como representante del credo judío en La Moneda, sino que también un reconocimiento a su persona de parte de la sociedad chilena.

La iniciativa se originó en una moción, presentada por los diputados DC Gabriel Silber (quien informó el proyecto a la Sala), Claudio Arriagada, Sergio Ojeda y los diputados UDI Felipe De Mussy; PPD Ramón Farías y Tucapel Jiménez; RN José Manuel García y Diego Paulsen; PC Hugo Gutiérrez; e independiente Roberto Poblete.

En entrevista con la Palabra Israelita esto es lo que pudimos conocer de la iniciativa.

-Gabriel, ¿cómo nació esta iniciativa?

-Hace bastante tiempo venimos trabajando en un proyecto que nosotros entendemos hace justicia con una persona que ha dado mucho a nuestra comunidad, pero también al país, en consecuencia sentimos que Eduardo Waingortin tiene los méritos para optar en este caso al más alto galardón con que Chile reconoce el trabajo de los extranjeros en nuestro país, como es la nacionalidad por especial gracia.

Con varios parlamentarios suscribimos este proyecto y lo estamos sacando adelante y esperamos que sea Ley de la República a la brevedad.

Muchos diputados de nuestro comité apoyaron la iniciativa y el apoyo fue unánime en la Comisión de Gobierno Interior de la Cámara, transversal a todos los partidos políticos que la componen, porque llegaron a la convicción de que en más de veinte años de trabajo en Chile Eduardo Waingortin no solo a dado mucho de su persona a la comunidad judía y al Círculo Israelita, sino que también ha trabajado para nuestro país, participando en distintas comisiones de consulta para la determinación de grandes temas nacionales; ha asistido al Congreso a la discusión de algunos proyectos de ley para aportar con su visión; además de ser el capellán judío en La Moneda representando a nuestro credo ante el gobierno; en el Tedeum, y en una serie de otras instancia interreligiosas donde ha sido un aporte riquísimo para nuestro país.

Desde esa perspectiva creemos que él nunca ha estado ajeno al quehacer nacional, sus hijos son chilenos, ha echado raíces en nuestro país, donde se ha convertido incluso ya en abuelo, y consideramos que Eduardo Waingortin es un gran chileno en definitiva que requiere el reconocimiento y toda nuestra gratitud y la del país, justamente por su trabajo en estos distintos sectores o ámbitos, tanto religiosos como públicos, en los cuales ha tenido mucha participación y un genuino aporte respecto de distintas iniciativas.

-¿Crees que es importante que los credos religiosos participen de la discusión de temas valóricos que atañen a toda la sociedad?

– Por supuesto, de hecho Eduardo participó ya por ejemplo en la discusión sobre la píldora del día después en la Comisión de Salud para fijar la posición de la religión judía frente al tema.

Somos chilenos, estamos insertos en la realidad nacional, en la agenda nacional en este caso, y creo que Eduardo es un excelente vocero nuestro para todas estas materias.

-¿El grupo interparlamentario chileno israelí ha apoyado esta iniciativa?

-Hemos contado con todo el apoyo del diputado Farías que preside el grupo interparlamentario. El grupo interparlamentario ha sido también un espacio de coordinación y de discusión para honrar hoy al Rabino, tanto los que tenemos vinculación religiosa judía o identificación profunda con Israel, pero también porque creemos que es un proyecto importante y que valoramos y esperamos que sea Ley de la República a la brevedad.

Luego el proyecto pasa al Senado, pero ya tenemos conversaciones avanzadas con la ministra Ximena Rincón y también con Isabel Allende, presidenta del Senado, para poner este proyecto a la brevedad en tabla y que sea despachado lo antes posible, además de publicado para conceder la nacionalidad por gracia a Eduardo Waingortin en los próximos meses.

Consultado el diputado Daniel Farcas, otro de los parlamentarios judíos que acompañan la iniciativa, nos explicó lo siguiente.

-¿Cuáles dirías tú que son las condiciones que reúne nuestro Rabino que le permiten optar hoy a este galardón?

-Lo que se ha establecido en el proyecto de ley encabezado por el diputado DC Gabriel Silber, y apoyado por diputados de distintas bancadas representados en el parlamento, es en razón de que el Rabino es una persona dedicada a contribuir al desarrollo social, político, económico, cultural, además de ético y moral de nuestro país.

Eduardo Waingortin cumple con todos los requisitos específicos y generales para convertirse en una de las personas que van a ser beneficiadas por esta nacionalidad por gracia. Yo particularmente, no solo creo que cumple con esas condiciones sino que con distancia, soltura y bastante tranquilidad otras más, por eso hoy en día estamos propiciando esta instancia y estamos super contentos además de que haya sido aprobado por unanimidad en la Comisión de Gobierno Interior que preside el diputado Ramón Farías.

-¿Es importante considerar la opinión de todos los credos en las grandes discusiones nacionales?

-Creo que es muy importante que todas las iglesias y todas las representaciones religiosas se sientan parte en la sociedad y en ese sentido es importante que cada uno de los que integramos este largo país llamado Chile sintamos que somos también protagonistas de las grandes discusiones.

En ese marco me parece muy importante que cada una de estas instancias juegue un rol particularmente importante en los grandes temas valóricos.

Es muy importante que Eduardo Waingortin también como capellán judío en La Moneda participe para representar la opinión del credo y de la comunidad judía en Chile, porque esta participación no solo ayuda a enriquecer la discusión, sino que también ayuda a aumentar la representatividad de la resolución final que se tome.

-El aborto por ejemplo es uno de los temas valóricos por estos días que están en la palestra desde que la ex ministra de salud, Helia Molina Milman, dejara la cartera. ¿En qué está el liderazgo que el presidente de la Comisión de Salud del Senado, Guido Girardi, le solicitara a la ex ministra encabezar?

-Creo que el aborto es uno de los temas éticos y morales de cómo uno entiende la vida y cuya discusión también persigue solucionar un problema de la sociedad.

Helia Molina es judía también y creemos que es una estupenda representante para liderar ese tema y para que se resuelva democráticamente. Creo que este tema es complejo, duro, un drama para muchas familias chilenas y necesitamos urgentemente llegar a una solución.

Foto: El DínamoHace bastante tiempo venimos trabajando en un proyecto que nosotros entendemos hace justicia con una persona que ha dado mucho a nuestra comunidad, pero también al país, en consecuencia sentimos que Eduardo Waingortin tiene los méritos para optar en este caso al más alto galardón con que Chile reconoce el trabajo de los extranjeros en nuestro país”.
Diputado Gabriel Silber.

daniel-farcasEl Rabino es una persona dedicada a contribuir al desarrollo social, político, económico, cultural, además de ético y moral de nuestro país y en ese sentido Eduardo Waingortin cumple con todos los requisitos específicos y generales para convertirse en una de las personas que van a ser beneficiadas por esta nacionalidad por gracia”.
Diputado Daniel Farcas.

mario-kibliskyMe siento muy emocionado, porque este es un importante reconocimiento no solo a la labor y trayectoria del Rabino en la comunidad judía de Chile por cerca de 27 años, y como representante del credo judío en La Moneda, sino que también un reconocimiento a su persona de parte de la sociedad chilena”.
Mario Kiblisky, Director General del Círculo Israelita de Santiago.

1 Comment on "Nacionalidad por Gracia a Rabino Eduardo Waingortin"

  1. Angelica Kaplan | 29 enero, 2015 en 6:59 pm |

    Me parece extraofinario. Se lo merece por todo lo que aporta a la comunidad y al pais!
    Me siento muy orgullosa que sea nuestro rabino!

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*