Se utilizará durante todo 2019:

Amistad Chile-Israel ya tiene forma de logo

Catalina Rodríguez, estudiante de Diseño de la Universidad del Desarrollo en Concepción, se adjudicó el concurso organizado por la Embajada de Israel, con el patrocinio del Ministerio de RREE de Chile.

Hace exactamente 70 años, el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Germán Riesco, envió una carta a su homólogo israelí, Moshé Sharet, señalando lo siguiente: “Tengo el honor de poner en conocimiento de Vuestra Excelencia que el Gobierno de Chile ha resuelto reconocer la existencia del Estado de Israel… Mi Gobierno abriga la seguridad que el Estado de Israel contribuirá al mantenimiento de la paz y la justicia de las Naciones”.

Este hito es considerado por ambos países como el inicio de las relaciones diplomáticas y por eso este año 2019 se realizarán diversas actividades con el lema de los 70 años de amistad Chile Israel.

En ese contexto, la Embajada de Israel, con el patrocinio del Ministerio de RREE de Chile, organizó un concurso para escoger un logo que se utilizará durante todo el año en la gráfica de los eventos programados.

La ganadora del concurso fue Catalina Rodríguez, secundada por Edgardo Olivares y Marcos Berríos, quienes entregaron a La Palabra Israelita sus impresiones sobre este proyecto.

“Sé que Israel está en el centro del corazón de Dios y cuando me llegó el correo de la universidad para participar, no lo pensé dos veces, quería dejar una semilla en ese lugar, comentó Catalina Rodríguez.

La estudiante, quien recibió el premio del embajador de Israel, Eldad Hayet, durante la recepción oficial de Iom Haatzmaut, agregó: “El centro de mi inspiración fue el poder de innovación y creatividad que fluye en Israel y se expande hacia su exterior. Cómo también la calidez que representa la amistad, la diversidad cultural y la fuerza que produce la unión entre estos dos países”.

Estrellas cruzadas

Por su parte, Marco Berríos, quien obtuvo el segundo lugar con su propuesta basada en las estrellas de ambos países, comentó que se motivó a participar en este entretenido concurso porque ha tenido muy buenos amigos de Israel. “Además, me entusiasmé porque admiro a Israel como nación, en el retorno a su tierra ha logrado ser un buen ejemplo para las demás naciones. Es un país que ha hecho enormes aportes a la humanidad en todas las áreas y siempre está dispuesto a compartir sus logros con otros, incluso con quienes se consideran sus enemigos. Admiro a Israel por ser un pueblo unido a su milenaria historia, que, ante lo imposible, ha surgido y ha prosperado”.

Respecto de su inspiración, agregó: “Chile e Israel, un lazo infinito e inquebrantable. Sobre el noble metal rojo y el vino sabor madera, se perpetua nuestra amistad y común historia. Mi inspiración fue en las palabras trazadas del lado diestro, con letras llenas de sabiduría e innovadora ciencia, propio del pueblo hebreo. Impresas estas con prisma color cielo, aportan día a día a la humanidad, lo esencial y eterno: el valor de la vida, la fe innegable y el sentido a nuestra existencia. ¡Viva Chile y Am Israel Jai!”

Intercambios

Finalmente, Edgardo Olivares, quien se quedó con el tercer lugar, comentó que supo del concurso porque diseñó el Anuario de la Fundación WIZO 2018 y de esa institución le comentaron que había un concurso para celebrar los 70 años de amistad entre Chile e Israel. “Trabaje con la Comunidad Judía de Venezuela diseñando el periódico Nuevo Mundo Israelita, muchas publicaciones y libros, es por eso que conozco la importancia de las relaciones de Israel con todos los países a nivel mundial”.

 

 

Respecto de los fundamentos de su propuesta, señaló: “Me inspire en el desarrollo tanto tecnológico, agrícola, riquezas, bellezas naturales y capital humano de los dos países, lo que me llevó a estudiar la marca Chile, que es la imagen gráfica de la marca país donde todo Chile se ve reflejado y que se funda en 4 pilares: Territorio con una geografía de extremos. Un país con vocación de progreso. Un país donde convive lo moderno con lo tradicional. Un país con el que se puede establecer un vínculo confiable.

“Este último pilar me llevo a ver la estrella de la bandera chilena como está en el logotipo de la marca Chile, tocándose por las puntas como como si fueran las manos con el Maguen David, símbolo de identidad del judaísmo y de esta forma reflejar los 70 años de amistad entre Chile e Israel jugando con el movimiento de las estrellas que identifican los dos países. Quise transmitir con mi logotipo todos los intercambios a nivel cultural, avances científicos e identidad de cada país como dos amigos que comparten una rica amistad”.

Por LPI