Camp internacional de Rikudim:

Chile Rokedet se consolida y prepara versión 2019

Hace algunas semanas culminó la segunda versión del festival de danza folclórica israelí más importante de Chile -Chile Rokedet 2018- y las emociones de lo vivido aún no cesan. Los saludos y agradecimientos siguen llegando de los 160 participantes, para quienes fue una experiencia inolvidable. Asistieron bailarines de 8 países: Argentina, Brasil, Uruguay, Costa Rica, Israel, Estados Unidos, Australia y Chile, todos con un denominador común, un amor incondicional por Israel, a través de sus bailes folclóricos (Rikudim) y las canciones.

En conversación con Chen Blum -organizador de Chile Rokedet- nos relató los detalles del evento: “Las actividades comenzaron con una alegre y emocionante sesión de baile (Harkadá) que se celebró en Santiago, en el salón del “Centro Lyon” de la B’nai B’rith, que fue donado con mucho amor, con la presencia de dos Rockstars en el campo rikudero, los israelíes Avi Levy y Yaron Ben Simhon.

Luego de haber vivido la primera actividad, nos dirigimos al Resort Rosa Agustina, lugar en donde transcurrió el resto de las actividades, aparte de bailar horas y horas al día, durmiendo promedio 5 horas para seguir bailando, tuvimos instancias diversas que emocionaron a los participantes tales como: Amasado de jalot, un shabat maravilloso, show de salsa y pascuense, y un entretenido karaoke en donde se presentaron los participantes junto a una banda de música. Tuvimos el privilegio de contar con nuestro Rabino Gustavo Kelmeszes, quien nos apoyó en toda la parte religiosa del Camp y en elevarnos en momentos clave.

Nuestro equipo de morim Sara Federico, Támara Temnik y Daniel Lansky, sin lugar a duda fueron una parte fundamental de todo el evento, trabajamos arduamente en cada actividad y detalle, sacrificando fin de semanas y feriados para que todo resultara un éxito total como fue el resultado. Feliz del equipo que se formó Vivi Kremer es uno de los pilares más importantes para todo este Camp, estuvo pendiente de toda la estrategia y organización en cada detalle. Sin su apoyo jamás este sueño hubiese sido posible.

Sima Rezepka, la madrina del festival, que ha estado con nosotros desde el primer día, cuya pasión principal es promover la cultura israelí a través de sus canciones y bailes folclóricos, con mucho amor, realmente muy difícil describir su contribución en palabras.

Muchas gracias y aprecio al Círculo Israelíta de Santiago, nuestro hogar durante todo el año, especialmente a Mario Kiblisky, quien siempre apoya y ayuda, y al increíble equipo, Isidoro Auba, Erna Kramarenco y David Levy. Y muchas gracias también a todos los que nos auspiciaron, patrocinaron y apoyaron: la Universidad Hebrea de Jerusalén, el Instituto Hebreo, la CJCh, Eduardo Klinger, Denise Sznaider y Dafna Trajtmann.

Este año llegaron más chilenos, pero esperamos que para el 2019 se tripliquen, ya que es un evento para todos y cada uno de ustedes, disfrutarán y gozarán de las actividades, el lugar y el judaísmo vivo a través de los bailes tradicionales. Los esperamos para poder vivir todos juntos esta increíble experiencia”.

Por LPI.