El diseño gráfico en Januca:

Las tarjetas de buenos deseos

Las artes visuales se han expresado habitualmente, respecto de la festividad de Januca, en las numerosas versiones de Janukiot, desde las mas antiguas, de arcilla, alimentadas con aceite, hasta las mas contemporáneas, algunas de ellas muy abstractas, pasando por muchas elaboradas en metal, todas ellas originales y hermosas.

Algo de creatividad también aparece en los diseños de sebibón (perinola, dreidel en idish).

Pero las tarjetas de felicitación son de aparición reciente, inicialmente enviadas por correo y ahora, con frecuencia, por mail o de otra forma, cada vez mas tecnológica.

Las que aquí reproducimos son tmunot (tarjetas) de diseñadores gráficos israelíes: una de Yoyo (con el formato dividido en cuadrados con un rectángulo central) y de Sigal Meron (o Maron). Tienen en común la representación de niños disfrutando la alegría de la fiesta, con variados símbolos israelíes y propios de la ocasión.

La pintura, el tallado, el dibujo lineal fueron las primeras formas de comunicación visual. Encontramos mensajes en las pinturas rupestres, los petroglifos y grabados en piedra. Probablemente uno de los mas antiguos “letreros publicitarios” de la historia se encuentra en el Museo de Israel, en Jerusalén. Se trata de un relieve en piedra romano, en el que aparecen peces junto a monedas, indicando su precio.

El dibujo, es además, como sabemos, el antecedente directo de la escritura. La letra A, por ejemplo, Alep en alfabeto fenicio, representaba sintéticamente la cabeza de un toro, que mas tarde se dibujó invertida, con los cuernos hacia abajo, en el alfabeto etrusco y de modo casi idéntico a la A mayúscula que ahora usamos.

Los manuscritos iluminados a mano, tanto judíos como cristianos, poblaron la edad media.

A partir de la invención de la imprenta, comenzó a utilizarse la xilografía (grabado en madera) para ilustrar los textos en tiradas de cada vez mayor volumen y con mejores tecnologías, hasta llegar a las sofisticadas impresiones digitales de nuestros días.

El artesano que producía piezas únicas, con herramientas elementales, fue reemplazado por artistas y cada vez mas por diseñadores especializados. Entre los primeros, uno de los mas conocidos fue Henri de Toulouse Lautrec, cuyos carteles de cabarets parisinos se han convertido en piezas de colección y de los cuales se pueden encontrar reproducciones en las tiendas de museos.

Los sucesivos movimientos pictóricos marcaron fuertemente el diseño gráfico. El Cubismo llegó a Rusia en 1913, desde París, de la mano de Vladimir Tatlin. A partir de allí, surgió en los comienzos de la URSS, el Constructivismo, entre cuyos exponentes se destacaron los judíos Naum Gabo y El Lissitsky, autores de numerosos afiches de contenido político.

La Bauhaus, precursora de la israelí Escuela Bezalel, llevo la abstracción geométrica al diseño gráfico. Hoy en Israel existen numerosas escuelas que entregan esa especialidad.

Entre el 5 y el 7 de octubre del próximo año, se realizará en los Jardines de Exposición de Tel Aviv una Feria Internacional de Diseño Gráfico.

Por Sonja Friedmann