Balada romántica “Hoy”:

Michelle Finkelstein lanzó su primer single como profesional

La joven cantante, que además es periodista, ha tenido una intensa vinculación con el activismo judío y la consolidación de liderazgos comunitarios. La espiritualidad también es parte de su vida, con un fuerte foco en el camino de la kabalah.

Cuando Michelle Finkelstein se tituló de periodista tenía muy claro que su profesión la complementaría con la pasión por la música. Desde muy niña supo que cantar era lo suyo, talento que comenzó a desarrollar apoyada por su familia. En la búsqueda por perfeccionarse llegó a la Academia de Alicia Puccio, tiempo durante el cual confirmó su anhelo por cantarle al mundo con su dulce voz y fuerza interpretativa. En 2008 fue parte de la última generación de Rojo, programa de TVN que le abrió puertas y le dio notoriedad, guiándola por el camino que actualmente la tiene promocionando su nuevo single “Hoy”, balada pop que ya suena en radios nacionales.

“Este es mi tercer single, pero es el primero que promociono profesionalmente. Fueron meses intensos de dedicación que desarrollé de la mano de Pepe Alfaro, con quien no solo trabajamos en la creación de la letra y música, sino que también en la búsqueda de mi identidad como cantante”, señaló Michelle.

“Hoy” es una balada pop que habla del desamor y de sentimientos que nacen desde el corazón. Su sencillez y elegante sonoridad sin duda serán parte del playlist de quienes se identifican con un estilo musical honesto que habla de historias cotidianas.

Historia

“Nací en Santiago, tengo 31 años, estudié en el Gan del Instituto Hebreo cuando estaba en el Estadio Israelita. Luego estudié en un colegio inglés, el British High School. Somos 5 hermanos: Ian, Igal, Nicole y Daniel. Todos estudiaron en el Hebreo, menos yo. Cuando chica tuve una vida super activa en el estadio (rikudim, Macabilandia, clases de natación). En la adolescencia no estuve muy presente en la comunidad, no fui a ninguna tnuá… solo un par de veces, pero no me sentía muy parte, porque mi ambiente era otro, típico de colegio inglés, estaba más pendiente de la música y era cheerleader, los fines de semana ensayábamos y participábamos en campeonatos.

Estudié periodismo en la Universidad Gabriela Mistral. A los 18 años me fui a Israel por Taglit, me hice muchos amigos y me reencontré con varios compañeros del gan, quienes me empezaron a incluir en sus círculos. Ahí volví a estar más in en la comunidad. Luego fui a Israel el 2013 con Morashá a estudiar, y por tercera vez el 2016 por 3G”, relata.

-¿Cómo surge tu interés por la música?

-Siempre me gustó y me sentí conectada. Mi abuelo materno cantaba… mi hermano mayor también. En mi último año de universidad, entré paralelamente a estudiar canto en la Academia de Aliccia Puccio. Y aprendí mil cosas que quizás mucha gente cree que no se pueden aprender… Tomé clases de técnica vocal e interpretación. Llegué cantando más o menos y salí con mi voz infinitamente más trabajada.

-¿Qué significó para ti participar en Rojo?

-Un gran logro, me acuerdo que siempre veía el programa en la tele y decía algún día quiero estar ahí. Lo veía como una tremenda plataforma… Sin pensarlo postulé al casting y quedé seleccionada. Fue una experiencia enriquecedora en todo sentido. Me ayudó a perderle el miedo a los escenarios, a ser más disciplinada, a tomar las oportunidades que te regala la vida con más seriedad. Rojo me abrió puertas en el mundo de la música y también en el periodismo. Después de haber estado en Rojo el 2008, el 2011 trabajé en prensa en el 24 Horas de TVN.

-¿Qué ha pasado después de eso con tu carrera musical?

-Después de Rojo me contactó un productor musical con el fin de grabar un disco.. trabajé con él, lanzamos algunas canciones, pero lo dejé stand by porque tenía que dedicarle tiempo a estudiar para mi examen de grado. Cuando salí de la U, me ofrecieron un trabajo que para mí era perfecto: ser la periodista de un sello musical del cual eran parte grandes artistas chilenos y del mundo. Aprendí mucho y pude ver el mundo musical desde otra perspectiva, y entendí que en Chile no es fácil hacer música, la Industria es pequeña. Empecé a complementar mi vida profesional con mi pasión por la música y trabajé con Terra haciendo periodismo musical, cubriendo eventos que tenían relación con la música para distintas marcas.

Después del sello trabajé en Quasar Digital, una empresa de digital signage, y ahora en la NBI.

-¿Cómo has compatibilizado tu lado artístico con tu vida académica y profesional?

-Gracias a D’s, la vida me ha llevado por caminos en que el periodismo y la música se han unido. Muchas veces me preguntaban: ¿Periodismo o canto? y siempre respondí: “Las dos”. Creo que uno puede ser todo en la vida. ¿Por qué ponerse etiquetas? Además, son cosas que tienen que ver, que de alguna manera van de la mano, el fin del periodismo y la música es comunicar.

-¿Qué planes tienes a futuro?

Durante los próximos meses grabar el vídeo clip del single “Hoy”. Y lanzar un EP con 8 canciones en noviembre.

-¿Posibilidades de proyectos musicales con la comunidad judía?

-Este año lanzamos junto a un súper equipo un disco de música para niños llamado “Shababa”, que es música y espiritualidad, con 6 canciones realmente hermosas, que hablan de shabat, de las brajot, de la jalá, de ser agradecido de las bendiciones que nos da D’s, todo de una manera especial y entretenida con el fin de aprender judaísmo a través de la música.

Instagram@michellefinkelstein