Pesaj en el Círculo:

De la matzá al jametz

Tras ocho días a pura matzá, ya dejamos atrás un nuevo Pesaj, con todas sus enseñanzas. Hoy, cuando ya pasaron algunos días de haber finalizado el Jag, podemos decir que lo que viene nos encontrará renovados, sabiendo valorar un poco más la libertad de la que hoy disfrutamos en el cotidiano.

Este año, en el Mercaz vivimos un Pesaj que tuvo una hermosa particularidad como kehilá: lo comenzamos y lo terminamos juntos.

Partimos el sábado 20 de abril, en un muy agradable Séder comunitario, del que participaron más de 100 personas. Entre canciones, brajot y kneidalaj, tanto niños como adultos disfrutaron de compartir la lectura de la Hagadá y la compañía de todo el staff rabínico y sus familias.

Para culminar, el sábado 27, al finalizar Bet-El, tuvimos una espectacular Mimuna pro fondos de becas para nuestra tnuá. Degustamos unos ricos tallarines Carozzi, y, entre salsas y fideos, compartimos la alegría de volver a probar un bocadito del, a esas alturas, tan ansiado Jametz.

Por LPI