Seminario en SOFOFA:

Expertos israelíes compartieron su experiencia en ciberseguridad

Israel concentra el 5% del negocio a nivel mundial y el 20% de todas las inversiones del rubro.
Gracias a un sistema basado en inteligencia militar, academia, industria y la articulación gubernamental, ha logrado prepararse para los nuevos desafíos.

Hace tan solo un par de días, el Ejército de Israel reveló que desbarató una red de espionaje de la organización palestina Hamás que, a través de la utilización de perfiles falsos creados en base a datos reales, intentaba convencer a soldados israelíes de bajar una aplicación de Google Play, la cual escondía la capacidad recolectar información del dispositivo móvil, contactos, lectura de mensajes SMS, ubicación del celular, escuchar conversaciones telefónicas, activar cámaras del teléfono, descargar archivos adicionales y robar archivos, fotos y vídeos.

Afortunadamente, Israel es uno de los países mejor preparados a nivel mundial en temas de ciberdefensa, lo que le ha permitido convertirse también en exportador de productos y conocimientos de ciberseguridad.

En este contexto, y con el objetivo de analizar la importancia e impacto que tiene, actualmente, el tema de la Ciberseguridad en los ámbitos público y privado, la Embajada de Israel y la Misión Comercial de Israel en Chile, en conjunto con la SOFOFA, realizaron un seminario internacional sobre el tema, actividad que contó con una alta asistencia de público, proveniente de sectores como retail, banca, tecnología y servicios en general.

El evento, que contó con la presencia de representantes del gobierno de Chile y de la Embajada de Israel, tuvo entre sus principales expositores a Ami Shafran, actual director del Centro de Tecnologías Cibernéticas en la Universidad de Ariel, y ex jefe del Departamento de I&D en la Dirección de Inteligencia de Israel, quien abordó el tópico “Enfrentando Las Amenazas Cibernéticas a través de la Innovación”.

En su conferencia, Shafrán destacó algunos hitos de la historia de la ciberseguridad, como Stuxnet, el primer ataque a la operación tecnológica y no a la infraestructura tecnológica; Target, la primera vez que fue despedido el CEO de la compañía, dando a entender que este es un tema al más alto nivel; y Sony Pictures, la primera vez que un estado ataca a una compañía privada.

Respecto del modelo israelí, dijo que la calve es un triángulo compuesto por inteligencia militar, academia e industria, con el Gobierno articulando desde el centro. Asimismo, destacó que en Israel hay unas 400 compañías de Ciber, las exportaciones anuales en este rubro son de US$3.500 millones, cerca del 20% de la inversión mundial en Ciber se ejecuta en Israel, y este país representa el 5% del total del negocio a nivel mundial.

Entre los demás relatores estuvieron Danic Maldonado, Comisario de la Brigada Investigadora del Cibercrimen, quien habló sobre “La Situación Actual del País en cuanto a Amenazas Cibernéticas y Posicionamiento de la Institución”, y especialistas de las empresas israelíes Checkpoint (“La Próxima Generación de la Ciberseguridad”), ELBIT (“Ciber Protección de Infraestructuras Críticas, Retos y Amenazas”) y Grupo MER (“Desafíos y Soluciones de Ciberseguridad en el Siglo XXI”).

En este seminario, además, se invitó a los asistentes para que participaran en la 5ta Conferencia y Exhibición Internacional “ISRAEL HLS & CYBER 2018”, a realizarse en Tel Aviv, entre el 12 y 15 de noviembre próximo.

Jaime Navón:
Desde la Academia

Jaime Navón, académico de la Facultad de Ingeniería de la UC, complementó la información señalando que en materia de ciberseguridad Chile no está preparado ni a nivel público ni a nivel privado. “Estamos muy expuestos. El sector privado necesita colaborar e invertir mucho más en seguridad.

Por ejemplo, los detalles de los ataques a un banco deberían ser compartidos de inmediato con todos los bancos, compartir conocimiento, compartir especialistas, etc.

La inversión debe ser no solo en comprar tecnología, sino en entrenar a su gente y establecer una cultura de seguridad en las instituciones. El sector privado debería además colaborar con las universidades apoyando la investigación y la formación de programas de postgrado en temas de seguridad. Y a nivel de gobierno declarar el tema de la ciberseguridad como un tema estratégico de seguridad nacional.

Apoyar decididamente la creación de programas de pre y postgrado que generen expertos nacionales. Apoyar emprendimientos en temas de soluciones tecnológicas con capital semilla. Apoyar la traída de expertos internacionales (vomo Israel) para que dicten cursos y seminarios en Chile”.
En esa línea, Navón indicó que el principal desafío es generar capital humano altamente calificado capaz de enfrentar estas amenazas.

“Hoy en día los buenos ingenieros en computación que se gradúan en Chile son demasiado pocos y de ellos una fracción muy pequeña se dedica a temas de ciberseguridad. Un segundo desafío es como insertar una cultura de colaboración en un modelo basado en la competencia.

Las soluciones deberían ser desarrolladas y usadas en toda la industria (banca, retail, etc)”.

Por LPI