Inserción:

Instituto Hebreo es el anfitrión de Jornada Internacional

Argentina, Brasil, Uruguay y Chile en competencia deportiva e intercambio cultural.

Es un encuentro que lleva dieciséis años de trayectoria: una vez más el Hebreo recibió con mucha alegría a estudiantes y profesores de los colegios Tarbut de Argentina, Liessin de Brasil, y Escuela Integral de Uruguay. Esta visita se enmarca en la XVI Jornada Internacional que se realiza anualmente en cada uno de los países mencionados de manera rotativa. Además, fueron invitados a participar en el área deportiva a los colegios Maimonides School, Colegio Hebreo de Viña del Mar, Santiago College y Sagrados Corazones.

Durante 4 días, este gran evento reúne a más de 200 participantes, en competencias de Fútsal, Handball y Voleibol, y eventos musicales con la presentación de las bandas de cada país. Asimismo, los directores de cada colegio tuvieron encuentros formativos y colaborativos en los cuales se nutrieron de los aspectos fundamentales de cada institución. Pudieron recorrer Santiago y sus lugares emblemáticos, asistir a una charla exclusiva con la Agencia de Calidad de la Educación, y participar de un debate en la Universidad de Chile con ex presidentes de la democracia.

El acto inaugural de la Jornada contó con la prestigiosa presencia de dirigentes de nuestra comunidad, el diputado Gabriel Silber, presidente de la CJCh, directores de los colegios invitados, y los morim del Hebreo, con su siempre comprometida dedicación. El Rabino Ariel Sigal dirigió unas calidad palabras, antes de entonar el She’ejeianu y la tradicional bendición. Hubo música klezmer interpretada por morim y apoderados. Carlos Payeras, del colegio Tarbut, recibió un reconocimiento por haber sido el impulsor, hace 16 años, de esta Jornada Internacional que es una fiesta cada año. El encendido de la antorcha, por parte de una estudiante de cada país, coronó la inauguración que fue bellísima, e inspiradora.

A la hora de los partidos, la energía en las diferentes canchas se desplegó y contagió a toda la comunidad educativa, que avivaba con cánticos a todos los presentes. Banderas, uniformes, idioma español, portugués y mucha buena disposición y camaradería flotaban en el aire. Es la fuerza de la fraternidad. Se vio a los talmidim uruguayos tomando mate en los pasillos, los brasileños con sus brillantes colores, los argentinos con su empuje, y nuestros
talmidim del Hebreo: unos anfitriones extraordinarios.

Esta maravillosa fiesta deportiva y cultural internacional dejó a todos los participantes con una gran satisfacción por los lazos creados, y en la despedida se escuchaban infinitas felicitaciones por la impecable organización y el excelente comportamiento de la comunidad. Muy felices por los logros. #SoyDelHebreo!

Por Instituto Hebreo.