Entrevista a los presidentes de ambas instituciones:

Instituto Hebreo y EIM exploran proyecto de futuro en común

Ambas instituciones están de acuerdo en los lineamientos generales de un proyecto de desarrollo conjunto, pero aún resta que la Dirección de Obras Municipales de Las Condes apruebe un anteproyecto en este sentido y que los socios de ambas instituciones aprueben la propuesta que presentarán sus respectivos directorios.

En el marco del proceso de evaluación de alternativas de terreno que ha desarrollado el directorio del Vaad Hajinuj, conforme al mandato recibido en el Kinus del mes de noviembre del año 2016, se ha abierto la posibilidad del traslado del Instituto Hebreo a una parte de la actual sede del Estadio Israelita Maccabi.

Los directorios de ambas instituciones han sostenido reuniones exploratorias durante algunos meses, delineando los principios generales de esta posibilidad, en términos de mantener al Colegio y al Estadio funcionando en forma independiente como siempre lo han hecho, pero conviviendo como vecinos y aprovechando y explotando al máximo las sinergias y oportunidades que presentaría dicha condición.

El trabajo conjunto ha estado dirigido fundamentalmente a determinar la viabilidad de esta alternativa, el interés de ambas partes, y a explorar preliminarmente los temas operativos que conllevaría un proyecto de esta naturaleza.

Según explicaron ambas instituciones el próximo paso será comprobar la factibilidad técnica y normativa ante la Dirección de Obras Municipales de Las Condes, mediante la presentación de un anteproyecto, con el objeto de validar si la iniciativa de construir el Colegio en una porción del terreno del Estadio, cumple con los aspectos normativos.

“La presentación del anteproyecto no implica haber adoptado ninguna decisión definitiva, sino que constituye un paso necesario para viabilizar esta iniciativa y poder someterla a la consideración y decisión tanto de la comunidad educativa del Instituto Hebreo como de los socios y accionistas del Estadio Israelita Maccabi”, aseguraron.

En esa línea, el Vaad Hajinuj espera someter a votación, durante el Kinus del mes de marzo de 2018, una propuesta de terreno para el proyecto ATID, previa aprobación de tal iniciativa por parte de la Junta de Accionistas y Asamblea de Socios del Estadio.

Colegio

Alejandro Fosk (a la izquierda en la foto), presidente del Vaad Hajinuj, explicó que desde que se realizó el Kinus a finales del año 2016, el Directorio del Vaad Hajinuj ha establecido un equipo de trabajo que analizó múltiples opciones de terrenos, pensando siempre en poder presentar la mejor alternativa para el colegio de los próximos 30 o 50 años. “Ha sido un proceso que ha demandado muchísimas horas de trabajo y dedicación y que nos ha permitido llegar a un punto en el que hemos encontrado una opción -el terreo del EIM- que nos tiene sumamente satisfechos, ya que creemos será un gran beneficio para nuestras familias y la comunidad y que esperamos sea aprobada en un próximo Kinus”.

-¿Cómo ha sido la participación de los padres en este proceso?

-La participación y fundamentalmente los comentarios, visión y aportes de los padres y de la comunidad educativa en su conjunto, han sido centrales para guiar la tarea del Directorio y de la comisión de trabajo. Los deseos y expectativas han sido claramente planteados por todos los actores involucrados en este proceso y creo que hemos logrado recogerlos e incorporarlos de manera muy adecuada, haciendo los ajustes que cada etapa requería y pudiendo tener hoy una muy buena alternativa que presentar a la comunidad.

-¿Cómo se gestó la idea de explorar la posibilidad de instalarse junto al EIM, una fórmula que parecía inviable?

-Dentro del proceso de evaluación de opciones, se decidió consultar a distintos especialistas respecto de la opción del EIM, los cuales nos abrieron una nueva mirada técnica que nos permitió reevaluar un proyecto que por diversas razones –en particular ciertas dudas sobre la factibilidad normativa– había sido previamente descartado. A partir de ese momento, se dio inicio a un trabajo conjunto y colaborativo con el Directorio del EIM que progresivamente nos fue acercando y convenciendo que esta opción resultaba viable y esperamos que ello sea prontamente validado por las instancias pertinentes.

-¿Qué beneficios adicionales representa para el colegio funcionar junto al EIM?

-Creemos que la ubicación del EIM, la circunstancia de poder generar convivencia entre dos instituciones comunitarias con un alto grado de transversalidad e identidad (500 familias en común) y la posibilidad de aprovechar una serie de sinergias, tanto comunitarias como operacionales, convierten a esta opción en la más virtuosa de todas las analizadas. La real magnitud de los beneficios adicionales será analizada en una segunda fase, pero no tenemos dudas que existen múltiples oportunidades para aprovechar esta vecindad y hacer más eficiente la operación de ambas instituciones. Finalmente, creemos que para nuestros alumnos y apoderados, la posibilidad de tener en una misma ubicación a las 2 instituciones en las que desarrollan la mayor parte de sus actividades diarias, representa un gran beneficio en términos de calidad de vida.

-¿En qué modelo de institución se está pensando: dos instituciones que comparten un espacio, dos instituciones que comparten miembros y presupuestos o una institución unificada?

-Este proyecto no considera ni tiene por objetivo ser una fusión de instituciones. Sin embargo, sí tiene por objetivo operar en forma muy coordinada, complementaria y cercana, de forma de aprovechar la mayor cantidad de sinergias y ventajas que existan por el hecho de estar una al lado de la otra. Ambos Directorios valoramos la importancia de que las instituciones sigan funcionando en forma independiente, entendiendo las especiales particularidades que tiene cada una de ellas, y sobre todo considerando que, si bien existe un alto grado de identidad entre los miembros de la comunidad educativa del Colegio y los socios del EIM, hay igualmente muchas familias que solo participan de una u otra, y que no deben ver afectada su situación.

-¿De qué forma la próxima elección del Vaad se enlaza con este proceso del Plan Atid?

-La próxima elección del directorio del Vaad se realizará de acuerdo a los estatutos que rigen a la corporación. Por otra parte, el proyecto Atid sigue su propio rumbo, tanto en tiempos como en forma. Para efectos de liderar el proyecto, se ha conformado una Comisión de Construcción a cargo de las diferentes etapas del proyecto la cual le reporta al Directorio de la Corporación. Las etapas antes mencionadas tienen tiempos y requieren un expertise técnico que corresponde a un proyecto extraordinario y difiere de la operación diaria del Directorio del Vaad Hajinuj. La Comisión de Construcción estará activa durante toda la duración del proyecto Atid, y tendrá como responsabilidad gestionar y liderar todos los aspectos relacionados al proyecto hasta su inauguración.

Estadio

Álvaro Rosenblut (a la derecha en la foto), presidente del EIM, destacó que cerca del 60% de los niños que activan en las ramas deportivas del EIM son alumnos del Instituto Hebreo. “En ese contexto, las relaciones entre el EIM y el Vaad Hajinuj han sido siempre un tema muy relevante para nosotros y desde hace varios años que hemos sostenido conversaciones y reuniones para distintos objetivos. La eventualidad de un cambio en la ubicación del colegio ciertamente se transformó en un tema muy importante para el EIM y para la comunidad, y fue con esa mirada que propusimos al Vaad Hajinuj que se explorara esta alternativa. Desde un comienzo encontramos una gran disposición de su parte y tras varios meses de trabajo estamos hoy presentando lo que creemos es una gran notifica para nuestros socios, accionistas y para la comunidad en general.

-¿Qué espacio físico dentro del EIM estaría en condiciones de recibir una nueva construcción para el colegio?

-En principio, la idea es que el terreno del Colegio se ubique contiguo al deslinde de calle Chesterton, pero su emplazamiento definitivo, así como el diseño y cabida, dependerán de la aprobación del anteproyecto y del proyecto de arquitectura definitivos. Evidentemente esta opción implica la cesión de una porción del terreno por parte del EIM, pero a cambio de un acuerdo que nos permitirá contar con más y mejor infraestructura social y deportiva, haciendo un uso más eficiente del terreno por la relocalización de gran parte de los estacionamientos en nivel subterráneo, por lo que en términos netos, el proyecto es altamente beneficioso para el EIM.

-¿Qué antecedentes manejan respecto de planos reguladores y viabilidad del proyecto?

-La comisión conjunta que ha venido elaborando esta propuesta ha contado con la participación de personas con gran experiencia en el rubro inmobiliario y de construcción, además de la asesoría de arquitectos y urbanistas de primera línea. Estamos confiados en que la normativa vigente permite avanzar en este proyecto, pero es precisamente para poder responder a esta pregunta, que se presentó un anteproyecto a la municipalidad de Las Condes, de manera de tener plena certeza sobre la factibilidad de la iniciativa.

-¿Cómo han tomado los socios esta idea?

-Evidentemente que aún es pronto para tener una idea clara sobre la opinión de nuestros socios. Sin embargo, a primera vista, pareciera ser que se trata de una iniciativa que es vista con muy buenos ojos por quienes activan en el EIM, particularmente aquellos que comparten la condición de ser apoderados del Instituto Hebreo. Lo relevante a nuestro juicio es que tenemos plena confianza de que se trata de un proyecto virtuoso y esperamos que una vez que lo expongamos en detalle, nuestros socios y accionistas podrán formarse esa misma convicción.

-¿Que beneficio representa para el EIM interactuar en el mismo espacio con esta gran masa de alumnos y apoderados?

-La sostenibilidad y proyección de las ramas deportivas depende en gran medida de la existencia de una masa crítica mínima, que en un 60% proviene de alumnos del Instituto Hebreo. En consecuencia, poder mantener a todos esos niños del Instituto Hebreo activando en el EIM, con la potencialidad de incorporar cada día a más niños y a sus familias, evidentemente representa un enorme beneficio para el EIM, no solo en términos de sustentabilidad de la oferta deportiva (en variedad y calidad), sino que adicionalmente en materia de infraestructura social y deportiva. Finalmente, la misión y razón de ser del EIM es ser el gran centro de reunión de la comunidad judía de Chile y no cabe duda que teniendo un vecino tan relevante como el colegio, damos un paso enorme en esa línea.

-¿Este proyecto cuenta con el apoyo de todas las fuerzas directivas actuales y futuras del EIM?

-El Directorio del EIM ha sufrido hace pocos meses una fuerte renovación, incorporando a 5 nuevos directores que representan a una generación joven, que en algunos casos recién inician la construcción de su vida familiar y que en consecuencia tienen muchos años de actividad y participación comunitaria por delante. Tanto ellos como todos los directores que llevamos más tiempo y todos quienes recientemente han dejado sus tareas directivas, compartimos la visión de que este proyecto representa una oportunidad realmente única y extraordinaria tanto para el EIM, como para el Instituto Hebreo (del cual los 11 directores del EIM somos apoderados) y para nuestra comunidad, y estamos plenamente comprometidos en hacer todos los esfuerzos que se necesiten para convertirlo en realidad.

Por LPI.