Por rabino Ariel Sigal:

Aún con Reacción

Se dice en el Libro de R. Jamnuna el Anciano, en conexión con las palabras, “Pero se levantó un nuevo rey sobre el Egipto” Shmot 1:8, que todas las naciones del mundo y todos los reyes de ellos se vuelven poderosos sólo por cuenta de Israel. Por ejemplo, Egipto no gobernó sobre todo el mundo antes de que Israel se estableciera allí. Lo mismo es verdad respecto de Babilonia como respecto de Edom -Roma-. Antes de eso, todas esas naciones fueron manifiestamente insignificantes y despreciables: Egipto es descrito como una “casa de esclavos” Shmot 20:2, Babilonia como “un pueblo que no era” Ishaia 20:41 y de Edom se dice, “Ved, Yo te he hecho pequeño entre las naciones, eres grandemente despreciado” Ovadiá 1:2.

El Sefer HaZohar III indica que se debió enteramente a Israel el que llegaran a ser grandes. Tan pronto como Israel fue sometido a alguna de estas naciones, ella inmediatamente se volvió todopoderosa, pues Israel sólo está a la par con todo el resto del mundo. Así cuando Israel bajó a Egipto, inmediatamente este país se levantó al poder supremo. Y este es el significado de “Ahora se levantó un rey nuevo”, es decir, el capitán superior de Egipto se levantó en fuerza y ganó predominio sobre los capitanes de las otras naciones.

Los Hijos de Israel van camino al sometimiento como esclavos, y a perder los derechos adquiridos en la época de Iosef. De los tiempos de beneficios a la discordia en la determinación religiosa y demográfica. La disparidad se abre camino en Egipto, pero el Zohar prefiere entender que es Israel quien permite elevar las condiciones de los pueblos que pretenden someterlo. Sólo gracias a Israel, aunque en su contra, las acciones cobran sentido. Esto significa cuando el mundo te es hostil, y las acciones no aportan en tu construcción, no olvides que aún perdura en ti tu capacidad de reacción. Y sólo por ti, lo Otro toma dimensión.

Por rabino Ariel Sigal.