Por Rabino Ariel Sigal:

Influencer esforzado

Es difícil leer a Noaj en este siglo, mientras el esfuerzo no está de moda. Dedicar 120 años a la construcción de un proyecto sin estar totalmente convencido del mismo parece una tarea imposible. En la cultura moderna, el valor del esfuerzo y los logros han pasado de moda, frente a la inmediatez de resultados y el disfrute en lo cercano.

Podríamos creer que sólo Noaj estaba predestinado a salvarse y así, darle valor a su esfuerzo. D’s le dijo a Noé: “Haz para Ti un Arca” Bereshit 6:14. El texto no incluye el ustedes o la posibilidad de un plural. El Midrash Tanjuma así explica: es seguro que D’s tiene muchas maneras de salvar a alguien. Entonces, ¿Por qué hizo que Noaj se esforzara por construir el arca? Para que la gente de su generación lo vea ocupado en la tarea por 120 años, y le pregunten: “¿Por qué haces esto?” Y él les diría que D’s está trayendo un diluvio al mundo. Quizás esto les haría arrepentirse.

El esfuerzo de Noaj no es para que él se salve. D’s ya lo tiene seleccionado. Su esfuerzo refleja la voluntad de sostener una responsabilidad moral que favorezca su existencia, la de los demás y la del medio en el que vive. Aquí comprendemos que en la generación de Noaj las fuerzas sobraban. Pero la voluntad escaseaba, ya que estaba destinada a la maldad, la degradación, la iniquidad.

Noaj actúa como un motivador. Es aquel que aumenta las expectativas frente a la incertidumbre. Es quien, aún salvado, insiste por la reacción de los suyos. Es el influencer que a través de su voluntad, muestra que los esfuerzos bien encaminados pueden construir un Mundo distinto. Es quien no se escuda en su Ego, sino que de manera altruista, desea que todos superen el agua que los ahoga. Noaj no predica, sólo actúa. Y así, nos enseña que el esfuerzo y ser consecuente, tienen un alto valor de Vida.

Por Rabino Ariel Sigal.