Ferrari Club Chile:

La pasión tuerca del “cavallino rampante”

Roberto Busel dirige este grupo de pilotos aficionados con la misma pasión que ha puesto a sus proyectos comunitarios en el Círculo Israelita y otras instancias.

Para Roberto Busel, tener un Ferrari, comprar un Ferrari, fue un sueño desde que era niño… Y finalmente lo consiguió.

En la actualidad, el destacado dirigente comunitario, además de tener su Ferrari, es el presidente del Ferrari Club Chile, donde “disfruto muchísimo organizando las diferentes actividades y paseos, así como reuniéndome con amigos que hablan y traspiran la misma pasión por estos autos”.

En todo caso, Busel señala que lo que genera Ferrari no difiere mucho con lo que sucede con otras marcas. “En la actualidad existen clubes motores de muchas marcas: Lada, Citronetas, Fiat 600, automóviles antiguos, etc. No existen diferencias en el fondo de cada club, sino que el disfrutar del auto que tienes y manejarlo en distintas rutas junto a pilotos con autos de una misma marca. Es la pasión de enamorarte del auto, independiente de la marca”.

-¿Qué es el Club Ferrari y cuál es su objetivo?

-La historia del Ferrari Club Chile se remonta a 2003, cuando un pequeño grupo de propietarios de Ferrari, incluso antes de que un concesionario oficial se estableciera en Chile, se reunió para formar un club para compartir la pasión de manejar este auto.

El club ha crecido desde un pequeño grupo de propietarios de Ferrari a muchos amantes de la marca. Muchas de las actividades del Club giran en torno a la conducción de nuestros autos en Chile y otros países de América del Sur. El club ofrece a nuestros miembros y sus familias una plataforma para hacer nuevos amigos “ferraristas”.

-¿Qué motiva a la gente a participar en este club?

-En el club organizamos eventos que pretenden fomentar un sentido de camaradería y amistad entre los socios. Estos encuentros también dan la oportunidad de discutir sobre aspectos técnicos de los autos y satisfacer la curiosidad sobre la historia de Ferrari, sus autos, pasado, presente y futuro.

-¿Qué actividades realizan?

-A lo largo del año se organizan numerosos eventos que permiten a nuestros socios disfrutar del buen ambiente reinante y del placer de conducción de sus autos en interesantes itinerarios que seleccionamos por rutas que atraviesan los más bonitos y espectaculares paisajes de América del Sur.

En abril de 2015, el club organizó el primer rally a la Argentina cruzando la cordillera a más de 3.500 mt. Luego en octubre 2016, organizamos el Incontro Sudamérica y reunimos 51 Ferraris de Argentina, Uruguay, Paraguay, Brasil y Chile, en Punta del Este, Uruguay. El evento fue premiado por la fábrica Ferrari como la mejor actividad mundial del año.

Este año, viajamos al Incontro 2017, donde la provincia de Salta en Argentina fue la anfitriona para esta reunión. El viaje partió en San Pedro de Atacama hasta la norteña provincia argentina de Jujuy y luego manejamos hasta Mendoza, disfrutando de los paisajes del norte argentino.

-¿Están conectados a nivel sudamericano o mundial?

-Desde 2006, nuestro club recibe el apoyo directo de la marca Ferrari, que reorganizó todo lo que hacía referencia a los clubes de propietarios en el mundo, concediéndole el status de “Club Oficial”, y pasando a ser desde entonces, el único Club Oficial del Cavallino de nuestro país. En este contexto, se han realizado viajes a Italia a disfrutar de la “Esperienza Ferrari”, un evento de prueba de conducción única, para manejar un Ferrari en una pista y poder apreciar de verdad el rendimiento del auto y explotar el alcance de las habilidades de manejo.

-¿Cómo se conecta el club con las realidades que no tienen que ver con el lujo o lo que representa la marca?

-En Ferrari Club Chile tenemos una especial preocupación de relacionarnos en acciones solidarias con gente con discapacidades. Hemos paseado en varias oportunidades con niños y jóvenes ciegos tanto en Argentina como en Chile, actividades con los Agrupación Arcoiris de Niños Down de Maipú; con la Fundación Lucha contra la Retinitis Pigmentosa; entre otras. Ha sido emocionante ver los gestos de afecto y cordialidad que hemos recibido en cada una de estas experiencias y ver grandes sonrisas al término de cada paseo.

-Qué postura tiene el club de los asuntos éticos que rodean el mundo tuerca: conducción dentro del límite de velocidad, carreras clandestinas, etc.

-Nuestro club es muy estricto en relación al cumplimiento de las normas de tránsito en todos sus paseos y actividades. En todos los viajes internacionales contamos con un auto guía que regula la forma de conducción y la velocidad tanto en las carreteras como en la ciudad. Existen protocolos bien detallados que deben ser cumplidos en toda actividad.

No estamos de acuerdo con las carreras clandestinas y por esta razón invitamos a nuestros miembros a desbordar su pasión por la velocidad en los autódromos chilenos y extranjeros.

Por LPI / Fotos: Cramermedia: Daniel Lopata y Alejandro Adur.