En las elecciones de septiembre:

Las encuestas predicen una nueva victoria de Netanyahu

FILE PHOTO: Avigdor Lieberman, head of far-right Yisrael Beitenu party, (L) sits next to Israeli Prime Minister Benjamin Netanyahu as they sign a coalition deal to broaden the government's parliamentary majority, at the Knesset, the Israeli parliament in Jerusalem May 25, 2016. REUTERS/Ammar Awad/File Photo

El Parlamento israelí aprobó hace algunos días la convocatoria a nuevas elecciones generales para el 17 de septiembre, esto sólo unas semanas después de las elecciones de abril, en un paso sin precedentes, motivado por la incapacidad del primer ministro Benjamin Netanyahu de formar una coalición.

El Parlamento (Knesset) votó ir a nuevas elecciones en segunda y tercera lectura por 74 votos a favor y 45 en contra, a instancias del Likud del primer ministro Benjamin Netanyahu.

Esto fue considerado como un fracaso para Netanyahu, en el poder desde 2009 y durante un total de más de 13 años, si se tiene en cuenta su primer mandato (1996-1999).

Netanyahu no consiguió formar coalición pese a que su partido Likud y sus socios de derecha y religiosos consiguieron los suficientes escaños en las elecciones del 9 de abril.

El ex ministro de Defensa Avigdor Lieberman impidió el acuerdo al negarse a renunciar a una de sus demandas principales, lo que bastó para que los cinco escaños de su partido nacionalista Israel Nuestra Casa echaran por tierra los esfuerzos de Netanyahu.

Como resultado, Netanyahu presionó para que se celebraran nuevas elecciones con el fin de evitar que el presidente israelí, Reuven Rivlin, seleccionara a otro miembro del Parlamento para intentar formar un gobierno.

Por otro lado, con la disolución del parlamento israelí y la convocatoria a nuevas elecciones, comienzan también a publicarse las primeras encuestas de cara a los comicios del próximo 17 de septiembre.

En varias encuestas publicadas en Israel, el actual primer ministro Netanyahu se perfila como el gran favorito de cara a las elecciones y su partido Likud lidera la intención de voto. En la otra cara de la moneda, el tradicional partido laborista se ve aún más debilitado e incluso no pasaría el umbral mínimo de votos para entrar en el próximo parlamento.

Según el diario Maariv, Netanyahu lideraría de forma clara las elecciones e incluso podría llegar a formar gobierno sin necesidad de incluir al partido Yisrael Beitenu de Avigdor Liberman, con quien tuvo importantes enfrentamientos en los últimos días por su negativa a entrar a la coalición.

El Likud de Netanyahu obtendría 37 escaños (dos más que los actuales 35) mientras que el partido Kajol Laván liderado por Benny Gantz se debilitaría en comparación a las elecciones anteriores (33 mandatos en vez de 35).

El partido Yisrael Beitenu de Avigdor Liberman se fortalecería de forma considerable obteniendo 9 mandatos en vez de los 5 que tienen actualmente.

Fuente: Aurora /Infobae