En Edificio Alonso, Vitacura:

Daniel Schachner comenzó el año con inspiradora muestra

Tras una serie de exhibiciones en Miami durante 2018, el artista visual volvió a exponer en Chile y ahora está experimentando con nuevos materiales y preparándose para la Bienal de Venecia de 2020.

“Tengo varios ofrecimientos para exponer después de julio, pero mi prioridad apunta a prepararme para la Bienal de Venecia del 2020”, asegura a La Palabra Israelita el artista visual Daniel Schachner, quien iniciara su carrera en el Círculo Israelita de Santiago, hace ya 12 años, cuando expuso su primera muestra individual en el Mercaz.

Daniel Schachner, artista visual, pintor y escultor chileno, empezó a explorar el arte hace solo 14 años, cuando tras recuperarse de una enfermedad que lo dejó inhabilitado de ver por más de dos años, su médico tratante le regaló unos crayones para empezar a diferenciar los colores.

Desde ese momento su vida cambió y se empezó a enamorar aún más del arte que le fue inculcado desde pequeño por su padre Herman Schachner, y esto lo ha llevado a mantener un permanente proceso de aprendizaje como autodidacta. Con el paso del tiempo esto se convirtió en una pasión donde puede interpretar sus sentimientos a través de la pintura y el fierro.
Forma y espacio

La curadora independiente P. Griesshammer explica que la copiosa y rigurosa producción del artista visual Daniel Schachner, está constituida por una amplia gama de pinturas de gran formato, el desarrollo de un vasto trabajo gráfico, además de esculturas ejecutadas prolijamente en metal.

“Desde una impecable técnica autodidacta, surgen superficies pictóricas precisas, trazos certeros de una riqueza cromática única. Planos que contienen formas y motivos en aparente oposición, y que de manera obsesiva surgen constantemente en sus obras, otorgándole una gestualidad única a sus propuestas”.

Estas imágenes coexisten y se encuentran, pues aluden a las infinitas relaciones entre lo femenino y lo masculino

“Su propuesta intuitiva —tanto a nivel matérico, como temático— retorna a lo simple, lo esencial y primitivo de las formas, para hablarnos de una constante búsqueda por el placer de la pintura, gracias a sus atractivas composiciones y sus expresivos colores. Igualmente, sus esculturas retornan a aquellas formas primitivas de gran expresividad, pero concentradas en la riqueza del volumen, dotando a tales imágenes de nuevas posibilidades al momento de abordar plásticamente la dualidad complementaria entre los opuestos que dan cuenta de su gesto particular”, comenta la curadora.

Venecia en la mira

Daniel cuenta a La Palabra Israelita, sobre la inspiradora travesía que ha sido esta nueva etapa de su vida y como ha desarrollado sus percepciones que antes se mantenían dormidas.

Nos comenta que su arte está ligado a la falta de comunicación que existe actualmente en la sociedad a nivel global, ya que la mayoría de la gente ve, pero no escucha, al igual que le sucedía a él antes de su enfermedad.

-¿Qué importancia le asignas a formas y colores?

-De a poco fui creando la figura del macho y la hembra, con sus fuertes colores personalizados que forman parte importante de mi inspiración, ellos son los grandes protagonistas de mi propuesta plástica que me han hecho conocido en Chile y el mundo, y que se interrelacionan y comunican en un mundo cada vez más impersonal y globalizado.

-¿La sensibilidad judía está presente en tus trabajos?

-Mi esencia como judío observante está impregnada en mi ser y esto me ha llevado a experimentar en pinturas que nunca imaginé que fuera capaz de hacer. Cuadros como “Lamento en el muro”, “Ani mode lefaneja”, “Shajarit” y “Jerusalem” son un ejemplo de esto. A pesar que no he tenido la fortuna de visitar Israel, siempre está en mi visión y en mis sueños.

-Cuéntanos sobre las últimas exposiciones realizadas…

-En diciembre del 2018, cerré mi decimocuarta exposición de ese año, realizada en Art Basel de la ciudad de Miami, Estados Unidos, como ganador del año anterior. El año 2019, partí con la exposición “Pasado y presente”, entre el 21 y 31 de marzo en el Edificio Alonso. También intervine prendas de vestir para un desfile de Alta Costura.

-¿Qué planes tienes a futuro?

-Ahora estoy preparándome para una invitación que me hizo el Instituto Cultural de Las Condes en el mes de julio, con una selección de las obras más importantes que he realizado tanto en pinturas como en esculturas. Tengo varios ofrecimientos para exponer después de eso, pero mi prioridad apunta a prepararme para la Bienal de Venecia del 2020. En estos momentos estoy experimentando con diversos materiales nuevos para mí, que espero tener la posibilidad de desarrollarlos en un futuro cercano.

 

Por LPI