María Soledad Gómez, artista:

Del Taller 99 al Mercaz

María Soledad Gómez dice que no es artista. De hecho, la muestra que presentará entre el 20 de junio y el 10 de julio de 2019 en el Mercaz -organizada por el Departamento de Extensión Cultural del Círculo Israelita de Santiago- es su primera exposición individual. Sin embargo, esta socióloga especializada en economía, de 65 años de edad, confiesa que nunca en su vida se ha apartado del arte, particularmente del dibujo. Y desde hace siete años ya ha canalizado esa inquietud artística en las clases que toma regularmente en el Taller 99, el icónico centro de arte especializado en grabado fundado por Nemesio Antúnez, en 1956.

Antúnez, después de su experiencia como alumno y ayudante del inglés William Hayter, creó este espacio para explorar y difundir el grabado en el arte contemporáneo chileno. En las salas del Taller 99 se han formado artistas emblemáticos como Santos Chávez, Roser Bru, Dinora Doudtchizky, Juan Downey, Lea Kleiner y Eduardo Vilches. De hecho, fue con éste último que María Soledad Gómez se formó sobre la teoría del color. En tanto, parte de las 15 que exhibirá en el Mercaz las desarrolló con la profesora Ivonne Chia, del mismo taller, con diversas técnicas de grabado, como madera, punta seca y taco perdido sobre papel de arroz.

“Fue en un cumpleaños en que me encontré con el arquitecto Carlos Martner, y a él le conté que tenía un problema, que yo siempre había dibujado pero la falta de un contexto me estaba afectando. Le dije que durante mucho tiempo me “alimenté” artísticamente de lo que tenía a la mano. Y que no quería perderme. Yo nunca había salido a ninguna parte sin blocks, lápices, acuarelas o témperas. Entonces él comentó que por qué no entraba al Taller 99”, relata María Soledad.

Ahora, a siete años de su ingreso al espacio fundado por Nemesio Antúnez, la expositora cuenta en su trayectoria artística en ciernes con la participación en diversas muestras colectivas organizadas por el Taller 99, tanto con los alumnos como con los profesores de este centro de arte. Entre estas exhibiciones, se encuentra la realizada en el año 2017 en el Museo Nacional de Bellas Artes, titulada “Encuentros en diálogo. Taller 99/60 años”; la muestra “ T/99 dos mil dieciocho. El espacio del tiempo”, presentada en la Universidad de Talca, y la titulada “Transcurso de residencia”, también presentada el año pasado en el Instituto Cultural de Providencia.

No obstante, la primera vez que María Soledad Gómez presentó una obra como artista individual a una muestra colectiva que no era del Taller 99 fue en la exposición “Universos Paralelos”, realizada el 2018 en el CIS, donde se exhibieron los trabajos seleccionados en el marco del VII Concurso de Arte en el CIS, organizado por Extensión Cultural del Círculo Israelita y donde ella participó con un grabado que fue resultado de un año y medio de trabajo, en técnica taco perdido. Fue gracias a esa experiencia que la contactó Pilar Cruz, Directora del departamento de Cultura y parte del jurado del concurso, para invitarla a su montar su primera exposición individual en el Mercaz.

Y aun cuando el grabado es una técnica que demanda mucho tiempo y dedicación, para María Soledad “la mejor decisión que he tomado fue entrar al taller”, espacio que es creativo pero a la vez muy formal, ya que -como comenta -antes de aceptar la invitación a esta exposición, habló con sus profesores para comentarles de la propuesta.

La misma cautela utilizó para la elaboración de la selección. Consultada sobre el criterio que usó para elegir las obras que expondrá, señaló: “No elegí ni una que no haya sido expuesta, todas están “probadas”, así que no hay ninguna que sea una improvisación”.

María Soledad espera dejar de trabajar con horario y dedicarse a ser consultora, y así poder dedicarle mayor tiempo al arte. Esto, luego de años de desempeño en la Universidad Católica, FLACSO, CEPAL, la Organización Naciones Unidas, el SERNAM y en la Dirección de Trabajo, donde actualmente trabaja como analista de gestión en temas laborales. Esperemos que la exposición en el Mercaz sea la puerta de entrada a este nuevo camino donde el arte sea su principal ocupación.

Por Michelle Hafemann