Presidente de Limmud mundial estuvo presente:

Limud Chile 2019 cosecha elogios internacionales

Nuevamente, los miembros de la comunidad judía tuvieron la posibilidad de comentar sus experiencias, escuchar a otros, voluntarizarse y crecer en diversidad.

Ya llo decía Darwin: “Una alegría muy viva provoca diversos movimientos sin objeto: se danza, se baten palmas, se golpea con el pie”. Y el pasado 2 de junio, ciento treinta años después de esa afirmación, esa alegría “muy viva” se vivenció en Santiago, en nuestra comunidad, cuando se llevó a cabo el quinto capítulo de LIMUD, festival de ideas y conocimiento entre pares. Los aplausos, si es que son una unidad de medida, dan cuenta de un rotundo éxito de Limud Chile, fervoroso y vivaz, que ofreció el invaluable patrimonio de 55 sesiones, a cual más apasionante, en una experiencia transformadora para todos los asistentes.

¿Y qué es Limud?

Es un encuentro de aprendizaje y camaradería que nace en Inglaterra en 1980, y se realiza desde entonces en más de 40 países del mundo entero, incluyendo más de 90 ciudades. Este festival cultural promueve la idea judía de que todos somos responsables de compartir nuestro conocimiento. Y así, los miembros de la comunidad que son poseedores de un cierto saber, una experiencia significativa, una acción transformadora, proponen compartirla con el público. Un comité evalúa y organiza las propuestas y, junto a un grupo numeroso y muy poderoso de voluntarios, trabaja el año entero para que Limud se lleve a cabo con extraordinario despliegue de saber, entusiasmo, e inclusión. Inteligencia artificial, educación parental, identidad, psicología, genética, y un sinfín de temas fueron los protagonistas de la oferta de lujo de Limud Chile 2019.

Los mejores voluntarios del mundo

En Chile se llevó a cabo el primer Limud en el 2015, y participaron 630 personas. Ya el año pasado los asistentes sumaron 1.000 participantes. Y Limud 2019 sorprendió con un despliegue de charlas, temas, diversidad, y nivel que se mostró a la altura de los que se llevan a cabo en las más importantes ciudades del mundo.

Limud tiene un secreto: no pertenece a ninguna comunidad en particular. Es una red inclusiva, transversal y participativa que enfatiza la diversidad. Y tiene otro secreto más: su puesta a punto y desarrollo depende pura y exclusivamente de los voluntarios que lo hacen posible. Nos han dicho los invitados extranjeros que nuestra red de voluntarios es verdaderamente única, lo mejor. Ellos son el motor, el alma y corazón de Limud. Sin su fuerza arrolladora, esto no sería posible.

Visitas del exterior

Como comunidad nos interesa escuchar, además, otras voces. Enriquecernos, crecer. Este quinto Limud contamos en Chile con la participación de destacados exponentes internacionales: Gustavo Mesch, Rector de la Universidad de Haifa, Michael Messinger, representante de la misma prestigiosa casa de altos estudios; Adriana Potel, desde Argentina, promovedora de la iniciativa internacional llamada “Mujeres que caminan por la paz”; Ricardo Czikk, quien disertó sobre liderazgo judío e identidad, entre otros charlistas que ensancharon los márgenes de nuestro conocimiento y corrieron los límites de nuestro saber.

Elogio internacional

Eli Ovits, Director Ejecutivo de Limmud International, también partícipe de Limud Chile 2019, quedó muy gratamente impactado y dijo de nosotros: “Limud Chile se ha convertido en una de las regiones de más rápido crecimiento de América Latina, gran parte gracias a los maravillosos voluntarios regionales y locales apoyados por nuestro directorio y equipos internacional, y a los valores universales que resuenan tanto en ellos. De hecho, es un momento de orgullo y reflexión, el hecho de que Limud Chile lanzará, a partir de su éxito, el formato Limmud Express (encuentros cada 3 o 4 meses en los cuales se ofrecerán tres o cuatro sesiones para la concurrencia, en un espacio más reducido), junto a otras opciones de aprendizaje durante todo el año, además claro está del Limud tradicional anual. ¡Felicitaciones! He logrado observar personalmente la notable misión de Limud, de llegar a las comunidades judías en todo el mundo, y al mismo tiempo inspirar a localmente para seguir creciendo y dar un paso más en su travesía judía”.

Crisol de gente, riqueza de comunidad

Madrijim, jóvenes del amplio espectro de nuestra comunidad, judíos de Viña, de sectores variados, gente que habitualmente frecuenta nuestras instituciones y gente que no, que por diversos motivos está más alejada, se une en Limud formando un crisol nutritivo del cual abreva la riqueza y la continuidad de nuestra valiosa y diversa kehilá. Es bello y emocionante que los pasillos, el casino, las aulas del Instituto Hebreo, sean testigos de encuentros nuevos, voces renovadas, caras –y corazones- a quienes Limud, más que cualquier otro espacio, convoca.
Este año, además, con la incorporación de la venta de entradas online, y el código QR de registro, logramos más llegada, más accesibilidad –tal vez la palabra clave de todo este gran encuentro que es Limud.

Agradecimientos

Es invaluable el apoyo incondicional e irrestricto brindado por las comunidades e instituciones, las menciones y bendiciones múltiples y públicas de los Rabinos, el Instituto Hebreo que prestó las instalaciones, las sinagogas que recibieron tan cálidamente a nuestras visitas, como NBI y el Círculo, que acogieron en Kabalat Shabat a las visitas internacionales. El embajador Eldad Hayet nos honró con su discurso, avalando con su presencia el valor incalculable de esta instancia de aprendizaje única y distinta a todo lo que hay.

El valor humano

Sería imposible mencionar a cada uno por su nombre, a cada charlista, a cada voluntario, a cada miembro de los distintos comités organizadores, ¡a cada asistente!, pero sepan ustedes que los aplausos cosechados en cada sesión son las trompetas que abren las puertas de un nuevo cielo para Limud 2020, y para todos los Limud que vendrán: el límite de lo que somos capaces de lograr juntos, aún no se ha creado.

Por Limud