Israel negó acceso a activista chileno del BDS:

El caso de Anuar Majluf y el cristal con que se mira…

A diferencia de lo sucedido hace algunas semanas, cuando se negó la entrada al ministro de Defensa de Bolivia por apoyar el boicot a productos chilenos, esta vez la Cancillería chilena estimó que la decisión de Israel (basada en el mismo criterio) era inaceptable.

“En este mundo traidor, nada es verdad ni mentira, todo es según el color del cristal con que se mira”. La reflexión del escritor y pensador español Ramón de Campoamor y Campoosorio (1817-1901), parece calzar bastante bien con la actitud tomada por la Cancillería chilena respecto de la denegación de entrada a Israel al director ejecutivo de la Federación Palestina de Chile, Anuar Majluf, el pasado 10 de abril, cuando guiaba a un grupo de chilenos de origen palestino, quienes sí pudieron continuar su viaje turístico sin problemas.

El ingreso de Majluf fue denegado por sus actividades en favor del boicot a Israel en Chile, el mismo argumento usado por el canciller Herlado Muñoz para negar el ingreso a Chile hace algunas semanas al ministro de Defensa boliviano , Reymi Ferreira, por haber posteado en su cuenta de Facebook un afiche que llamaba a boicotear los productos chilenos.

Explicación de Israel

De acuerdo con una revisión llevada a cabo por el Ministerio de Asuntos Estratégicos de Israel, Majluf es una de las figuras más notorias del movimiento BDS, de boicot contra Israel en Chile, desde hace años. El Ministerio indicó que el activista actúa intensamente en la esfera pública para sabotear las relaciones bilaterales de Israel y Chile, fundamentalmente en los campos económicos y en el comercio.

“Anuar Majluf es un activista principal del boicot cuya organización trata de dañar significativamente al Estado de Israel y su intento de ingresar al país tiene ese propósito”, manifestó el ministro de Asuntos Estratégicos, Gilad Erdan, del partido Likud.

Hace un mes, el Parlamento (Knéset) aprobó una ley que permite al Ministerio del Interior rechazar el ingreso al país de los activistas del boicot. En el mes de marzo, Israel negó la entrada al británico Hugh Lanning, presidente de la Campaña de Solidaridad Palestina. Así, Majluf se convirtió en el segundo activista en ser rechazado por estas razones.

Declaración chilena

El 12 de abril pasado, la Cancillería chilena emitió un comunicado señalando que “el Gobierno de Chile considera “inaceptable la decisión adoptada por las autoridades israelíes de impedir el ingreso en el Paso Sheik Hussein (Jordan River), del ciudadano chileno, Sr. Anuar Majluf, el 10 de abril en curso, quien se dirigía a visitar la tierra de sus ancestros en Palestina”.

Y la declración agrega que “el Gobierno de Chile ha expresado a la Embajada de Israel en nuestro país su molestia ante esta situación, basada en la reciente legislación anti BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones) adoptada por el parlamento de Israel y manifiesta que situaciones de esta naturaleza no debieran repetirse”.

A esté comunicado se sumaron declaraciones y diputados que semanas antes se habían cuadrado con la negación de ingreso a Chile del ministro de defensa de Bolivia.

Reacción inmediata

Tras la declaración de la Cancillería, la Comunidad Judía de Chile envió una carta a Heraldo Muñoz, expresando su sorpresa y molestia por el comunicado.

“Nos sorprende el comunicado pues ha sido el propio Ministerio de Relaciones Exteriores el que ha justificado, apenas algunos días atrás, la decisión de impedir el ingreso a Chile de altas autoridades bolivianas, fundado precisamente en que dicha autoridad se habría referido en términos injuriosos al Gobierno y la persona de la Presidenta de la República y en que además habría llamado al boicot de productos chilenos. La decisión de las autoridades israelíes se fundamenta, al igual que la decisión de la Cancillería respecto de la autoridad boliviana, en las reiteradas y persistentes expresiones injuriosas y ofensivas del Sr. Majluf hacia Israel y sus autoridades de turno, llamando abiertamente a boicotear comercial y culturalmente todo lo que provenga de Israel, a través del BDS; boicot, desinversión y sanciones”.

El comunicado de la CJCh destaca además que “un antiguo y reconocido adagio jurídico sostiene que donde existe la misma razón debe existir la misma disposición”.

Por su parte, la Embajada de Israel en Chile, a través de un comunicado, indicó que emitió esta decisión, que fue informada oportunamente a la Cancillería chilena, fue adoptada en virtud de las reiteradas actitudes del liderazgo de la Federación Palestina en favor de la incitación al odio y su apoyo explícito al movimiento BDS.

“Cabe recordar que a todos los países del mundo les asiste el derecho soberano de decidir sobre el ingreso al territorio nacional de ciudadanos extranjeros y a defenderse de cualquier acto de carácter injerencista dirigido a subvertir el orden jurídico vigente”, agregó la nota, indicando además que: “La Embajada de Israel reitera que cualquier chileno de origen palestino o de cualquier origen es bienvenido en Israel. El caso del señor Majluf es excepcional, y responde a sus declaraciones y actuaciones incitando al odio, llamando a romper relaciones diplomáticas, obstaculizando los proyectos de cooperación bilateral y ejerciendo presión indebida para frenar la inversión israelí en Chile”.

Por LPI