Fundación de ayuda social para emergencias:

CADENA Chile ya es una realidad

Sus objetivos son ayudar a las poblaciones afectadas, educar para generar conciencia de responsabilidad y solidaridad con los más vulnerables, y representar a la Comunidad Judía de Chile, contribuyendo a difundir la misión universal del pueblo de Israel.

El Comité de Ayuda a Desastres y Emergencias Nacionales (CADENA) nació en México hace 12 años, cuando un grupo de cinco jóvenes judíos se ofrecieron para transportar y entregar ayuda a los afectados de un huracán. La ayuda se convirtió en CADENA, una organización sin fines de lucro dedicada a brindar asistencia en emergencias provocadas por desastres naturales y casos de emergencia, con el sello de la comunidad judía.

Esta exitosa experiencia ha traspasado las fronteras aztecas y ya se encuentra cerca de nosotros, a través de CADENA Chile, entidad que acaba de iniciar sus operaciones en el país, con Myriam Kuperman como coordinadora nacional.

“Durante mis dos años como voluntaria (y directora) en el área de Acción Social de la Federación de Estudiantes Judíos me convencí de que la mejor manera de aportar a la sociedad y generar impacto, tanto en los voluntarios como en los beneficiarios, es a través de la ayuda humanitaria. Pero, aunque sentía el deseo de ayudar como judía, no encontraba una organización lo suficientemente profesional para tener un impacto real en la población. Todo eso cambió hace un año cuando, en el Congreso Mundial de Federaciones de Estudiantes Judíos en Jerusalén, le preguntaron a Salvador Reiss, en ese entonces director de Acción Social de la FEJ: “¿Cómo es que Chile, un país con tantos desastres naturales, no ha abierto CADENA?”, señala.

Ese fue el punto de partida, de una realidad que hoy está apalancada por un equipo muy comprometido: Tesorero, Salvador Reiss; Área de Emergencias; Bernardo Schwartzmann, Maximiliano Melnick; Encargado de Educación, Rabino Ariel Sigal; Encargada de Prevención, Yael Senerman; Encargada de Logística, Sigal Szewkis; Comunicación, Josefina Bendersky; Encargado de Fundraising y Alianzas estratégicas, Ari Gloger; Coordinadora Nacional de CADENA Chile: Myriam Kuperman.

El lanzamiento oficial de CADENA consistió en 3 logros principalmente: la constitución de CADENA Chile como fundación, la apertura de su oficina, y el comienzo de Iniciativa CADENA en el Instituto Hebreo, Maimonides School y Colegio Hebreo de Viña.

-¿En qué se diferencia esta iniciativa con otras instancias de ayuda social de la comunidad judía ya existentes en Chile?

-En todo, es primera vez que como Comunidad Judía logramos a través de CADENA Chile institucionalizar la acción y ayuda social. Como bien dice nuestro nombre “Comité de Ayuda a Desastres y Emergencias Nacionales”, CADENA es una organización que no sólo responde de manera activa ante desastres, sino buscamos generar conciencia en la población, promover la solidaridad e incidir de manera significativa en la formación y educación de nuestra comunidad. Promovemos el ejercicio ético y moral de ser humanitarios, sin dejar de ser judíos, al contrario, lo hacemos desde la base y el origen de la identidad judía, promoviendo el orgullo de pertenecer al pueblo de Israel.

“Por otro lado, gracias al profesionalismo y especialización de CADENA ante desastres, el impacto que podemos generar es el más eficaz y significativo según la localidad que asistiremos. Esta tarea está dividida en tres periodos: Inmediato: Trabajo de avanzada para la evaluación de las zonas afectadas, recolección de datos y proyección real de necesidades. Mediato: Entrega de ayuda “Mano a Mano”, consultas médicas, salud mental y odontológicas. Tardío: Resiliencia: Continuidad a la comunidad afectada ya que la recuperación suele ser la más complicada”.

¿Cómo van a articular el trabajo de Cadena en terreno con las instituciones judías y con los voluntarios?

-CADENA Chile es ante todo una fundación transversal, buscamos posicionarnos como la fundación por excelencia de ayuda social, ya que somos autónomos e independientes, es decir, recibimos el apoyo y la ayuda de toda institución y voluntario. Y la ayuda que entregaremos como CADENA la definirá la localidad que más nos necesite y a la que podamos impactar en mayor medida. Buscamos representar a la Comunidad Judía de Chile en su totalidad, y por ende, trabajar en conjunto con todas las instituciones y voluntarios judíos, esto además es posible ya que no hay edad para ayudar y ser voluntarios de CADENA.

-¿Qué desafíos o acciones abordarán en el corto plazo?

-Ningún desafío ni acción de CADENA son realmente a corto plazo, no somos asistencialistas, tanto nuestras misiones de prevención, emergencias, como nuestros proyectos de educación tienen un seguimiento, para cumplir con nuestros pilares filosóficos: Ayudar, Educar y Difundir. Tenemos contemplado realizar la primera misión a principios del año entrante, enfocándonos principalmente a la prevención de la comunidad, instalación de filtros de agua para la purificación de la misma, y otras necesidades que surjan durante nuestra primera visita.

-¿Cuáles son los proyectos o planes a desarrollar para 2018?

-Principalmente Iniciativa CADENA, en abril de 2018 realizaremos el concurso nacional de la “1º Iniciativa CADENA Chile” donde competirán los mejores 3 proyectos de cada colegio, para así llegar al concurso internacional en mayo de 2018 que se realizará en México, donde podrá tener la oportunidad de competir el ganador Chile a nivel Internacional. También estamos organizando próximas misiones de prevención, para comenzar a integrar el voluntariado a toda la comunidad. No esperamos un desastre natural para actuar, nuestro trabajo para y con Chile es constante.

Por LPI.