Permitirá promover comercio bilateral:

Diputados aprueban acuerdo aduanero Chile-Israel

Durante la discusión parlamentaria, la bancada palestina intentó llevar la discusión técnica al terreno político, y el diputado Sergio Aguiló tuvo expresiones agraviantes contra el Pueblo Judío, que fueron calificadas como antisemitismo por su colega Gabriel Silber.

Por 49 votos a favor, 18 en contra y 13 abstenciones, la Sala de la Cámara de Diputados aprobó el proyecto que ratifica el acuerdo entre Chile e Israel sobre Cooperación y Asistencia Administrativa Mutua en Materia Aduanera, suscrito en la ciudad de Valparaíso, el 20 de enero de 2014.

La iniciativa, discutida ampliamente por la Corporación, y donde el marco político estuvo presente en varios de los discursos de los parlamentarios, se sustenta en el reconocimiento de ambos países de la necesidad de cooperación internacional en la aplicación y cumplimiento de las legislaciones aduaneras. Asimismo, se funda en el hecho que las medidas contra las infracciones aduaneras pueden ser más efectivas a través de una estrecha colaboración entre las autoridades de ambos Estados.

“El presente acuerdo considera que las infracciones a la legislación aduanera perjudican los intereses económicos, fiscales, sociales, culturales, comerciales y de salud pública de ambas partes. Igualmente, considera que, particularmente, el tráfico transfronterizo ilícito de estupefacientes y sustancias psicotrópicas, productos peligrosos, especies en riesgo de extinción y desechos tóxicos constituyen un peligro para la salud pública, el medio ambiente y, finalmente, para la sociedad”, se remarca en los textos.

Una vez conocida la aprobación del acuerdo, la Embajada de Israel manifestó su satisfacción y destacó que el mensaje del proyecto, el acuerdo refleja la voluntad de ambos países para avanzar en cooperación, aplicación y cumplimiento de legislaciones aduaneras, como también en determinar medidas contra las infracciones en este ámbito, de modo que sean más efectivas por medio de una estrecha coordinación entre las autoridades de los dos Estados.

“Para la Embajada de Israel este acuerdo implica un paso más en el desarrollo de las relaciones económicas bilaterales, cuya expansión es un objetivo central en la política exterior de Israel”, indica el comunicado.

Tras la ratificación de la Cámara de Diputados, el acuerdo deberá ser ratificado en el Senado de la República.

Antecedentes

El acuerdo facilita el intercambio de información, a efectos fijar con exactitud los derechos aduaneros y otros impuestos recaudados por concepto de importaciones o exportaciones de mercancías para determinar correctamente la clasificación, valoración y origen de dichas mercancías, ayudando así a potenciar aún más el intercambio comercial entre ambos países.

Según el Banco Central, las exportaciones de Chile a Israel alcanzan a 85 millones de dólares y las importaciones a 138 millones de dólares (marzo 2017). Las principales exportaciones de Chile hacia Israel tienen un efecto significativo para Chile, pues afectan a la mediana manufactura, tales como, cartulinas, aceite de pescado, semillas. Por otra parte, las importaciones desde Israel hacia Chile están en su mayoría relacionadas con insumos y maquinaria para sistemas de purificación de aguas con mejorías a los procesos de aguas municipales, industriales y para la agricultura local.

Según estudio de factibilidad de la Dirección Económica del Ministerio de RREE de Chile, existe potencial de aumento de exportaciones de Chile a Israel de más de 200%, estimación que considera todos los productos que Israel importa de otros países también producidos y exportados por Chile. A modo de ejemplo, actualmente Israel importa solamente el 20% de salmón desde Chile y el 67% de Noruega, dado las facilidades del EFTA con este y varios países de Europa.

Expresiones antisemitas

Durante la sesión parlamentaria, los diputados de la bancada comunista, apoyados por diputados de origen palestino, intentaron boicotear la aprobación del acuerdo, llevando la discusión al terreno de la crítica al gobierno de Israel y las demandas palestinas, en vez de abocarse a los beneficios que el acuerdo representa para el comercio exterior de Chile.

Los diputados más activos en esta estrategia fueron Leopoldo Perez, Pepe Auth, Hugo Gutiérrez, Patricio Vallespín, Fuad Chahin, Sergio Aguiló, Camila Vallejos y Osvaldo Andrade. En tanto, los diputados que se abocaron a los aspectos técnicos y rechazaron el intento de politizar la discusión fueron: Jorge Ulloa, Cristián Urízar, Alberto Robles, Daniel Farcas, Sergio Espejo y Gabriel Silber.
El episodio más polémico de la jornada estuvo protagonizado por el diputado Sergio Aguiló, quien manifestó su reproche al Pueblo Judío, porque, según él, luego de sufrir de las atrocidades, ahora cometía atrocidades, pasando de víctima a victimario, asesinado a mujeres, ancianos y niños.

Estos dichos tuvieron la inmediata respuesta del diputado Gabriel Silber, acusando a Aguiló de sesgo antisemita, pero el honorable de la Izquierda Cristina no escuchó los reproches, ya que se retiró de la sala una vez concluida su intervención.

Por LPI.