Ayuda:

El equipo de Cadena se une para ayudar a los afectados en el siniestro de Limache

El incendio de gran envergadura provocó que al menos 250 personas fueran evacuadas, 60 casas fueran afectadas y 18,5 hectáreas consumidas.

Los incendios ocurridos el pasado 3 de enero en las localidades de Maitenes Alto, Callejón Cabrera y La Paloma, desataron el inicio del fuego que terminó por consumir gran parte de Limache, región de Valparaíso. El siniestro duró cerca de 3 días y generó que 18,5 hectáreas fueran consumidas, 60 casas afectadas y más de 250 personas fueran evacuadas; algunos de estos fueron a casas de familiares mientras que otros no tuvieron otra opción que quedarse en albergues. Actualmente continúan las labores de remoción de escombros, reubicación de damnificados y planificación y evaluación de acción futura por parte de la localidad. El trabajo que realizó el cuerpo de bomberos de Limache, Carabineros, PDI, Protección Civil y cuadrillas de Conaf ha permitido la extinción preventiva del incendio que devastó esta localidad.

La acción que han tomado distintas organizaciones voluntarias después del desastre ha sido fundamental, y es aquí cuando Cadena se hace parte de esta ayuda y decide intervenir. El trabajo que realizó el equipo de Emergencias de Cadena Chile ha contribuido en el mejoramiento del ambiente del desastre, a través de la ayuda de artículos para animales, ayuda en la remoción de escombros, artículos de aseo y gracias a la colaboración de Don Leonardo, se lograron donar 120 kilos de plátanos a los distintos voluntarios que contribuían en la ayuda de los efectos que trajo consigo este siniestro.

De acuerdo con el asesor municipal y coordinador de emergencias de la zona afectada, Cesar Molina, la ayuda inmediata fue recibida con creces en cuanto a alimentación, bebestible y ropa suficiente para abastecer las zonas afectadas por el momento y por tanto los suministros que entregó Cadena Chile fue lo que justamente en el instante la localidad requería. Esta primera etapa se concretó y logró estar cubierta por las distintas organizaciones que colaboraron con este fin, de esta manera como ONG nos comprometemos en la medida que sea necesaria a entregar para las próximas etapas: ayuda psicológica, apoyo médico y voluntarios de Cadena.

Distintos integrantes de Cadena Chile llegaron a primera hora post-desastre para evaluar las primeras necesidades que se requerían en la población afectada, de esta manera participaron: Daniela Valenzuela (Encargada de Emergencias), Myriam Kuperman (Directora Nacional Cadena Chile), Max Melnick (Encargado de Logística) y Willy Kaliman (Equipo de Formación). Al momento de llegar se pudo observar la magnitud de este incendio y las casas que también fueron afectadas y consumidas en su totalidad, también se observaron gran cantidad de voluntarios y residentes afectados que se encontraban trabajando arduamente en remover los distintos escombros que trajo consigo el incendio para construir lo antes posible las viviendas de emergencias. Aludiendo a lo anterior, Daniela Valenzuela enfatiza que el rol que tomaron las distintas entidades gubernamentales y las distintas organizaciones de voluntariado fue fundamental, de esta manera: “Hubo una respuesta rápida por parte de las distintas entidades gubernamentales por controlar y extinguir el fuego y por ayudar a los afectados. Cuando llegamos la gestión municipal y otras entidades correspondientes, ya contaban con fichas básicas de cada hogar afectado y un censo que registró lo perdido en este incendio. Incluyendo además que la municipalidad ya contaba con alimentos y ropa suficiente”.

El incendio generó gran conmoción en el país, un 99% de los incendios se producen por negligencia del hombre. Es importante que como sociedad seamos capaces de concientizarnos con el cuidado del medio ambiente y de lo que finalmente nos rodea, debemos velar por nuestras próximas generaciones que deberán permanecer en un mundo que se ve enfrentado cada vez más al cambio climático. Como Cadena hacemos un llamado no solo a prevenir estos desastres más en un clima de poca humedad, mucho calor y versátil, sino también a conocer nuestro entorno y entender que no hace falta un desastre inmediato para comprender que el daño que cada uno hace es efectivo y a largo plazo, podemos entre todos aportar con un granito de arena necesario para que nuestros hijos vivan en ambiente armonioso y consciente.

La ayuda y respuesta es fundamental y entendiendo que somos un país que se ha enfrentado a grandes desastres naturales, debemos como ciudadanos responder frente a esto. Es importante enfatizar la ayuda que realizan las distintas organizaciones voluntarias que permiten colaborar con la gestión gubernamental, que para Daniela: “creo que estamos listos para responder, se responden rápidamente a las emergencias y de manera adecuada para poder minimizar costos que generan estos desastres de gran envergadura”.

Por: Uri Kirshbom, equipo de Comunicaciones CADENA Chile.