Por Mirta Kweksilber

Guefilte Fish

Vuestra “oda” e información acerca de esa rara especie de “pez” denominada Guefilte Fish, ha sido fuente de inspiración e interés en dicho invertebrado. También me ha hecho derramar alguna lágrima de nostalgia evocando mis primeros encuentros con dicho “pececillo”-

Me ha hecho viajar a esa tierna infancia- cuando lo vi por primera vez- allí redondito y gordito sentadito en la mesa de Pesaj y otras festividades judías-
Como toda niña curiosa quise entonces saber si era “pescada” o “pescado” – pero de puro redondo nunca le pude encontrar vestigios de haber tenido su “brith milá” o no. Tampoco tuve éxito buscándole el “pipilik” para hacerle cosquillitas.
En la casa del zeide y la baba habían 2 modelos de guefilte fish :

a) el pálido con sombrerito redondo de zanahoria hervida, y
b) el que había ido a la playa de los pescados- que es la sartén– por eso están tostados.
Los “grandes siempre comían los pálidos” y los niños siempre elegíamos los doraditos.

Con los años me puse a estudiar la “mishpuje” del guefilte fish y así deduje:

1) es un pescado de etnia judía

2) se aparea 2 veces al año- Pesaj y Rosh-Hashana-Kippur

3) curiosamente no es gallego aunque lo comen los “galitzianer”

4) fue descubierto por una idishe mame un día que un pescado “normal” se pasó de hervor y quedó hecho “puré”

5) es un pescado noble: quiere a los niños: no tiene espinas para que puedan saborearlos sin temor a lastimarse

6) son originarios de manos amorosas, porque hay que acariciarlos mucho para que sean así de redonditos

7) son fuente de información para “gentiles”. Su bello aroma anuncia a vecinos de judíos que es época de festividades

8) es un pescado “portátil”: se puede ir comiendo aunque uno vaya caminando. ¡Y no necesita pilas!

9) no es demasiado apreciado por los “moishes-turcos”- debe ser porque no hablan ladino

10) Está en peligro de extinción, si las bobes e idishes mames prefieran “encargarlos hechos”- porque su re-producción es algo trabajosa-y las variedades de su creación dejen de trasmitirse de generación en generación

11) Es tan exitoso que cuando marca presencia en una mesa, “desaparece” rápidamente macerado en la suave cavidad de nuestros paladares.

12) Igual nunca va a desaparecer, porque ya está implícita en nuestra memoria genética, estomacal y mental.

13) Es un pez internacional, los judíos de todo el mundo pueden acceder a él

14) Se está estudiando su incorporación como miembro honorario en la ONU, porque une a la gente
Y como moraleja digamos que…si de guefilte fish hablamos:

MAS VALE QUE GUEFILTE Y NO QUE GUE-FALTE DE NUESTRAS VIDAS JUDÍAS.

¡Mazel Tov! y gracias por haberme “inspirado” en tan preciado pescadito que no necesita de mares ni ser depredador para sobrevivir…sólo necesita nuestra tradición y memoria viva.

De todo corazón, Mirta Kweksilber.