Grupo Shalom funciona al alero de la Embajada:

Estudiaron en Israel y hoy transmiten lo aprendido

Profesionales chilenos de diversas áreas activan voluntariamente en esta instancia, que ahora ha tomado un perfil más solidario, para aportar sus conocimientos en las comunas que disponen de menores recursos económicos y humanos.

Israel inició la cooperación internacional para el desarrollo en 1958, con el propósito de compartir el conocimiento y las tecnologías que posibilitaron el rápido desarrollo del país.

Durante todos estos años, el Programa de Desarrollo de Cooperación Internacional de Israel (Mashav) ha proporcionado asistencia mediante capacitación técnica y transferencia de tecnología. En los cursos de Mashav participan estudiantes de posgrado, profesionales, instructores, trabajadores especializados, técnicos y personal gubernamental de alto nivel, en disciplinas como: Agricultura, Ciencia y Tecnología, Desarrollo Cooperativo, Desarrollo Regional Regional y Rural Integrado, Educación, Estudios Cooperativos, Investigación Agrícola, La mujer en el Proceso de Desarrollo, Manejo Ambiental, Protección de la Naturaleza, Salud Pública y Programas de Medicina, etc.

Durante largos años, hasta su ingreso a la OCDE, Chile fue uno de los países beneficiarios de los programas de Mashav, y cientos de técnicos y profesionales chilenos han participado en sus pasantías en Israel.

Una parte importante de estos ex becarios se han integrado al Grupo Shalom, una instancia internacional que busca mantener el contacto profesional y cultural con Israel, además de promover proyectos locales de asistencia a la comunidad.

En ese contexto, hace algunas semanas, el grupo Shalom Chile, con la colaboración de la Embajada de Israel, realizó en la Comuna de Til Til la “Primera Jornada de Capacitación en el marco del Día Internacional del Voluntario”, una experiencia piloto que podría convertirse en una hermosa tradición.

Para esto, se preparó un completo programa, que incluyó: Taller de Cartografía Digital Para Definición de Zonas de Riesgos y Amenazas Locales, Taller sobre las Funciones Ejecutivas y su Relación con el Desarrollo del Comportamiento Social y la Autodeterminación, Charla de Legítima Defensa, Taller de Manejo Eficiente del Riego en Olivos, Charla sobre la Economía y las Finanzas Personales, y Charla Envejecimiento Activo y sus Beneficios”.

Participantes

Según comentó Francisco Tapia, uno de los expositores, la experiencia de interactuar con un grupo de profesionales que han generado importantes cambios en el desarrollo de la agricultura de desierto le permitió replicar dichos conocimientos en la agricultura local, haciéndola más eficiente y respetuosa de los recursos naturales.

“El conocimiento adquirido ha orientado el accionar de mis actividades laborales a trabajar en ambientes áridos, utilizando tecnologías de riego eficientes y cultivos apropiados para la agricultura del desierto, reduciendo el desarraigo de campesinos por el empobrecimiento natural del medio”.

En esa misma línea, Rubén Alfaro destacó que la experiencia de la capacitación en Tiltil fue muy novedosa, por el número de agricultores interesados en saber de cómo regar mejor. “Al hablar de tecnología israelí se abre un mundo de conocimientos en la agricultura tan amplio que se puede aplicar en todos los campos del mundo y en Chile especialmente”.

En tanto, Guillermo Núñez calificó de muy exitosa su experiencia de capacitación en Israel, ya que logró transferir esos conocimientos en si contexto social y laboral en Chile. “Esto se logra en base al enfoque educativo recibido: de establecer una aproximación, un diálogo con el educando y sus conocimientos y expectativas previas. Centrando el mensaje sobre sus necesidades prácticas y replicables”.

Andrea Vejar, por su parte, comentó que su experiencia de capacitación en Israel, tanto en lo personal como en lo profesional, superó sus expectativas: “El curso Atención a la Diversidad en Primera Infancia me dio la posibilidad de conocer diferentes espacios de intervención a nivel local y regional en Israel. Todos con un enfoque en el desarrollo integral en primera infancia en el contexto de la discapacidad e inclusión, con una mirada teórica de equilibrio entre el desarrollo cognitivo, ético, social y afectivo”.

“La riqueza de conocer la experiencia israelí se enmarca en que es un país que promueve el desarrollo del conocimiento y apoya la investigación en diversas áreas, pero además, dado que es una población muy diversa en cuanto a cultura y valores, han tenido la necesidad de implementar programas y proyectos que constituyen un material valioso para satisfacer y cubrir las necesidades de su población, que luego es sistematizado y compartido a otros, como fue en mi caso y en el de otros profesionales que participaron del curso, que provenían de distintos países. Este conocimiento se ha transmitido para reflexionar, analizar, comparar y adaptar a la realidad de cada país e institución de procedencia, como también fue en mi caso”.

Finalmente, Mireya Rojas dijo que la capacitación sobre economía recibida de Mashav, el año 1998, “fue muy productiva en términos laborales, profesionales y personales, por el sello de eficacia y eficiencia que le imprimían los docentes a las asignaturas que impartían con el doble e indisoluble componente tanto teórico como práctico”.

Por LPI.