Misiones al norte:

CADENA Chile viajó a ayudar a los damnificados por las lluvias

A principios de febrero, las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta se vieron fuertemente afectadas por las lluvias del denominado “Invierno Altiplánico”. Las lluvias, poco habituales en la zona, provocaron el desborde de los ríos San José y Ancha, en Arica. En total, hubo 6 fallecidos, 45 damnificados, 282 albergados, 173 viviendas destruidas, 127 viviendas con daños mayores y 1546 con daños menores.

CADENA Chile organizó dos misiones durante el mes de febrero con el objetivo de ayudar a las comunidades afectadas por las lluvias. Las misiones contemplaron ayuda a comunidades de Camarones y Arica, instalando filtros en Codpa, Chitita, Amazaca, Timar y Guañacagua.
En total, voluntarios de CADENA hicieron entrega de 13 filtros de agua, 576 litros de agua, y dos intervenciones psicológicas. Con esto, se estima que 284 personas fueron beneficiadas. “Como comunidad nos sentimos bastante acompañados por ustedes, se solidarizan con nosotros. La sola presencia de ustedes es lo más grande que hay”, comenta Miguel Romero, presidente de la Junta de Vecinos 24 de Amazaca.

Ambas misiones tuvieron un enfoque en el aspecto psicológico de vivir un desastre natural. CADENA no solo entrega ayuda material, sino que también realiza capacitaciones con el fin de entregar herramientas que permitan contener y realizar trabajos con el trauma del desastre. En ese sentido, David Preminger, director de CADENA Chile, cuenta sobre las intervenciones realizadas en el norte: “Lo que hicimos fue alertar a los funcionarios de la Municipalidad acerca de los efectos que tienen todo este tipo de situaciones catastróficas, un nivel alto de estrés en el cuerpo y mente”. Se realizó un repaso de los síntomas que se presentan, ejercicios, recomendaciones y terapia psicológica para poder mitigar el impacto que tienen estas situaciones en el cuerpo y la mente.

Por su parte, trabajadores de la municipalidad de Arica agradecieron las capacitaciones e intervenciones psicológicas. “Fue un regalo poder tener esta experiencia, me voy súper grato. Me sirvió, porque uno siempre cree que tiene herramientas y que no le pasan cosas”, dice Orlando Ereya, de la Dirección Rural.

Finalmente, desde CADENA Chile agradecen las donaciones realizadas por los miembros de la Comunidad Judía para poder ayudar a los damnificados.

 

 

Por Javiera Back, equipo Comunicaciones CADENA Chile.