Reportaje:

Las claves del modelo israelí de gestión de emergencias

Chaim Rafalowski es chileno y actualmente se desempeña como coordinador de Desastres del Magen David Adom de Israel. Parte importante de su trabajo es dar a conocer el sistema israelí de gestión de incidentes con múltiples víctimas en todo el mundo.

Las últimas semanas en Israel han sido agitadas, especialmente en la frontera con la Franja de Gaza. Ahí los terroristas de Hamas han protagonizado escaramuzas armadas, han lanzado cohetes y han intentado incendiar los campos y cultivos con cometas cargados con botellas molotov.

Frente a este desafío, en la primera línea están las FDI, responsables de la seguridad de los ciudadanos israelíes. Y en una segunda línea, entre varias instituciones, destaca el Maguen David Adom (MDA), el servicio nacional de emergencias médicas, un aceitado sistema de ambulancias, motos, rescatistas, paramédicos, doctores, voluntarios y una central de coordinación y despacho con la más alta tecnología.

Probablemente todos recuerdan a las ambulancias y paramédicos del Maguen David Adom llegando rápidamente a los lugares donde terrorista suicidas habían hecho explotar buses, mercados y restaurantes a mediados de los años ’90. Es que el principal atributo de esta institución es su capacidad de reacción frente a incidentes de múltiples víctimas, lo que la ha posicionado entre las mejor preparadas del mundo.

Los orígenes del MDA

Magen David Adom fue formada por la enfermera Karen Tenenbaum en 1930 como una asociación voluntaria con una sola sucursal en Tel Aviv. Después de abrir sucursales en Jerusalén y Haifa, se extendió a nivel nacional cinco años después, brindando apoyo médico a toda la ciudadanía.

El 12 de julio de 1950, el Parlamento de Israel aprobó una ley que estableció al MDA como responsable nacional de los servicios de emergencia. Sus objetivos incluyen mantener servicios de primeros auxilios; mantener un servicio de almacenamiento de sangre, plasma y sus subproductos; instrucción en primeros auxilios y medicina de emergencia prehospitalaria; operar un programa de voluntariado en el que los voluntarios reciban capacitación en primeros auxilios, soporte vital básico y avanzado, incluidas unidades móviles de cuidados intensivos; transporte de pacientes, mujeres en trabajo de parto y evacuación de heridos y muertos en accidentes de tránsito; transporte de médicos, enfermeras y fuerzas auxiliares médicas, etc.

Cabe señalar que pese a un dilatado conflicto con la Cruz Roja Internacional por el uso de la estrella de David como símbolo representativo, desde junio de 2006, Magen David Adom ha sido reconocido oficialmente por el Comité Internacional de la Cruz Roja como la sociedad nacional de ayuda del Estado de Israel en virtud de los Convenios de Ginebra, y miembro de la Internacional Federación de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

Aunque MDA actualmente cuenta con aproximadamente 2.000 técnicos, paramédicos y médicos de emergencias, todavía depende en gran medida de más de 15.000 voluntarios que sirven tanto en la capacidad operativa como administrativa.

La sede de MDA y su banco de sangre se encuentran en el complejo Tel HaShomer en el centro del país. La organización opera unas 120 estaciones en todo el país, con una flota de más de 1.000 ambulancias. Entre ellos se encuentran unidades de cuidados intensivos móviles (MICU), ambulancias especiales equipadas para eventos de víctimas masivas y ambulancias blindadas.

Un chileno en Israel

Chaim Rafalowski nació en Chile en 1966 y se radicó en Israel en 1973. Toda su vida ha trabajado en las emergencias de Israel. Fue instructor de primeros auxilios, luego director de gestión de riesgos del MDA durante 15 años y ahora está dedicado al manejo de la respuesta ante los desastres en esta institución, cargo que lo mantiene varias semanas al año ofreciendo seminarios y conferencias en distintos países del mundo.

En medio de su ajetreada jornada profesional, Rafalowski entregó sus impresiones a La Palabra Israelita, comenzando por la diferenciación ente una situación de desastre o emergencia nacional y un incidente con múltiples víctimas (IMV).

“No son lo mismo. En un incidente con múltiples victimas la infraestructura existe y funciona, lo que en muchos casos no sucede en desastres o calamidades a nivel nacional. Los incidentes de múltiples víctimas son normalmente de una duración de algunas horas, y se resuelven a nivel local o regional. La intervención de los organismos nacionales es normalmente a nivel de coordinación y supervisión. Muy pocos recursos nacionales pueden ser movilizados en este marco de tiempo. En desastres o calamidades, la situación es al revés: en ellos falta la infraestructura, los niveles regionales y nacionales movilizan grades recursos para apoyar la zona afectada, y el marco de planificación es de días, semanas y meses”.

-¿Cómo en enfrentan este tipo de situaciones en Israel y qué rol ocupa MDA?

-Incidentes con múltiples víctimas en Israel se manejan con el concepto de puesto de mando conjunto, con la Policía asumiendo el mando. MDA asume la coordinación de la respuesta sanitaria en terreno, y la coordinación con los diferentes hospitales para la recepción de los pacientes. La idea es responder rápido, prestar atención necesaria en terreno y transportar a las víctimas a los centros asistenciales adecuados, con un énfasis en los pacientes críticos.

-¿La respuesta sanitaria es lo más importante en este tipo de situaciones, cómo se coordina esto con las otras necesidades que se dan en terreno?

-Es una labor en conjunto. Lo sanitario no es lo más importante, ya que si la escena no está segura (en términos policiales y de bomberos) los sanitarios no podrán atender. Igualmente, si las víctimas no permiten la llegada de bomberos al foco del incendio, no podrán extinguir las llamas. Solamente trabajando en conjunto y entendiendo las necesidades del otro se puede lograr el objetivo común, que es salvar vidas.

-¿Qué importancia tienen los primeros respondedores y cómo se activan los voluntarios para esta tarea?

-La respuesta siempre empieza en la comunidad. Las personas de la comunidad son los primeros a responder y ayudar a las víctimas. Magen David Adom tiene un sistema donde estos voluntarios en la comunidad son capacitados, reciben material y son activados por la central de operaciones de MDA para responder a situaciones de emergencia en su cercanía. En casos de incidentes con múltiples víctimas, esto nos asegura que el personal de la primera ambulancia no estaría atendiendo solo durante los primeros minutos, pues tendrá el apoyo de personas capacitadas y con material básico.

-¿Qué tipo de extensión internacional realiza MDA, ya sea en materia de capacitación o cooperación operativa?

-MDA comparte sus conocimientos, experiencia y tecnología con servicios hermanos a nivel internacional, con el objetivo de aprender de las diversas experiencias, y con la ideología que solamente si compartimos experiencias podríamos estar mejor preparados a enfrentar las diversas amenazas a nuestras comunidades.

-¿Qué podría aportar el modelo israelí a Chile y viceversa, qué aspectos de la experiencia chilena en catástrofes son pertinentes a Israel?

-Chile tiene muchísima experiencia, al mejor nivel internacional con tema de preparación y respuesta a terremotos, una amenaza muy importante para Israel. Magen David Adom tiene la experiencia respondiendo rápido, utilizando tecnología para el manejo del incidente, utilizando a voluntarios como parte integral de la respuesta, experiencia que puede ser interesante para Chile.

Reconocimiento desde Chile

El doctor Sebastián Mayanz, es bombero de la Bomba Israel y fue director metropolitano de SAMU. Su mirada sobre la respuesta a emergencias en Chile es optimista. “Las instituciones que participan en esa respuesta han alcanzado un alto nivel técnico, además de una mejora importante en su disponibilidad de recursos. Hoy en día las instituciones de respuesta a emergencias deben estar preparadas para los desafíos que implica pertenecer a una sociedad moderna, con ciudadanos que legítimamente consideran un derecho ser socorridos adecuadamente en caso de sufrir un accidente o una enfermedad grave. Necesitamos avanzar en coordinación inter-institucional, incorporación de experiencias extranjeras, uso de tecnologías de la información, entre otros temas”.

En ese contexto, asegura que la iniciativa israelí de compartir sus conocimientos sobre manejo de incidentes con múltiples víctimas es muy valiosa. “Si bien su experiencia deriva de incidentes con múltiples víctimas producto de actos de violencia, el Maguen David Adom tiene experiencia en adaptar ese conocimiento a otros países. Será de gran utilidad conocer cuáles iniciativas han sido eficientes y cuáles han sido errores que no recomiendan repetir. Será interesante conocer el funcionamiento de sus programas de inclusión de voluntarios, organización de simulacros, cooperación internacional, etc. Es importante recordar que esa cooperación israelí existió hace más de 20 años, cuando ayudaron a formar nuestro sistema público de ambulancias. Ojalá esta actividad derive en una relación de largo plazo que permita un desarrollo conjunto”.

El doctor Alfredo Misraji es Jefe de Pediatría de la Clínica Las Condes y ha viajado a conocer el sistema israelí de gestión de emergencias en varias ocasiones. “Maguen David Adom es para el estado de Israel una joya, un sistema rápido, eficiente, profesional que esta 24/7 cuidando a la población israelí. He tenido en varias ocasiones la oportunidad de visitar sus instalaciones, recorrer las calles en ambulancia y en una ocasión un avión presentó un desperfecto al tren de aterrizaje. Se activó la alarma general y cientos de ambulancias, insumos médicos y carros de emergencia combinados con bomberos llegaron al lugar del aeropuerto en 15 minutos coordinados con la policía, semáforos, transito, etc. Parecían batallones listos para la guerra… Afortunadamente el avión aterrizó sin problemas y en otros 15 minutos no había un rastro de ambulancia ni sistema de rescate… Todos volvieron a sus actividades normales”, recuerda.

El facultativo destaca que junto a médicos chilenos y autoridades de salud de Chile ha visitado Israel para ver su organización y su sistema de trauma. “Incluso trajimos a expertos en trauma en tres oportunidades. Chaim Rafalowski ha sido fundamental, en contactos, en darnos charlas y venir a Chile para ayudarnos. En suma, MDA es un orgullo para Israel y todo el mundo por su actividades dentro de Israel y en el mundo con su equipo de rescate al servicio de la humanidad”.

Por LPI