Annette Insdorf, profesora de la U. de Columbia:

“Hay algo intrínsecamente dramático en las historias del Holocausto”

La destacada académica y realizadora estuvo en Chile para presentar un ciclo de cine de sobre la Shoá desde la perspectiva femenina, realizado en el centro de Extensión UC. Valoró el aporte tanto de documentales como películas de ficción.

Con gran éxito se desarrolló en el Cine del Centro de Extensión UC el ciclo “Cine y Holocausto: Una Perspectiva Femenina” (compuesto por ocho películas), el cual fue organizado por el Columbia Global Centers/Santiago, el Instituto de Historia de la Universidad Católica y el Goethe Institut.

Algunas de las obras presentadas abordan experiencias de mujeres y otras son de cineastas mujeres, pero todas, tanto documentales como ficción, recrean e iluminan variadas formas de resistencia y diversos aspectos de la culpa y el heroísmo, en el marco de los legados del Holocausto.

La curatoría de este ciclo estuvo a cargo de la connotada profesora de cine de la Universidad de Columbia, Annette Insdorf, quien conversó con La Palabra Israelita.

Annette Insdorf es una educadora de renombre internacional y autor de Francois Truffaut, Sombras Indelibles, Philip Kaufman y Double Lives, entre otros. Cada uno de sus libros se ha convertido en el texto definitivo sobre su tema, y la medida para otros estudios que siguen. Es profesora en el Programa de Cine para Graduados de la Escuela de Artes de Columbia y fue Directora de Estudios de Cine durante 27 años. Ganó el Premio 2008 a la Excelencia en la Enseñanza de la Escuela de Columbia de Estudios Generales. De 1990 a 1995, fue Presidenta de la División de Cine para Graduados. Enseñó la historia del cine y la crítica en la Universidad de Yale, desde 1975 hasta 1988.

-¿De dónde viene su interés en el cine, en el Holocausto y particularmente en el cine del Holocausto?

-Mis padres eran sobrevivientes del Holocausto de Polonia, y les gustaban las películas. Crecí con una doble conciencia de que mi madre y mi padre habían sufrido cosas terribles durante la Segunda Guerra Mundial y que las películas eran una fuente de alegría.

-¿Es este un tema que interesa a los cineastas, actores y al mundo del cine en general, aunque no sean judíos?

-Sí, hay algo intrínsecamente dramático en las historias del Holocausto: revelan los peores aspectos del ser humano -especialmente los hombres civilizados y cultos- así como los mejores aspectos, incluyendo el rescate, la resistencia y la resiliencia.

-¿Cuáles son los dilemas éticos relacionados con el tema del Holocausto en una producción cinematográfica?

-Siempre existe el peligro de trivializar o distorsionar material complicado y horrible. Si un cineasta desea llegar a una amplia audiencia al tratar con la Shoá, podría ser difícil encontrar el tono adecuado.

-¿Es posible acercarse a la realidad del Holocausto a través de ambos tipos de películas, documentales y ficción?

-Sí, después de haber visto cientos de películas sobre el tema, creo que es posible que las películas al menos sugieran la realidad del Holocausto, y de su legado. Mientras que los documentales tienden a ser más confiables en términos de autenticidad, muchas películas de ficción han proporcionado un brillo, una introducción intensificada, a este capítulo oscuro de la historia humana.

Por LPI