Difusión de la música judía:

Coro Voces de Israel sigue llenando el alma comunitaria

Bajo la dirección musical de Gastón Abarzúa Lara, esta agrupación tiene en carpeta una amplia agenda de
actividades y presentaciones para 2019.

El Coro “Voces de Israel” fue fundado oficialmente el 24 de julio de 2007. Nace como herencia del Coro Carmel, cuyo origen se remonta al año 1991, conjunto vastamente conocido en el medio coral, por su dedicación a estudiar y ejecutar principalmente la música de origen judío o relacionada, tanto docta (religiosa y profana), como de carácter popular y folclórico, interpretando temas en hebreo, yiddish, castellano, ladino y arameo, como también negro spirituals, etc.

Susana Priewer, coordinadora del coro, asegura que, aunque los integrantes solamente son aficionados del Canto Coral, han logrado convertirse en uno de los principales referentes de la música y la cultura judía en general.

-¿Cómo ha funcionado el Coro en su relación con el Círculo Israelita?

-Desde hace algún tiempo estamos de vuelta en casa, en el Círculo, cosa que ansiábamos bastante, ya que nos permite volver a tener pertenencia, saber que estamos cobijados. Las cosas han funcionado muy bien y hay que destacar que esta alianza nos permite tener autonomía, en el sentido de que podemos mantener nuestra agenda de actuaciones fuera del ámbito del Círculo, incluso en otras comunidades de la colectividad, lo que nos da la posibilidad de seguir difundiendo la música judía a todos quienes quieran escucharnos y, en muchas ocasiones, haciéndola llegar a personas que jamás habían tenido la oportunidad de acercarse a ella.

-Voces de Israel, el nombre del coro, se ha convertido en una marca registrada de buena música…

-Sí, es nuestro sello. Consideramos que el nombre de “Voces de Israel” se ha consolidado y ganado un prestigio, siendo reconocido dentro del mundo coral en Chile, además de ser mucho más representativo e identificador de nuestros orígenes.

-¿Cómo se están preparando para las distintas presentaciones?

-Ensayamos todos los días martes en la noche normalmente en mi departamento. Tenemos permanentemente actuaciones y seguimos con el mismo director Gastón Abarzúa, quien nos ha tenido mucha paciencia y realmente nos ha enseñado a amar la música.

-¿Cómo están en cuanto a integrantes del coro?

-Hay gente nueva y algunas personas que se han retirado, pero como siempre estamos abiertos a recibir nuevos integrantes, con el requisito previo de una audición, porque después de más de 20 años de funcionamiento el coro ha crecido musicalmente y no se trata sólo de cantar por cantar. En ese sentido no necesitamos gente que sepa de música sino gente que le guste cantar, que tenga buen oído y las capacidades vocales y de afinación correspondientes Y la invitación es especialmente para la gente de la colonia que le guste la música judía y que le guste mantener las tradiciones, porque ese es el objetivo del coro y lo que nosotros queremos es que eso no se pierda, sino que se mantenga con el tiempo, sobre todo porque es el único coro judío que existe en Chile.

-¿Y qué motiva a los integrantes a seguir en el coro?

-Primero que nada, a la gente de la colonia le fascina la música judía, es como un encantamiento y lo segundo es que los que estamos hace muchos años nos damos cuenta que cantar realmente es muy rico y que cuando D’s te ha dado un don hay que aprovecharlo. Además, está la parte social de juntarnos vernos y compartir lo que tenemos en común. En todo caso hay que señalar que el coro también es integrado por personas que no pertenecen a la colectividad, sin embargo, es digno de destacar su integración e identificación con nuestros ideales, tradiciones y costumbres, lo que les hace apasionarse con lo que hacemos, en un marco de respeto y admiración indescriptible.

-¿Qué novedades hay en cuanto a repertorio?

-Siempre estamos tratando de incorporar cosas nuevas y ahora tenemos la capacidad de aprenderlas en forma más rápida y esto tiene que ver además con el deseo de superarse que se da en la interacción con otros coros en distintos eventos que participamos durante el año. Estamos cantando en ladino, en hebreo, en yiddish, en arameo y siempre estamos trabajando sobre los arreglos musicales.

-¿Cuál es la calendarización que tienen para este año?

-La última participación del coro este año fue especialmente significativa y conmovedora, en la ceremonia de recordación de Iom Hazikaron, el 7 de mayo recién pasado, organizada por la Embajada de Israel en la NBI. Este año también contemplamos cantar en Iom Yerushalaim y Janucá, ambas ocasiones en el Mercaz, además estamos invitados al Tercer Festival Internacional de Coros de los Andes, a efectuarse el 22 de junio y para el 5 de noviembre estamos organizando un encuentro coral con el coro Lamrot Hakol, Divertimiento, San Gaspar y nosotros en el Círculo. Por otra parte, estamos invitados a participar del Segundo Encuentro de Coros Macabeo de Coros Comunitarios a desarrollarse en noviembre próximo en Buenos Aires e igualmente estamos coordinado la posibilidad de un intercambio de visitas con el Coro Shir Hashirim, del Centro Unión Israelita de Cordoba, Argentina. Haremos el mayor esfuerzo posible para concretar estas dos actividades que nos tienen muy ilusionados.

Por LPI