De la prensa:

Elliott Abrams

Abás presenta Jerusalén como si fuera una ciudad cristiana y musulmana cuya única conexión con los judíos es que éstos mienten [respecto a su historia] y la profanan. Nunca me ha quedado claro qué es lo que pretende con estas viles declaraciones, porque nunca conseguirá sobrepasar a Hamás (…) en odio a los judíos. La declaración de Trump sobre Jerusalén fue criticada en numerosos lugares como una amenaza al “proceso de paz”. Cuando uno lee el discurso de Abás, no puede más que pensar: ¿qué proceso de paz? Si Abás es el único, de hecho el mejor posible, socio para la paz, y estas son sus posiciones, ¿qué posibilidades de éxito tiene cualquier negociación? Ninguna, yo diría. Y esta conclusión está ampliamente extendida, también en el mundo árabe. (…)

(…) el “proceso de paz” está dañado no por decisiones como la del presidente Trump, que ha sido cuidadosamente elaborada y explicada, sino por el tipo de lenguaje empleado por Abás. Un lenguaje incendiario, antisemita y falsario. (…)

(Fuente: Abbas y Jerusalén Publicación del blog por Elliott Abrams).

Magazine: Investigación y textos: Marcos Levy.