“En Copa Davis debíamos ganar y ganamos”

El destacado dirigente deportivo comentó a La Palabra Israelita las proyecciones de los tenistas jóvenes y a la vez se refirió a la participación que han tenido dirigentes y jugadores de la colectividad judía en el desarrollo de esta disciplina.

José Hinzpeter es abogado, pero no defiende causas perdidas. Al contrario, se la juega por una muy loable, la del deporte, particularmente la del tenis, disciplina que encabeza hace ya varios años y que hoy está es una posición expectante, ante la aparición de los promisorios Jarry, Garín, Lama y Podlipnik, la generación que acaba de derrotar a Perú por la Zona 2 Americana de la Copa Davis y que podría reverdecer los laureles de Ríos, Massú y González.

-¿Cuál es su evaluación del triunfo de Chile en Copa Davis ante Perú?

-El análisis hay que dividirlo en dos. Una parte es la deportiva y la otra es lo que se produce dentro del tenis en general. Respecto de esto último, el producto tenis estaba muy desmejorado, con menos gente jugando, menos raquetas vendidas, la prensa escribiendo poco, etc. Entonces, nuestro objetivo hace tiempo es mejorar el producto tenis y creo que eso se logró con esta Copa Davis, donde el público y la prensa se reencantó. La segunda parte es la deportiva. Yo creo que en el Grupo 2 Americano deberíamos ganarle a todos los rivales. Perú llegó con un equipo bastante disminuido; debíamos ganar y ganamos, no fue una hazaña.

-¿Y hay algo que rescatar en lo deportivo?

-En el mismo momento que jugábamos nosotros, unos 220 países en todo el mundo estaban haciendo lo mismo, y lo destacable es que de todos esos países nuestro equipo fue el que tiene el promedio de edad más bajo. Nuestros muchachos tienen un buen tenis, buenos golpes, tienen todo lo que se necesita. Les falta jugar más, manejar la presión y eso lo van a lograr con experiencia, y en tres o cuatro años más vamos a tener un equipo muy bueno, metido entre los primeros del Grupo Mundial.

-¿O sea que podemos respirar tranquilos respecto del futuro del tenis chileno…?

-Pero tampoco hay que dejarse estar, porque cuando teníamos a Ríos, Massú y González pensamos que iban a durar para siempre y eso fue un error. Los jugadores se van y por eso ya estamos trabajando en el recambio de este recambio, con un esfuerzo fuerte con los juniors. Por ejemplo, mientras se jugaba la Copa Davis estábamos con nuestro equipo de menores ganando un torneo en Paraguay, donde jugaron tenistas de diversos países. Ganamos la categoría 18 y 16 años y eso nos da tranquilidad.

-¿Y la experiencia de Ríos, Massú y González se está capitalizando adecuadamente?

-Es algo excepcional tener a Massú y Ríos en el equipo de Copa Davis, el número uno y el campeón olímpico trabajando toda la semana con el equipo, concentrados, dándoles consejos, y los jugadores los escuchan y les hacen caso. Ríos dice dos o tres cosas puntuales y los chicos le entienden de inmediato, y Massú les traspasa esa gran entrega que él tiene. Además, Massú está trabajando permanentemente con la Federación de Tenis, a cargo del grupo selección, con sesiones dos veces a la semana con ellos en nuestra sede de Cerro Colorado, donde pueden entrenar con jugadores de otras academias. De esa experiencia nacen las selecciones, y podemos decir que esta fórmula ha dado resultados inmediatos, con triunfos importantes en los torneos de la Confederación Sudamericana.

Clubes de colonia

Si bien hace varios años el tenis estaba fuertemente determinado por el rol de los clubes de colonia, para Hinzpeter las cosas han cambiado. “Por ejemplo, yo fui socio y director del Estadio Israelita y siento que falta dar el gran paso de abrirse. No es suficiente tener academias adentro, sino que hay que organizar eventos y torneos, porque debe haber un compromiso de los clubes de colonia con la comunidad y no solo reservar las canchas para los socios. Esto es lo que ha pasado con el Estadio Palestino, que hace cinco año se abrió a la Federación de Tenis, al tenis general, y hemos hecho muchas cosas con ellos. Ellos han crecido mucho y hasta tienen un court central. Allá me han abierto las puertas y lo ponen como un ejemplo de relación entre las colonias

-¿Y el Estadio Israelita puede aspirar a organizar una Copa Davis?

-Hoy no están las condiciones, pero antes sí estuvieron. Así que se puede, pero debe haber voluntad de abrirse, para hacer torneos de menores, torneos de futuros profesionales, etc.

-¿Cuál ha sido el aporte del la colectividad judía al tenis en Chile?

-Hemos tenido dirigentes y jugadores destacados. Walter Silberstein, gran dirigente del tenis, al igual que Eduardo Lehman. En cuanto a tenistas, los Steinsapir, Alan Tunik, mi propio hijo, Matías Sborowitz y el gran Gabriel Silberstein. Yo soy el único presidente judío de una federación deportiva y sin embargo no siento que me hayan considerado para ver cómo podemos colaborar.

22-oct-BENJA-730x350

“Esta generación todavía siente la presión de jugar en Chile”

El director del Challenger ATP Cachantún Cup, que acaba de terminar en el Club Manquehue, comenta que a los integrantes del actual equipo de Copa Davis les falta trabajar los aspectos mentales para consolidarse.

“Me siento muy bien, pues en este momento soy el único director de un torneo de rango ATP en Chile, pero me da pena que cuando no hay jugadores chilenos en puestos destacados la gente no viene, y no comprende que acá estamos organizando un espectáculo de orden internacional”, asegura Benjamín Benzaquén, periodista y director del Challenger ATP Cachantún Cup.

“Como los auspiciadores creen que no hay figuras locales, están renuentes a auspiciar. En definitiva, cuesta el doble organizarlo y se recauda mucho menos. Pero estamos felices porque damos una oportunidad para que los tenistas chilenos jueguen acá, con su público y puedan dar sus primeros pasos”, resalta.

-¿Y los chicos que jugaron esta Copa Davis pueden ser una garantía para que haya figuras chilenas en este challenger a futuro?
-Creo que todavía tienen que crecer mucho, porque me parece que aún los complica la presión de jugar en Chile. En Copa Davis jugaron con un Perú muy débil. Ganaron bien, pero no es un farol. Les falta rodaje en el circuito, donde hay muchos jugadores y hoy se están incorporando tenistas asiáticos y la competencia está cada vez más dura. En este contexto, creo que la clave está en la cabeza, porque la técnica y el estado físico lo tienen todos, pero la parte mental no se puede mejorar tan fácilmente.

-Hace algunos años organizaste este challenger en el EIM. ¿Se puede repetir esa opción?

-Se hizo una sola vez y resultó muy complicado. Yo creo que el estadio no está preparado para un torneo de este nivel. Las Maccabiadas sí, porque es algo más comunitario.

massu_10920-L0x0

Nicolás Massú Fried

“Tengo mucha confianza en estos jóvenes, tienen mucho potencial. Todos son diferentes, cada uno tiene su propia identidad. Y también me parece perfecto el trabajo que hacen los clubes de colonia por el tenis, ya que hay que trabajar por masificar este deporte, que es el más popular en Chile luego del fútbol”.

Be the first to comment on "“En Copa Davis debíamos ganar y ganamos”"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*