Asistió Susy Berman, morá de rikudim del Centro de Extensión del Adulto mayor del Mercaz:

3º Encuentro Beyajad en México

A través de CLAM (Confederación Latinoamericana Macabi) me enteré del 3º Encuentro Beyajad en México, dirigido a profesionales y voluntarios que trabajan con adultos mayores, organizado por el Club Deportivo Israelita de México (CDI) realizado del 30 de agosto al 3 de septiembre.

Viajamos con Mirtha Priewer, coordinadora General del grupo de Adultos Mayores Javerim EIM, decididas a sumergirnos en las clases y talleres que nos esperaban en un intenso programa de 5 días, de 8 de la mañana a 9 de la noche …. ¡Y no nos equivocamos! Los participantes extranjeros: peruanas, venezolanas, chilenas y de Costa Rica, estábamos en el mismo hotel y del CDI nos pasaban a buscar muy temprano para llegar a las clases con tiempo (¡el tráfico de México es increíblemente denso a cualquier hora!)

Las conferencias fueron de un alto nivel, dictadas por médicos geriatras, psicólogos, enfermeras, sociólogos, nutricionistas, abogado y otras especialidades, abarcando los temas importantes como: “Calidad de vida e Integración social y familiar”, “Mitos y realidades del Adulto Mayor de cara al siglo XXI”, “Identidad judía”, “Salud mental y física” y otros temas de importancia fundamental para el trabajo con adultos mayores.

Dentro del programa se incluía una visita a la “Casa de Retiro” (Hogar de Ancianos) en Cuernavaca, la única con que cuenta la comunidad mexicana hasta ahora, ya que están construyendo otra en el mismo terreno del CDI que es muy grande. Esta Casa de Retiro denominada “EISHEL” es un hogar modelo, con tecnología avanzada, y construida en un lugar cuyo clima es muy agradable y se encuentra más cerca del nivel del mar que Ciudad de México, lo que es mejor para la salud del adulto mayor, a pesar de encontrarse a una hora desde ciudad de México.

El programa también incluía talleres vivenciales sobre Desarrollo Humano, Gimnasia Cerebral, Zumba Gold y Rikudim.

Había participado en el primer encuentro, año 2006, pero esta vez fue muy diferente, ya que no asistí sólo como participante, sino que además me tocó exponer. La Directora del Comité de Actividades CDI, Fanny Sarfati, me invitó a presentar un taller de rikudim para los participantes “como si ellos fueran los adultos mayores a quienes yo les hago la clase” Fue muy interesante la experiencia, más porque me di cuenta que en otros países las personas mayores tienen clases de gimnasia moderada, sin pensar que el rikud es lo que nos conecta directamente con nuestra cultura, tradiciones, con Israel, con nosotros mismos a través de las melodías que son tan bellas y energéticas y muchas de ellas aluden a tefilot en sus letras. Según mi parecer, “No hay edad para el rikud, se puede rikudear con los pies, con el alma, con el corazón” y consecuentemente, es un buen ejercicio para el cuerpo, la mente, el alma. Cuando estamos en la clase es interesante ver y sentir el estado de felicidad que se produce en el grupo, compañerismo, estado emocional positivo y afectuoso con los compañeros.

Terminó el Seminario junto con la celebración del “Día del Abuelo”, con un concierto de melodías mexicanas, interpretado por una gran y numerosa Orquesta Sinfónica Juvenil.

Terminada la actividad, nos fuimos con Mirtha al aeropuerto para volver a Santiago, llegando el avión adelantado a las 5.30 AM del día siguiente, por lo tanto nos salvamos de la huelga de taxis que impedía la entrada de los vehículos al recinto aeronáutico. Y 4 días después fue el gran terremoto que destrozó gran parte del hotel en que estábamos alojadas.

B´H estamos de vuelta, listas para entregar nuestra experiencia y continuar trabajando para que nuestra gente tenga una mejor calidad de vida, un sentido de grupo y pertenencia a nuestra comunidad.

Por Susy Berman.