Inserción:

Matilda, el musical, llega de la mano de Fobeju y el Instituto Hebreo

En septiembre se presentará en el Teatro Nido de Águilas, bajo la dirección de Moisés Norambuena y la actuación de alumnos del Hebreo, con orquesta en vivo y coro de padres. ¡Conozcamos más a fondo a algunos de los actores!

Sara Bächler 4° Básico

Con ojos vivaces, respuestas sagaces y mucha ternura, Sara encara muy bien el personaje que le toca interpretar en su primera participación en un Musical de nuestro colegio. Ella será Matilda. Cuando le preguntamos dónde nació dice que en la Clínica Alemana y que desde Pre-kinder que está en el Hebreo.

Le preguntamos por su personaje: “Me da pena su vida”, contesta Sara, empática. “Me divierte hacer de Matilda y el moré casi nunca me corrige, pero a veces se me olvidan los textos. Nunca había actuado antes. Ahora es mi pasión”.

Cuando vio el tráiler del musical de Broadway supo que sería muy divertido actuar, pero jamás soñó que le darían el papel principal. “Pensé que yo iba a ser el extra número 4”. Su ramo favorito es música: “Igual que Matilda que aprendió a leer sola, yo aprendí sola a tocar dos canciones con el ukelele. Y eso que no veo tele”. ¿Por qué?, quisimos saber. “Meh! ¿Para estar todo el rato mirando una pantalla?”. Películas favoritas: Matilda y Furia de Titanes. Libro: La serie de Judy Moody. Pasatiempos: Play, iPad, jugar con sus amigas y hablar por teléfono, jugar Roblox online, y charlar con los papás.

¿Qué es lo mejor de participar en el Musical? “Todos los grandes me quieren. Y yo a ellos”. Le preguntamos a Sara cuál es la frase típica de Moisés: “¡Silencio!”, nos dice sin dudar. ¿Y a quién le dedicarías el Musical? “A mis hermanos, para que vean que los libros son mejor que la tele”.

¿Un mensaje para la audiencia? “Que se los recomiendo y que, en las canciones hay mensajes, así que escuchen bien”.

Natan Jusid IV Medio

Hades, su personaje de Hércules el año pasado, no será fácil de olvidar. Ni todos los otros que personificó Natan en los siete Musicales del Hebreo en los que participó. Este año –su último en nuestro colegio– nos deleitará con Tronchatoro, la directora del Colegio. “Odia la lectura y es fanática de la disciplina –cuenta Natan –; no voy a dar más detalles para que puedan disfrutar del show”. Su pasión por este arte lo ha llevado a entrar a la escuela de actuación Matus Actores, y piensa estudiar teatro cuando salga del colegio. Su ramos favoritos son Taller Judaico y Ciencias Sociales. Película preferida: Forrest Gump. Libro: “La metamorfosis” de Kafka. Juega FIFA y, en su tiempo libre, disfruta de estar con amigos, jugar handball e ir al teatro.

¿Cómo controla los nervios previos? “Siempre he dicho que los nervios no se tienen que controlar, sino que canalizar. Al estar nerviosos estamos mucho más enérgicos y esto puede jugar a nuestro favor en el escenario, si aprendemos cómo y cuándo ocuparlo”, explica, experto. Además, nos cuenta: “El primer año que participé en un musical éramos muchos niños de Básica (muchos del elenco estaban de 3° Básico para abajo), luego las reglas cambiaron y se requería estar mínimo en 5°. Este año se abrieron de nuevo las puertas a los más pequeños del colegio y eso me trae muy lindos recuerdos. Sobretodo estando en mi último año, es lindo ver como otros se integran a este proceso”.

Por su experiencia en 7 Musicales, nos dice: “Yo creo que hay pocas obras profesionales con una producción de tan alto nivel en Chile. Tenemos que darnos cuenta del lujo que tenemos en nuestro colegio. El hecho de participar de un evento cultural de esta magnitud es impresionante. Realmente es difícil contar cuántas personas están por detrás de este proyecto”. Queremos saber la frase típica de Moisés Norambuena, pero Natan responde: “no tiene una frase típica, pero si es un personaje muy imitable”. ¿A quién dedicarías Matilda? “Sin lugar a dudas al director, Moisés. No solo hace de director, sino que también de dramaturgo, compositor, sastre, carpintero y un sinfín de roles. Es un líder”.

Tania Pizarro, III Medio

Probablemente recuerden a Tania de su gran participación en Wicked, o de su otra gran participación en Hércules, enfundada en un traje que la hacía irreconocible. Ahora será
Zinnia Wormwood,”la horrible mamá de Matilda”, aclara. Mucho tiempo ha pasado desde que a los 4 años fuera parte de un comercial. Hoy sueña con dedicarse al cine, especialmente a la parte de dirección, guión y montaje. Por ahora actúa, y cuenta que para controlar los nervios cierra los ojos y respira “muuuuuy profundo. Al principio siempre hay nervios, pero cuando uno sube al escenario y empieza a actuar, se olvida del mundo”.

Sus ramos favoritos son los artísticos. Película favorita: Amelie, Libro preferido: Frankenstein. Juega Heart´s Medicine y, en su tiempo libre, hace cortometrajes y escribe guiones. Tania dice que lo mejor de ser parte de Matilda es que durante el proceso del musical uno hace muchísimos amigos de diferentes cursos y edades. “Lo más divertido es transformarse en el personaje, ponerme mi vestuario, mi peluca y el maquillaje. Pero lo más valioso es que gracias al musical uno hace amigos maravillosos que duran muchísimos años, aprende a trabajar en equipo y especialmente, a perder el miedo al ridículo”.
Si tuvieras a Moisés Norambuena ahora frente a ti, ¿qué le dirías? “Moi…Relájate, todo va a salir bien”. ¿Frase típica de Moisés? “¡Tiempo! ¡Paren, paren…Hagamos la escena de nuevo”.
Y por último, Tania, ¿a quién le dedicarías este Musical? A mi mamá y a mi abuela Tata.

Rafael Fodor II Medio

Es el Sr. Wormwood, padre de Matilda, y este es su sexto Musical. ¿Cómo fue que se decidió a participar? “La primera vez me convenció un amigo; yo tenía muchas ganas porque había visto en el colegio Un Cuento Americano, que fue el primer Musical que se hizo. Después me metí altiro porque sabía que lo iba a pasar bien”.

Rafael dice que lo mejor es el ambiente y los amigos, compartir chistes, historias y el espacio del escenario con viejos conocidos y nuevos amigos de todas las edades. Su técnica para controlar los nervios antes de subir al escenario es “la seguridad, saber que trabajaste duro y por eso estás listo”. Su Musical favorito del Hebreo es “La bella y la bestia”, por la historia, las canciones, el elenco y porque la pasó muy bien. Su libro preferido es Harry Potter, juega Super smash Bros y su pasatiempo favorito es dormir. Su ramo preferido: Física.

Rafael dice que lo mejor de estar en el Musical es que se convierte en “ese espacio en donde puedes ser tú mismo sin ser criticado. Donde encuentras a un grupo de personas que hace las cosas con pasión y cariño y al llegar a la función, sientes que cada ensayo valió la pena por vivir este momento”. ¿A quién le dedicaría Rafael este Musical? “A todos quienes tienen las ganas y aún no se motivan, que después de ver Matilda, no lo piensen ni un segundo el próximo año”. ¿Qué le dirías a Moisés si lo tuvieras ahora enfrente? ¿Cuál es su frase típica? “Le diría que aprecio mucho su trabajo y que admiro su paciencia. …¡Y que nos dé más tiempo de descanso en los ensayo! Su frase típica es: Está todo muy bien, PERO…”.

Mijal Fodor 8° Básico

Sube a los escenarios desde muy pequeña, por lo menos aquí la recordamos de sus actuaciones sobre las tablas en “La tarde más bakán” del Centro de Padres en el Hebreo. “Desde que soy pequeña siempre vi a mi hermano Rafael y a mi mamá participar en los Musicales pasados y yo era muy chica para participar. Entonces, lo veo como una actividad familiar”. Este es su tercer Musical en donde encarnará a la profesora Miss Honey.

“Antes de subir al escenario me pongo completamente nerviosa y no quiero subir, pero para eso siempre está mi hermano Rafael a mi lado, diciéndome que todo va a estar bien y que esté tranquila”. Su Musical preferido fue Hairspray, “porque es una obra muy entretenida, tiene muchas canciones buenas y cuando la dieron yo era chica y fue bastante fácil de entender”. En el colegio disfruta de Lenguaje, Música y Arte. Película favorita: Como si fuera la primera vez. Libro preferido: La lección de August.

Según Mijal, la frase típica de Moisés es “está bien, pero le falta energía; siente el personaje”. Admira a su profesor y director de musical porque ha sacado lo mejor de ellos, y les tuvo a todos fe. “Lo mejor de estar en el musical es que todos formamos una familia –cuenta Mijal-, por ejemplo hace unos años me daba miedo hablar en clase o hablar con gente mayor pero cuando entré a la obra me cambió el mundo, toda esa timidez desapareció; siento que en la obra puedo ser quien yo soy sin que me juzguen”.

¿A quién le dedicarías el Musical? “Se lo dedicaría a mi mamá ya que ella es cantante y le encanta que esté en estas actividades culturales, y también a mí misma para saber que soy capaz de pararme en frente de muchas personas y hacer lo que me gusta”.

 

*Solicita tus entradas gratuitas al e-mail:
musical@hebreo.cl

 

** Este es un Proyecto de Fundación Fobeju acogido a los beneficios tributarios establecidos en la Ley de Donaciones Culturales.